Política

Sobre los perdedores de la globalización

23 Ene, 2017 - - @kanciller

Esta es una breve nota que, más que aclarar nada, quiere reflexionar un poco en voz alta sobre eso que se ha dado en llamar los “perdedores de la globalización”. La primera vez que me topé con esta idea fue en un artículo clásico de 2006 en el European Journal of Political Research. Su idea básica es que la oposición estructural entre los potenciales “ganadores” y “perdedores” de la globalización, tanto en términos económicos como culturales, estaría afectando de lleno a las democracias occidentales. Aunque nunca fue una dimensión percibida como muy importante en España, y reconozco no haberle prestado mucha atención, a partir de los eventos de 2016 esta tesis ha vuelto a cobrar importancia.

Luego vuelvo al artículo del EJPR pero básicamente la idea se ha simplificado de la siguiente manera:

“La integración económica mundial y las decisiones políticas que la han favorecido habrían generado una brecha entre dos sectores de trabajadores. De un lado, aquellos más formados, empleados en sectores tecnológicos o con mayor movilidad geográfica, que se habrían visto beneficiados por la globalización. Del otro lado, obreros manuales tradicionales, perjudicados por los procesos de desindustrialización y deslocalización. Este último grupo, desclasado y abandonado por los partidos tradicionales, sería receptivo a las políticas nacionalizadoras y proteccionistas defendidas por los partidos de extrema derecha. Por lo tanto, la desigualdad pareja a la globalización favorecería su nueva orientación política.”

Esta tesis ha sido apadrinada sin complejos por algunos sectores tanto de creadores de opinión como de politicos a derecha e izquierda. En ocasiones hasta pidiendo “comprensión”, criticando a la “izquierda pija” y señalando como la arrogancia del establishment ha tenido mucho que ver con que estos votantes, que naturalmente debían haber ido a sus partidos, hayan desertado a la extrema derecha. Sin embargo, creo que estamos mezclando muchas cosas a la vez y a veces todo se emborrona. Algunas ideas a las que le doy vueltas en voz alta.

USA y Europa, a poder ser, en cestas separadas

Creo que meter los determinantes del voto de los partidos de nueva extrema derecha en Europa con los del voto a Donald Trump es un error. Es más, creo que a veces se mete la tesis de “los perdedores” con calzador. Es cierto que esta presidencia de Trump va a tener enormes implicaciones – sí, dará pie a muchos artículos académicos – pero lo cierto es que 2016 parece más una elección de continuidad que de realineamiento. Si se lee el análisis de Larry Bartels es evidente que lo que hemos visto en la elección es consistente con el voto pasado a partido demócrata y republicano. La sorpresa ha sido enorme dado el fallo existente en los modelos de previsión de voto, y más con el perfil del candidato republicano. Sin embargo, el principal determinante del voto a Trump sigue siendo el voto a los republicanos la elección Obama-Romney.

Merece la pena tenerlo presente para tampoco liarnos demasiado a sobre-racionalizar el resultado. Aun con menos voto popular, los apoyos del candidato republicano estuvieron más eficientemente distribuidos entre Estados y ganó a Hillary Clinton.

Por otro lado, nuestra “nueva extrema derecha” lleva mucho más tiempo con nosotros, al menos desde ochentas y noventas. La polarización en USA también, es cierto, pero va por otro camino al nuestro. Además, hasta los partidos europeos han sido más móviles ideológicamente (No se recuerda, pero el FN iba a las convenciones de Reagan como ultraliberal en lo económico).  En la mayoría de países europeos la extrema derecha evoluciona al alza y en muchos casos beben de antiguos partidos comunistas y socialdemócratas – ojo, en España eso no ocurre – aunque también de viejas clases medias. En USA el componente racial pesa mucho. En muchos casos los sistemas proporcionales les han ayudado a entrar en los parlamentos a los partidos europeos y, cuando el sistema es restrictivo como Francia o Reino Unido, las elecciones europeas les han venido de maravilla.

En todo caso, que quizá en Europa esta tesis tenga más sentido pero con cautelas a la hora de meterlo en el mismo saco. La internacional de Coblenza puede admirar a Trump (también alguno que no ha ido) pero sus bases electorales son diferentes. No sólo el sentimiento antiestablishment, es que la UE supone un cleavage diferencial que nos marca mucho más a los europeos. El norte-sur (económico) y el este-oeste (cultural).

¿Sabemos seguro a quien votan?

