Política

El PSOE sigue sin entender nada

13 abr, 2012 - - @egocrata

Si algo me ha sorprendido de estos primeros meses de Rajoy en el gobierno es lo horriblemente mal preparados que estaban para gobernar. El PP se pasó los tres últimos años en la oposición escondiéndose como podían y repitiendo, una y otra vez, que cuando mandaran ellos volvería la confianza y todo saldría bien. Se hartaron de lanzar mensajes a los votantes prometiendo que ellos no tocarían nada, que sus reformas serían indoloras: nada de recortes, nada de tocar las pensiones, nada de alterar los costes de despido, nada que sonara ofensivo o  peligroso.

Desconfiado de mí, yo creía que Rajoy mentira, y que alguien en el PP estaba preparando un carro de reformas serias, el famoso programa oculto que amenazaba Rubalcaba. En fin, nunca atribuyas maldad a algo que puede ser explicado por incompetencia: Rajoy realmente no tenía un programa oculto, no tenía un plan preparado ni nadie esperando a ser ministro, y el hombre realmente decía esas cosas porque no parecía tener la más remota idea de la que le venía encima. El líder del Partido Popular realmente se creía las bobadas que estaba diciendo; toda su atención estaba centrada en ganar elecciones, no en gobernar una vez en Moncloa.

En vista de esta experiencia el PSOE, tras varios años de gobierno en que se llevaron tortas por todos lados y nunca parecieron entender por qué les apaleaban, suponía que andarían tomando notas. El partido, al fin y al cabo, acaba de perder unas elecciones de forma humillante  habiendo cometido el peor error para un político, gobernar espantosamente mal. Una vez pasadas las primarias, y con el gobierno del PP dando tumbos de forma preocupante, lo mínimo que pueden hacer los socialistas es hacer los deberes tan rápido como pueden, y dedicarse primero a leer un poco de economía, a ver si descubren que hicieron mal, y después hacer una oposición que al menos no caiga en la serie de promesas incumplibles que lanzo Mariano Rajoy.

Hoy en el Congreso los socialistas tenían una oportunidad excelente de dar muestras de este cambio; la enmienda a la totalidad de la reforma laboral del PP era un lugar perfecto para empezar a hablar de forma realista de los problemas estructurales del país. El modelo del gobierno es chapucero, torpe e incrementalista, un cambio menor, injusto e insuficiente. Un partido de oposición seria debe dar este mensaje.

Lo que han presentado hoy, sin embargo, es peor. Mucho, mucho peor. La enmienda a la totalidad no es ni una reforma; es un retorno al modelo anterior, esa gloriosa ley del 2010 que no sirvió absolutamente para nada. El texto entero puede resumirse en dar subvenciones a PYMEs (esta vez en forma de créditos, pero insisten en la misma estupidez de siempre), y volver a esos gloriosos 45 días de indemnización por año trabajado para despidos improcedentes. Nada de hablar de dualidad, nada de racionalizar tipos de contrato, absolutamente nada de dar flexibilidad a las empresas y una cantidad absolutamente descomunal de insistir en el mismo modelo laboral con el que llevamos arrastrándonos desde hace décadas. Ese modelo que nos da un 10% de paro en tiempos de bonanza, lo que el resto del mundo está llamando ahora mismo una tasa de paro catastrófica.

Es casi indecente. Tras gobernar siete años, presentar una reforma terrible que no arregla absolutamente nada y perder las elecciones miserablemente, el Partido Socialista ofrece como su alternativa de gobierno volver a las políticas que no nos sacaron del agujero hace dos años. Todo ello, claro esta, aderezado de las mismas bobadas de siempre (“abaratar el despido”, “recuperar derechos de los trabajadores”, “roza la inconstitucionalidad”), porque no basta con insistir en un error, además tienen que aprovechar para tomarme por tonto. Mariano Rajoy presentó la reforma laboral hace más de un mes; uno esperaría que el PSOE, en cuatro semanas, sería capaz de llevar una sola idea decente al Congreso. Ni con esas.

