Economía

El mundo sigue mejorando

2 Ago, 2013 - - @egocrata

Siguiendo una vieja tradición de Politikon, un recordatorio: por mucho que España y la Unión Europea parezcan estar metidos en una crisis económica inacabable, al resto de la humanidad las cosas les van sorprendentemente bien. Charles Kenny señala como las últimas Penn World Tables indican que las últimas décadas han producido una caída descomunal de la pobreza en todo el mundo, y un auténtico milagro de crecimiento económico. Primero, hablemos de crecimiento:

The Penn Tables provide GDP data for both 1960 and 2010, providing a 50 year window to view global economic progress. It has been considerable. Looking at absolute GDP, no country anywhere in the world for which we have data is smaller today than it was in 1960. The countries that saw the size of their economies less than double since 1960 contain just 80 million people—a little more than 1 percent of the planet’s population. A further 1 billion people lived in countries where GDP climbed by somewhere between two- and fivefold. That leaves 4.9 billion people—the considerable majority of the planet—living in countries where GDP has increased more than fivefold over 50 years. Those countries include India, with an economy nearly 10 times larger than it was in 1960, Indonesia (13 times), China (17 times), and Thailand (22 times larger than in 1960).

Casi 5.000 millones de personas viven en países que han multiplicado su PIB por cinco en las últimas cinco décadas. La cosa no queda aquí, sin embargo: los ingresos por cápita también se ha disparado.

Around 5.1 billion people live in countries where we know incomes have more than doubled since 1960, and 4.1 billion—well more than half the planet—live in countries where average incomes have tripled or more. Nearly 2.2 billion people are in countries where average incomes have more than quintupled over the past 50 years. This includes the citizens of China, Japan, Egypt, and Thailand—all of whom have seen around an eightfold increase in average incomes since 1960.

Como comparación, la renta por cápita de Inglaterra entre 1820 y 1870 (la revolución industrial, vamos) apenas aumentó un 87%. En las últimas décadas, 2.200 millones de personas han visto el nivel medio de ingresos de su país quintuplicarse. Es una auténtica bestialidad. Las desigualdades, a nivel mundial, han caído en picado.

De acuerdo, podemos hablar de desigualdades dentro de cada país, y aquí la historia cambia. En Estados Unidos y Reino Unido se han disparado; en la mayoría de Europa continental y Escandinavia ha subido ligeramente (en España apenas ha variado, por cierto; ha subido sólo un poco). En lugares como India o China también ha aumentado, aunque la renta de los más pobres ha aumentando considerablemente. No estamos hablando de un mundo perfecto ni de una distribución de renta maravillosamente justa en todos los casos. Eso es obvio.

Lo que es innegable a estas alturas, sin embargo, es que la humanidad vive ahora mejor que nunca en toda su historia, y que la pobreza extrema y las economías de subsistencia están en franco retroceso. Vivimos en un mundo mejor que el de nuestros padres y abuelos. Es un cambio increíble, y ha tomado apenas dos generaciones.

Otra cosa es que sea ecológicamente sostenible a largo plazo si seguimos emitiendo CO2 al ritmo actual, pero ese es otro tema. No es irresoluble, pero no vamos camino de solucionarlo precisamente. Pero eso es para otro día.