Un elemento que también me desconcierta es la certeza sobre que, efectivamente, sean estos “perdedores materiales objetivos” de la globalización los que estén optando por pasar a partidos de extrema derecha. Se afirma de manera muy contundente, normalmente sobre la base de clichés (Cletus en Los Simpson), pero habría que darle una vuelta de tuerca.

Primero, porque podría ser que realmente se trate de perdedores en términos de expectativas. Es decir, que si seguimos aquí a Cas Mudde, todo el mundo se habría beneficiado de un modo u otro de la integración mundial, pero lo que habría habido es sectores que se han beneficiado más que otros. Los que se ven perjudicados por la deslocalización industrial lo que habrían hecho es volverse abstencionistas crónicos (desde Detroit a Charleroi, pero también en los suburbios de España). Por el contrario, serían las segundas generaciones, precarios cualificados, los que como perdedores en expectativas optarían por estos partidos.

Pero además, tal vez no cambian el voto directamente los “perdedores”, sino sus vecinos de buena posición que, alarmados por el avance de guetos en las ciudades, se apoyan en partidos que prometen mano dura. Es decir, que no es el trabajador blanco manual no cualificado, es su vecino  de clase acomodada, para nada perjudicado por esa deslocalización, el que gira en sus apoyos. Por eso creo que siendo una tesis razonable, hay que hacer mucho más esfuerzo por delimitar con precisión de qué segmentos del electorado estamos hablando aquí.

Me temo que hasta ahora nos basamos demasiado en reproducir intuiciones. Es más, es posible que nos estemos basando en falacias ecológicas, es decir, en hacer argumentos individuales sobre datos agregados, de modo que estemos dando vueltas en círculos. Hay que revisarlo mejor.

La dimensión cultural ¿autónoma o interacciona?

Vuelvo a traer aquí el artículo del EJPR. Según este artículo las bases materiales de esta reacción no pueden entenderse sin un temor a la “globalización cultural”.  La presencia de minorías étnicas o religiosas, en muchos casos emigrantes de segunda generación, estaría generando miedo a perder su forma de vida entre un grueso de votantes. Frente a una posición cosmopolita y abierta apadrinada por partidos de nueva izquierda, cada vez moviliza más la identidad nacional y la búsqueda de referentes de corte comunitarista. “Francia para los franceses”. “Los de aquí primero”. En cada caso con formas diferentes, pero siempre con una agenda neo-conservadora y dividiendo a electorados tradicionales – incluyendo al reverdecer de la dimensión de género, edad o rural-urbano.

El asunto clave está en saber si esta dimensión es autónoma o bien interacciona con la anterior (lo que sostienen en ese artículo). Es decir ¿Se activa gracias a movilizar la idea de chauvinismo de estado del bienestar? Por el contrario ¿Depende del contexto y es un eje suficientemente sólido sin temas materiales detrás? ¿Cómo es posible que la extrema derecha si no vaya tan bien en países en los que la desigualdad no se ha disparado? ¿O de nuevo estamos ante una falacia ecológica? Lo que está claro es que no se puede pensar que esta dimensión es un tema menor a la hora de terminar el voto. Sin ir más lejos, la evidencia más reciente sobre el Brexit indica que esto habría tenido más peso que cualquier otra cosa.

Creo que hay que revisar bien estas cuestiones para ser capaz de entender cuanto del total de cambio que vemos hoy depende exclusivamente de cuestiones materiales.

La agenda (que tenemos) pendiente

En resumen, creo que tenemos toda una agenda de investigación pendiente sobre este tema. Es clave rastrear bien los que pertenecen a esta etiqueta, si es que se trata de un concepto analíticamente útil. Ver cómo esto puede o no tener un impacto sobre el voto, teniendo siempre presente las particularidades de cada país. Y más aún, saber en qué medida esto se solapa con la “dimensión cultural”, sea de manera interactiva o autónoma. Esto es clave si se quiere entender bien los fenómenos de transformación en curso.

Finalmente, dos cuestiones fundamentales sobre las implicaciones que tiene.

Primera, que definir bien esta categoría es clave y cuestionar su validez analítica no equivale a pensar que no tienen que corregirse las desigualdades (véase aquí a Branko Milanovic). Obviamente los cambios que estamos viviendo están transformando las dinámicas de la política estatal y esto será decisivo los años próximos. Si no existen unas bases materiales objetivas  es complicado sostener las políticas. Sin embargo, ojo con los discursos “comprensivos”. No vaya a ser que, por pensar que la voz de esos supuestos perdedores es la más prístina del “pueblo”, se compre una agenda de retroceso en los derechos individuales y colectivos ganados los últimos 30 años.