Lo más triste de todo esto, por cierto, es que estamos en uno de esos momentos en que lo que hace y dice la oposición es importante. El país está en una situación desesperada, tenemos que aprobar un montón de reformas imprescindibles en los próximos meses si no queremos despeñarnos. Tener el partido de la oposición insistiendo que todo es estupendo, las leyes actuales no tienen culpa de nada y que lo mejor que podemos hacer es más de lo mismo suena muy fácil, pero realmente no está ayudando a nadie. No ayuda al gobierno, y menos a uno como este, patológicamente incapaz de liderazgo, y no ayuda a la oposición, que parece estar en un mundo aún más irreal que antes, y encima puede acabar con el país en sus manos sin tener la más remota idea sobre qué hacer con él en el momento menos pensado.

Es hora que Rubalcaba, y el PSOE entero, empiece a tomarse esta crisis en serio. Es hora pensar de veras qué quieren hacer, qué puede sacar a España del agujero y cómo pueden ayudar para sacar el país del pozo, no dedicarse a tirar pedradas de vez en cuando. Especialmente ahora, con un gobierno que parece estar completamente perdido y el fantasma de una intervención desde Bruselas cada vez más presente. Los socialistas deben prepararse para lo peor, por si acaso. Y eso incluye tener un programa de gobierno preparado, no las tonterías que llevan soltando desde que perdieron.

37 comentarios

  1. Gorgias Marat dice:

    Básicamente propones secuestrar al lider socialdemócrata suecony operarle para que se haga pasar por Rubalcaba, no?

    http://www.policy-network.net/articles/4145/Löfven-gets-social-democrats-back-to-business

  2. Adrián dice:

    Necesitamos un gobierno en la sombra a la de ya. De hecho, no me parece descabellado decir que el tiro en el pie (risas, risas, risas) que se está pegando Rajoy es consecuencia directa de no haber tenido uno en su momento.

  3. Lucio dice:

    Yo como las noticias las vi despues de la cena y ya estaba medio dormido, pregunto, (y que conste que dicho partido no es que sea santo de mi devocion) pero… juraria medio en sueños haber oido a Rosa diaz pedir un contrato unico que acabara con la dualidad de los temporales y los indefinidos??? ¿fue cierto o lo soñe?

    • PaulJBis dice:

      No lo soñaste. UPyD lleva mucho tiempo pidiendo el contrato único indefinido en su programa electoral. De hecho, hace unas semanas presentaron una enmienda en el Congreso a la reforma laboral del Gobierno proponiendo precisamente el contrato único (el mismo que piden aquí en Politikon); por supuesto, el resto de los grupos votaron en contra.

  4. Y.G. dice:

    En la política hay un oligopolio peligrosísimo, está claro. El PSOE hace tiempo que no tiene ni ideas ni programa y yo prefiero que vengan unos tecnócratas de la UE/Alemania directamente.

    Aunque no sean mi partido favorito, creo que la única opción de sensatez económica posible y real acorto plazo es que UPyD robe muchísimos votantes al PPSOE. De entre las opciones imposibles, la de dejarnos dominar por algún país nórdico (y más con ese enlace de Gorgias Marat, gracias) es mi favorita.

  5. davicius dice:

    Sin quitarte la razón en algunas de las cosas que comentas respecto a la escasa capacidad de reacción que PSOE está demostrando ante los últimos acontecimientos, sí que voy a permitirme negarte la mayor respecto a las necesidades del país en cuanto a legislación laboral. Tan solo porque no hay que olvidar que durante los años de bonanza, España ha creado el 50% de los empleos de la UE-27, y que al mismo tiempo ha sido capaz de sacar del sistema a casi tres millones de trabajadores en lo que llevamos de crisis. Ese dato, sí o sí, determina que se puede acusar de cualquier cosa a legislación laboral excepto de inflexible (que es por otro lado la principal acusación que se hace desde fuera de España). No niego que racionalizar el sistema de contratos y algunas otras cuestiones no sea importante, pero la solución no pueden ser modelos que primen el infraempleo (los famosos mini-contratos) o cualquier otra solución de bombero (mucho menos algunas de las recetas de nuestro nuevo y flamante gobierno).
    El problema, como bien sabes, no se centra en las condiciones laborales del país, sino en su estructura productiva. Ahí y solo ahí es donde se puede combatir nuestra pobre posición frente el resto de economías más avanzadas, pero claro, eso implica llevar a cabo reformas de tal calado que superan con creces el escaso tiempo de una legislatura. Ese cortoplacismo que caracteriza a nuestros políticos (tanto en un partido como en el otro), es otro de los principales motivos de nuestra incapacidad para dar solución a los problemas…
    Saludos

  6. Otromas dice:

    Hasta que no nos gobiernen extranjeros no nos salvamos.

