Hispania.

La racionalidad de la repetición

4 Ene, 2016 - - @egocrata

A pocas semanas de dos campañas electorales, parece que vamos camino de repetir no uno sino ambos comicios. Las negociaciones en Cataluña, tras semanas de tira y afloja marcados por el a menudo errático proceso de toma de decisiones de la CUP, se han roto definitivamente, y nadie tiene ni siquiera una miserable mayoría simple para alcanzar la investidura. En el Congreso en Madrid las negociaciones parece que ni siquiera van a llegar a empezar, dado que el PSOE, el partido que ocupa el centro de la geometría parlamentaria estos días, es incapaz de decidir qué quiere hacer.

Aunque no son casos estrictamente comparables, ambos escenarios son un buen recordatorio de que en sistemas parlamentarios lo importante no es ganar elecciones, sino poder formar mayorías. La paradoja, tanto en Cataluña como a nivel nacional, es que dos partidos no quieren formar parte de una. Veamos por qué.

La CUP y el eje izquierda-derecha:

Si algo deberíamos haber aprendido de las últimas elecciones catalanas es que los resultados no cambian demasiado. Como hemos comentado alguna vez, el voto nacionalista catalán siempre se mueve alrededor de 46-48%, con los votos cambiando entre los partidos de un mismo bloque. Es una constante antigua, que incluso elecciones tan polarizadas como las del año pasado parecen no haber cambiado.

La novedad en los dos últimos comicios es que la composición del bloque nacionalista está inclinándose hacia la izquierda. Aunque la “gran coalición” de Junts pel Sí sirvió para difuminar la debilidad de Artur Mas y CDC (o como se llame su partido esta semana), los resultados del 20-D son una señal clara que el centro de gravedad del nacionalismo probablemente está en ERC a estas alturas.

La CUP es un partido de izquierdas. Lo suficiente de izquierdas para tener un par de corrientes trostkistas dentro del partido, sin ir más lejos. Es muy probable que las bases del partido prefieran una Generalitat en manos de ERC, con algún Podemita/En Comú perdido dando apoyos puntuales, que tener que apoyar al que siempre había sido el partido catch-all pequeñoburgués por excelencia de Cataluña.

Obviamente, la incógnita para la CUP es si la esperpéntica negociación les pasará factura al repetir elecciones. Es muy probable que así sea, y de aquí las inacabables dudas de estos meses. En el fondo, sin embargo, la CUP es la clase de partido que esto de tener cinco o diez diputados le importa menos de que ganen los buenos; si forzar la repetición hace que pierdan votos hacia En Comú/Podemos y ERC pues bueno, son gajes del oficio.

De los tres partidos nacionalistas catalanes, el que mejor se lo debe estar pasando es ERC. Los republicanos saben de sobra que un adelanto electoral les favorece, especialmente si se presentan por separado. Todas esas declaraciones de fidelidad a Artur Mas como candidato inamovible eran casi seguro sinceras, pero no dudo que Junqueras es más que consciente que el adelanto electoral les favorece a ellos más que a nadie.

Lo más interesante de las próximas semanas serán los intentos por parte de Mas de reeditar Junts pel Si. Veremos que les ofrecen, y qué pide ERC. Cualquier cosa que no sea paridad de representación y Junqueras como primer ministro plenipotenciario será seguramente rechazado; esta vez negocian desde una posición de fuerza.

La guerra del PSOE:

Party is organized opinion” Benjamin Disraeli
Damm your principles! Stick to your party” Benjamin Disraeli

La historia tras las elecciones nacionales de diciembre no es tanto que no hay un partido con mayoría para gobernar, sino que el partido con más margen de maniobra para buscar alianzas ha caído en la parálisis y guerra interna.

Los socialistas, como opción de centro izquierda, teóricamente pueden buscar alianzas con Podemos y partidos progresistas, o incluso intentar construir una mayoría de centro, con Ciudadanos y Podemos. Si tienen ganas de parecer alemanes, pueden incluso buscar un pacto con el PP. No hay ninguna mayoría remotamente factible que no pase por el PSOE; fuera de un pacto PP+Cs+CDC+PNV (que sería la mar de divertido, pero bastante increíble) no hay nada que sume.

En un planeta normal, esto de ser el partido clave en cualquier mayoría parlamentaria debería hacer que sus dirigentes se relamieran ante las posibilidades que tienen ante sí. No sólo van a poder condicionar las políticas del próximo gobierno, y según como, incluso liderarlo, sino que además van a poder cumplir con el sueño de cualquier político medio decente negociando el futuro del país en reuniones de altos vuelos. Es Borgen, House of Cards, West Wing y todo lo que han visto alguna vez en la tele, pero esta vez son ellos los que están negociando. Son los amos del mundo. El centro del debate.

En el PSOE moderno, sin embargo, el hecho que el partido tenga un universo de posibilidades por delante es irrelevante. Los líderes del partido se han apresurado a trazar líneas rojas, poner alambradas y cavar trincheras, y han empezado a atizarse entre ellos con entusiasmo. Sea por convicciones políticas profundas, sea por ambición personal, sea por tener miedo que el ABC escriba un editorial criticándoles, el partido en vez de permitir que Pedro Sánchez utilice esta capacidad de maniobra ha procedido a romperle las piernas.

La situación es francamente absurda. En condiciones normales, el PSOE hablaría con todos, Pedro Sánchez pondría condiciones a Ciudadanos, Podemos y PP, y se establecería una negociación. Si la cosa sale bien, el PSOE llega a Moncloa, o impone su agenda al partido que la ocupe. Si sale mal, Sánchez se ha pasado tres meses proponiendo cosas en televisión, y echando la culpa al resto de estar en contra del bien y a favor del mal. Estos días, sin embargo, Sánchez se está viendo obligado a negociar con su partido, primero sobre qué puede hablar, y segundo sobre si es hora de organizar un congreso para echarle. Es un ejemplo épico de incompetencia política.

Hace unos días enlazaba un artículo del 2007 hablando sobre la disciplina de partido. Si hay algún momento en que el PSOE debería entender por qué es importante, es ahora. Los votantes no van a confiar su gobierno a un partido que es incapaz de gobernarse a si mismo.

Sobre el resto de partidos… Podemos, con buen criterio, está aplicando esa máxima napoleónica de nunca interrumpir al enemigo cuando está cometiendo un error. Rajoy está fuera de plano, ya que el PP no tiene ninguna vía a la Moncloa fuera del PSOE. En Ciudadanos supongo que estarán mirando al resto por encima del hombro y preguntándose cómo se las arreglado para perder las elecciones contra esta chusma, o algo parecido.

Un adelanto electoral favorecería creo a Podemos y PP, con Ciudadanos siendo el único partido que tiene algún incentivo para sacar al PSOE de su catatonia. El problema para ellos, claro está, es que PSOE+Cs no suman, así que necesitarían convencer a Podemos o al PP que enterrar a los socialistas en unas elecciones anticipadas es mala idea. Buena suerte con ello.