Segunda, que esto es importante si queremos prepararnos para lo que viene. Aquí hay que leer obligatoriamente a Acemoglu para entender la amenaza que supone la llegada de estos partidos/ personas al poder. Los contrapesos institucionales llegan hasta donde llegan y la democracia es un bien demasiado frágil y valioso, para nada irreversible. Más allá de que pueda haber un retroceso en la globalización, sabemos bien que el autoritarismo abierto en lo económico es posible (Singapur o China). Quizá algunos quieran movernos hacia allí. Es más, probablemente saben que para ellos será siempre más sencillo amordazar prensa o retroceder en derechos que revertir desigualdades. Por eso habrá quien quizá los defienda pensando en lo último pero acaben por tener lo primero.

Quizá por eso es tan importante no dar un paso atrás. Que nadie se despiste, porque nos jugamos mucho.


29 comentarios

  1. enrique bornstein dice:

    Buenas noches: un pequeño apunte sobre el impacto tecnológico y los ganadores/perdedores de la globalización…ya que está sólo ha sido posible por el desarrollo tecnológico:

    Haciendo un esfuerzo de simplificación podemos hacer una clasificación en:

    – tecnología física: es el conjunto de tecnologías que permiten ampliar las capacidades físicas de los hombres: moverse y mover objetos, ver…(desde las lanzas, los arcos y las flechas hasta una nave espacial, pasando por automóviles)

    – tecnología de comunicación: se trata de las tecnologías que desarrollan la capacidad de comunicarnos: (desde las trompas medievales,el tam-tam hasta internet)

    – tecnología intelectual: es aquella que permite desarrollar las capacidades intelectuales del hombre, en este apartado incluimos las calculadoras, ordenadores, etc….

    Durante cientos de miles de años solo se ha desarrollado el primer tipo de tecnología, durante unos pocos miles de años el desarrollo se ha basado en una combinación de las dos primeras y sólo en el último siglo aparece una combinación de las tres.

    En primer lugar lo que se trata de desarrollar actualmente son las capacidades intelectuales del hombre, hecho hasta hace 40-50 años impensable, y con consecuencias no ponderadas hasta ahora… Ya que si las tecnologías físicas han igualado a los hombres (todos podemos correr igual en un coche) las tecnologías que desarrollan las capacidades intelectuales ampliarán la brecha entre unos y otros.

    Es decir, la moto hace irrelevante las condiciones físicas de partida del repartidor, pero el ordenador no hace irrelevantes las condiciones intelectuales de partida del analista financiero.

    En conclusión la tecnología física y de comunicaciones iguala a los hombres en cuanto a capacidades y potencialidades, la tecnología intelectual crea diferencias.

  2. Minded dice:

    “No vaya a ser que, por pensar que la voz de esos supuestos perdedores es la más prístina del “pueblo”, se compre una agenda de retroceso en los derechos individuales y colectivos ganados los últimos 30 años.”

    Es justo ese retroceso lo que muchos temen que ocurrirán si llegan al poder ciertas minorías que, para los progres como el autor, nunca están incluidas entre las amenazas de extrema derecha, y que por lo tanto no son amenazadoras en absoluto. Y el que piense en ellos como amenaza, se le tilda de fascista y a correr.

    El caso es que, más que temor a esas minorías, lo que muchos temen es el acceso al poder de sus amigos progres con su empanada mental. Esos progres que viven en un mundo de categorías positivas inmaculadas (ecologismo, feminismo, laicismo, inmigración, alianza de civilizaciones, internacionalismo cuando les conviene y nacionalismo extremo cuando también, etc), pero que cuando dichas categorías entran en colisión, sufren tal colapso mental que, para no volverse locos, no dudan en sacrificar algunas de ellas (feminismo, laicismo) en beneficio de otras (inmigración).

    Y el que les hace ver lo absurdo de su actitud cambiante, se le tilda de facha de extrema derecha, y a correr.

    • Manuel dice:

      ¿Exactamente qué sacrificios, en cuanto feminismo y laicismo, han tenido que realizar las democracias liberales occidentales para acomodar la inmigración? Ejemplos demostrables, por favor, no amenazas flotantes.

