Educación

El elefante en el sistema educativo de la Comunidad de Madrid

20 Sep, 2016 - y - @lucas_gortazar, @jesusrogero,

Esta entrada se publica conjuntamente con el blog Agenda Pública.

Las políticas educativas deben justificarse sobre la base de argumentos sólidos, es decir, de razonamientos convincentes basados en evidencia o información objetiva. Tales razonamientos deben partir del análisis del sistema educativo en su conjunto para, a continuación, fijar prioridades de actuación. Este artículo ofrece argumentos que defienden la necesidad de establecer como prioridad urgente en la Comunidad de Madrid la reducción de la segregación social del alumnado y una mayor dotación de recursos a los estudiantes que provienen de entornos más desaventajados.

En sistemas con una inclusión social baja (o segregación social alta) los alumnos tienen menos probabilidades de compartir centro con compañeros de un origen socioeconómico distinto al suyo. El índice de inclusión social de PISA (que toma valores entre 0 y 100) nos permite medir el grado con el que los diferentes colegios acogen estudiantes de diferentes perfiles socioeconómicos. La Comunidad de Madrid tiene el índice de inclusión social más bajo de las 14 Comunidades Autónomas inscritas en PISA 2012, con 68,8 puntos, lejos de la siguiente (Cataluña, con 74,3) y a gran distancia del máximo de La Rioja (85,8). Por ponerlo en perspectiva internacional, en Madrid hay más segregación que en otras regiones con grandes ciudades como México DF, Río de Janeiro, Lazio o Lombardía, y similar a Sao Paulo. Asimismo, Madrid es la tercera Comunidad Autónoma con el menor índice de inclusión académica (grado entre 0 y 100 con el que los colegios acogen estudiantes con diferentes rendimientos académicos), con 82,8, solo por delante de Cataluña y País Vasco (79,1 y 79,7, respectivamente). Estas tres comunidades están lejos de la región a la cabeza, de nuevo La Rioja, con 91,9.

Figura 1. Índice de inclusión social e inclusión académica según CCAA (PISA 2012).

screen-shot-2016-09-19-at-14-49-51

Como apuntan varios estudios con pruebas internacionales (aquí o aquí), una excesiva segregación puede tener efectos perniciosos en el aprendizaje para aquellos alumnos que provienen de entornos socioeconómicos bajos, y no beneficiar a quienes provienen de entornos socioeconómicos aventajados. Los compañeros de aula y el contexto de la escuela son determinantes de cara al desempeño escolar, como influencia directa, a través de la transmisión de hábitos y expectativas. Dicho de otro modo, constituyen un estímulo (o un freno) en la trayectoria académica, personal y profesional. Esto afecta al conjunto de la sociedad, ya que una inadecuada inclusión del alumnado lastra nuestra economía, al impedir la integración exitosa de parte de los niños y niñas en el futuro mercado laboral. Asimismo, la segregación tiene un impacto en la cohesión social, al limitar fuertemente la convivencia intercultural e interclasista (también para los profesores), esencial para la formación de ciudadanos dialogantes, activos y responsables. Además, la alta segregación social no es solo una traba para la trayectoria escolar y laboral, sino también para el bienestar subjetivo de los estudiantes. Hay que recordar, en este punto, que la cohesión social y la igualdad de oportunidades son fines fundamentales de nuestro sistema educativo (art. 2, Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa). Parece poco discutible, por tanto, que la Comunidad de Madrid tiene índices muy preocupantes de segregación socioeconómica en sus centros educativos.

En parte, dicha segregación está relacionada con el peso relativo de la educación privada y concertada, que dispone en la práctica de barreras de selección del alumnado de acuerdo con su capacidad económica o su origen cultural. Esta es una cuestión recurrente en el debate educativo en España y tiene que ver con la capacidad de los centros para cobrar aportaciones voluntarias a los padres. Madrid es, tras el País Vasco, la comunidad con el menor porcentaje de alumnos matriculados en centros públicos (55%, en contraste con el 68% del conjunto de España en el curso 2014/2015), y parece haber apostado por reducirlo aún más. Otro elemento importante que promueve la segregación por centro son los criterios de puntuación recogidos en los baremos para la admisión de alumnos en centros sostenidos con fondos públicos (públicos y concertados), que en el caso de la Comunidad de Madrid dan, por un lado, prioridad a hijos de antiguos alumnos, y por otro permiten cierta discrecionalidad al centro para tomar criterios propios de admisión. Estos criterios, cuando son aplicados por centros concertados que históricamente han tenido una composición de alumnados socialmente aventajados, pueden actuar como mecanismo que mantiene de forma eficaz la reproducción social.

Es, además, probable que otras políticas implementadas en Madrid durante la última década hayan aumentado la segregación. Por ejemplo, la extensión de los “centros bilingües” (43% de colegios y 33% de institutos en el curso 2013/2014) puede haber incrementado la separación de los alumnos según su origen social. El único estudio disponible con información sobre alumnos de la Comunidad de Madrid sugiere que las escuelas bilingües han tenido consecuencias perjudiciales, especialmente para aquellos estudiantes de familias con menor nivel educativo, por dos causas: el efecto negativo del programa bilingüe en el conocimiento de la materia y la mayor dificultad de examinarse en una lengua que no se domina. Además, los datos de entradas y salidas de estos centros durante su periodo de extensión e implementación parecen indicar un aumento de la segregación, a través de dos mecanismos. Primero, los padres más educados (clases medias o medias-altas), familiarizados con el inglés y/o que son conscientes de su importancia eligieron de forma más acentuada los centros bilingües. Por otro lado, el estudio observa una importante salida de estos centros de alumnos cuyos padres estaban menos educados o eran de origen inmigrante, bien anticipando futuras dificultades en el aprendizaje para sus hijos o bien experimentándolas una vez los programas fueron implementados. Estos resultados sugieren que el modelo bilingüe es una capa más de dificultad para docentes y equipos directivos de cara a la atención de una amplia diversidad de alumnado.