Bola extra: un posible pacto contra natura

No creo que sea factible, y la verdad, no creo que los líderes de los partidos españoles estén para hacer esta clase de inventos, pero aquí va: un gobierno en minoría del PP, con un pacto parlamentario del PSOE, Cs y Podemos.

La idea es permitir que Rajoy presida, pero que sea el Congreso quien gobierne. El PP estaría en el gobierno, pero no podría hacer nada sin pactar con la oposición. Los partidos se centrarían en negociar temas puntuales, en áreas donde hay acuerdo (por ejemplo, ley electoral, modernizar la administración o financiación autonómica), en una legislatura corta de un par de años. Esta clase de gobiernos divididos son comunes en regímenes presidencialistas, y relativamente inusuales pero no inauditos en sistemas parlamentarios.

Por supuesto, nadie tiene demasiado interés en hacerlo (creo), pero sería interesante. Que es lo que cuenta al escribir columnas.

Nota final:

El buen resultado de Podemos debería ser una señal clara al PSOE que hablar de referéndums en España no es un suicidio electoral. El votante medio es más pragmático de lo que parece.


52 comentarios

  1. juan dice:

    me gusta tu análisis. La bola extra sería lo suyo.
    Saludos

    • Fran dice:

      La bola extra se llama Región de Murcia, donde gobierna el PP pero los otros tres en la asamblea se lo pasan bomba. Yo como murciano también. 🙂

  2. Javier dice:

    Y una vez más hay que venir aquí a Politikon para leer el mejor análisis de la situación política en España.

    Respecto a la nota final: hablar de referendum es suicida según sean tus votantes. Podemos es Cataluña, Malasaña y poco más. Así, se puede.

  3. l dice:

    Utilizar “de que” no está prohibido en castellano 😉

  4. Javier dice:

    Al compartir vuestros artículos en Facebook no se puede poner más imágenes que la del encabezado, y queda muy mal. Si pusiérais alguna imagen más pequeña, p.ej. sólo el logo o el avatar, quedaría mucho mejor al compartirlos.

  5. vi23 dice:

    Lo más lógico sería PSOE + podemos con abstención de cs, no?

    Y si el único obstáculo a esto es el referéndum, por que no acordar un referéndum en toda España para decidir si hay referéndum en Cataluña. Podemos lo podría vender como más democracia aún y cs podría estar de acuerdo

  6. Alatriste dice:

    Una nota inicial: no me extrañaría demasiado que Mas se marcara un Putin y propusiera hoy un nuevo candidato para la presidencia de la Generalitat, uno gris, secundario y de CDC de toda la vida, cuyos dos méritos principales sean no ser Artur Mas y no ser nadie sin su teórico “vice” Artur Mas.

    Respecto al resto del análisis de la política catalana, solo comentar que la posición de ERC no es tan buena a la vista de los resultados del 20D. Tampoco es que sea mala, en absoluto, pero no es Junqueras quien lidera el partido más votado, es Ada Colau. Si como es probable se celebran nuevas elecciones autonómicas ese duelo va a ser fascinante, ver si de verdad cae la CUP y si caso de hacerlo esos votos los cosecha Junqueras o Colau. Sin olvidar que partiendo de su 18% de votos en las últimas elecciones autonómicas Ciudadanos puede aspirar a todo si los partidos secesionistas se presentan por separado…

    Pasando a la política nacional lo del PSOE es de juzgado de guardia, aunque su situación no es ni mucho menos tan rosa, pero no quitemos méritos al resto del reparto:

    – El PP no ha sido ni siquiera capaz de impedir que su enésimo escándalo viviente, De la Serna, ocupe su escaño y se apunte al Grupo Mixto, y Rajoy sigue aparentemente montado en una nube, ninguneando al rey, dado que nadie le ha encargado formar gobierno, y creyendo que tiene sentido sostener que todo el arco parlamentario debería no solo investirle sino apoyar su gobierno contra viento y marea porque la estabilidad es el Bien Supremo (cuando el más votado es el PP, se entiende). Resulta de verdad alucinante que hasta pretenda que Ciudadanos apoye a su candidato para la presidencia del congreso, sobre todo teniendo en cuenta que incluso con ese apoyo tendrían la votación prácticamente perdida; es Podemos quien controla si el próximo presidente de la cámara será del PP o del PSOE.

    – Podemos parece instalado en un análisis rosado intenso de las elecciones. Tuvo un enorme mérito conseguir lo que IU nunca pudo, una candidatura conjunta con los ecologistas y un número considerable de nacionalistas, pero en las elecciones europeas de 2014 IU obtuvo un 10% y Podemos un 8%, a los que habría que sumar las candidaturas ecologistas, nacionalistas, etc.; en las generales la suma de las mismas fuerzas parece haber obtenido unos resultados casi idénticos; ha habido trasvases evidentemente radicales entre las fuerzas a la izquierda del PSOE pero no han obtenido porcentajes superiores a los de entonces (así como tampoco han variado casi nada los del PSOE desde un 23% a un 22%). Y también debo mencionar que no los han obtenido precisamente haciendo ostentación por toda España de la promesa de celebrar referendums de secesión… es más, creo que eso muchísimos de sus votantes lo han descubierto solo después del 20D.

    Parece bastante fácil que vayamos a nuevas elecciones. En mi opinión la única alternativa sería un gobierno de amplia coalición sin Rajoy, y no creo que eso sea demasiado probable. Pero no veo nada claro que PP y Podemos vayan a salir beneficiados de ellas, uno porque su baza principal (el miedo a una coalición PSOE-Podemos-Separatistas) habrá perdido gran parte de su poder de convicción y porque Rivera seguramente habrá aprendido de sus errores de principiante, otro porque Podemos sigue siendo sencillamente una fuerza demasiado radical para la gran mayoría del electorado tanto en su programa como en su imagen. Como en Cataluña sospecho que repetir elecciones solo puede llevar a trasvases limitados y entre fuerzas de ideas similares, pero el votante no cambia de bloque así como así.

    • Mr. X dice:

      “Y también debo mencionar que no los han obtenido precisamente haciendo ostentación por toda España de la promesa de celebrar referendums de secesión… es más, creo que eso muchísimos de sus votantes lo han descubierto solo después del 20D.”

      Pues entonces sus votantes no vieron ninguno de los debates en televisión, ¿no? Porque el tema salió y repetidamente. Y lo llevaban en el programa desde el minuto 1. No sé, a lo mejor es que el argumento asustaviejas de “España se rompe” ya ha ido desgastándose, de tanto usarlo.

      • Antigrafo dice:

        Para muchos fue una sorpresa que se convirtiese en condición necesaria incluso antes de que acabase el recuento de votos; por lo menos entre los podemitas que me rodean.

        Es un tema complejo. En mis observaciones en barrio obrero madrileño, el cuento de España se rompe depende para muchos votantes de izquierda de lo insultados que se sientan esa semana y por lo tanto, del momento informativo.

        En resumen: que me parece una carta arriesgada.

