Internacional

No es la UE, son sus 27

13 Nov, 2012 - - @jorgegalindo

Creo que procede una breve nota relativamente banal, pero creo que necesaria, sobre cuál es la posición más creíble de la UE ante una hipotética independencia de Catalunya, a raíz de esta discusión entre Laia Balcells, Jose Ignacio Torreblanca, Roger Senserrich y Pepe Fernández-Albertos. El dedo en la llaga lo ha puesto, a mi entender, Pepe.

Cives dejaba caer en el último párrafo de este apunte que no tenía muy claro «de qué depende la batalla política dentro de la UE respecto a este problema porque no conozco lo suficiente la posición de los distintos Estados» (cursivas mías). Lo que merece la pena remarcar es ese «porque…».

Si algo ha dejado al descubierto la presente crisis europea es que en Europa, y quitando la política monetaria de los Estados que formamos parte de la zona Euro, el interés nacional prevalece. Moravcsik tenía, esencialmente, razón. Cuando la crisis ha llegado, los sistemas de coordinación de política macroeconómica no monetaria han saltado por los aires. Las llamadas ‘Broad Economic Policy Guidelines‘ eran, junto a lo ampliamente establecido en el Pacto por la Estabilidad y el Crecimiento, instrumentos aparentemente fundamentales para determinar la dirección de la política económica de los países. En todo ello la Comisión, órgano supranacional, tenía un papel destacado. Pero ha sido entrar en juego el problema de la deuda relacionado con los desequilibrios dentro de la zona Euro y revelarse que ni BEPGs, ni Estrategia 2020, ni nada. Aquí lo que cuenta son las negociaciones cumbre a cumbre, MoU a MoU, paso a paso, entre Estados. Ese es el mecanismo de decisión fundamental que se ocupa de los grandes cambios y objetivos de Europa.

No cabe esperar nada demasiado distinto de una crisis relacionada con la posible secesión de un territorio parte de un Estado miembro. Tenemos 27 países. 27 actores distintos con preferencias distintas sobre la permanencia o no de una Catalunya independiente la UE. La clase de preguntas a las que se enfrenta cada uno son: ¿la salida de Catalunya de la UE afecta seriamente a nuestras exportaciones en el mercado común? ¿Sienta algún tipo de precedente el aceptar la secesión de Catalunya y su posterior reincorporación a la UE? ¿Se relaciona ese precedente con algún problema nuestro que no queramos agitar? ¿Qué consecuencias en los mercados de deuda tiene sacar a una economía relativamente rica de 7.000.000 de habitantes de la ya maltrecha España? Si nuestro país está expuesto a contagio de riesgo dentro del euro ante un empeoramiento de la situación española en los mercados, ¿nos puede hacer daño esta salida?

Las preguntas son muchas, y recorrerlas una a una exigiría un conocimiento relativamente exhaustivo de cada país y de su situación de balanza de pagos, conflictos secesionistas internos, posición en los mercados y exposición a shocks externos, etc. Lo único que deseo remarcar es que si alguien está pensando en que Catalunya puede meterse bajo el paraguas de la UE o quedarse fuera del mismo, no ha de mirar a la Comisión ni al Parlamento. Más bien ha de preguntarse cuántos aliados y cuántos detractores tendría este hipotético movimiento de entre los 27 miembros de la UE, y particularmente los 17 de la zona Euro.


24 comentarios

  1. Roger S. dice:

    Y recordando que un proceso de adhesión TODO EL MUNDO tiene derecho a veto. Si cabrea a uno de los 27, uno sólo, están fuera.

  2. Javier dice:

    Muy acertadas las preguntas. Yo no había caído en la importancia que los Estados pudieran darle a una posible debacle económica en España causada por la independencia de Cataluña. Siempre lo había visto desde un punto de vista político (básicamente de posible aliento que la independencia catalana pudiera darle a los secesionismos de otros Estados). Por eso creo que un buen puñado de países no les darían ni agua en el futuro (al menos Francia, UK, Rumanía, Italia y Bulgaria entre otros) no fuera a ser que sus propios nacionalismos periféricos ganasen apoyo social si a los catalanes les va bien.