La segregación social en los centros escolares ha de analizarse en un contexto educativo más amplio. La concentración de alumnado en situación de desventaja, en combinación con unos recursos educativos insuficientes, podría ser letal para el devenir académico de muchos estudiantes. La Comunidad de Madrid tiene el menor gasto público en educación y la ratio alumno/profesor más alta de toda España, una situación que se ha agravado en los últimos cursos: mientras la Consejería de educación sigue cerrando unidades, los únicos datos disponibles indican que más del 15% de las aulas madrileñas no cumplió las ratios legales profesor/alumno en el curso 2015/2016, y también se incumplieron los mínimos de atención a la diversidad. Cabe resaltar que estos datos solo reflejan el promedio, agrupando etapas, titularidad de centro o municipios o distritos de Madrid. Por ejemplo, los efectos del exceso de ratio se agravan, precisamente, en las etapas más sensibles (Infantil y Primaria). Sería, por tanto, conveniente analizar en profundidad, con datos administrativos, los lugares de la región donde la situación es más grave. Los casos específicos denunciados en zonas con especiales dificultades socioeconómicas (centros públicos del sur de la región) son un buen ejemplo de esta necesidad.

A pesar de las cifras madrileñas de segregación social y de las evidencias sobre sus implicaciones, los hechos muestran que esta situación no es prioritaria para las instituciones educativas de la Comunidad de Madrid. Como consecuencia, este fenómeno no se estudia y, por lo tanto, no se aborda convenientemente. Si nos ponemos en la piel de quienes defienden este statu quo, se podría argumentar, utilizando por ejemplo datos de PISA, que el sistema es eficiente porque transforma una situación de desventaja (bajos índices de inclusión social) en unos mejores resultados para los alumnos desaventajados (por ejemplo, en Madrid los índices de inclusión académica son moderados y los resultados de los alumnos inmigrantes se acercan más a los de los autóctonos que en otras regiones). Este argumento es, a nuestro juicio, insuficiente por los siguientes motivos:

  1. Evaluar los resultados del sistema a través de PISA (u otra evaluación) como único termómetro constituye un reduccionismo peligroso sobre las funciones del sistema educativo y puede llevarnos a conclusiones erróneas. Como se ha argumentado, el funcionamiento del sistema educativo no debe medirse solo a través de los resultados académicos inmediatos, sino también en términos de desarrollo de competencias sociales, emocionales y ciudadanas, que solo pueden adquirirse a través de la convivencia entre personas de orígenes diversos y garantizando los recursos adecuados en todos los centros.
  2. Las desigualdades educativas no solo se traducen en la adquisición de competencias diferentes según el origen social (algo que tratan de medir pruebas como PISA o PIRLS), sino también en el tipo de trayectoria escolar y laboral: indicadores al respecto pueden ser la tasa de repetición, de abandono temprano, el tipo de trayectoria académica o el empleo que se logra en el futuro. En el caso de Madrid, es preocupante que, a igualdad de competencias en lectoescritura, ciencias y matemáticas, los alumnos con orígenes socioeconómicos humildes tengan una probabilidad significativamente mayor de repetir que aquellos alumnos socialmente aventajados: nuestros cálculos con datos de PISA 2012 indican que, mientras en el conjunto de España la probabilidad de repetir es 3 veces mayor para los estudiantes en el cuartil menos aventajado, en relación con el cuartil más aventajado (de las más altas de la OCDE), en Madrid se dispara a 5,2 veces. Además de ser posiblemente el mejor predictor del fracaso y abandono educativo futuros, hay que recordar que la repetición es una política ampliamente usada en nuestro sistema educativo, pero que ha demostrado ser cara, injusta e ineficaz.
  3. El efecto de la segregación social sobre los resultados académicos (u otros indicadores) solo puede establecerse a medio y largo plazo. No es pertinente, por tanto, utilizar datos actuales para evaluar las consecuencias de los niveles de segregación presentes hoy en Madrid.
  4. En particular, el índice de inclusión académica de PISA no demuestra que la segregación social del alumnado no tenga efectos negativos. Este indicador solo mide hasta qué punto estudiantes con resultados diversos comparten centro, pero no si los estudiantes de estratos socioeconómicos más bajos tienen oportunidades de lograr buenos resultados en comparación con el resto (algo que, por desgracia, no ocurre de acuerdo con diversos indicadores de la OCDE). Por ejemplo, si los estudiantes de centros con altos porcentajes de familias acomodadas tienen resultados académicos muy dispares entre sí, el índice de inclusión académica subirá, lo que no supone ningún éxito. Este indicador tampoco permite saber si los estudiantes con diferentes resultados que comparten centro también comparten aula, algo que ocurre con frecuencia y que es otra forma de segregar académicamente. Por tanto, usar el índice de inclusión académica como output positivo del sistema educativo es una apuesta metodológica limitada.
  5. También parece dudoso el argumento de que el sistema educativo madrileño es eficiente (y que la segregación escolar no es un problema) porque los alumnos inmigrantes sacan mejores resultados que en otras regiones. Es más probable, por el contrario, que esa diferencia responda sobre todo a que los padres de estos alumnos tienen niveles educativos más elevados: el porcentaje de inmigrantes residentes en Madrid con estudios secundarios o terciarios en 2007 era sensiblemente superior al nacional (85% y 77%, respectivamente) y al de otras comunidades como Cataluña (75%), Andalucía (74%), Navarra (73%) o País Vasco (71%).

 

En síntesis, los argumentos que se ofrecen como coartada de los elevadísimos índices de segregación escolar en Madrid son insuficientes y reflejan una ceguera preocupante ante un problema grave, que requiere medidas urgentes y profundas. La evidencia empírica indica que los sistemas con una excesiva concentración de alumnado de orígenes sociales desfavorecidos incrementan la desigualdad de oportunidades. La segregación social en los centros de esta región ha traspasado los límites de lo razonable y constituye una realidad alarmante a la que no podemos dar la espalda. Pero claro, para echar al elefante, primero hay que querer verlo.


