Internacional

El largo adiós de Obama

13 Ene, 2016 - - @egocrata

Ayer Obama pronunció el que será su último discurso del estado de la unión como presidente de los Estados Unidos. El SOTU (State of the Union), como es cariñosamente conocido en los medios americanos, es una de las ceremonias democráticas más impresionantes del sistema político del país: es el único día del año en el que el presidente habla directamente al congreso, con toda el aura de poder que eso representa.

Los discursos del estado de la unión, en años “normales”, son utilizados por el presidente para presentar su agenda legislativa al congreso. En las raras ocasiones en que las dos ramas del gobierno están controladas por el mismo partido, el SOTU sirve para presentar esas medidas al país y dar a los legisladores una lista de prioridades. En los años en que ejecutivo y legislativo no son del mismo color, el discurso acostumbra a ser una combinación de postureo político y propuestas de poco calado lo suficiente populares como para poder conseguir apoyos a ambos lados del hemiciclo.

Este año, sin embargo, no es un año normal: es la despedida de Obama. Con elecciones presidenciales y legislativas en noviembre, la clase política del país está más preocupada por recaudar fondos para campañas electorales, dar discursos en su distrito y evitar hacer nada remotamente impopular en el trabajo que en sacar adelante legislación. Por añadido, todo el mundo sabe que Obama no estará el año que viene, así que la mayoría de congresistas están a la espera que su sucesor sea republicano y les haga más caso. Todos los presidentes se encuentran este mismo escenario el cuarto año de su segundo mandato, y todos se resignan a dar un discurso sobre el estado de la unión menos centrado en propuestas cercanas y más en revisar su legado y hablar sobre el futuro del país. Eso ha hecho Obama hoy.

La primera parte, hablando sobre su legado, ha tenido un poco de vuelta al ruedo repitiendo los considerables éxitos de su administración. La tasa de paro en Estados Unidos es de un 5%, el déficit ha caído un 75%, la producción industrial aumenta, la inflación es estable, la productividad sigue siendo la envidia del mundo desarrollado, la economía sigue generando más innovación que cualquier otra en el mundo, la gasolina está tirada de precio, el fracaso escolar ha caído y el porcentaje de residentes sin seguro médico ha caído en picado. La gran recesión empezó con una crisis financiera monumental en Estados Unidos, pero el país ha emergido con una economía aún más dominante, si cabe, de lo que era antes. Aún con sus atroces problemas de gobernabilidad, el país es una isla de estabilidad comparado con la Unión Europea, Japón o China.

Por supuesto, el país sigue teniendo problemas. La desigualdad apenas ha disminuido, por mucho que Obama haya subido los impuestos a los ricos de forma considerable y creado una ley de sanidad casi universal. Los salarios están estancados desde hace años, y sólo empezaron a repuntar tímidamente el año pasado. La tasa de actividad ha caído de forma considerable, y se está recuperando con lentitud. La segregación racial sigue ahí, y la movilidad social no da visos de mejora. El sistema político es cada vez más disfuncional.  Estados Unidos dista mucho de ser el paraíso en la tierra, y Obama así lo ha admitido abiertamente en su discurso. Aún así, es innegable su legado en materia económica y de políticas sociales es extraordinario, especialmente si lo comparamos con la desastrosa experiencia europea.

La segunda parte del discurso, hablando sobre el presente y futuro del país, ha pretendido ser sido una reafirmación de los valores que americanos, al menos en teoría. A la práctica se ha convertido, de forma más o menos velada, en una respuesta a la retórica de la campaña de primarias republicana en general, y a Donald Trump en particular.

No estoy seguro que Obama realmente quisiera contestar a los republicanos, pero en el fondo era casi inevitable. La América que representa Obama (y que defiende casi de forma unánime el partido demócrata) es un país abierto, orgullosamente tolerante, incluyente, multicultural y optimista. Un país que se cree excepcional no por como es ahora mismo, sino por su capacidad de afrontar retos, superar conflictos pasados, combatir los odios y prejuicios del pasado y hacer lo imposible a base de trabajo duro, ingenio y tenacidad. Es la idea de a more perfect union, un país en reinvención constante, que no teme a nada. La América de Roosevelt, Kennedy, Reagan y Lincoln, un político que hoy en día andaría muy perdido en el partido que fundó.