      • Alatriste dice:

        Dos puntos: uno, no todos ven los debates de TV; es más, suele verlos precisamente la minoría interesada en política que se informa por su cuenta ya antes. Y dos, si no recuerdo mal lo que ocurrió no fue precisamente que Pablo Iglesias se lanzara por iniciativa propia a una encendida defensa del derecho a la secesión (aparte de su impresionante metedura de pata respecto al referendum andaluz de 1980, que era sobre si quería autonomía completa por la vía del Art. 151 de la Constitución… o mentira descarada, porque cuesta mucho creer que todo un profesor de Políticas esté en la inopia hasta semejante punto) sino que le atacaron por ahí sabiendo que era uno de sus puntos débiles, algo muy impopular entre los votantes.

        • Mr. X dice:

          Dos puntos: Uno, los votantes de Podemos, mayoritariamente, pertenecen a la minoría muy interesada por la política, eso es evidente y hay sobrados estudios al respecto; dos, aunque no se explicó bien (lo que quería decir evidentemente es que en Andalucía hubo un referendum no previsto por la presión popular), el hecho es que defendió su postura y no le afectó electoralmente, así que eso de que es algo “muy impopular”… bueno, yo no lo afirmaría de forma tan categórica, por lo menos entre los menores de cuarenta y pico.

          • Alatriste dice:

            Ya. Una minoría muy interesada por la política de cinco millones de personas adultas… Y hombre, decir que el 4 de diciembre de 1977 los andaluces expresaron su voluntad de seguir siendo parte de España en medio de una discusión sobre referendums de secesión, confundiendo una manifestación con un referendum, y autonomía con independencia, es algo peor que expresarse mal para todo un profesor de Ciencias Políticas.

            Luego, mi experiencia personal (obviamente no conozco a todo el mundo) con los menores de 45 es que ciertamente carecen de los complejos de quienes vivieron la dictadura. Pero eso también significa que todo el rollo de la España opresora no puede ser más viejuno para ellos. O les escurre o, con más frecuencia, directamente les irrita. Cuando se acabó la dictadura ellos no es que llevaran pantalones cortos, es que aún iban en pañales si es que habían nacido. Es inevitable que relacionen el independentismo con insolidaridad, xenofobia y con el terrorismo que han vivido. Tal vez no rechacen el referendum como principio, pero sí como el insulto que es.

            • Mr. X dice:

              Hay una diferencia muy clara entre a) ser independentista y b) si hay una petición sostenida en el tiempo y ampliamente mayoritaria de ser consultados por parte de una región de una parte de estado sobre la relación que desean mantener con dicho estado, ser partidario de que esa consulta se produzca, ya que en caso contrario, como está sucediendo, se convierte en un factor de desestablización y envenenamiento de toda la vida política. Y de hecho, es contraproducente, porque a la larga solo puede suponer, esa negativa sin alternativas razonables, que el apoyo al independentismo crezca. Más argumentos habría para considerar que Rajoy y Mas han sido los mejores aliados posibles el uno del otro, porque tensando la cuerda, se han sostenido mutuamente.

              Es la diferencia entre sostener que el Sr Iglesias es partidario de la independencia de Cataluña -que es una tontería- y que es partidario de que se consulte a los catalanes -lo que es cierto- y ya ha afirmado repetidas veces que haría campaña por el no.

              • FE dice:

                Esta discusión del referéndum catalán enlaza con otra más general: en España, es tremendamente difícil realizar una consulta directa al electorado. Nuestro ordenamiento sólo contempla dos tipos de referéndums: uno para todo el país, convocado por el gobierno, o uno limitado a un solo ayuntamiento. E incluso este último requiere del permiso del gobierno para su celebración (permiso que muchas veces no se concede).

                Un posible punto de encuentro en estas negociaciones podría ser facilitar la convocatoria de consultas populares por parte de los gobiernos autonómicos. De hecho, Cataluña elaboró una ley al respecto que (si no me equivoco) se encuentra paralizada en estos momentos. Es decir, no se trata sólo de que los catalanes puedan votar sobre su integración en el estado, sino que todos podamos votar sobre los temas que nos afectan más directamente.

                Bien es verdad que el problema catalán va un paso más allá: reconocer el derecho a un referéndum sobre la independencia supone reconocer la autodeterminación de Cataluña. Por una parte, esto rompe con todo el ordenamiento jurídico vigente en España. Pero por otra, la gran mayoría de catalanes ya está asumiendo implícitamente esa autodeterminación al reclamar un referéndum (sea cual sea su intención de voto en el mismo).

  7. Héctor dice:

    Análisis político simple, claro y de categoría. Un 10.

  8. Jaime dice:

    No es por nada, pero “los laboristas” en Borgen son el partido que más zancadillas se ponen entre ellos en toda la serie: Laugesen, Marrot, Höxenhaven… Igual es que se lo están creyendo demasiado… 😛

  9. Epicureo dice:

    ¿Lineas rojas el PSOE? Pues yo leo las noticias y las líneas rojas las han puesto el PP (los únicos candidatos posibles son Rajoy, Rajoy y Rajoy) y Podemos (referéndum y cambios constitucionales imposibles). Precisamente los dos partidos que se creen beneficiados por una repetición de elecciones. Especialmente Podemos, que piensa que solo le faltó una semana de campaña electoral, la próxima vez superará al PSOE en votos y Pablo Iglesias tendrá vía libre a la Moncloa.

    Es verdad que el PSOE sufre la turbulencia habitual cuando un partido saca malos resultados electorales y el liderazgo no es indiscutido. Pero no es ni mucho menos el único, ni el principal, culpable del bloqueo de la negociación.

    Salvo que el IBEX presione muy fuerte y Rajoy ceda el paso a un candidato de consenso (del PP, pero decente), se repetiran las elecciones, y creo que tanto el PP como Podemos van a resultar decepcionados. Porque los que querían a Rajoy de presidente ya han votado todos al PP, y porque, aunque a los catalanes les extrañe, muchos votantes no sabían que el referéndum de autodeterminación no era un punto más enterrado en el programa electoral de Podemos, sino el principal e irrenunciable. Revelarse como compañero de viaje de los independentistas no será bien visto por los votantes de fuera de Cataluña; ni siquiera por muchos votantes catalanes.

    Y entonces, con una situación no muy diferente a la actual, será cuando se pongan a negociar en serio. No antes.

    En Cataluña, tampoco me extrañaría que Mas propusiera ahora un candidato/a alternativo (a buenas horas), porque este sí que sabe que si se repiten las elecciones CDC se va a hundir. Porque ya no podrán presentarlas como plebiscitarias, y la gente votará pensando en quién prefieren que gobierne.