45 comentarios

  1. Vellana dice:

    “Las políticas educativas deben justificarse sobre la base de argumentos sólidos, es decir, de razonamientos convincentes basados en evidencia o información objetiva. ”

    Y claro, como la única evidencia que se presenta está en contra de lo que se pretende, tratamos torpemente de menoscabarla.

    “Pero claro, para echar al elefante, primero hay que querer verlo.”

    Atendiendo al comienzo de su artículo presenten evidencias de lo que sucede en la CAM que justifiquen lo que pretenden y así, tal vez todos veamos que el bulto que señalan es un elefante y no una pega ideológica.

    En fin, que leo y releo su artículo y no salgo de mi asombro.
    Y no digo que no tengan razón en que la segregación sea mala, digo que atiendan a lo que afirman al principio y muéstrenlo, sobre todo teniendo en cuenta que la única evidencia que encuentran va en la dirección contraria de sus pretensiones; en vez de buscar evidencias a su favor, se dedican a, torpemente, tratar de socavar la evidencia que hay.

    En fin.

    Un saludo.

  2. M. Oquendo dice:

    El artículo suena a otro proceso de interesada estigmatización partidaria desde el dogma con datos marginales ¿Cuál es la diferencia real ente 79% y 83%?

    ¿A cuántos niños musulmanes queremos meter en los colegios concertados cristianos? ¿Por qué no proponemos cerrarlos directamente? ¿No nos damos cuenta de que estos colegios nos están frenando la islamización necesaria?
    ¿Nos damos cuenta de que sus guerras las empezamos nosotros? Y si lo sabemos ¿Por qué callamos?

    En otras palabras: ¿Tenemos un mínimo respeto por la libertad de los padres o estamos dispuesto a coaccionarlos “como sea” para comprarnos votos?

    Llevamos muchas décadas con discursos como este que nos han traído hasta aquí y la gente comienza a estar harta.

    En Inglés suena mejor.

    http://www.the-american-interest.com/2016/09/14/the-dangerous-idiocy-of-global-leadership/

    Saludos

  3. Gabriela dice:

    Hola,
    enhorabuena por el artículo. Simplemente un apunte sobre mi experiencia personal. Mi hijo ha empezado este año 1º de infantil en un colegio público del centro de Madrid con un porcentaje del 70% de inmigración. En nuestra zona varios colegios concertados segregan a través del punto de libre disposición del centro, que dan a niños que han ido a guarderías privadas caras, o a su propia guardería (también cara).
    Nosotros queríamos un colegio público, y cuál fue nuestra sorpresa cuando al hacer el tour de las puertas abiertas descubrimos que varios colegios públicos del barrio también segregan dando el punto a zonas que ellos mismos acotan, que no corresponden con los distritos oficiales, y que solo incluyen urbanizaciones modernas donde no hay inmigrantes.
    Nuestro colegio lo piden pocas familias. Además del porcentaje de inmigrantes, es un colegio no bilingüe, quizás ese sea el motivo.
    El caso es que gracias a eso estamos encantados con el ratio porque son 19 niños en clase. Creemos además que el hecho de que haya niños de muchos países va a ser enriquecedor para nuestro hijo.

  4. Emilio dice:

    Un artículo vergonzoso

  5. Juan dice:

    En resumen, que aunque los únicos resultados medibles que tenemos son buenos, no vale para nada y presento como pruebas cosas sin contrastar que cuadren con mi pensamiento a priori.

    “En particular, el índice de inclusión académica de PISA no demuestra que la segregación social del alumnado no tenga efectos negativos. ” Eso está muy bien, pero los autores del artículo tampoco demuestran que si los tenga en Madrid respecto a otras comunidades.

    Todas y cada una de las conclusiones son juicios de valor sin respaldo, muy diferentes de los que suele haber en este blog.

    Cuando tengan datos de verdad para este caso concreto, que demuestren que los alumnos del mismo estrato obtienen peores resultados en Madrid que en otras comunidades como consecuencia de esa segregación, vuelvan a escribir el artículo.

    Antes de echar al elefante, hay que demostrar que es culpa suya que la jirafa no coma.

  6. Nuño Pereira dice:

    Yo creo que hay un problema ideológico en los colegios concertados: son básicamente privados subvencionados con barreras de acceso (en casi todos los casos se cobra una cuota mensual a los alumnos, por lo que limitan el acceso a las familias de renta baja).

    En mi opinión son un híbrido peligroso: ni son públicos de verdad (tienen una barrera de acceso que segrega por poder adquisitivo), ni son privados (están subvencionados con ayudas públicas por lo que no dependen de una verdadera gestión privada).

  7. H Castorp dice:

    La segregación se hace principalmente por una o las dos de estas vías:
    1.- La asignación de puntos en el baremo; si permites que el centro disponga de un punto discrecional, ya sea por antiguo alumno o lo que se les ocurra, ya estás dando la facultad al centro de decidir quién entra y quién no. En Asturias eso no ocurre y no existe tanta segregación, al final los puntos son iguales para todos los solicitantes y el desempate, al no existir ese punto discrecional, depende del apellido. (Sí, esa es otra historia, sobre su equidad y demás.
    2.- La segregación también se hace de una forma más sutil, y en Asturias sí se aplica: pones tu colegio concertado fuera del casco urbano de tal modo que estés obligado a contratar los servicios de autobús y comedor; aplicas un precio de cada uno de los conceptos que sea medianamente disuasorio y ya hiciste tu selección.
    En cuanto a lo de las cuotas “voluntarias” por mi experiencia he visto que efectivamente lo son y no son disuasorias; conozco casos de profesionales con buena carrera que no pagan la cuota de 20, 30,40 ó 50€/mes por hijo porque no quieren y no pasa nada. Además, 20€/mes no supone ninguna barrera, 180€/ mes por bus + comedor por niño sí.