      • Sgt. Kabukiman dice:

        Como todo el mundo sabe, no falta nada para que los de fuera, concretamente el islamismo radikal gobierne la nación, cual de ellas, cualquiera, hombre, cualquiera. ¿A que cree que se debe la invasión de kebabs, el cuscús de plato del dia, la dieta de la al-kachofa, etc, etc?

        Luego ni me llameis ni me lloreis, pijoprogres.

        • Mr. X dice:

          Los chinos, digo, los moros nos comen

        • alvaro dice:

          Si si, reiros. Pero ahí está el ejemplo de California de como en 30-40 años una población puede ser sustituida por otra.

          • Sgt. Kabukiman dice:

            Claro, claro, se reproducen como conejos, entran a millones con sus asquerosas costumbres e voila, en cuatro días Al-andalus de nuevo.

            Si es parte de alguna terapia de destraumación tiene un pase. Si con el único activo de la mas elemental falta de prudencia las sandeces se quieren hacer pasar por valentia intelectual, ya no. Como ya sabe lo que dicen de discutir con asnos, sólo queda la opción del cachondeo.

            Un cordial saludo

            • alvaro dice:

              Que sea bueno,malo o regular dependera de las preferencias de cada uno. Ahora bien, las sandeces esas que nos venden sobre la asimilacion de las 2° o 3° generaciones, o la igualacion de la fertilidad etc es mentira. En numero suficiente la sustitucion etnica/cultural se da si o si, y California es una prueba, otra seria Miami por ejemplo o Hawaii.
              Dentro de 40 años los japoneses seguiran siendo mayoria en japon, ¿Lo seran los belgas en Belgica? Veremos

              • Sgt. Kabukiman dice:

                Efectivamente, depende de lo que a cada uno le importe y/o este dispuesto a hacer por mantener la pureza de una raza, por ejemplo, la aria.

                Ahora bien, si se trata de poner ejemplos al tuntún, desconozco si para el mundo, o para los belgas siquiera, será positivo que sigan siendo belgas o sean babilonios. Ahora bien, para el mundo es una putada que los japoneses sigan siendo tan japoneses ahora como los que se pasearon por nanking en 1937 y que tengan la intención de seguir siéndolo los próximos cuarenta años.

                La endogamia y en general follar poco y de mala manera es lo que tiene.

                Un cordial saludo.

                • alvaro dice:

                  Si, follar es genial, lo dicen hasta en la publicidad del ABC.
                  Y en cuanto al tema de la inmigración, mi única demanda es que se cumplan las leyes de extranjería. Que yo pensaba que era obligación de l estado, cumplir y hacer cumplir las leyes.

        • Manuel dice:

          Gracias por el artículo, trufadito de referencias. Claro que cuando las fuentes de las que manan estos retratos distópicos resultan ser blogs conspiranoicos y comentaristas de Fox News con Viktor Orban como vocero, mejor no airearlas mucho:

          https://www.theguardian.com/world/2016/mar/31/hungary-anti-migrant-site-900-no-go-areas-eu

          https://www.bloomberg.com/news/articles/2015-01-14/debunking-the-muslim-nogo-zone-myth

          • Manuel dice:

            Por mera curiosidad, he buscado información sobre la iglesia de San Petronio referida en tu enlace – al parecer era uno de los objetivos declarados en dos ataques de Al Qaeda, frustrados por la policía e inteligencia italianas, en 2002 y 2006. Sin embargo, he sido incapaz de encontrar mención alguna a los “ataques diarios” (cita textual) a los que se ve sometida la iglesia. Mentiría si dijera que me sorprende.

            • Mr. X dice:

              Eso de los barrios no-go me recuerda a esa escena de Casablanca en la que el nazi le dice a Bogart: “¿se imagina a los alemanes desfilando por su amado Nueva York?” A lo que el bueno de Rick replica: “yo no les aconsejaría que fueran por ciertos barrios”.

              Bueno, también me ha recordado a esa otra estadística imaginaria según la cual mueren todos los años tropecientosmil hombres a manos de sus mujeres sin que se considere violencia de género ni nada. Y otros miles y miles se suicidan, porque las muy pájaras les roban los niños y la cartera y se inventan denuncias falsas. ¡Malvadas feminazis aliadas con los islamonazis y los ecolonazis!

              • Sgt. Kabukiman dice:

                Si, bueno y las 3000 viviendas, la cañada real, barranquillas, cabanyal, la mina … sitios todos ellos muy aconsejables que existian antes que los progres se cargaran esto de la identidad nacional, etc, etc.