  3. Carlos Jerez dice:

    Esta parte del debate, de si Cataluña podría formar parte de la UE «independizándose» unilateralmente de España me parece de más, ya que obviamente no va a poder ser así. Tomar en serio así las palabras de Más que afirma que así lo sería simplemente es bailar al son de una mentira.

    Ahora bien como estrategia Mas puede que no esté tan equivocado, al menos electoralmente parece que le va a funcionar, cuando los sondeos apuntan que puede alcanzar la mayoría absoluta, algo realmente excepcional, y encima hundir a su máximo rival históricamente en Cataluña, el PSC. Otra cuestión es si esta estrategia de enfrentamiento total también le servirá para conseguir la independencia, sobre lo que tengo algunas dudas. La idea parece ser apoyar una ambición respaldada por la mayoría de la sociedad catalana, el derecho a decidir, y aplastada por el gobierno central (y «centralista» del PP) y la Constitución española conseguir ahondar la desafección entre catalanes y el resto de españoles. Los catalanes aquí, en un buen momento, se podrían plantar y decidir que Mas esta siendo extremista en su planteamiento, pero en una situación como la actual, con constantes recortes y mal gobierno central, el déficit fiscal y la idea de que ellos se podrían gobernar mejor cobran importancia.

    Y en el primer caso no tengo dudas, como Roger indicó (hace mucho) en un artículo sobre las transferencias entre unas regiones y otras, las transferencias fiscales más que injustas serían sobretodo ineficaces y la misma condicionalidad (además de transparencia) que se nos debe pedir a España desde Europa para recibir cualquier ayuda, se le debería pedir a las regiones deficitarias en España. En cambio, en el segundo punto, un mejor gobierno, cada vez tengo más dudas, tanto con el tripartito (despilfarro, sobreregulación) como ahora el gobierno de Mas (Eurovegas y similares,»pro-pymes») he perdido la ilusión de que los catalanes por si mismos se gobernarían mejor.

    PD: He tenido el placer de estudiar derecho internacional público recientemente y la cuestión sobre si Cataluña puede declararse independiente unilateralmente y ser reconocida (aparte de quitar demasiado tiempo a la clase normal) siempre es rechazada de plano por el profesorado (y diría que con buenos argumentos legales). El caso más «parecido» y que siempre he sacado para retar ese rechazo, es el de Kosovo y estamos hablando de un reconocimiento muy parcial, rechazado por varios países de la UE, incluso muchos de los que se implicaron en su guerra. Por tanto, salvo que se desee verter sangre para conseguir una pequeña «victoria» recomiendo que nadie se tome en serio la idea de un proceso emancipatorio unilateral.

  4. F.E. dice:

    Cataluña ya está dentro. No entiendo (seguramente no soy el único) cómo esto cambia la situación, pero no estoy seguro de que sea correcto comparar este caso con el de países que están fuera de la UE y quieren entrar a formar parte de ella.

    Para empezar, no veo cómo los catalanes podrían dejar de ser ciudadanos de la UE sin que España reconozca oficialmente la independencia.

    En caso de reconocer esa independencia, ¿podría el estado español retirar masivamente la nacionalidad a ciudadanos nacidos en España? ¿A cuáles?

    ¿Y tiene sentido que los catalanes sigan siendo ciudadanos europeos pero su territorio no?

    Como escribía alguien en los comentarios de un post anterior sobre este tema, seguramente habría que distinguir entre los derechos de los ciudadanos y los de su (nuevo) Estado. Es decir, me parecería razonable que los catalanes mantuviesen su condición de ciudadanos europeos pero su gobierno aún tuviese que solicitar su entrada en los órganos de decisión comunitarios.

    • Captain Miller dice:

      Aquí se explica cómo se pierde la nacionalidad española
      http://www.mjusticia.gob.es/cs/Satellite/es/1215198282786/EstructuraOrganica.html

      • FE dice:

        Tendría su gracia que puedas conservar la nacionalidad española si te haces guineano o portugués, pero no si te conviertes en catalán.

        Me llama mucho la atención esa ansia que hay por cortar todo tipo de relaciones con los catalanes en caso de independencia, la verdad. Yo vería natural que los habitantes actuales de Cataluña que tienen nacionalidad española, pudiesen tener la doble nacionalidad en un futuro hipotético. Del mismo modo que no entiendo, en absoluto, por qué España se opondría a la entrada de Cataluña en la UE.