  7. Shine dice:

    Pues tienes razón amigo, el despido improcedente no debería estar a 45 días, debería estar prohibido.

    • Jorge García dice:

      Definamos “improcedente”…

      • Shine dice:

        Sería mayormente lo que no procede. Y tu pregunta es de lo más “procedente”, ¿qué procede y qué no procede? Ese es el verdadero debate.

    • Pablo dice:

      Definamos “prohibir”…

      • Shine dice:

        Esa es sencilla, no permitir.

        • Pablo dice:

          ¿Y cómo se hace para “no permitir” algo?

          • Pablo dice:

            ¿Qué le parecería por ejemplo establecer una modalidad de indemnización más alta para el despido improcedente que para el procedente, con carácter disuasorio, u obligar a la readmisión en determinados casos? ¿Le parece lo suficientemente “prohibitivo”?

            Puede escribir al Ministerio de Empleo y Seguridad Social con la propuesta: anda muy necesitados de echar unas buenas risas últimamente y seguro que se lo agradecen infinito.

            XD

          • Shine dice:

            No hombre, que lo que no procede, no procede. Que sacar la billetera no es suficientemente prohibitivo. En el Ministerio de Empleo ya tienen suficiente con una ministra que nunca ha trabajado, eso es insuperable.

          • Shine dice:

            He llamado a Fátima y le he propuesto algo así como que todo despido sea procedente. Me ha dicho que igual con un contrato “pa emprendedores” se lo puede pensar. Va a dar mazo de empleo, tron. XD

    • Francisco dice:

      Yo soy empresario y necesito despedirte por:

      a) Creas mal ambiente laboral (conmigo por ejemplo)

      b) No puedo soportar los costes de la masa de empleados, y tu eres el adecuado para despedir perdiendo la menor capacidad posible.

      c) No eres productivo.

      A mi me parece totalmente procedente el despido. Si quieres discutimos el coste, pero motivos tengo de sobra.

      • Shine dice:

        Pues ya sabes, cuando demuestres que a), b) o c) será procedente.

        • José Manuel dice:

          ¿Cómo demuestras a)?

        • Pablo dice:

          Y si no es procedente, lo “prohibimos” (sea lo que sea lo que implique eso) y así arreglamos el país, chis-púm.

          Ya estoy viendo a los inversores extranjeros deseando terriblemente venirse a España a inundarla de contratos indefinidos, por la cuenta que les trae, cuando sepan que no pueden despedir a un empleado sin que pase la Dirección Provincial de la Inspección de Trabajo en pleno, más dos o tres Inspectores de Hacienda, por la delegación o sucursal de la empresa correspondiente para comprobar hasta el último detalle burcrático con esa rapidez y agilidad que caracteriza a los funcionarios españoles (que para eso les pagamos salarios de astronauta de la NASA, oiga)

          • Shine dice:

            Que no proceda implica que no procede, vamos lo normal en cualquier parte. Otra cosa sería decidir qué procede y qué no.

            De hecho ya vemos que los inversores extranjeros ha venido en masa a España a inundarla de contratos indefinidos con aquello del “despido express”. Culpa de los funcionarios, los negros y el Atlético de Madrid, obviamente.

  8. Ferrim dice:

    UPyD tiene un porcentaje bastante decente de voto joven (no sé si en las generales llegó al 10%, pero por ahí andaba) y es de sobras sabido que los votantes más mayores suelen ser más inflexibles a la hora de cambiar su voto.

    Por tanto, es una estrategia absolutamente racional por parte de UPyD apoyar una propuesta de contrato único: satisface a su electorado y le sitúa en buena posición para atraer votos de ese sector de la población que es más proclive a cambiar el sentido de su voto.

    • AmalricNem dice:

      Os recuerdo que ni aunque UPyD consiguiera un porcentaje importante de voto jove, no podria contra la masa de jubilados que votan PP y PSOE sistematicamente.