                Pasa que entonces no había señoras garantes de las buenas costumbres aterrorizadas porque, mireusté, de ahí a la moncloa solo hay un paso. O igual si que estaban y antes de la interné no tenian visibilidad. Lastima, las risas que nos hemos perdido.

              • Vellana dice:

                Pues normal que se diga eso; como bien decía su malogrado presidente del gobierno, para feminizar lo que hay que hacer es cuidar… nada de que haya mujeres por ahí exigiendo igualdad a sus parejas, ni denunciandoles o quedándose con el dinero: lo que tienen que hacer las mujeres es cuidar a sus mariditos para ser buenas feministas… de ustedes a la sección femenina hay solo un paso; menos mal que, a pesar de su fe, ese paso no se ha dado.

                Bueno, en fin, no se lo tome muy en serio; yo entiendo su situación por lo pasado (tan cerca de asaltar los cielos, y al final, menos que pdrschz) y su abatimiento actual, a tortas el líder máximo con el segundo y con todos los demás…

                Un saludo.

                • Mr. X dice:

                  Hombre, usted. ¿qué tal anda con sus estudios sobre el cine iraní? ¿ha visto ya The Salesman, de Asghar Farhadi?

          • Vellana dice:

            Hola Manuel.
            Las fuentes…
            Veo que le preocupan las fuentes.
            A la gente que le preocupa las fuentes, sobre todo cuando niegan sus ideas preconcebidas, a veces le pasa lo que a usted, y es que hace un ad hominem de libro con su primer enlace.
            Tampoco es que me preocupan mucho los argumentos ad hominem; a veces, muchas, se usan por error; otras por que no hay más, como creo que es su caso.

            No obstante, será verdad que no hay no-go-zones, pero para rebatir el enlace que pongo, por lo menos, intente dar algún dato que convenza a alguien. Porque, olvidándonos del bochornoso primer enlace, el segundo enlace, más allá de contar alguna anécdota o historia personal, no dice nada.

            Por ejemplo, ¿tiene datos de si la vida en Molenbeek está afectada en algo por la inmigración?

            https://www.nytimes.com/2016/04/12/opinion/the-islamic-state-of-molenbeek.html?_r=0

            Un saludo.

            • Manuel dice:

              No me cuente historias. Su enlace dirigía a un artículo plagado de aseveraciones manifiestamente falsas. Ad hominem? Por favor.

              Que el islamismo radical sea un problema en algunos barrios de Europa no quiere decir que Europa tenga 900, 750 o siquiera 5 no-go zones. De hecho, ni siquiera Molenbeek es una no-go zone. Pero por mí puede seguir moviendo los postes hasta que la pelotita entre en la portería.

              Pd: no tengo ni la menor idea de qué pretendía probar con este último enlace, que es literalmente una columna de opinión. Y le está hablando a alguien que ha pasado por Moleenbek con algo de frecuencia. Que es un barrio chungo donde operan células yihadistas es demostrable y hasta donde sé nadie aquí lo ha negado. Pero que la policía no se atreve a entrar y que gobierna la sharia… venga, hombre, venga.

  3. Gerion dice:

    La idea de identidad cultural a nivel nacional, de nación grande, unida y soberana, ha sido negada y desprestigiada durante 40 años de educación democrática, tras el abuso al que se vio sometida en la dictadura. Se ha roto con el elemento identitario nacional como medio para diferenciarse de algo no deseado que existía antes, y se ha potenciado la visibilidad de esa negación.
    Es como que una persona renuncie a reconocer que para ser adulto, primero tuvo que ser adolescente, y niegue que esa adolescencia forma parte de ella misma aunque no le guste. Con el tiempo habrá que reconocer no solo lo bueno de aquél período, sino también lo malo del actual, con perspectiva histórica.

  4. ignacio dice:

    Hay algun analisis -para el caso americano- que compare los resultados de primarias en vez de los de las generales?

  5. M. Oquendo dice:

    Supongo que conocen a la senadora Demócrata, Elizabeth Warren. Antes profesora de Derecho Concursal en Harvard.
    Pues bien, lleva desde 2005 diciendo que la clase media trabajadora USA está en colapso desde 1971.
    Sus datos son apabullantes.
    Lo mismo sucede en Europa. En algunos países, como España, peor aún porque nuestra pérdida de industria ha sido brutal y se ha compensado con deuda, burbujas, gasto y empleo improductivo y multiplicación de free riders.
    Trump, en esto, dice lo mismo que Bernie Sanders y que Warren.
    https://www.youtube.com/watch?v=SFq-YYZ58SI
    Por esto gana.