La América de la que habla Trump es un país asediado, acomplejado, derrotado. Un lugar donde las élites viven del cuento e imponen sus ideas, incapaz de defender sus valores, maniatado por la corrección política, incapaz de actuar con energía por temor a ofender. Estados Unidos es una civilización en riesgo de perecer por su complacencia, por su obsesión de contentar a todo el mundo, por perdonar todo y no exigir responsabilidad a nadie. En boca de Trump, este discurso viene además acompañado de un nada disimulado racismo y xenofobia, en un discurso paranoico, atemorizado y pesimista. Para los republicanos, Estados Unidos es una calamidad, y nada salvo sacrificios y penitencia podrán evitar el desastre.

Estas dos visiones están en el centro de la paradoja de un país donde la gente dice vivir mejor que nunca (un 85% de americanos dicen estar satisfechos con su vida personal) pero donde nadie parece estar contento sobre como va el país (sólo un 20% de americanos está satisfecho con el devenir del país).

El discurso de Obama fue, de principio a fin, una especie de recordatorio colectivo que los profetas del miedo, el temor, la derrota y el odio están equivocados, y que el verdadero espíritu de Estados Unidos es el optimismo, la tolerancia y la apertura de miras. Un ejemplo:

Our brand of democracy is hard. But I can promise that a year from now, when I no longer hold this office, I’ll be right there with you as a citizen — inspired by those voices of fairness and vision, of grit and good humor and kindness that have helped America travel so far. Voices that help us see ourselves not first and foremost as black or white or Asian or Latino, not as gay or straight, immigrant or native born; not as Democrats or Republicans, but as Americans first, bound by a common creed. Voices Dr. King believed would have the final word — voices of unarmed truth and unconditional love.

En un comentario que me ha gustado especialmente (y que me ha recordado este artículo), ha llegado a decir que el país más poderoso de la tierra no puede actuar como un niño aterrorizado ante grupo de pringados en un estado fallido paseándose por el desierto en Toyotas grasientos y lanzando algún ataque terrorista ocasional. América no está ante una amenaza existencial, siempre que mantenga sus valores y libertades.

El tono final, el fondo del mensaje de Obama, ha tenido algo de evocar su primer discurso famoso, hace casi 12 años, en la convención demócrata del 2004. Obama, hoy presidente saliente, reconocía que sus esperanzas de hacer que la política americana fuera más civilizada y dialogante no han dado fruto. El mensaje de un país unido, cada vez más abierto al mundo y a su propia diversidad, sin embargo, se mantiene. Para Obama, Estados Unidos sigue siendo el país que aspira a ir siempre más allá.

Francamente, es una visión digna de ser defendida, y los demócratas nunca tendran a nadie mejor que Obama para hacerlo. El discurso de ayer fue una despedida brillante a un gran presidencia, una reacción contra el miedo.

Nota final: no sé si es que tengo especial debilidad por él o me nubla su oratoria, pero me parece que es un político extraordinario. Los Estados Unidos han tenido un presidente magnífico estos últimos ocho años, y apenas se han dado cuenta. Se le echará de menos.


31 comentarios

  1. Durruti77 dice:

    Pues sí, le ha dejado el listón muy alto al sucesor. Además, su papel en la recuperación de la Gran Recesión se ve resaltado por el desastre de la UE…
    Lo vamos a echar de menos…

    • Argos dice:

      Lo que ha dejado es una cantidad de estadísticas cocinadas, que veremos que pasa con el próximo presidente si le da por sacar a la luz números reales.