  8. Juan Manuel Ortiz dice:

    Excelente artículo. Solo me gustaría añadir un dato que no se suele destacar y que para mí, como profesor, reviste extrema gravedad. En el ámbito de los institutos bilingües, los efectos negativos de la educación bilingüe que señalas se plasman concretamente en una segregación física, ya que se establecen niveles de inglés dentro del propio instituto que se traducen en grupos, y por tanto aulas, diferentes. De tal manera, los mejores alumnos, que suelen ser aquellos de familias con mayor nivel educativo y más estructuradas, están en los grupos bilingües. Los demás están en los grupos no bilingües, llamados de programa, entre los cuales se distinguen los grupos de programa avanzado (los chavales con buen nivel académico que estudian en español y una o dos asignaturas en inglés) y los de programa normal (que tienen todas las asignaturas en español y 5 horas de inglés semanales). Como te puedes imaginar, en los grupos de programa normal son mayoría los chavales de origen extranjero, principalmente ecuatoriano, dominicano y marroquí.

    • victor dice:

      Pero es que alucino. Ahora resulta que hay que entontecer a unos para poner al día a otros. Obviamente, los grupos de los que hablan tendrán mas dificultades en ponerse al nivel. Pero la idea de no segregar y ralentizar el aprendizaje de los ninos que están en disposición de avanzar mas rápido, resulta insultante e idiota. Pura ideología irracional.

      Ahora resulta que pertenecer a una familia con mayor nivel cultural/económico es un crimen que ha de castigarse ralentizando el aprendizaje de los hijos, en lugar de hacer lo contrario: apoyar y reforzar a los que se quedan atrás.

      Y sois los mismos que os quejáis de que ahora tenemos ninis en el país… y los habéis creado vosotros con el dogma de la inclusión y uniformización. Supongo que preferís el “todos tontos” que la diferencia. Que vergüenza.

  9. M. Oquendo dice:

    Miren ustedes el gráfico y luego revisen el lenguaje usado.

    Verán que el gráfico habla de Inclusión y el artículo de Segregación. ¿Por qué?
    Verán que el gráfico arranca en el 60% con lo cual las diferencias entre regiones se magnifican y, donde en realidad no hay nada, el artículo se inventa “Segregación” que Semántica y Pavlovianamente implica un cierto grado de Intencionalidad.

    Verán que la Hispanorum Tarraconensis (hoy Catalunya) es la peor de España en Inclusión Académica. Pero el artículo lo omite y se centra en Madrid y en algo no medido: la segregación.

    Por favor, jóvenes, estudien con seriedad y no sean sectarios desde tan temprana edad.
    Respeten al prójimo, su libertad y no fundamenten sus vidas en Negar la Libertad ajena ni en manipular a los hijos de otros como el hace un comentarista citando a Asturias y sacando pecho por ejercer de Estalinista de Cuenca Minera.

    El discurso ya no funciona, no es ético, no es honesto, no es decente y hay que renovarse. No es tan difícil.

    Por ejemplo: Si la educación es un derecho y una obligación, si la educación Privada es más barata que la pública y la Concertada no digamos……………¿Por qué no nos da el Estado un cheque mensual o trimestral y nos deja Elegir Colegios para nuestros hijos estableciendo el nivel académico que Deben tener los alumnos al salir de cada curso?

    ¿Quién el Estado para negarnos ese derecho y arrebatarnos a nuestros hijos? ¿Es eso un Servicio?

    Solo hay una Respuesta: El sistema educativo público es un Campo de Adoctrinamiento y un Aparcamiento temporal que da empleo a muchos agentes adoctrinadores e implantadores de las Identidades Obligatorias a costa de los Hijos ajenos.

    Por eso España tiene los peores resultados educativos del Mundo. Porque se nos han llenado las aulas de agentes políticos adoctrinadores.

    Lo siento mucho pero es indignante.

  10. heathcliff dice:

    “Este artículo ofrece argumentos que defienden la necesidad de establecer como prioridad urgente en la Comunidad de Madrid la reducción de la segregación social del alumnado y una mayor dotación de recursos a los estudiantes que provienen de entornos más desaventajados.”

    O sea, ideología en estado puro.

    Pero por lo menos avisa.

    Gracias.

  11. heathcliff dice:

    Leído el artículo, me sumo a la mayor parte de los comentaristas anteriores.

    Es un libelo escrito por un comisario político.

    Mis disculpas al autor. No es nada personal.

  12. Titan dice:

    No es cierto que Madrid tenga el menor gasto público en educación como dice el artículo, Madrid tiene el menor gasto público en educación ‘per cápita’. Pero también es cierto que Madrid tiene una densidad de población de casi 800 hab/km2 frente a, por ejemplo, los 32 y 21 de Cáceres y Badajoz (Extremadura es una de las comunidades con mayor gasto público en educación ‘per cápita’).

  13. Aloe dice:

    La han hecho buena los señores Gortázar y Rogero.
    Tienen la desfachatez de manejar datos y de sostener que hay que basarse en datos.
    Tienen la desvergüenza de afirmar explícitamente que valores como la inclusión social y la igualdad de oportunidades son básicos y exigibles cuando hablamos de dar dinero de los contribuyentes a unos señores privados precisamente en nombre de esos valores, que son la única excusa para hacer tal cosa.
    Por si fuera poco, tienen el descaro de no emborronar ni mentir ni mezclar argumentos, llamando a cada cosa por su nombre.

    Esas cosas no las entienden ni perdonan quienes llevan toda la vida apreciando y estimando en lo que vale Primera Ley del Embudo, que rige su mentalidad de lo público desde Chindasvinto: “lo mío es mío y lo de todos también es mío y con mis reglas”.
    La Segunda Ley del Embudo también aplica: “hay gente bien que somos yo y los que son como yo, y solo nosotros tenemos derecho a la Primera Ley; al resto que le vayan dando y que se calle”.