    • vellana dice:

      Decir por activa y por pasiva no al PP ¿no es una línea roja?
      Pero claro ¿qué puede decir alguien que piensa “del PP, pero decente”?
      Un saludo

  10. Carlos Jerez dice:

    Esto es lo que llevo pensando desde el principio, si el PSOE fuera listo, Sánchez sería el único candidato a la presidencia, en esta legislatura, con la amenaza de convocar nuevas elecciones y quitarles votos tanto a Cs como Podemos. La fórmula es fácil, los dos nuevos partidos aparacen porque hace falta un cambio en nuestro sistema político y lo piden, pero con grandes diferencias al menos en lo económico. Al PSOE no le basta apoyarse en Podemos (y rechazar a los independentistas no supone ningún coste), así que debería intentar buscar que hay en común entre Cs y Podemos, estos probablemente no puedan alcanzar un acuerdo. Ya no es el PSOE el que se niega, sino los partidos nuevos (por conservadurismo o por extremismo) y afronta unas nuevas elecciones con posición de ventaja. Además, esto es algo que sabrían los nuevos partidos (Ciudadanos hacer un UPyD si son tanto el PP como el PSOE los que le comen la tostada) y se abrirían más a formar gobierno, sino en las primeras elecciones, tras las segundas.

    Ahora con el circo montado es el PSOE el que ni va a formar gobierno ni va a salir bien parado en las próximas (casi seguras) elecciones. Por lo menos, si que deberían adelantar su cisma interno y decidir que quieren hacer, y al líder que pongan darle manga ancha.

    Éste problema del PSOE viene por su sistema de elección de líderes. Y es que los líderes regionales deberían tener una buena autonomía para hacer su trabajo, pero poca influencia a nivel nacional. En la realidad, su sistema de delegados permite que cada líder local vote sobre la política nacional, cuando debería ser solo los militantes de base, sin intermediarios, los que eligieran el líder nacional. Es un poco, como sí nuestros diputados autonómicos fueran los que eligieran un gobierno nacional.

  11. Creo que Podemos no manifestó en la campaña que el referéndum fuera fundamental. Luego no se puede inferir que el electorado no castigue esa posición.

  12. Fran dice:

    La bola extra se llama Región de Murcia, donde gobierna el PP pero los otros tres en la asamblea se lo pasan bomba. Yo como murciano también. 🙂

    • vellana dice:

      Pero ¿lo pasas bien por animadversión al PP o porque los otros tres gobiernan muy bien? Y si es esto último ¿para cuándo la moción de censura que quite a un monigote inútil y se montan un triunvirato murciano?
      Un saludo

      • Fran dice:

        Me lo paso bomba porque ya no es un ordeno y mando, si no que, a pesar de las amplias prerrogativas del poder ejecutivo, se pueden discutir otro tipo de políticas. Sin duda, como bien explica este post, un triunvirato de PSOE, C’s y Podemos es harto improbable. Pero la no existencia de mayorías absoluta da a la política más cercanía y menos prepotencia. Otra razón para estar contento, aunque no del todo, es que la época de las prepotencias se haya acabado.

  13. Themroc dice:

    Un poco decepcionante el análisis.

    – El resultado electoral: Se vio afectado por el mayúsculo error de Rivera anunciando su abstención antes de la finalización de una declinante campaña, que fue una forma de apoyar implícitamente al PP, ahuyentando tanto parte del voto en Cataluña como el proveniente de los mosqueados con el PSOE. De no haberlo hecho, quizá ahora sí hubiese una mayoría Cs-PP.

    – El PSOE: El problema del PSOE es estructural. Su mal resultado es consecuencia del achique de su espacio, reducido a gente mayor que todavía vive de los ecos de guerra, de zonas rurales donde la percepción es distinta y del voto clientelar sureño. El re-equilibrio salarial resultante de la globalización ha creado una nueva clase media en España, equiparable a la de los países emergentes, cuyo sector, digamos obrero y juvenil, antes votante fiel, hoy se ha decantado por Podemos. Por otra parte, el divorcio entre votantes y militantes, estos siempre más radicales (de ahí la amenaza de Sánchez de dar voz a las bases) les impide cualquier confluencia desde el momento que los otros dos que confluirían, PP y Podemos, les impongan barreras (para no hacerlo). La abstención también sería considerada una cesión intolerable. Mal pronóstico.

    – Podemos: Creen haber ganado más de lo que realmente han ganado y creen que ganarán más con nuevas elecciones al asumir el voto de IU y rascar algo del PSOE. En cuanto al referéndum, elemento clave para provocar nuevas elecciones, por ahora será una petición imprecisa sustentada para forzar nuevos comicios, pero veríamos cómo lo platearían de llegar al poder.

    – PP y Cs: los votos de Cs han sido, prácticamente, obtenidos a costa del PP. En unas nuevas elecciones, el PP quizá con un candidato nuevo, bajo la “amenaza” de un triunfo de la izquierda y con una campaña distinta (más valiente, admitiendo sólo cara a cara con Podemos, etc) creo que ganarían con claridad.

    En mi opinión, España no vive un momento crítico que requiera de una grosse koalition. La reforma constitucional, un placebo como todo, no requiere más que de un acuerdo parlamentario en cualquier momento, pero no de un gobierno de coalición. Otra cuestión es que los indicadores económicos se deterioren por razones exógenas o por, finalmente, decisiones endógenas erróneas. Creo que los avisos llegarían antes de que eso ocurriese, como en el verano de 2012. Si eso no ocurre, lo más aconsejable sería repetir las elecciones en modo segunda vuelta en primavera.

  14. kindermatik dice:

    Por salir un poco del tema Podemos que ya está muy tratado en otros comentarios.
    Coincido con el autor del artículo en que lo más pintoresco es el caso del PSOE. Es cierto que está en una posición inmejorable para unas negociaciones. A no ser que haya otros factores que no estemos teniendo en cuenta. No hay que olvidar que los “barones” que se la están liando a Pedro Sánchez son presidentes autonómicos que han tenido su propio proceso de negociaciones. No digo que no haya algún motivo de animadversión personal, pero no creo que sean los motivos principales de lo que está ocurriendo. Echo en falta un análisis que explique lo que ocurre en el PSOE de manera seria. Yo, vaya por delante, no tengo ni idea de como explicarlo.
    Me parece que el análisis sería interesante por:
    1) Al ser el PSOE la piedra angular de cualquier acuerdo, explicar el funcionamiento interno del PSOE puede ayudar a entender qué acuerdos son posibles.
    2) Las peleas dentro del PSOE son muy visibles ahora mismo. Pero creer que en el resto de partidos no hay líos parecidos (o al menos riesgo de haberlos) es pecar de inocencia. Podemos tiene una estructura mucho más federal que el PSOE así que si tiene que hacer concesiones en una hipotética negociación puede dejar lo del PSOE en teatro de aficionados (véase la historia de IU) En el PP las luchas son menos públicas pero no por ello menos crueles. El encuentro de Esperanza y Gallardón en un ascensor obligó a la UE a revisar las normas de seguridad.
    3) Si realmente hay alguna posibilidad de cambiar los mecanismos del estado de las autonomías, sería bueno saber cómo funcionan los partidos políticos en esa dimensión porque con independencia de la teoría es muy probable que el resultado final se acerque más a como funciona el PSOE, PP, Podemos y Cs que al bonito preámbulo que le pongan a la ley.
    Sólo un par de comentarios finales:
    En caso de elecciones en el corto plazo lo más fácil es augurar que PP y Podemos saldrán beneficiados porque es lo que ocurrió en Grecia y porque es lo que dicen las encuestas (esto no es una valoración moral) Evidentemente hasta que no hubiera nuevas elecciones no puede conocerse el resultado final.
    Las elecciones fueron el 20 de diciembre. Hace menos de tres semanas y con unas navidades de por medio. Han pasado muchas cosas, pero visto la velocidad que han tomado los partidos (por no mencionar lo de Cataluña) no descartemos nada, porque en una de estas hay luna llena y las cosas cambian totalmente.
    Ahí lo dejo.