      – El paro del 5%… anda en realidad sobre el 20% si le quitas el maquillaje (la cifra exacta es imposible saberla). ¿No me crees?, puedes mirar la evolución del porcentaje de “Labor Force”, es decir, porcentaje de gente en edad de trabajar que trabaja. Está en caida libre desde el 2000 y anda ya en valores de los 70, antes de la incorporación de la mujer al mercado de trabajo.

      http://2.bp.blogspot.com/-Ev6z46uEFMM/UV7w_Zl4fpI/AAAAAAAABNo/Q7HFkKwmOug/s1600/labor+participation+1978-2012.jpg

      – La bajada del déficit del 75%… ¿sobre que?. Porque la época de Obama ha sido la de mayor deficit con diferencia.

      http://i.stack.imgur.com/U9c99.gif

      – El crecimiento de la producción industrial… resulta que se ha parado. La época de Obama no ha sido especialmente mala en ese sentido, pero tampoco especialmente buena. El índice de producción industrial lleva cayendo desde enero de 2015.

      https://research.stlouisfed.org/fred2/series/INDPRO

      – El fracaso escolar ha caido… es tanto como no decir nada cuando es el propio gobierno es quien determina como si mide. Si nos vamos a algo más objetivo, como puede ser el nivel de matemáticas de US comparado con otros paises, pues es cierto que se ha incrementado durante Obama… pero bastante menos de lo que crecía durante las legislaturas anteriores.

      http://www.pewresearch.org/fact-tank/2015/02/02/u-s-students-improving-slowly-in-math-and-science-but-still-lagging-internationally/

      Y todo esto sin entrar en terreno internacional (desastroso) o en el incremento de las tensiones sociales y raciales durante su mandato.

      Obama se ha dedicado a hacer bonitos discursos y a maquillar los números, se irá antes de que el asunto le explote en las manos y que el que venga después que arree y que lidie con el marrón. Pero como presidente, al margen de los discursos, ha sido mediocre.

      • Roger Senserrich dice:

        Ah, otro de los que cree que todas las estadísticas del gobierno son falsas. La caída de la participación se debe sobre todo a la jubilación de los baby boomers. La tasa de paro se mide igual ahora que hace 10 años, y está validada por OCDE. El BLS es una agencia independiente, y nadie en su sano juicio puede creer que los datos están manipulados.

        Déficit viene de muy arriba, porque Obama llega al poder en medio de la peor recesión en 80 años.

        Me enlazas el indice de producción industrial – está estadísticamente estable, no cayendo, desde enero del 2015. Y viene de una expansión colosal desde el 2008.

        De fracaso escolar puedo hablar horas, pero las cifras son las que son – hay una mejora clara.

        Me gustaría saber cómo mides tensiones sociales. Ver Fox News no cuenta. Sobre el terreno internacional, da para otro post.

        • Argos dice:

          >> Ah, otro de los que cree que todas las estadísticas del gobierno son falsas. La caída de la participación se debe sobre todo a la jubilación de los baby boomers.

          Si consultas la piramide demográfica de US verás que la caida de población activa por jubilación de los baby boomers no puede explicar la caida continuada en la Labour Force durante los últimos 15 años. La jubilación de los baby boomers ha empezado hace tres o cuatro años nada más.

          https://en.wikipedia.org/wiki/Demography_of_the_United_States#/media/File:USA_Sex_by_Age_20140601.png

          >> Me enlazas el indice de producción industrial – está estadísticamente estable, no cayendo, desde enero del 2015. Y viene de una expansión colosal desde el 2008.

          Lo que llamas “expansión colosal” es el crecimiento estandar en Estados Unidos. Y esa expansión se ha parado en seco hace un año. No son datos especialmente malos, pero tampoco son particularmente buenos. Y no olvidemos que ese crecimiento se ha producido con un endeudamiento record.

          La última y auténtica “expansión colosal” ocurrió con Clinton, ocurrida además mientras reducía la deuda. Clinton ha sido el último presidente competente que ha habido en los Estados Unidos (hasta el momento). Después llegó un tonto y tras el tonto un charlatán de feria.

          >> De fracaso escolar puedo hablar horas, pero las cifras son las que son – hay una mejora clara.