    Algún día me gustaría ver un ejemplar de ese animal mitológico en España, el liberal. Aquí no hay liberales, solo hay cuarteleros vocacionales y extractores de rentas estatales que se llaman ambos liberales porque queda más cool.

  14. joparo dice:

    Ya os lo he advertido varias veces.
    Si no moderáis , seréis pasto de toda la derecha fascista. Y al final los comentarios arruinarán el blog .

    • ... dice:

      Profecía autocumplida

    • Minded dice:

      Como tú mismo, amiguito.

      La diferencia es que yo no pido que te baneen ni censuren. Basta con no leer tus ejemplos de Facha del Nordeste.

    • victor dice:

      Tienes razon. Mucho mejor poner solo los comentarios de quienes piensan como tu, que eres el que lleva la razon en todo. Los debates y tal, cuando se trata de decidir que pelicula ver. Para todo lo demas, censurar.

      Y que llames fascistas a otros… lee un poco.

  15. joparo dice:

    Xusma , como ejemplo el Oquendo. Infecta todo lo que puede.

  16. joparo dice:

    Claro que en el post no se justifican las pruebas ni la importáncia de marginalidad. Pero ello permite que afloren todas las cucarachas franquistas . Toda laierda de la espanya.
    Esa que os va a quedar cuando des de Catalunya us fotem una patada las ous.

  17. joparo dice:

    Perdó per escriure en català , un dels idiomes oficials del Regne d’Espanya. Us podeu fotrer el vostre estat p’el cul.

  18. M. Oquendo dice:

    También hay un asunto de geografía humana que el Artículo no parece tener en consideración para llegar a sus conclusiones. Sin embargo es algo que no es posible obviar en ningún estudio de esta naturaleza.

    No es casual que sean Cataluña y Madrid las dos regiones que salen un poco por debajo de las otras en las mediciones de “Inclusividad” social y académica. Cataluña es la menos “Inclusiva” académicamente y Madrid en segmentación social.

    Madrid capital y Barcelona capital junto a su Mancomunidad de Municipios circundantes, representan una fortísima concentración de población urbana que –por motivos que no tienen nada que ver con políticas educativas ni con tipologías de colegios– son factores importantes de segmentación económica y social que en pueblos y capitales menores es imposible que se produzcan en las mismas magnitudes. Simplemente por la estructura de precios del mercado de la vivienda en ciudades como Madrid y Barcelona. Esta distribución distorsiona la comparación hasta hacerla inservible como instrumento de establecimiento de Políticas Educativas.

    Y eso sin tener en cuenta que los hijos de las élites de ambas capitales no estudian en España como puede comprobar cualquiera que use Barajas o el Prat en los comienzos y finales de trimestre.

    Las ciencias sociales son un terreno pantanoso que es muy difícil abordar objetivamente y en las que los trabajos y los “papers” se suelen subvencionar (en todas partes) por cuestiones ideológicas.

    Se entiende bien con un ejemplo cotidiano:

    Mueren hoy en España unas 50 mujeres al año asesinadas por sus parejas. El porcentaje más bajo de Europa a distancia, por ejemplo, de Finlandia.
    Son incontables los trabajos que apoyan la ideología de género y similares.
    Sin embargo se nos suicidan al año 3,600 personas. Unas 10 cada día. De 1 persona a la semana a 70 a la semana.

    ¿Alguien recuerda algún programa político o algún trabajo académico para por lo menos alertar de esta lacra y ponerle coto? No. Para esto no hay dinero.

    Si aspiramos a mejorar nuestra objetividad es interesante recordar a Thomas Kuhn (“La estructura de las revoluciones científicas”) donde explica que un “Paradigma” es una forma de explicar nuestra percepción de la realidad. Un poco más abajo completa la explicación diciendo que “Un Paradigma también es algo de lo cual se vive” y que es por esta dependencia tan comprensiblemente humana por lo que la ciencia avanza tan lentamente.

    En cuanto lo dejó escrito comenzó a ser criticado por decirlo.
    Nada nuevo, sigue pasando.

    • Aloe dice:

      En lo que se refiere a Madrid, la razón evidente del estado de cosas es que el gobierno de la CM lo promueve activamente. Con sus políticas y con el dinero público.
      Que no lo hacen por casualidad o es un daño colatera inadvertido se comprende si se siguieron mínimamente las declaraciones públicas con que nos obsequian periódicamente elementos de la especie humana como Botella (como cuando dijo que tiene que haber red pública porque los pobres tendrán que ir también al colegio) o Fígar (consejera del ramo, y popularizadora del concepto sociológico “fregoneta” para explicar que el abandono escolar temprano es normal, con dos gónadas).

      Claro que es muy fácil hablar sin saber de qué se habla, consultando el vademécum ideológico para la élite intelectualmente menesterosa y moralmente en bancarrota: “Latiguillos de andar por casa para exhibir superioridad en cualquier foro público: ¡apabulle a sus vecinos en las barbacoas contando batallitas de sabor cosmopolita y upper class sin agotarse leyendo! Con seis párrafos para todas las ocasiones”

      El cansinismo es una debilidad comprensible. El desprecio a la mayoría de los conciudadanos de uno, lo es mucho menos.

      • M. Oquendo dice:

        Dear Aloe, ya sé desde hace muchos años que si te muerdes te envenenas.
        Cuídate mucho.

        • Aloe dice:

          Yo soy más blanda que el Día de la Madre. Por eso mismo, aunque me enfado pocas veces, esas pocas veces suceden cuando se exhibe clasismo y desprecio a los que les va peor.
          Usted no necesita masajes a su ego ni pañitos calientes: está lo bastante lleno de sí mismo para lidiar con que le hablen claramente.
          El mundo está lleno de especímenes que se burlan y deploran lo que llaman “corrección política”, mientras esperan que a ellos mismos se les trate con reverencia.
          Tal parcialidad hacia sí ya declara de qué se trata en realidad su “incorrección política”: no se trata de ser inconformista o de no acomodarse al stablishment (como a veces tienen el descaro de reclamar): se trata de que ellos tengan patente de corso para insultar y tratar sin respeto a quienes están en posiciones subordinadas, precarias o sin poder, mientras exigen que a ellos se les trate no solo con respeto y sin malas palabras, sino halagadoramente y sin crítica.