    • Captain Miller dice:

      Pero bueno, sería gracioso que lo que reniegan de España quieran seguir manteniendo la nacionalidad española.

    • Ferrim dice:

      «En caso de reconocer esa independencia, ¿podría el estado español retirar masivamente la nacionalidad a ciudadanos nacidos en España? ¿A cuáles?»

      A todos aquellos que opten por tener nacionalidad catalana. En un principio, lógicamente, no habría convenios de doble nacionalidad de ningún tipo. Al constituirse Cataluña como estado independiente, los ciudadanos con vecindad en territorio catalán adquirirían la nacionalidad catalana (más bien, el nuevo estado los reconocería como ciudadanos suyos).

      En una independencia pactada (la única que puede funcionar), Restodespaña reconocería esta nueva situación y seguramente permitiría a todos los ciudadanos catalanes que lo deseasen optar por la nacionalidad restoespañola, pero eso sí, mediante previa renuncia a la catalana.

    • juan dice:

      F.E.
      Respecto a tu frase «¿Y tiene sentido que los catalanes sigan siendo ciudadanos europeos pero su territorio no?»

      A ver, ciudadanos europeos son los noruegos también a pesar de no formar parte del chiringuito UE. No confundamos ser europeo con ser de la UE, de la misma forma que no todos los sudaméricanos son del ALBA.

      • M. Alonso Sierra dice:

        Entiendo que F.E. se refiere a ser ciudadano de la Unión, condición que solo se atribuye a los nacionales de los Estados miembros.

        Evidentemente, los noruegos no son ciudadanos europeos.

        • juan dice:

          ya, pero es como si no se pertenece a la UE eres africanos o asiático. Europeo es el gentilicio de Europa, no de la UE.

          • M. Alonso Sierra dice:

            Dudo que tenga ningún sentido hablar de «ciudadano europeo» para referirse a un nacional noruego. La única «ciudadanía europea» que existe es la ciudadanía de la Unión Europea, así que no hay confusión posible.

            La cosa habría sido distinta si hubiera hablado de «los europeos» en general, pero al hablar de ciudadanos, la cosa está clara.

            • juan dice:

              Lo que no tiene lógica es que la UE se apropie el gentilicio para su «presunta ciudadanía», que ni siquiera permite votar su poder ejecutivo.

  5. titus dice:

    Un inciso quizá inutil. La UE no sólo es el Parlamento o la Comisión. Es también el Consejo que representa los 27. En consecuencia, y debido a esta bicefalia, es correcto decir la UE se opone y no «son los 27» o «los miembros de la UE» quienes se oponen.

    En mi opinión, yo creo que se comete un error en ver la posición de CiU desde el escenario de una independencia convencional tipo siglo XIX-XX. Es posible que este sea el escenario de ERC o de las CUP, pero no de CiU. Fijémonos en que Mas ha señalado en alguna ocasión ligar el Estado propio con la construcción europea. Aunque ciertamente no ha dicho cómo. Fijémonos también que ha hablado en varias ocasiones de la necesidad de explorar nuevas formas de integración en la UE. Veamos además que Mas rehuye utilizar la expresión «independencia» y en su frase deseada para el referendum no reclama un Estado propio «en el mundo» o en la «comunidad internacional» sino «un Estado de la UE» o «un Estado en la UE», que puede no tener necesariamente reconocimiento en la comunidad internacional.

    «Los Estados tradicionales no serán como ahora y perderán poder en beneficio de Europa», dice Mas. «Si un día tenemos un Estado, no tendremos ejército, ni política exterior propia, ni control de fronteras o aduanas, ni moneda, ni banco central. Pero tendremos políticas de proximidad, servicios públicos de base, infraestructuras, la seguridad interior y la fiscalidad». Fijémonos que en muchas ocasiones, y en esto sigue a Pujol que también hacía estas declaraciones, lo que desean son unos Estados Unidos de Europa. Es decir, son federalistas europeos. Si acceden a ciertas competencias por el acto de independencia se desprenderían de ellas en 15 minutos (15 minutos de fama e independencia plena) para compartirlas en el marco de una federación europea.