          No digo que las cifras no sean las que son, sino que son resultado del estandar de medida definido por el propio gobierno. Si pongo sobresaliente a todo el mundo, podré presumir de que en mi clase todo el mundo saca sobresaliente. Ahora bien: si vamos a comparativas de niveles escolares internacionales, los alumnos en US han mejorado, pero menos de lo que mejoraron con los presidentes anteriores.

          Como digo, no son cifras malas, pero son cifras mediocres, y eso que después del anterior presidente el listón no estaba particularmente alto.

        • Santiago dice:

          Las tensiones sociales se miden con encuestas, igual que la tasa de aprobación del gobierno o las encuestas de población activa.

          Y los números, ahí, también son los que son:

          http://www.cnn.com/2015/11/24/us/race-reality-key-findings/
          (Ahí viene un link al informe completo).

          Se pueden hacer interpretaciones post-hoc (es bueno que aumente la percepción de un problema q ya existía, si aumenta es que se habla de ello y es el camino para solucionarlo, etc.) pero eso ya depende de la ideología de cada uno.

      • Roger Senserrich dice:

        Ah, otro de los que cree que todas las estadísticas del gobierno son falsas. La caída de la participación se debe sobre todo a la jubilación de los baby boomers. La tasa de paro se mide igual ahora que hace 10 años, y está validada por OCDE. El BLS es una agencia independiente, y nadie en su sano juicio puede creer que los datos están manipulados.

        Déficit viene de muy arriba, porque Obama llega al poder en medio de la peor recesión en 80 años.

        Me enlazas el indice de producción industrial – está estadísticamente estable, no cayendo, desde enero del 2015. Y viene de una expansión colosal desde el 2008.

        De fracaso escolar puedo hablar horas, pero las cifras son las que son – hay una mejora clara.

        Me gustaría saber cómo mides tensiones sociales. Ver Fox News no cuenta. Sobre el terreno internacional, da para otro post.

      • Santiago dice:

        Sobre el índice de producción industrial…
        Un hecho es que EEUU se ha recuperado mucho mejor que Europa.
        Recuperar el crecimiento pre-crisis tiene también mérito, sobre todo si tenemos en cuenta que la otra región del mundo con un nivel similar de desarrollo no ha sabido recuperarlo de forma mantenida.

        https://snbchf-20dd.kxcdn.com/wp-content/uploads/2013/11/Industrial-Production-Germany-vs.-US-vs.-Eurozone.jpg

        Sobre el índice de participación Vs paro. Creo que la respuesta es sencillamente preferencia personal (el paro mide la gente inactiva sobre los que buscan trabajo). Posiblemente influido por salarios bajos.

        En cualquier caso, los niveles de pobreza (pre-tax) también han caído desde 2008.

  2. Mr. X dice:

    Republicanos chiflados ultraderechistas en 3, 2, 1…

    Creo que el gran problema de Obama es que ha tenido que ocupar buena parte de su presidencia tratando de enmendar los catastróficos errores de la era de Bush Jr. Y en algunos aspecto, no ha podido hacerlo o, incluso, la situación ha empeorado: el mundo árabe continúa siendo un incendio fuera de control. Algún día, supongo, veremos la invasión de Irak en los libros de historia como uno de los mayores desastres geoestratégicos de la historia, perfectamente comparable, por ejemplo, a la intervención norteamericana en Vietnam. Quizás aún peor.

    • jasev dice:

      Mucho peor. Vietnam fue un desastre para EE.UU., pero no supuso el “efecto dominó” que tanto temían en el pentágono. En cambio, desde Irak viene todo el desastre en el que estamos metidos y no tiene visos de arreglarse.

      • Mr. X dice:

        Hombre, algo de efecto hubo: en Laos y Camboya. Pero la culpa la tuvo la intervención norteamericana, como la invasión de Irak ha magnificado el fundamentalismo islámico.

        • Alex N. dice:

          Si, la cosa empezó en Iraq, nadie lo discute. Lo que no me explicó es el por qué entonces de la “intervención” en Libia. ¿Se acuerdan? La que Obama lideró “from behind” y Hillary desde adelante… Porque no me dirán que ahora Libia es la Suiza de África…
          Y no hablemos de aquellas ya olvidadas frases de “Assad must go” o “the red line” o que ISIS (o ISIL) era “JV team”…

  3. Keek A . Hill dice:

    ¡Madre mía, el post que emocionó a Spielberg! Bien dicho, hay votos en los lugares más insospechados.

