Economía

¿Por qué los bancos suspenden tests de estrés?

26 Oct, 2014 - - @egocrata

Los responsables bancarios europeos han descubierto hoy con (nula) sorpresa que los reguladores italianos y griegos no son demasiado buenos vigilando sus bancos. El resto del sistema financiero europeo, dicen, está relativamente bien. Dejando de lado los antecedentes no exactamente gloriosos del BCE haciendo esta clase de cosas (la banca estaba bien el 2009 y el 2010, recordad), la noticia me ha recordado un estupendo artículo de Matt Levine explicando cómo los bancos calculan sus beneficios.

Bank of America tuvo unos ingresos netos de 168 millones el tercer trimestre, según su hoja de resultados más reciente. Como dice Levine, sin embargo, los resultados bancarios en el fondo son una aproximación; Bank of America ganó más o menos 168 millones de dólares el tercer trimestre, pero esta cifra depende de una larga serie de estimaciones contables, predicciones y decisiones regulatorio que si bien no son estrictamente arbitrarias a menudo son bastante probabilísticas:

A bank is a collection of reasonable guesses about valuation. It is a purely statistical process. There is no objective reality. At best, there is a probability distribution, a reason to reject the null hypothesis with some level of confidence. If a $100 billion bank announces $5 billion of earnings this quarter, there is a high (not 100 percent!) probability that it made more than zero dollars. If a $2.1 trillion bank announces $168 million of earnings, that probability is like 50.1 percent. Did Bank of America make money last quarter? Maybe! It’s an ever-so-slightly biased coin flip. (…)

A bank is a collection of contracts that provide for future cash flows, and the value of those contracts depends on your guesses about the future cash flows.10 The rules give you some guidance about how to guess — with different rules providing different guidance for different purposes — and then you get some smart people to make the best possible guess. A bank’s income statement — and balance sheet — is just a set of social conventions about predicting the future. How much money did Bank of America make in the second quarter of 2007? It says here $5.7 billion. But how good did the predictions about future cash flows embedded there turn out to be?

Esto no quiere decir que los balances de los bancos sean una ficción contable, por cierto – esto no es lo que quiere decir el artículo. La idea que debéis tener en mente es que cuando un banco calcula sus resultados está haciendo cosas como calcular el valor de sus préstamos basado en el porcentaje de deudores que va a seguir pagando intereses, el valor de sus activos basado en el precio que puede sacar por ellos si tuviera que venderlos ahora mismo, y una larga serie de estimaciones. El papel de los reguladores es asegurar que estas estimaciones están basadas en algo relativamente cercano a la realidad, sin tener supuestos sobre riesgo o revalorizaciones futuras completamente enloquecidas. En el 2007, muchos reguladores se tragaron los supuestos de las entidades que vigilaban como ciertos, a pesar que muchos de los préstamos (y los CDS que “limitaban” el riesgo) eran papel mojado.

Dicho en otras palabras: regular el sistema financiero es muy difícil.  Un banco, especialmente un banco grande, es en el fondo una máquina gigante de calcular y distribuir riesgo: millones de ahorradores que prestan dinero a una entidad para que esta intente sacar un retorno con préstamos a terceros. Este proceso es clave para el funcionamiento de cualquier economía moderna (sin acumulación de capital no hay capitalismo), pero necesita reguladores atentos, mercados transparentes y una buena dosis de fe para funcionar.

En el fondo, los test de estrés nos están diciendo que los reguladores italianos y griegos son, en opinión del BCE, excesivamente optimistas sobre las cuentas de sus bancos. Es decir, una repetición de los vicios del 2007.  Supongo que algún día en Europa aprenderemos  la lección.