Uncategorized

La otra fuga de cerebros

10 Jul, 2012 - - @octavio_medina

Os dejo aquí una entrada sobre los diferentes tipos de innovación que me acaban de publicar en El Blog Salmón:

La economía es la ciencia que estudia la distribución de unos recursos limitados. O por lo menos esa es una de las definiciones que nos encontraremos en los libros de texto. Hace ya 20 años Baumol, uno de los pioneros del estudio de la innovación, publicaba un artículo en el que apuntaba a una idea similar pero aplicada a los emprendedores. Baumol defendía que la capacidad de emprendimiento de una población varía, pero que a menudo es mucho más importante la distribución de esa capacidad entre distintos usos.

Me explico: aumentar el número de emprendedores es relevante, pero más aún lo es buscar oportunidades para los que ya tenemos. Al fin y al cabo, un emprendedor puede innovar en muchas maneras, algunas productivas y otras no tanto. Tanto una nueva vacuna como un nuevo método para blanquear dinero son innovación. La diferencia es que lo primero tiene efectos positivos sobre el resto de la economía y lo segundo es más bien perjudicial. La clave consiste en que los emprendedores tengan oportunidades para ser productivos y no acaben trabajando en innovación improductiva (rentismo) o innovación destructiva (como el crimen organizado).

El resto lo podéis encontrar aquí.