  4. Leon dice:

    Obama deja un país donde la calidad de vida sigue siendo igual (o incluso peor, si tomas en cuenta que los costos de sanidad y vivienda), una economía relativamente estable, pero lejísimos de ser sólida y un sistema político infumable. No lo digo yo, lo dice Senserrich.

    En mis tiempos, a esto se le llamaba mediocridad, pero ahora se le define como “extraordinario”, “magnífico” o “el fenómeno político de los últimos no se cuantos años”

    Debo estar muy viejo ya…o muy cuerdo.

    • Epicureo dice:

      Con lo que ha pasado en la economía en los últimos ocho años, y sigue pasando, haber conseguido volver a la una pasable normalidad no es nada mediocre. Compara con Europa. Lo del sistema político infumable no está en manos de ningún presidente arreglarlo.

      De todas maneras, cuando hablo con mis parientes en Estados Unidos, que no son precisamente republicanos y adoran a Clinton, se ve que algo raro pasa con Obama. A pesar de su brillantez oratoria, su estilo y las iniciativas de su último mandato, a pesar de la oposición parlamentaria, no se le quiere. Muchos le desprecian y pocos reconocen sus éxitos. Quizá por la inevitable decepción tras las desmedidas esperanzas a su llegada, por la campaña de odio de los republicanos, que ha ido calando (¡socialista! ¡musulmán!), quizá porque es demasiado bien hablado comparado con el falsamente campechano Bush…

      Cuando Trump gane las elecciones y arruine al país, entonces ya echarán de menos al bueno de Obama.

      • Keek A . Hill dice:

        Por Dios, Epi, un true leftist como tú dejándote embelesar por Obama… Realmente la izquierda está muy a la defensiva en los EEUU.

      • Argos dice:

        Yo suelo seguir noticias y blogs de ambos bandos, y por lo que veo se le tiene cierta tirria por varias razones.

        – Una, porque el país está muy lejos de haber vuelto a una “pasable normalidad”. Las cifras están MUY maquilladas. El paro, oficialmente al 5%, está descontrolado en la realidad. Un buen indicador de la situación yanqui es que (a pesar de los mensajes de Trump), la tendencia inmigratoria se ha revertido: ahora se van más personas de las que llegan, Estados Unidos ha pasado a ser un país de emigrantes. No se habla mucho sobre ello porque nadie quiere hacerlo: a los Demócratas les supone aceptar un fracaso, y a los Republicanos no les interesa políticamente, pero está ahí. Y cuando la gente empieza a irse en vez de llegar…

        – Relacionado con lo anterior: Obama está maquillando las estadísticas a un nivel nunca visto en USA. Además de eso lleva esta última legislatura gobernando por decreto y haciendo un bypass al parlamento, algo que en España sería aceptable (lo que quizá explica lo poco crítico que es Senserrich con su mandato), pero que para la mentalidad anglosajona supone romper la baraja y gobernar al estilo de una república bananera, algo que se toman muy en serio.

        – Internacionalmente, ha sido un desastre sin paliativos. Y eso hiere el orgullo patrio yanqui.

        – Y a nivel social, ha llevado a la sociedad americana a un nivel de politicocorrectismo que roza la oligofrenia. Como señal de ello y durante su legislatura, los niveles de suicidio de la población masculina blanca se han disparado de una forma nunca vista. Los números son pequeños en función de la población total, pero el crecimiento desbocado es un síntoma de la situación social.

        http://blogs.elconfidencial.com/mundo/el-gps-global/2016-01-04/la-america-media-se-esta-suicidando_1130378/
        https://www.psychologytoday.com/blog/reading-between-the-headlines/201305/white-middle-age-suicide-in-america-skyrockets

        • Durruti77 dice:

