Uncategorized

La prensa de papel, ¿en crisis pese a la crisis?

4 Nov, 2013 - - @kikollan

Una consecuencia de la crisis es que la gente habla más de política. Según recogen las encuestas de CIS, en 2006 eran un 43% los españoles que decían hablar de política una vez por semana y hoy son el 59%. Además se han duplicado los que afirman discutir sobre el asunto cada día. No es un sorpresa, la crisis nos preocupa, capta nuestra atención y ocupa nuestro tiempo.

Este interés por la política debería vender periódicos, pero paradójicamente coincide con una crisis de la prensa. Los españoles que leen semanalmente la sección política en la prensa han caída del 56% al 51%. Además son un 39% los que jamás hojean esa sección —y esto obviando que probablemente la gente exagera al declarar cuanto lee. Mientras tanto el seguimiento de lo político en la radio y la televisión ha aumentado durante la crisis, pero solo ligeramente. 

Entonces, ¿significa esto que ese mayor interés por la política no se ha traducido en un mayor consumo de información sobre el tema? Seguramente no, simplemente tenemos que buscar en otro lugar. En Internet.

Captura de pantalla 2013 10 31 a la s 17 42 15

Los datos del CIS indican que el consumo de política vía internet se ha multiplicado (seguramente a la vez que el consumo de información de todo tipo). Si en 2006 los españoles que consumían noticias e información política por internet eran un 18%, hoy son el 39%. Hay casi tanta gente usando internet para informarse que usando la radio o la televisión.

A continuación tenéis estos y otros datos detallados.

Captura de pantalla 2013 10 31 a la s 17 41 56

He destacado lo que más me sorprende: el aumento del interés por la política, el declive de la prensa, el advenimiento de internet, y la cantidad de gente que dice que nunca habla de política (24%), no lee sobre el asunto (39%), o no utiliza internet para acceder a esa información (56%). Este último dato me asombró especialmente, supongo que porque habla de un mundo que no es el mío. Uno que no usa internet, o que no lo usa para leer sobre actualidad ni política.