    • Miguel dice:

      “El encuentro de Esperanza y Gallardón en un ascensor obligó a la UE a revisar las normas de seguridad”.
      No debí leerlo mientras cenaba. Aún tengo convulsiones y me salen trozos de patata frita por la nariz.

  15. EB dice:

    He tenido que leer dos veces el post para intentar sacar alguna conclusión. Las ideas obvias y las especulaciones simplistas no aportan a entender la confusión actual. Todavía es temprano para apostar si antes del 30 de junio habrá una nueva elección en Cataluña y en España. Los márgenes de negociación son todavía vagos y no podemos darnos cuenta si el precio que estaría exigiendo el PSOE (no lo conocemos) para entrar en la coalición X está cerca o lejos de los precios que los otros miembros de X estarían dispuestos a pagar al PSOE. Lo centro en el PSOE porque lo único claro del post es el lamento de Roger por la agonía del PSOE. Sí, hace tiempo que el PSOE entró en decadencia (mucho tiene que ver su apego a Andalucía que no es modelo para nadie en el resto de España y el mundo) y si bien el golpe de estado del 14-3-04 le dio una oportunidad, su fracaso posterior dejó en evidencia que su muerte es inevitable aunque la fecha de su reconocimiento legal todavía parece muy lejana. En esta agonía, las peleas internas muestran que las referencia a Disraeli no vienen al caso porque el PSOE hace tiempo que no tiene principios y cada día que pasa su organización interna se va fragmentando en función de aquellas comunidades donde todavía sus jefes locales creen que pueden acceder al poder (comenzando por supuesto por Andalucía).

    • EB dice:

      Para aquellos que quieren entretenerse mientras dura la confusión, les sugiero considerar la posibilidad de que algún candidato importante sea sobornado para abandonar la competencia y facilitar la formación de un gobierno (sea en Cataluña o en España). Las especulaciones se centran en los partidos pero en cada uno de los partidos hay por lo menos un candidato cuya facción está en condiciones de bloquear cualquier estrategia de su partido que no lo corone como el Elegido. La cuestión es si las otras facciones están dispuestas y son capaces de sobornar a ese candidato. Sí, no es algo simple pero como dijo Churchill (o algún otro político inglés) sabemos que es una cuestión de precio y no de principio.

  16. tekioyomax dice:

    Me ha parecido una frivolidad de artículo. Todo parece un juego en el que no se juega nada importante.

    Si el liderazgo de Pedro Sánchez es débil es porque ha sacado los peores resultados de unas elecciones. ¡Y sin gobernar!

    Por un lado se dice que a PP y a Podemos les beneficia nuevas elecciones, pero sin embargo el PP dejaría al PSOE gobernar. Tienen 33 diputados más y unas segundas elecciones les benefician. Y aún así dejarían que gobierne Sánchez. ¿Por qué lo iban a hacer? ¿Es porque son idiotas?

    Por otro lado a Podemos simplemente no le interesa gobernar con el PSOE. Está en una ola creciente, y puede, probablemente lo haga, captar a IU en su seno. Si ha captado a nacionalistas gallegos y valencianos, es todavía más fácil cooptar a Garzón y compañia.
    Le pone condiciones duras: el referendum de Cataluña. Posiblemente se ganaría, pero las opciones son ¿3 a 2 como mucho? Es como salir a la calle y saber que tienes un 40 o 45% de posibilidades de pegarte una leche con el coche. Yo no lo haría, pero es que igual soy un cobardica. Sin tener en cuenta que entraríamos en el juego de las ofertas (otro Cupo por ejemplo) para hacer atractiva la unión y que Euskadi exigiría lo mismo.
    Y todo ello en un contexto en el que Más se ha pegado alegremente dos tiros en ambos pies.

    Lo de la bola extra también tiene su gracia. Al PP le vendría bien unas 2as elecciones y sin embargo aceptaría un gobierno débil sostenido por PSOE, Cs y Podemos. Otra vez son idiotas y no piensan.

    Lo que parece obvio es que a PSOE y Cs no les interesa otras elecciones y les conviene pactar. Al PP solo le interesará gobernar con un gobierno de gran coalición (PSOE con o sin Cs) dirigido por alguien del PP, probablemente Soraya, porque Rajoy sería sacrificable.

    Es posible que el PSOE pueda gobernar siendo él el protagonista de la bola extra, un gobierno débil sostenido / torpedeado por Podemos, Esquerra, IU y/o PNV, CdC, etc.

    Y ni que decir tiene que el PP podría dejar apartar ese mal candidato que es Rajoy, optar por Soraya y probablemente semiliquidar a Cs en las futuras elecciones. ¿O no recordáis lo que opinaba Garicano de la vicepresidenta? Ya sabeis, es la operación Menina que decía Iglesias.

    Sino le conviene elecciones.

  17. Gonzalo Fragua dice:

    Creo que en este caso te ha podido más el partidismo y los deseos que la objetividad, sinceramente, Roger.

    Por partes, sobre Cataluña de acuerdo, y una reflexión, si hemos visto desde 2010 que los votos solo cambian intra-bloque (independentistas vs constitucionalistas) entre partidos, Junqueras se puede frotar las manos todo lo que quiera que como no haya mayoría simple o absoluta, tendrá que haber alguien que de una salida a esto, no van a estar con elecciones cada 9 meses ad eternum, digo yo.

    Ahora a rebatir la ensoñación, esto de nuestro amigo Jorge (Galindo) explica muy bien el momento actual: http://elpais.com/elpais/2015/12/27/opinion/1451229679_451939.html

    El partido clave, con más margen de maniobra de todos, que se debería estar relamiendo y con una infinidad de posibilidades que según tú y algunos está degenerando por el guerra civilismo de egoístas incompetentes tiene este maravilloso espectro de posibilidades:

    1) Con Podemos (+ IU-Up + PNV + CC + ERC) obviando como haces, el que además de podemos ERC es imprescindible (o el partido de Arthur Mas) podemos tiene 2 razones estratégicas para no pactar

    I. Ya se ha lanzado a la yugular, pero es que con otras elecciones, con o sin pacto con la nueva IU (y parece que habrá pacto) podemos “mata” al psoe y da el sorpasso y mucha suerte explicando que Iglesias tiene la culpa.