    Fijémonos además que su modelo de Estado propio se circunscribe a las cuestiones del llamado Estado del Bienestar que más o menos ya actualmente desempeña (aunque con dirección del Estado central, inexistencia de corresponsabilidad fiscal, etc.) y que bien podría desempeñarlas en el futuro sin tener que «desbordar» el marco español.

    • oalfonso dice:

      Pero ese modelo es incompatible con uno de los pilares de la construcción de Europa que es la colaboración entre territorios. ¿Cómo podrá justificar la entrada en Europa una comunidad que quiere la independencia porque se siente fiscalmente maltratada? ¿Qué sucede si mañana se sienten maltratados porque el dinero de sus impuestos se va a fondos estructurales en Rumanía, Grecia o porqué no España?

      • titus dice:

        Los niveles de solidaridad europeos son muy inferiores a los niveles que tienen lugar dentro de los distintos Estados. Por otro lado, este supuesto que planteas que hayan Estados que quieran reducir su contribución ya está sucediendo (con UK), precisamente era una de las noticias del día. Por otro lado, tampoco es algo nuevo; se lleva ya más de 25 años en que algunos Estados quieren reducir su cuota europea.

        • Pescador dice:

          A los UK se les podría definir de forma parecida a como se definia a los «loyalist» durante la revolución americana: Un pais cuya ubicación está en Europa, sus politicas coinciden con las norteamericanas y cuya relación con los contientales denería ser cortada.
          Para jugar a lo que juegan, mejor que vayan con Singapur

  6. carlos dice:

    Creo que lo primero es esperar a ver qué pasa en Escocia si sale el sí. El problema es que igual sale el no (más probable que en Cataluña) y entonces no tenemos experimento previo …

  7. xanflins dice:

    Totalmente de acuerdo. La solucion europea pasara por una (o mas) reunion de los paises de la UE. Pero creo que aqui deben plantearse dos cuestiones importantes:

    1) Consecuencias de la aceptacion/rechazo.Como muchoas ya habeis indicado, un problema fundamental al aceptar secesiones es la creacion de una pendiente resbaladiza hacia el impulso de mas secesiones. Esto es fundamentalmente correcto. Aun asi, no hay que olvidar que rechazar la entrada de Catalunya por esta razon tiene varias consecuencias. El primero es la possibilidad que el conflicto se radicalize aun mas. En este escenario europa podria ver un riesgo de que un pais dejara voluntariamente la UE y el euro. Esto se podria ver hacia un fracaso de la UE, algo que se quiere evitar. Muestra de ello es mantener a Grecia dentro de la eurozona (y ya ni digamos de la UE) a pesar de su situacion. El segundo podria ser economico. Catalunya podria amenazar en independizarse a lo bonzo y no pagar nada a Espana. Esto generaria un default y una buena crisis. Hay algun ejemplo mas, pero la cuestion importante es que si bien es cierto qeu se necessita unanimidad, y que esto es poco probable teniendo en cuenta los problemas que muchos estados tienen en su propia casa, tambien es cierto que habria alicientes muy importantes para llegar a un consenso para «solucionar» el problema catalan. Es decir, cerrar la puerta y pensar que el status quo lo solucionara todo es wishful thinking.

    2) Y aqui llego al segundo punto. No hay normativa para hacer una ampliacion interna. Esto significa que se debera crear una normativa que puede decir lo que sea. Inlcuso cambiando el requerimiento de unanimidad. O no. Pero ademas, tampoco seria necesario. Recordemos que la UE se basa aun en tratados y que Cat podria quedar fuera de la UE pero dentro de los tratados fundamentales (y usar el euro aun sin voz en el BCE). De hecho, para adherirse a estos tratados dejara de ser necesario la unanimidad a partir de 2017. En otras palabras, que lo que se apruebe, creo a mi entender, sera como todo lo que hace europa ahora mismo, ad hoc y caso por caso.

    Por lo tanto, desde mi punto de vista, pensar que la independencia de Cat depende de la UE es despistarse un poco. Obviamente lo es, pero creo que es olvidar que todo esto depende de un punto: que en Catalunya se gane un referendum (o lo que sea) a favor de la independencia. Y esto no significa prohibirlo, sino hacer que cuando se celebre gane el No. Porque sino, no se discutira si Catalunya puede ser independiente, sino en comoacomodar esta realidad a nivel europeo, aka, aceptar a Catalunya de alguna forma.

