Hispania. & Uncategorized

Defendiendo la sanidad pública, edición Andalucía

18 Dic, 2012 - - @egocrata

Viendo las manifestaciones para defender la sanidad de los recortes estos días me ha parecido que sería una buena idea echar un vistazo a cómo se está gestionando el ajuste presupuestario en otras comunidades. El PSOE, como partido de izquierdas que es, seguro que está haciendo las cosas de forma distinta allá donde gobierna; ellos sí están a favor de la sanidad pública. Por desgracia, los socialistas no mandan en muchos sitios, así que me he tenido que conformar con mirar las cuentas andaluzas.  Izquierda Unida estará seguro vigilando atentamente todos sus movimientos, así que estoy seguro que tendremos un sector público vibrante, bien financiado y con un amor infinito por lo público.

Repasemos entonces los presupuestos de la Junta de Andalucia en el año 2013, comparando las cifras destinadas a sanidad con el año anterior, pre-advenimiento de la Verdadera Izquierda. La comparación es curiosa. Veamos:

  • Año, 2012, presupuesto del Servicio Andaluz de Salud (página 615): 8.294.026,619€
  • Año 2013, presupuesto del Servicio Andaluz de Salud (página 753): 7.516.728,885€

Si los números son correctos, el presupuesto destinado a sanidad de la Junta de Andalucía es un 9,37% inferior el año 2013. Me encantaría que alguien en Izquierda Unida me explicara esto.

El Servicio Andaluz de Salud, por supuesto, es sólo una parte del gasto de sanidad de la Junta. Los presupuestos también incluyen cinco empresas públicas sanitarias. Quizás se han librado de los recortes:

  • Año 2012 (página 601):  454.403,345€
  • Año 2013 (página 741): 403.631,529€

Es una caída por encima del 11%, para los interesados. Es decir, un recorte considerable.

¿Qué quiero decir con esto? Básicamente tres cosas. Primero, socialistas e Izquierda Unida pueden aullar todo lo que quieran sobre los recortes presupuestarios, pero ellos están haciendo exactamente lo mismo en Andalucía. Estoy seguro que no lo están haciendo por gusto, si no por un motivo mucho más prosaico: no hay dinero. La Junta de Andalucia ya ha subido impuestos varias veces, y no tienen margen y/o estómago para hacer gran cosa más.

Segundo, los políticos de ambos partidos saben que cuando se quejan amargamente que hay alternativas a los recortes no están siendo honestos. El ajuste fiscal de Rajoy ha sido excepcionalmente torpe e injusto (¿deducción por compra de vivienda? ¿no tocar sucesiones? es un no parar) pero era inevitable. Como comentaba el otro día, la izquierda sigue obcecada en hablar sobre cuánto se gasta, no en el cómo. Es una posición insostenible.

Tercero, dejando el sarcasmo de lado: no estaría mal que los periodistas miraran estas cosas de vez en cuando, en vez de tragarse todo lo que dicen los políticos en ruedas de prensa. En serio, no es demasiado complicado; Google, Control+F, y una calculadora de bolsillo bastan. Esto de la política en el fondo es algo bastante simple; recaudar y gastar. Si informaran un poco mejor sobre la estructura del presupuesto, quizás, sólo quizás, hablaríamos menos de tonterías. Digo yo, vamos.