          Que cada palo aguante su vela.

  19. Emilio dice:

    Estaba pensando en a quiénes me recordaba quien llama a los otros chusma y clama censura, y ya he caído. Si además es nacionalista el coctel está servido: todo objetividad, racionalidad y tolerancia.

    Pero ya que joparo está por aquí aprovecho para preguntarle a qué cree él que se debe que en la prueba de evaluación de Primaria realizada en Cataluña el curso pasado a los alumnos de 6º, el nivel de la prueba con lo que se correspondía era con 3º. ¿Quizá al deseo de no engañar a la comunidad educativa de dentro y fuera de Cataluña?

    Nota para los autores: creo que si se animan a estudiar ese tema y otros conexos descubrirán cosas importantísimas sobre el sistema educativo en cada comunidad.

    • joparo dice:

      La respuesta es evidente. Como los profesores nos dedicamos a adoctrinar, al final no nos queda tiempo para enseñar. De ahí los pobres resultados.

      • Emilio dice:

        Como profesor debieras saber que la responsabilidad de los contenidos de la prueba no es de los profesores que la realizan, sino de la Administración a la que corresponde su realización, que no es otra que la Consellería de Educación de la Generalitat. Los profesores tienen muchas otras obligaciones pero no esa.

  20. Epicureo dice:

    Los conservadores llaman “ingeniería social” a esta idea de que actuando en la escuela se puede cambiar la sociedad. En todo caso es mala ingeniería, porque se basa en asunciones simplistas y no tiene en cuenta el funcionamiento de la sociedad en su conjunto. Es la sociedad la que crea la educación, mucho más que lo contrario. En una sociedad desigual, y cada vez más, solo puede haber una escuela desigual. Da igual las leyes o normas que pongas.

    Concuerdo por una vez con Oquendo. Aparte de las políticas del PP, es inevitable que en Madrid y Barcelona haya más desigualdad escolar porque hay más desigualdad social y geográfica. Una ciudad grande, una capital, acumula una cantidad de gente con buenos cargos públicos y privados, profesionales de prestigio o de fama, o ricos por su casa. También atrae a inmigrantes y pobres que ven más oportunidades de al menos malvivir. Y como hay muchos barrios, quedan segregadas espacialmente. En una ciudad pequeña el nivel de mezcla siempre es mayor, y no digamos ya en un pueblo con un solo colegio. Ahí no puede haber segregación (aunque el rico del pueblo mandará a los hijos a la capital). No es casual que la comunidad más inclusiva sea la más pequeña.

    Si se quiere una sociedad menos desigual, hay que actuar primero y sobre todo en la desigualdad económica. No se puede dejar las condiciones de vida de las familias (empleo y salarios) en manos del “mercado” y confiar en una ilusoria “igualdad de oportunidades” que solo exista en guarderías y colegios.

    • Aloe dice:

      – La escuela YA ha cambiado la sociedad.
      Lleva siglo y medio haciéndolo, el tiempo que hace que existe en su concepción contemporánea.

      – No, eso no ha sucedido sin políticas públicas al efecto.

      – Los cambios suceden. No está en nuestra mano evitarlo. Con suerte, está en nuestra mano dirigirlos parcialmente.
      La política del no-hacer suele ser una mera coartada: suele significar hacer cosas pero sin explicarlas y de tapadillo.

  21. Moisés dice:

    Madrid segrega más que otras grandes ciudades en sus escuelas dicen los datos del artículo. Para actuar sobre la desigualdad económica hay que actuar en las escuelas. Si no, en 10 años las posibilidades económicas de los habitantes de Madrid ya estarán condicionadas por la educación que recibieron.

  22. Emilio dice:

    Como es habitual yo discrepo de Epicureo. Y como creo en la relativa autonomía de los distintos sistemas de la sociedad, me parece que no haría falta insistir mucho en que la calidad, o su ausencia, del sistema educativo de un país constituye una palanca o un freno, según los casos, para el desarrollo personal y social de sus ciudadanos.

    Y para nuestra desgracia el de las últimas décadas que bien podemos denominar LOGSE ha sido de los segundos y lo ha sido especialmente en el tema de la igualdad. Según datos de la OCDE y para la población española entre 25-34 años nos encontramos con un 39% de la misma con estudios superiores, un 26 % con estudios de secundaria y más de un 30% de personas sin el título de secundaria.

    Los porcentajes no pueden ser más estrambóticos y elocuentes, un 39% de personas con estudios universitarios, es un porcentaje alto en relación a otros países, aunque efectivamente habría que analizar más al detalle y quizá descubriríamos que se procuró más la cantidad que la calidad. Un 26 % con estudios secundarios está francamente por debajo de la cifra de otros países. Pero lo que tiene difícil parangón es ese tercio de población sin un título de ESO, porque el fracaso escolar se situó por encima del 30% durante décadas sin que desde los poderes públicos se fuese capaz de reaccionar.

    Y esta desigualdad difícilmente se le puede atribuir a la “derecha” dado que tanto el sistema como los gobiernos de ese período fueron en su mayoría socialistas. Pero, es que también han sido las comunidades autónomas gobernadas por los socialistas las peor paradas en lo relativo al fracaso escolar mientras los mejores resultados se obtenían en las gobernadas por el PP. Ahí están los casos de Andalucía o Extremadura, por un lado, y los de La Rioja y el propio Madrid por el otro.

