Elites

Ojalá Camps hubiera sido doctor antes

10 Feb, 2012 - - @kanciller

Qué menos que empezar con mi felicitación formal a Francisco Camps por unirse a la comunidad académica. Y no solo por el éxito de su lectura sino también por su celeridad en la elaboración de la tesis. Lo digo por experiencia, es un logro que debe ponerse en valor. Además, aunque desde el Derecho, Camps ha hecho su investigación sobre sistemas electorales. ¡Qué feliz coincidencia, como yo! ¡Y qué ejemplo de rigor y superación para nuestros representantes!

Y es que… ¿Quien podría estar en contra de tener políticos con todo un doctorado? Ya desde tiempos de Platón se ha puesto en valor la figura del Basileo, del filósofo-rey sabio, para guiar los destinos de la polis. Es verdad que el marxismo ha considerado siempre que la idea del hombre providencial tiene poco que ver con las verdaderas “fuerzas motrices” de la historia pero creo que ese determinismo está bien muerto y enterrado.

Los líderes políticos importan, y es posible que no podamos hablar de Camps como un «Hombre Providencial», pero sí como uno muy determinante en los destinos de su tierra. Hay un artículo muy fácil de leer de Jones y Olken que se centra en saber en qué medida los líderes políticos afectan a la economía. La pregunta que se hacen a grandes rasgos es: ¿El crecimiento económico es una función de las fuerzas productivas (instituciones, contexto, etc) de tu  país o importan también las decisiones que toma el capitán al mando?

Los autores se centran en las muertes naturales de líderes políticos en el poder para introducir variación exógena entre las variables económicas y su propia presencia en el gobierno. Esta técnica es perfecta para evitar la alta correlación entre malos resultados económicos y la salida del poder del gobernante. Además, han excluido también los casos de asesinatos porque, claro, a veces hay que llegar a estos extremos cuando uno tiene gobernantes particularmente inútiles o sanguinarios.

Pues bien, a tenor de sus resultados parece que el liderazgo importa para el crecimiento económico y la política monetaria, con efectos más fuertes en los gobiernos dictatoriales que en los democráticos – obvio, el Querido Lider lo es todo –. Pues bien, si sabemos que los líderes importan… ¿Es importante tener líderes educados al frente de los países para tener buenos rendimientos económicos? O en términos contra-fácticos ¿Cómo de desastroso es tener a un cateto alguien poco formado al frente de un país?

En un artículo Besley y Montalvo se meten con esta cuestión. Ampliando el panel de líderes más atrás de la II Guerra Mundial pero con el mismo diseño de investigación (líderes muertos por causas naturales), analizan la relación entre tener un líder muy educado al frente de un país y el crecimiento económico.  Y de nuevo se ve una relación importante entre ambos componentes.

¿Cuál es el mecanismo causal por el que la competencia y educación del líder podría importar? Los autores no lo dejan demasiado claro. Podría ser que al estar más educados los líderes pudieran comprender mejor las implicaciones de sus decisiones en política económica. No andar gastando a las bravas en infraestructuras inútiles o haciendo regalos fiscales como quien no quiere la cosa.

Otra opción posible es que los líderes más educados sean capaces de tener una verdadera visión de conjunto del país y del contexto económico. Digamos que fueran gente capaz de ponerse al frente de la sociedad  para potenciar objetivos generales frente a los sectoriales. O incluso que tiendan a dar mayor provisión de bienes públicos. En cualquier caso, gobernantes con amplitud de miras.

Así que hay buenas razones para alegrarse por Camps, ahora que ya es doctor y está muy formado. No sé si el Partido Popular estará dispuesto a devolverle la Presidencia después del asunto de los trajes pero yo me lo plantearía. Acorde con la evidencia presentada en los artículos anteriores y, mutatis mutandi al caso de las comunidades autónomas, su doctorado es un claro aval para la recuperación de la economía valenciana.

La lástima es que no hubiera podido tener el doctorado antes, cuando era President. Sí, vista la actual  situación económica de la Comunitat Valenciana, es una verdadera lástima.