    II. El referéndum es innegociable entre otras cosas por el grupo catalán de podemos, lo que a su vez es una coartada estupenda de Iglesias para justificarse ante críticas de intransigencia.

    Y argüir que el “votante medio” del Psoe en Madrid, Andalucía, C. Valenciana, las dos Castillas etc. a lo mejor es receptivo al referéndum creo que es muy aventurado.

    2) La gran coalición, ¿Qué decir que no sepamos? Acelera la descomposición del Psoe y deja intacto al PP, aquí lo único factible es que se diese un giro de 180º en política económica y social y que no estuviesen Sánchez y Rajoy de líderes respectivos; pero volvemos a que el PP tampoco tiene incentivos ya que otras elecciones les benefician a costa de C’s y de posibles abstencionistas retornados.

    3) El pacto contra natura sería mi opción favorita, pero no es que como dices sea difícil es que es casi imposible porque la idea principal que hay que tener a día de hoy es que los incentivos son muy fuertes para que haya nuevas elecciones. Eso sin hablar de diferencias podemos-ciudadanos en unidad territorial y otras materias.

    El Psoe lo que tiene que decidir ahora es cómo sobrevivir mejor a corto plazo, es decir, si se hace menos daño traicionando a izquierdistas, buscando la gran coalición con tinte social y explicándolo mucho, o si le resta menos traicionar a los votantes que no van a transigir con el referéndum. O la última opción, que quizá sea la mejor, si intentan vender que la culpa de las nuevas elecciones, es de la intransigencia de podemos.

    Esto es ahora mismo la única tarea del Psoe, sea Pedro, Susana o quien sea, lo que no quiere decir para nada que el Psoe vaya a desaparecer, pero sí que está en una situación absolutamente nada envidiable donde ya solo jugar y respirar, a corto plazo, significa perder.

    Pero no creo que se le pueda pedir mucho más al Psoe, ni que lo podrían haber hecho mucho mejor, su pecado, como el del PP, viene de hace años, pero su tragedia es que, a diferencia de los conservadores, no tienen una horda amplia de jubilados fieles, les pilló la crisis, ganándose la imagen de incompetentes económicos (también por méritos propios), y como en toda la socialdemocracia europea, les está resultando más difícil mantener una base sólida y coherente de votantes en el tiempo.

    Todo esto pasa cuando no se contempla todavía su suelo electoral, en un partido con más de 130 años de historia, que ha gobernado literalmente la mitad del tiempo de nuestra corta democracia, etc. El miedo, y el guiri gay creo que está justificado.

    Ah y creo que confundes a C’s con UpyD, C’s solo ha dicho que el resultado ha sido decepcionante y que analizarán las causas, fue Herzog quien se apresuró a declarar: “las urnas han hablado, España ha perdido” por no recordar citas casi implícitas sobre la estupidez de los españoles por no votarles a ellos, los mejores, los buenos, por supuesto.

  18. Citrus × sinensis dice:

    Lo primero, hay otra suma posible y poco probable (aunque se ha dado algo parecido en la ciudad de Gijón, por ejemplo), PP(sin Rajoy)+Podemos, como Podemos son modernos y europeos puedenn imitar a la socialdemocracia alemana, o hacer como hizo ERC con Artur Mas en no recuerdo que legislatura, que estaban a la vez sustentando el gobierno y en la oposición.
    En cuanto a unas nuevas elecciones, no tengo tan claro que mejoren los resultados de PP y Podemos. Los votantes de centro derecha descontentos con las tropelías del PP y que votaron a CS, repartirán su voto, algunos votaran PP para facilitar gobierno, otros repetirán voto, pero puede haber un trasvase al partido homólogo que provoque una resurrección de UPyD y que la subida de votos al PP no sea grande
    Y respecto a los votantes de Podemos, PIT ha decepcionado a cierto público poniendo como prioridad el referéndum, referéndum que es la principal preocupación de parados, dependientes, desahuciados… y que sintiéndose estafados pueden quedarse en casa o cambiar su voto.
    Y para terminar podría sacar conclusiones de como un referéndum para la independencia va en contra del espíritu que había detrás del acceso, vía art 151, de Andalucía a su autonomía, pero veo que el 151 y la única autonomía que se atrevió a utilizarlo es algo bastante desconocido, incluso por pretendientes a presidente de gobierno licenciados en derecho y doctorados en políticas.

  19. heathcliff dice:

    Como buen español rural que soy, trataré de aportar otro punto de vista: creo que hay un grupo de votantes, bastante amplio, que está en la tesis de “ya basta de chorradas”. No se trata de un votante muy ideologizado, pero sí muy numeroso, que va a castigar duramente la incapacidad de pactar de los nuevos partidos.
    No es justo, lo sé, pero ese votante tipo es de la opinión de que antes había un Gobierno, y ahora, “con los nuevos”, es todo un sindiós, con lo que saldrá de su abstención, o perderá la ilusión por los nuevos, para regresar a los de siempre, que son aquello de “lo malo conocido”.
    Quienes creen que PP y podemos saldrán ganando de una repetición de las elecciones, no tienen en cuenta este factor. Yo también creo que azules y morados saldrán ganando, pero los azules MUCHO más que los morados.
    Creo que en cierto modo se olvida por qué a los conservadores se les llama así: porque no quieren cambios, no quieren jaleos y no quieren barullo. La izquierda está dispuesta a cambiar, pero muchos votantes de C´s, muchos, van a ir a votar a Rajoy sólo para que no les llamen a las urnas de nuevo.

    Y si no, al tiempo…

  20. Alatriste dice:

    Dos comentarios adicionales

    – Uno fundado en el post de heathcliff justo encima. Juzgando por experiencias pasadas, españolas y extranjeras, es casi seguro que si se repiten elecciones la participación baje; y previsible, pero no seguro, que el electorado castigue a quienes considere culpables de la falta de gobierno (porque no nos engañemos, al votante medio no le va a parecer normal que le llamen a votar otra vez en tres meses y va a considerar que “los políticos” han fallado). El tema será a quien consideren principal responsable de ese fracaso, y ya se está viendo a las tropas de los partidos maniobrar en busca de ocupar las mejores posiciones desde las que “bombardear al enemigo”: el responsable es Sánchez, y el PSOE que no se pondría de acuerdo ni consigo mismo, menos con otros; es Iglesias, rehen de separatistas, que desde antes de terminar el recuento pone condiciones que sabe inaceptables; es Rajoy, un incapaz que quiere que le regalen otros cuatro años sin cambiar nada, en nada, para gastarlos otra vez en leer el Marca… etc.

    Si vamos a nuevas elecciones el espectáculo va a ser de verdad deprimente. Y de hecho eso contribuirá muy poderosamente a la previsible caída de la participación.

    – El otro comentario es que el PSOE tiene un par de respuestas obvias que hasta ahora está apuntando pero que probablemente se reforzarán después de la elección de las mesas de Congreso y Senado.