          Bueno, me da a mí que aquí hay mucha polarización ideológica y que no vamos a ponernos de acuerdo, pero me llama la atención tu comentario:
          – La situación yanqui que se encontró Obama fue Lehman Brothers y George W. Bush. Si después de eso ha conseguido llegar a una mediocre normalidad me parece un éxito tremendo. Mira a Europa.
          – El Congreso le ha declarado la guerra a Obama, no al revés. Recuerda que querían cerrar la administración federal. Ahí no le ha quedado más remedio que capear el temporal.
          – Internacionalmente se ha ido saliendo del avispero de Afganistán e Irak, ha hecho un acuerdo histórico con Irán, y ha contemporizado con China. Vale, en Libia, Siria y Ucrania podía haber hecho más, pero total, como el premio Nobel ya lo tenía… Tenemos que recordar que el presidente anterior fabricó pruebas para masacrar un país.
          – Decir que la corrección política, originada por Obama, es una causa del aumento de suicidios en la población blanca masculina me parece una broma, debo haberlo entendido mal.

          No digo yo que haya sido un FDR ni un Lincoln, pero su presidencia ha sido bastante positiva, y creo que la Historia se lo reconocerá.
          Comparando con su antecesor, ha sido claramente mejor. Y me da a mí que también será mejor que Hillary/Trump.

          • Leon dice:

            Bueno, es que la decadencia europea es un hecho. La sociedad americana aun no ha llegado a esto todavía, pero mal encaminada no va.

            Ahora, la gestión de Obama en el frente doméstico no es un desastre como varios republicanos la pintan, pero tampoco es que haya sido un presidente espectacular. En el frente internacional…uf, pues que el gobierno americano, otrora defensor de la democracia, la libertad y los derechos humanos se congratule con el régimen de los ayatollah y el régimen castrista así como tolere los polvorines en Siria, Libia, Ucrania e Iraq, me deja frío.

            • Epicureo dice:

              ¿¿Otrora defensor de queeee?? Por favor, si ningún país ha fomentado tanto las dictaduras y el terrorismo en el mundo…

        • Sgt. Kabukiman dice:

          El primero de los enlaces es muy interesante y deja perlas como estas:

          – la gente que compone esta cohorte (la america media blanca) son “en gran parte responsables de que Donald Trump vaya el primero en la carrera por la nominación republicana para presidente”

          – ademas de la ola de correccion politica que por si sola mata que no veas, también mata la sensación colectiva de fracaso, el alcohol y las drogas legales

          – Mientras las tasas de mortalidad entre blancos de mediana edad se han mantenido estables o han aumentado, las tasas para hispanos y negros han continuado declinando de forma significativa. Estos grupos viven en el mismo país y se enfrentan a mayores presiones económicas que los blancos. ¿Por qué no están igual de desesperados?

          Un cordial saludo

      • Leon dice:

        Cuando hablaba de mediocridad me refería a los activistas demócratas y los fanáticos de Obama. La economía americana está lejos de la solidez que pretenden mostrar, hay incluso quienes temen una pequeña recesión este año (que de darse jodería la ascensión de Hillary). Respecto a lo del sistema político, me refería a la corrección política de la que habla otro forero más abajo, que, repito, es infumable.

        Al menos la mitad de los americanos desaprueba su gestión porque la sanidad es más cara y durante su mandato ha avalado posturas lejanas a la tradición americana en temas que sí o sí polarizan (agenda LGBTI, inmigración, raza, armas, etc.)

        Ahora, tampoco es para volverse locos, EEUU no es un país de emigrantes, ni los blancos se están suicidando por que hay un negro en la presidencia ni el gobierno Obama está maquillando cifras como reparte subsidios (y como reparte, ¿eh?) Si vamos a atizarle a Obama, aticémosle bien. Y si vamos a destacar sus aciertos (que los tiene), destaquémoslos bien también.

  5. EB dice:

    Trained monkeys. Sí, muchos. Leer

    https://www.sovereignman.com/trends/if-you-dont-agree-with-obama-you-are-peddling-fiction-18549

    y también deben incluirse muchos que residen fuera de EEUU.

Comments are closed.