    La pregunta sin respuesta es por qué los Medios, los Partidos y la Academia ortodoxa (incluyendo la academia marxiana) lo ha estado ocultando.

    El Sagrado Paradigma ya solo lo sostienen los cómplices de su red clientelar y cautivos que son muchos. Pero es falso.

  6. Miguel Ángel dice:

    Bueno, primero gracias por la reflexión. Muy importante separar grano y paja en esto del análisis del voto y sus fundamentos.
    Luego un mención muy básica a la mucha “desinformada ceguera sectaria” que abunda en los “comentarios”….por no calificarlos como realmente merecen.
    Finalmente, mi sensación general en estos cambios del voto hacia posiciones ¿Reaccionarias? ¿Extremistas? ¿Antisistema? ¿Conservadoras? Todo con un trasfondo de “continuísmo” para un modelo que colapso en la última crisis económica, y que ha recuperado en parte pero sin respuestas ni reparación de los sacrificios producidos. Efectivamente hay un conjunto de perjudicados que lo que perdieron es la esperanza: unos los excluidos y otros las nuevas incorporaciones. Y otro grupo de asentados que no quieren dejar su sitio a nadie (Nacional o no) y buscan apoyo en quien les prometa apoyar su atrincheramiento (Sea de extrema izquierda o derecha, según su posición) solo movido por intereses inmovilistas (Algo muy humano, pero poco racional) Y todos se ven aglutinados por quienes se presentan como “Alternativa” a la política única. Y creo que aquí está la principal causa. Parece que la globalización implicase un único modelo, porque se renuncia a la “Modulación Estatal/Multilateral del proceso” en base a su componente Económico. Cuando la principal ventaja de la globalización debe ser una más equitativa distribución de la riqueza (Recursos económicos y servicios sociales como sanidad o educación) que puede penalizar los países más ricos para beneficiar a los más pobres. ¡¡Claro!! Eso es repartir mejor. Pero no, No se puede ver así y ciertamente es injusto; cuando lo que se redistribuye solo llega desde los bolsillos las clases medias o bajas.
    Cada vez que se habla de integrar estructuras políticas o económicas, siempre se olvida de integrar las herramientas de control que permite hacerlo de forma justa, sin diferencias que penalicen más a unos que a otros.
    Si la mejora de los trabajadores chinos a costa de peores condiciones de los occidentales no se acompañase de “Nuevos ricos chinos” más ricos que nadie y de un mayor enriquecimiento de los imperios económicos occidentales….quizá la solidaridad compensase la merma…..pero así solo provoca frustración.
    Como cierre solo quiero recordar, que todas estas victorias sorpresa tienen además en muchos casos un componente de “Democracia de baja calidad”: Victorias que son derrotas en voto directo o superan por la mínima a la alternativa. Y siempre con un marcado efecto geográfico, de territorios claramente enfrentados. Ganar con poco margen exige de moderación en la política aplicada. Solo los obcecados se permiten gobernar sin ningún consenso incluso con mayorías amplias. Los que ganaron perdiendo o casi, debieran demostrar más prudencia.

    Comentario: Trump es ejemplo, pero ojo que los Republicanos controlan las cámaras también por voto, seguramente con otro candidato hubiesen arrasado a Clinton en lugar de ganar perdiendo.

  7. R. Mendieta dice:

    La vanguardia intelectual mundial ya se ha salido de la Globalización por la puerta trasera o por la principal.
    1. UK. Se refugia en su viejo lebensraum y deja un cuerpo colonial en descomposición sistémica.
    2. USA revisa el sistema imperial para corregir sus dos grandes defectos: Pérdida de Industria y dependencia excesiva de su Poder Militar a Crédito.
    3. Rusia hace de catalizador mental directo o indirecto en ambos casos.

    En los tres casos el proceso viene teledirigido por sus propias élites.

    Que los que quedan a favor de las Globalización sea el Partido Comunistas Chino y la Social Democracia obligatoria de la U. Europea debería ser motivo de reflexión.

    • Sgt. Kabukiman dice:

      Dios, otro que le da por escribir Sustantivos Comunes En Grandes Mayusculas Que No Sabes Lo Que Mola Tronko.

Comments are closed.