    Una es empujar decididamente a Podemos a los amorosos brazos del separatismo. Iglesias cometió dos errores capitales la mismísima noche de las elecciones, exigir una reforma constitucional de gran calado (esta no solo fue un error sino un absurdo de gran calibre dados los diputados y senadores del PP, de los que le hacen a uno dudar que el profesor de Políticas y su equipo tengan ni repajolera idea de lo que dice la Constitución) y poner el referendum en primera fila de sus exigencias. Si vamos a nuevas elecciones el PSOE, y todos los demás, les van a recordar esas exigencias todos los días. Y aparte de que dudo mucho que los electores sean tan comprensivos como Roger cree ante la idea de Artur Mas de que democracia significa que si no te gusta algo en lugar de intentar cambiarlo dentro de la ley recurres al chantaje descarado y al esto que quiero se va a hacer por mis cojones, veremos si al electorado de Podemos no le afecta que si no hay gobierno de izquierdas sea porque Podemos pone como condición irrenunciable rendirse a Artur Mas (sí, hay otros modos de decirlo, pero caso de que haya nuevas elecciones se va a decir del modo más hiriente posible).

    La otra es más simple. Basta con decir que el problema para llegar a ninguna clase de gobierno estable, no digamos a un acuerdo de amplia coalición, tiene nombre propio y es Mariano Rajoy, que es incapaz de proponer nada que no sea un risible “todos tenéis que hacer como si tuviera mayoría absoluta porque soy el más votado”. Y el buen hombre, al parecer incorregible, de momento está contribuyendo poderosamente a la fuerza de esa idea… que por cierto también puede hacer mella en Bruselas; un tema que hasta ahora estamos ignorando olímpicamente es que depués de nuestro no-rescate en Europa tienen algunas cosas que decir sobre estas negociaciones.

    • Mr. X dice:

      “veremos si al electorado de Podemos no le afecta que si no hay gobierno de izquierdas sea porque Podemos pone como condición irrenunciable rendirse a Artur Mas (sí, hay otros modos de decirlo, pero caso de que haya nuevas elecciones se va a decir del modo más hiriente posible).”

      Ardo de deseos de ver un debate electoral en el que Susana Díaz/Pedro Sánchez le suelte semejante ridiculez a Pablo Iglesias. En serio.

      • Alatriste dice:

        Pues con toda probabilidad lo verás… pero antes de eso, explícanos qué tiene de ridículo, porque si es así la verdad es ridícula. Iglesias ha puesto como exigencia irrenunciable para un gobierno de izquierdas ceder al chantaje de Artur Mas ¿O no?

        Aparte, no va a ser solo el PSOE quien lo diga ¿O crees que en el PP y en Ciudadanos, y en el ABC y la COPE, se van a cortar a la hora de decir que Iglesias ha puesto el separatismo por encima de todo su supuesto izquierdismo? Solo que serían menos educados. Si no lo crees echale un vistazo a Marhuenda y acuérdate de cómo las sueltan Pons, Hernando o Floriano.

        • Mr. X dice:

          Vaya, le tenía por alguien de derechas, pero no hasta ese extremo. En fin, me copio y pego de más arriba, que creo que lo he explicado con mucha claridad, hasta tal punto que hasta usted podrá entenderlo.

          “Hay una diferencia muy clara entre a) ser independentista y b) si hay una petición sostenida en el tiempo y ampliamente mayoritaria de ser consultados por parte de una región de una parte de estado sobre la relación que desean mantener con dicho estado, ser partidario de que esa consulta se produzca, ya que en caso contrario, como está sucediendo, se convierte en un factor de desestablización y envenenamiento de toda la vida política del conjunto del país.

          Y de hecho, es contraproducente, porque a la larga solo puede suponer, esa negativa sin alternativas razonables, que el apoyo al independentismo crezca.

          Más argumentos habría para considerar que Rajoy y Mas han sido los mejores aliados posibles el uno del otro, porque tensando la cuerda, se han sostenido mutuamente durante los últimos años.

          Es la diferencia entre sostener que el Sr Iglesias es partidario de la independencia de Cataluña -que es una tontería- y que es partidario de que se consulte a los catalanes -lo que es cierto- y ya ha afirmado repetidas veces que haría campaña por el no.”

          • Mr. X dice:

            Supongo que con esa misma lógica en plan intereconomía pensará que Cameron cedió al chantaje del fulano del partido nacionalista escocés, cuyo nombre ni recuerdo.

            • Alatriste dice:

              En primer lugar, si crees que soy de derechas que Dios te conserve la poca vista que te queda. Aunque claro, ya se sabe que el PSOE es de derechas… salvo cuando interesa que sea de izquierdas porque otra cosa es admitir que la izquierda carece de un apoyo popular mínimo y jamás ganará unas elecciones libres.

              Pero veo que rápidamente te escurres por la tangente intentando cambiar de tema. Insisto ¿Es o no cierto que Iglesias ha puesto como condición previa e irrenunciable para que se forme un gobierno de izquierdas en España que primero hay que darle gusto a Artur Mas?

              Me parece que la respuesta es sí…

              Y para que conste. La principal diferencia entre el caso británico y el nuestro es que Alex Salmond era y es un político de otra pasta. Más pragmático, mucho más inteligente, y muchísimo más honrado. Ni intentó chantajear a los británicos como Mas intentó chantajearnos a todos, ni intentó identificar su persona con el “proceso” escocés, ni se puso por encima de la ley, ni insistió en que su referendum se haría dijera lo que dijera el gobierno nacional y dijera lo que dijera la constitución, ni dijo que había ganado después de haber perdido (creo que van cuatro veces que lo hace, si no me equivoco), no pesan sobre Salmond ni sobre el SNP algo más que sospechas de corrupción general e institucionalizada, y “last but not least”, supo que dimitir no es un nombre ruso.

              Porque el principal motivo por el que no puede celebrarse un referendum en Cataluña es porque Artur Mas lo ha convertido en un tema de cojones: se va a hacer por cojones, digan lo que digan la constitución, las leyes, el gobierno, el congreso, los votantes… pero cuando la cosa se pone así la única respuesta es que mientras sea por sus cojones, por cojones que no se hace.

              • Sgt. Kabukiman dice:

                Si, y en eso estamos.

                Darle gusto a Mas igual no, que los dos millones de votantes catalanes que parece que quieren, ya no el referendum, sino directamente la independencia igual dirian lo mismo con Junqueras o Romeva. Si dejaran votar de un puta vez igual nos enterariamos de que gana el no por goleada y zanjariamos el tema por otros quince años.

                Pero en eso estamos. por cojones no hay referendum, por cojones si lo hay, nacionalistas centrales y nacionalistas perifericos, como buenos españoles todo por mis cojones.

                • Alatriste dice:

                  El tema, en mi opinión, quedó envenenado desde que Mas y su grupo dijeron que se iba a hacer sí o sí. Que daba igual lo que dijera la Constitución, que daba igual lo que dijera la ley, que daba igual hasta lo que pensara la mayoría de los catalanes, porque cada vez que les preguntó no estuvieron con él, se iba a hacer. Desde ese momento. y vuelvo a decir que es mi opinión (pero creo que no soy precisamente el único que la mantiene) no se puede hacer el referendum que quiere Mas porque sería lo mismo que decir que aquí no hay otra ley que la fuerza, así de simple. Podrá hacerse otro (por ejemplo, uno de reforma federal de la Constitución) pero no ese.