    ¿Y qué es lo más indignante de esta situación? Pues observar la reacción de la “izquierda” en este tema y su pretensión de escurrir el bulto y su responsabilidad buscando un pretexto tras otro. Algo parecido sucede con la dualidad del mercado laboral con la que tan contentos vivieron socialistas y sindicatos durante tanto tiempo y su incapacidad para de nuevo reconocer su responsabilidad y cambiar de rumbo. Toda esta izquierda clamando derogación de la reforma laboral ¿para qué? para que como por el ensalmo nuestro mercado de trabajo genere millones de puestos de trabajo indefinidos y bien remunerados, o para llevarnos de nuevo a ese pesebre de desigualdad en el que tantos vivían y viven tan bien.

    La izquierda nos viene dando lo contrario de lo que predica sin capacidad alguna para la autocrítica y el aprendizaje y, primero, no lo reconoce como sucedió en el sistema educativo durante tanto tiempo, y luego acaba echándole la culpa a la derecha o al sistema con una cara dura impresionante. Es gracias a PISA que sabemos de los males de nuestro sistema educativo, ya que si nos hubiésemos de fiar de lo que decían las autoridades educativas estaríamos bordeando la perfección. Ya sabéis, la generación mejor formada de nuestra historia. Y por eso tantos recelan de PISA, y su incapacidad para medir no se sabe muy bien qué cosas.

    Por cierto en este terreno la desigualdad también se reparte de modo diferente no solo según el territorio sino también el sexo. Durante mucho tiempo el fracaso escolar masculino ha sido el doble que el femenino, alcanzando en algunas comunidades al 50% de los miembros de cada cohorte. Pero sorprendentemente y como si de un tabú se tratase, un poco parecido a lo que señala Oquendo en relación con el suicidio, se trata de un dato a ocultar y silenciar, y ni siquiera aquellos que ven género por todos lados parecen querer tropezarse con él no vaya a ser que les tire por tierra sus bien asentados prejuicios.

    Haría bien por tanto antes de autoproclamarse dueña de la moral y depositaria de todas las bondades en preguntarse, cuál está siendo su papel en nuestras sociedades y si es verdad o no que tras esa pretensión de defender a los más débiles los hechos nos dicen algo bien distinto y es que sus políticas generan desigualdad a raudales y eso la gente, con desfase en el tiempo pero imparablemente, lo acaba viendo.

    • Sgt. Kabukiman dice:

      Lo del fracaso escolar en función del color político no se de donde lo saca. Valencia, murcia, ceuta y melilla, baleares y la rioja superan la media nacional, el país vasco no creo que haya estado gobernado mucho tiempo por el pp y lo mismo cataluña, tambien por debajo de la media. Si, andalucia y extremadura lideran de siempre el ranking, también es verdad que son las que mas han recortado sin cambio de color político.

      Si en vez del color político hubiese buscado algún factor socioeconomico, la renta mismamente, o la influencia del fin de la burbuja inmobiliaria que ha devuelto un montón de gente (mas hombres que mujeres, que raro) a la escuela, u otra cosa, hubiera sacado alguna conclusión mas certera, pero entonces, lástima, no nos hubiera endilgado el discurso de siempre, que es lo que le pone…

      En fin, un cordial saludo, aunque no se lo merece, bribón.

  23. Tineo dice:

    Buenas
    Que porcentaje de las escuelas concertadas son de titularidad católica?
    Donde se sitúan esas escuelas?
    Cual es el baremo para entrar a esas escuelas?
    Los baremos son iguales para todos? O las concertadas tienen algún baremo especial?
    Saludos

    • tineo dice:

      Visto que el interés de los autores a mi pregunta parece nulo, según la propia publicación de la CAM:
      http://www.madrid.org/cs/Satellite?blobcol=urldata&blobheader=application%2Fpdf&blobheadername1=Content-Disposition&blobheadervalue1=filename%3Dlibro+datos+y+cifras+2015-2016+navegable.pdf&blobkey=id&blobtable=MungoBlobs&blobwhere=1352898013282&ssbinary=true
      Centros Total 3.612 Públicos 1.877 Concertados 560 Privados 1.175
      Los centros de titularidad católica: 309
      http://www.escuelascatolicas.es/Paginas/default.aspx

      Cabe interpretar por el artículo que la discriminación, supuesta, en el 8,5 % de los colegios de la comunidad de Madrid es merecedora de una, inmediata, intervención de las autoridades. El futuro de la educación en Madrid está en juego.

      Politikon ha bajado el nivel si, ya no es lo que era.

      • Sgt. Kabukiman dice:

        Si se ha leído el documento que enlaza verá que el total de alumnos en la concertada es el 30% del total. Y en la concertada, no se en la CAM pero en la ciudad de madrid el 75% de los alumnos en concertada van a concertados catolicos. Si hay un problema afecta al 22% de los alumnos.

        De todas formas el problema que relata el texto no atañe a los alumnos aceptados en los concertados catolicos sino a los rechazados, que acaban en la publica, fomentando el circulo vicioso diferentes rendimientos globales entre colegios, padres acentuando la segregación, y asi sucesivamente.

        Eso si aceptamos que agrupar a los torpes, raros, diferentes en general, etc, etc por la vía de la segregación no es una buena idea, que viendo le parece que si.

        Asi que aún no es momento de chuparse las pollas, no vaya a ser que el nivel que ha bajado es el de los comentarios.