      Para PP y PSOE es racional satisfacer a sus jubilados y olvidarse de los jovenes porque son muchos menos y votan en menor numero.

  9. Carlos Jerez dice:

    @Roger, comparto lo que expresas en la entreda, lo que no se es si a ti te sorprende, a mi no, doy por hecho que en esta cuestión, la regulación laboral, el PSOE puede ser bastante peor que el PP. Ninguno quiere acabar con los temporales, pero por lo menos el PP rebaja un poco el indefinido y en los demás puntos, flexibilidad interna y salarial, le doy el aprobado, cosa que no puedo decir lo mismo de los socialistas. Ahora, en otros temas, como los impuestos o el modelo productivo del país, sin haber grandes diferencias, los populares me parecen peor.

    @Gorgias, gracias por el enlace, la música suena bien, ahora veremos la letra, pero en cualquier caso allí tienen un estado mucho más funcional que nosotros. ¿En el PSOE uno igual? Aún más improbable que a Rajoy le de un ataque de lucidez y se convierta en el gran estadista de la nación, que hiciera de este un país moderno y no uno de solo playa y cemento.

    @Lucio, si, a UPD le he escuchado más de una cosa interesante en economía, no se si será porque lo creen, creo que hasta puede ser probable (al fin y al cabo no es algo popular y no ganan casi nada por decirlo), o porque no tienen que ponerlo en práctica (que es lo que quieren hacer allá donde estén, incluyendo Asturias, hacer oposición y salir reforzados en el 2011 y les puede salir bien). En cualquier caso es un partido que si no se basara en su fuerte antinacionalismo y centralismo podría llevarse mi voto (y no soy nada nacionalista, me considero pragmático y si me muestras la forma más eficaz de articular el país me da igual cuan centralista o federal sea).

    @Ferrim, puede que tengas razón, pero lo veo muy sutil. Los jóvenes que nos interesamos por cosas como el contrato único somos 4 y yo no les he votado. Para mi su caladero son los insatisfechos cercanos al centro antinacionalistas. Lo bueno es que pueden conseguir de dos caladeros, lo malo es que si quieren dar el gran salto y formarse como el tercer gran partido van a tener que suavizar mucho su antinacionalismo, es decir, necesitarán un nuevo líder en un partido muy personalista. Sino pueden conformarse con ser como IU en los 90 y esperar a sufrir el mismo bajón que estos cuando las cosas vayan bien.

    • Ferrim dice:

      La cuestión es que a Rosa Díez no le quedan muchísimos años para necesitar vivir de la política, así que con ir tirando realmente le vale. Si ella quiere que el partido dé un salto tendría que ir empezar preparando 2015 con un candidato diferente, es decir, pilotar una transición decente. Si simplemente decide que “después de mí, el diluvio”, es muy probable que a UPyD le ocurra como le pasó al CDS después de Suárez. Y a día de hoy creo que están mucho más cerca de esta última opción.

      • Carlos Jerez dice:

        Estoy de acuerdo, UPyD tiene difícil dar ese salto, pero seguramente sea la única posibilidad que tenga. Lo tiene difícil, según mi impresión, porque Rosa Díez domina bien al partido y cuando encima esta creciendo es muy difícil que la pueda desbancar nadie ahí dentro, salvo que suceda algo por lo que se quiera apartar, lo veo difícil. Otra cuestión sería que la propia Díez se diera cuenta que su partido necesita ese cambio, pero siendo tan ferviente como lo es en determinadas cuestiones, lo veo difícil. Ojalá nos sorprendan, sino lo hacen en el PSOE o en el PP.

        Descarto a IU porque es un nicho muy específico y asentado, mientras que PP, PSOE y UPyD buscan al votante mediano desde el principio, en el caso de UPyD con ese gran sesgo en un tema en particular, pero siendo una formación joven aún le queda alguna posibilidad de quitarse ese cáncer. Por supuesto, reconozco que todo eso es whisful thinking, como de costumbre, y que expresa algunos de mis deseos, que salga alguna formación social liberal, o en general la política se modernice ideológicamente y tenga más en cuenta los conocimientos adqueridos en las ciencias sociales.