                  Aparte ¿Cuál sería la utilidad? Para Mas y los suyos no solo se hizo ya sino que por si fuera poco según sus tremendamente innovadoras matemáticas salió que sí a la independencia. Difícilmente pueden echarse atrás después de soltar una de semejante calibre y rematarla a continuación con una declaración de independencia de la república catalana, no les queda más salida que una – otra – huida hacia delante…

          • heathcliff dice:

            No sé por qué os parece tan grave que el independentismo crezca. De hecho, yo creo que es necesario que crezca, y mucho.

            Lo que debe ser invariable es la respuesta que se le da, cualquiera que sea su tamaño. NO.

            Y cuanto más crezca, mayor será la frustración. Lo que, a medio plazo, les llevará a su propia autoinmolación, de la peor manera y en el peor momento.

            Parece mentira que haya aquí tanta gente de izquierda que nunca haya leído a Lenin…

            🙂

    • Epicureo dice:

      Puede que lo de “rendirse a Artur Mas” no sea la mejor forma de presentarlo. Pero si la acusación es que son cómplices del separatismo en sus propias filas y fuera (porque PSOE+Podemos+IU no basta, también tienen que entrar en el pacto ERC y otros separatistas), y que poner como condiciones de entrada un referéndum ilegal (anticonstitucional) y una reforma constitucional imposible (porque el PP tiene mayoría absoluta en el Senado) es no querer pactar, Pablo Iglesias va a tener difícil la respuesta.

      Y lo de que Rajoy es un obstáculo insalvable para pactar con el PP es hasta obvio. Es el presidente más impopular de la historia; un partido que solo se diferencia del PP en que no tiene a Rajoy ha pasado de la nada a 40 escaños (que podrían haber sido más con una campaña menos torpe).

      • Mr. X dice:

        “Cómplices del separatismo”. Menuda expresión. Creo que es una muestra de cómo hemos dejado que los medios ultraconservadores mediaticen el lenguaje. Bueno, sin duda, si hay aquí algún cómplice del separatismo, es el presidente Rajoy y su partido, que se las arregla por multiplicar exponencialmente el número de separatistas cada vez que gobiernan. Tal vez habría que llegar a la conclusión de que buena parte de los presuntos separatistas no lo son tanto por ideología, sino por intentar huir de la España del PP-PSOE.

  21. Citrus × sinensis dice:

    Lo primero, hay otra suma posible y poco probable (aunque se ha dado algo parecido en la ciudad de Gijón, por ejemplo), PP(sin Rajoy)+Podemos, como Podemos son modernos y europeos pueden imitar a la socialdemocracia alemana, o hacer como hizo ERC con Artur Mas en no recuerdo que legislatura, que estaban a la vez sustentando el gobierno y en la oposición. Podemos, para su corta vida, ha dicho una cosa, y en un breve espacio de tiempo, la contraría que esta opción no se puede descartar.
    En cuanto a unas nuevas elecciones, no tengo tan claro que mejoren los resultados de PP y Podemos. Los votantes de centro derecha descontentos con las tropelías del PP y que votaron a CS, repartirán su voto, algunos votaran PP para facilitar gobierno, otros repetirán voto, pero puede haber un trasvase al partido análogo que provoque una resurrección de UPyD y que la subida de votos al PP no sea grande.
    Y respecto a los votantes de Podemos, PIT ha decepcionado a cierto público suyo poniendo como prioridad el referéndum, referéndum que es la principal preocupación de parados, dependientes, desahuciados… y que sintiéndose estafados pueden quedarse en casa o cambiar su voto.
    Y para terminar podría sacar conclusiones de como un referéndum para la independencia va en contra del espíritu que había detrás del acceso, vía art 151, de Andalucía a su autonomía, pero veo que el 151 y la única autonomía que se atrevió a utilizarlo es algo bastante desconocido, incluso por pretendientes a presidente de gobierno licenciados en derecho y doctorados en políticas.

  22. kindermatik dice:

    Con lo que ha ocurrido hasta ahora no creo que la gente cambie su voto, pero como dice alguien arriba si que cambiara la participacion y eso puede perjudicar en diferente medida a los diferentes partidos. Por lo general, la gente que mas tiende a abstenerse es la de centro (PSOE y Cs) y con la fuerza de Podemos no creo que el PSOE pueda contrarestar con el voto util de la izquierda.
    Lo que puede cambiar el panorama es como se situe cada partido en las elecciones catalanas y como el discurso puede interpretarse en el resto de Espana (alguien que suelte un “los catalanes no queremos seguir pagando a los andaluces para que se echen la siesta” que se ha oido alguna vez) O que pase algo inesperado (que Montoro se vea envuelto en un caso de corrupcion, o algo asi)

  23. Jose Antonio dice:

    Hay una cosa muy clara: Podemos ha dicho claramente que el referendum en Cataluña es condición indispensable. El Psoe manchego, extremeño y andaluz no puede admitir eso. Y Pablo Iglesias los sabe. Si lo establece como condición es porque quiere nuevas elecciones. Cree que con los resultados obtenidos, más el millón de votos de IU, mas el desgaste de un Psoe macerando dos meses, hasta marzo , abril ,quizas mayo, con la polémica entre barones socialistas a cuenta del referendum, el nuevo lider de la izquierda será ėl. Busca un duelo PP-Podemos. No será el ganador, pero puede llegar a ser presidente con los apoyos de un disminuido Psoe más fuerzas nacionalistas. Todo un éxito. El referendum es una trampa para el Psoe, nada más. Bien jugado por parte de Iglesias.

  24. jose maria dice:

    Rueda de prensa Sanchez-Rivera: han llegado a un acuerdo, Rivera presidente, 6 ministros de psoe, 3 de c’s, y cinco ejes de gobierno:plan de choque social, reforma laboral, pacto educativo, reforma constitucion, educacion. Con contenidos equilibrados para que el PP se abstenga.
    Y si no se abstiene, que explique en las anticipadas lo de la estabilidad y la gobernabilidad. (Lo básico en las anticipadas será de quien ha sido la culpa). Podemos, out.
    Cualquier partido que ponga al PP al mando, se pega un tiro en el pie.
    Legislatura corta, y el siguiente movimiento, dentro de dos años.

  25. […] El lunes, en uno de esos artículos gloriosos que me van a enlazar hasta el fin de los tiempos, daba (casi) por hecho que tendríamos una repetición electoral en Cataluña, tras la negativa de la dirección de la CUP […]

  26. […] como dijo en la rueda de prensa tras reunirse con el rey) tiene un frente abierto y es el interno: varios líderes territoriales no quieren ni oír hablar de llegar al Gobierno gracias a […]

Comments are closed.