        • tineo dice:

          Me alegra que ud me responda a unos datos que he pedido y que no me han contestado
          “la comunidad con el menor porcentaje de alumnos matriculados en centros públicos (55%, en contraste con el 68% del conjunto de España en el curso 2014/2015),”
          “Estos criterios, cuando son aplicados por centros concertados que históricamente han tenido una composición de alumnados socialmente aventajados, pueden actuar como mecanismo que mantiene de forma eficaz la reproducción social.”
          Leyendo ambos párrafos, evidentemente parece que se refiere a un 45% de alumnos de la concertada no?
          Así que como Ud muy bien dice ya pasamos al 30%, en toda la CAM claro, el informe así lo dice.
          Los centros concertados han sido históricamente centros católicos y Ud afirma que, en la capital, gracias por el dato, son el 75%, llegan a 231 colegios aproximadamente.
          Si ha seguido leyendo el informe también habrá visto que el número de alumnos de la capital, donde se concentra el mayor número de colegios concertados católicos que son los históricamente segregacionistas, es del 43% del total de alumnos de la CAM, difícilmente podría ser el problema del 22% del total de la CAM
          Como Ud habla de alumnos, el número de colegios de la cuidad de Madrid es de 882 y el de colegios históricamente segregacionistas de 231, podemos concluir que, efectivamente, mi nivel ha disminuido el número de alumnos afectados sería del 11,3% manteniendo el 8.6%-
          Pero venga, si siguiera vería que también da ese informe el número de inmigrantes por colegios, los públicos tienen el 14,5% del total de su alumnado y los concertados el 6,3%.
          Cáspita los concertados también tienen inmigrantes y, todavía nadie me ha contestado si los concertados tienen diferentes normas que los públicos.
          Seguro que ud lo sabe,
          Porque seguro que tendrán mogollón de reclamaciones dado que hacen trampa.
          Pero, anda, según la propia CAM:
          “El pasado año, en el inicio del segundo ciclo de Educación Infantil, momento en que se produce la incorporación generalizada al sistema educativo, el 93% de los alumnos solicitantes obtuvieron plaza en el centro solicitado en primera opción.”
          http://www.madrid.org/cs/Satellite?c=CM_Actualidad_FA&cid=1354579596603&language=es&pagename=ComunidadMadrid%2FEstructura
          Eso incluye todos los colegios de la CAM.
          Quizá es que los padres de los niños inmigrantes con una abrumadora mayoría de ellos ateos o de religión no católica prefiera un colegio público para su hijo, vamos creo yo, no como la tradicional hipocresía española que envía sus hijos a colegios confesionales cuando se declara ateo directamente.
          Pero vamos se puede ud acoger a eso de que tendría que haber el mismo porcentaje oiga, lo mismo los musulmanes que son uno de los colectivos con más porcentaje de inmigrantes lo encuentra adecuado.
          Si quiere ud pasearse por la segregación en la educación, en España no deje de leer el siguiente link verá que curioso.
          http://blogs.20minutos.es/madrereciente/2012/05/30/habeis-logrado-el-colegio-que-queriais/
          1. Dice ser Enrique
          Hola buenos días soy de El Puerto de Santa Maria y os doy un consejo para los que escolaricen a su hijo el año que viene, mientan en la solicitud, mientan todo lo que puedan para sumar puntos, mi fallo a sido que no mentí por eso mi hijo hoy esta fuera del colegio que esta situado en la puerta de su misma casa, presuntamente hay gente que han cambiado los empadronamientos renta ect, pero bueno estoy seguro de que la Junta de Andalucia corroborará los datoa y al final el mio entrará jajajajajajajaja La junta de Andalucia fijaros en manos de quien estoy, por eso os digo metir todo lo que podais.
          EL colegio al que me refiero es el Juncal en el Puerto de Santa Maria.

          Hay incluso quien lo ha llevado al contencioso y le ha dado la razón
          http://www.eldiadecordoba.es/article/cordoba/848486/una/madre/lleva/contencioso/caso/una/plaza/escolar/las/esclavas.html
          “Es más, el presidente de la Federación de Asociaciones de Padres de colegios concertados -FAPA-Córdoba-, Miguel Ángel Barneto, destacó que los padres “están en su derecho de reclamar”. Barneto informó también de que en este mismo centro media docena de niños se han quedado sin plaza este curso en este mismo colegio por “falsificación de datos en el domicilio” y aseguró que “incluso intervino la Policía” para comprobar los datos aportados por las familias.

          Que los padres presenten datos falsos acerca de sus domicilios es una práctica habitual para conseguir plaza en el colegio que quieren para sus hijos. Sin embargo, ante el aumento de casos y las denuncias interpuestas entre familias,”
          Busque el elefante donde se encuentra

          El autor afirma:
          “Los casos específicos denunciados en zonas con especiales dificultades socioeconómicas (centros públicos del sur de la región) son un buen ejemplo de esta necesidad.”
          En esa zona precisamente es donde menos colegios concertados hay, pero seguro que como dice el autor hay un 45% de niños en colegios concertados históricamente segregacionistas. Los públicos deben tener telarañas-
          Y, hablando de colegios
          “Eso si aceptamos que agrupar a los torpes, raros, diferentes en general, etc, etc por la vía de la segregación no es una buena idea, que viendo le parece que si.”
          Pues mire que me parecen pocos, muy pocos los colegios que hay con alumnos raros, por mor de esa sacrosanta igualdad y dado que es el consejo escolar, después de la elección de los padres el que coloca a los niños, nos encontramos que si tu hijo juega al baloncesto tienes que ir a un colegio privado, como le ha pasado al estudiantes, para poder aceptar a sus jugadores y que puedan compatibilizar sus estudios con el deporte y no vea la cantidad de deportes que hay, hay un colegio el gredos san diego concertado que si intenta compatibilizar, pocos más y luego esperamos que en las olimpiadas tengamos éxito.
          Pero quien dice eso también en la música, en la danza y, como no, en los alumnos con altas capacidades, si estoy de acuerdo en que haya además de un instituto de referencia aulas de excelencia.
          Y, tiene ud razón suscribo el último párrafo de su comentario

  24. Emilio dice:

    En mi opinión tineo se trata más bien de un problema de actitud que de nivel.

  25. José dice:

    Gran Artículo. Lo que está sucediendo en la Comunidad desde hace unos años es preocupante. Es sorprendente el aplauso generalizado ante las bajadas de impuestos cuando lo que se está logrando es literalmente abandonar a niños que parten de situaciones insostenibles. Enhorabuena por el artículo

Comments are closed.