  10. spartan dice:

    Bastante de acuerdo con el post. Cuando Roger dijo en un post anterior (creo que se llamaba “¿Realmente improvisaban?” o algo similar) que el PP llegaba al gobierno sin un plan, me pareció una reflexión interesante, pero aún albergaba alguna esperanza de que no fuera así y tuvieran las cosas preparaditas. Pero parece que Roger acertó.

    Y lo del PSOE, pues creo que ya no sorprende. Prefieren echarse al monte que dar la impresión de ser un partido serio y que realmente se preocupa de la situación de España. Volverán a hacer oposición tras las pancartas. Lo mejor (lo peor) es que en España eso funciona.

  11. ithmn dice:

    Partes de la premisa de que PP y PSOE son dos partidos diferentes y por tanto tienen intereses distintos. La realidad es que se pasan la pelota unos a otros para que parezca que hay gobierno y oposición, pero es todo fachada.
    Está muy bien lo de no atribuir a maldad lo que se pueda achacar a incompetencia, pero aquí la incompetencia es la nuestra, que como sociedad o bien vemos lo que pasa y no hacemos nada o peor, no lo estamos viendo.

    Sea como sea, la que se nos viene encima no nos la va a quitar nadie, ni PP con reformas, ni PSOE con “oposición”.

    • Pablo dice:

      ¿No pueden ser partidos diferentes y, sin embargo, tener intereses idénticos?

      • ithmn dice:

        Llego tarde a la respuesta, pero bueno.

        Sí, claro que pueden ser partidos distintos con los mismos intereses, a lo que voy es a que directamente no lo son.
        Nos creemos, porque nos conviene para mantener la idea democrática, que hay gobierno y oposición en PP/PSOE, cuando lo que de verdad hay es una macro formación política que con la excusa de la izquierda, la derecha y las demás armas arrojadizas de siempre se perpetúa en el poder.

  12. Francisco dice:

    Creo que centrar en el PSOE ahora mismo el debate es prematuro.

    El PSOE debe madurar sus penas, esperar unos meses y hacer primarias, y buscar un líder y un mensaje que no sea Rubalcaba ni Chacón.

    Si el PP lo hace tan desastroso que el PSOE gana sin querer unas elecciones, pues no se, que hagan lo que puedan.

    Intentar que Rubalcaba diseñe un plan a largo plazo si que es un error.

    Es mi opinión, y mi deseo. No está basada en ningún conocimiento político.

  13. Lasombra dice:

    A priori me surgen algunas ideas:

    a) ni Roger ni ninguno de los aquí presentes somos votantes medianos (ni nos acercamos). Si Rubalcaba hiciera campaña con reformas ideales que tiene que explicar saliendo en la tele con una pizarra y una tiza, no dudo que ganara votos entre los 30 comentaristas, como tampoco dudo que perdiera 10.000 veces más entre la población general.

    b) La explicación de porque el PSOE debe presentar reformas sesudas me parece cogida por los pelos, siendo generoso. La posibilidad de que las ideas del PSOE sean relevantes a medio plazo es cero, sea el escenario que sea (los gobiernos de concentración nacional pueden ser el sueño húmedo de Pedro J y Anson cuando no gobiernan los suyos, pero ni ocurren ni van a ocurrir). Simplemente me parece una forma de criticar al partido que me gustaría votar por no hacer todo lo que me gustaría.

    c) En un plano más personal, y después de vivir todo el desarrollo de esta crisis con un gobierno desnortado y una oposición pirómana, creo que los españoles se (nos) merecemos lo que venga. Hace 10 años podría criticar al partido al que voto por comportarse como cretinos en la oposición, pero ahora mismo estoy en modo Nerón-con-la-lira. Los españoles eligieron a un tipo que, en toda su vida, sólo ha apagado incendios dejándolos arder. Que no les sorprenda de lo que es capaz en el gobierno. Y si al final se convierte en Papandreu bis, no podré terminar de reprimir una sonrisa, mal que me pese todo lo que le habrá sucedido al pais mientras tanto.

  14. […] tasa de paro. Por desgracia, ni la chapucera reforma del Partido Popular ni la absurda enmienda que presentó el Partido Socialista atajan nuestro principal problema, el sistema de castas que […]

Comments are closed.