  8. juan dice:

    No acabo de entender la relevancia de esta discusión, si lo mejor para Catalunya sería independizarse también de la UE, mera fábrica de burócratas y funcionarios con pensiones altísimas y que trabajan muy poco y que exigen que los demás trabajen más y tengan menores pensiones.

    La UE no ha querido una armonización real, mantiene paraisos fiscales (o puertas a) como Luxemburgo y rescata la banca de un país con dumping fiscal como Irlanda.

    Mucho mejor estar fuera de eso, y tratar de crear una especie de Suiza en serio, pero claro, eso requeriría que los catalanes también se limpiasen a sí mismo de sus propios corruptos que son los que impiden ser como Suiza.

  9. oalfonso dice:

    Los nacionalistas se equivocan de estrategia completamente si de verdad quieren la independencia. Lo que tendrían que hacer es precisamente mantenerse dentro del marco institucional e ir apoyando cualquier política que suponga la pérdida de soberanía de España frente a la UE. Llegado el punto una región acabaría estando bajo el control de la UE mas que de España.

  10. MuGaR dice:

    «Si algo ha dejado al descubierto la presente crisis europea es que en Europa, y quitando la política monetaria de los Estados que formamos parte de la zona Euro, el interés nacional prevalece»

    Lo triste es que hiciera falta una crisis para entender esto.

    Lo siguiente será admitir que, dado que la economía es economía-política, los tratados económicos existen supeditados a las relaciones políticas entre sus miembros y frente a terceros

    Siendo así, la táctica de integrarse económicamente para forzar la unión política no puede funcionar porque, por así decirlo, pone el carro delante de los bueyes.

    Los entusiastas europeístas caen continuamente en la falacia de petición de principio al hablar de «europa». Europa, como unidad política, está por demostrar, siendo la biocenosis la análogía más cercana a su verdadera naturaleza.

  11. LUX CIUDAD dice:

    MUY «ISTRIÓNICO»:OS PONEIS «EN TOOS LOS ESCENARIOS»SÓLO ASÍ PUEDO ENTENDER Q,ENTRE VUESTRA DISERTACIÓN MACROECONÓMICO-GEOPOLITÓLOGAS…. NO ABORDEIS OTROS EJES TRANSVERSALES: EL DESAMOR QUE PRODUCE EL NACIONALISMO ,DE TODO CUÑO,MÁS,MUCHO MÁS EL EXCLUYENTE.MENOS COMPRENDO QE NO NOS APLIQUEMOS AL NUDO DE LA ACCIÓN(EL ESCENARIO REAL):MAS ,ENTRE OTROS, LO QUE HA PUESTO EN ESCENA ES UN HAPPENIG ELECTORAL DONDE TIRA MIERDA SOBRE ANDALUCES,GALLEGOS,EXTREMEÑOS,ARAGONESES..ETC QUE LLEVAN MÁS DE 60 AÑOS TRABAJANDO Y CREANDO RIQUEZA PARA CATALUÑA,PERO LA LLUVIA DE MIERDA ARRECIA SOBRE LOS CATALANES; AQUELLOS DEL «XENI»..¿TENEIS FAMILIARES EN CATALUÑA?.YO,UNA HIJA.¿SIMPATIZAIS CON LOS CATALANES?,YO LOS ADMIRO.PERO QUE LOS CATALANES SON ESPAÑOLES QUEDA PROBADO ( CANTADO)EN CUANTO LLEGAS Y TE ENCUENTRAS CON ,POR EJEMPLO, LOS MISMOS DESAGUISADOS URBANÍSTICO-ESPECULATORIOS Q EN EL RESTO DE LA GEOGRAFÍA HISPANA.ME TEMO QUE LO QUE MAS NOS UNA SEA Q TAMPOCO TENGAN LA VIRTUD DE INFORMEARSE Y LEER ,COMO EL RESTO, Y ,POR TANTO, ESTÉN IGUALMENTE INERMES Y CARENTES DE ANTICERPOS CONTRA LA DEMAGOGIA .CONFÍO EN UN CATALÁN MUCHO MENOS Q EN UN [email protected]

Comments are closed.