Horarios

¿Cuándo entramos y salimos del trabajo?

19 Dic, 2018 - - @MartinOlalla_JM

Las encuestas de empleo del tiempo proporcionan información interesante sobre los hábitos de los trabajadores españoles. En esta entrada voy a analizar conjuntamente la entrada y salida del trabajo de cada encuestado trabajador en día laborables. La voy a dedicar exclusivamente a la encuesta española, en otra ocasión haré una comparativa con otros países. Voy a mostrarles los mapas de calor, la distribución de entrada y salida del trabajo, la distribución de amplitud y duración de la jornada laboral y, finalmente, la distribución de salida del trabajo para encuestados que entran a unas horas determinadas y la distribución de entrada la trabajo para encuestados que salen a unas horas determinadas.

El análisis necesita agrupar entradas y salidas para aumentar los casos observados. He optado por una agrupación en forma de histogramas de una hora de amplitud centrado en horas en punto (o en horas enteras) y que se extiende desde la media hora anterior (inclusive) hasta la media hora posterior (exclusive). Así en este texto «trabajadores que entran a las 3pm» significa «trabajadores que entran desde las 14:30 (inclusive) hasta las 15:30 (exclusive)».

El mapa de calor de la Encuesta de Empleo del Tiempo de España (2009-2010) con este tipo de reticulado tiene este aspecto:

Figura 1. Mapa de calor de la distribución de entrada y salida del trabajo agrupada en cajas cuadradas de una hora de lado. Cada caja contiene los trabajadores encuestados que entran/salen entre la media hora de una hora (inclusive) y la media hora de la siguiente hora (exclusive) y están centradas en horas cada hora en punto. Las líneas discontinuas diagonales representan la amplitud de la jornada desde el inicio al final. Este cálculo no computa las pausas intermedias. Los cuadriláteros en trazo oscuro continuo muestran la duración de la luz invernal y la luz estival suponiendo la configuración actual de la hora legal.

He superpuesto a la gráfica unos cuadriláteros que señala la luz invernal y estival. Se observa cómo la entrada y salida del trabajo está relacionada con ellos. La entrada ocurre inmediatamente antes del amanecer invernal. La salida ocurre inmediatamente después del anochecer invernal. Si desplazamos el cuadrado del verano 1h hacia abajo diagonalmente simulamos la hora de invierno permanente: dejamos un hueco de luz sin actividad económica. Si desplazamos el cuadrado del invierno 1h hacia arriba diagonalmente simulamos la hora de verano permanente: situamos buena parte de la actividad matinal en la zona de noche. Nada que no sepamos. Los ejes verticales y horizontales muestran también los tres cuartiles de cada distribución.

La entrada al trabajo es muy uniforme. La salida del trabajo es bastante más heterogénea: hay un grupo importante de trabajadores saliendo sobre las 3pm y otro grupo saliendo en las inmediaciones del anochecer invernal. Se puede ver más claramente en la figura 2 donde aparece la fracción de trabajadores que entra al trabajo y sale del trabajo en función de la hora del día.

Figura 2. ¿A qué hora entran y salen de trabajar los trabajadores encuestados? A la izquierda distribución de la hora de salida del trabajo (oscuro) y la hora de entrada al trabajo (claro) según la Encuesta de Empleo del Tiempo de España en 2009-2010. El eje inferior muestra los cuartiles de las salida del trabajo y el superior los cuartiles de la entrada al trabajo. A la derecha la distribución acumulada.

En la entrada al trabajo (trazo más claro) se puede observar que los trabajadores encuestados inician su jornada laboral sobre las 8am/9am coincidiendo con el amanecer invernal: los tres cuartiles caen casi en esa banda. Hay trabajadores encuestados que entran antes y después de estas horas pero son pocos. Más alejado a este momento se puede observar una pequeña fracción de trabajadores encuestados con turno de tarde que entra sobre las 2pm/3pm y una fracción aún menor de trabajadores encuestados con turno de noche, que entra sobre las 10pm.

La salida del trabajo es más heterogénea con un grupo importante que sale a las 2pm/3pm, tal y como se observa en el mapa de calor, y una distribución amorfa entre las 6pm-8pm. Casi solapado con ella está el grupo que sale a las 10pm, que incluye trabajadores encuestados del turno de tarde. Finalmente hay un grupo que sale a las 6am, probablemente trabajadores encuestados de turno de noche o errores en el cómputo: el formulario de la encuesta se inicia a las 6am.

En términos de cuartiles al menos el 25% de los trabajadores encuestados ya ha salido a las 15:00. Más exactamente el 33%, uno de cada tres, ha salido a las 15:00 o antes. Al menos el 50% de los trabajadores encuestados ha salido a las 18:00 o antes. Y al menos el 75% de los trabajadores encuestados ha salido a las 20:00 o antes. Estos resultados son coincidentes con los que expliqué anteriormente en esta entrada en Politikon. A las 21:00 o antes ha salido el 86% de trabajadores y a las 22:00 o antes el 93%.

Las dos últimas propiedades globales del trabajo son la distribución de la amplitud, distancia de la entrada a la salida del trabajo, y de la duración: cuánto tiempo se emplea en trabajar. El aspecto de estas distribuciones aparece en esta gráfica.

Figura 3. ¿Cómo de amplias son las jornadas laborales y cuánto duran? A la izquierda distribución de la amplitud (oscuro) y duración (claro) de la jornada laboral. La amplitud computa de inicio a fin, sin contar las pausas intermedias. La duración es el tiempo diario dedicado al trabajo. El eje inferior muestra los cuartiles de la distribución de la amplitud. El eje superior muestra los cuartiles de la distribución de duración. La curva de amplitud muestra un doble pico con máximo relativos a 7h y 11h. La curva de duración muestra una forma de pico con 8h como el valor más alto. A la derecha distribución acumulada de amplitudes y duraciones. El retraso de la línea de amplitud da para valores mayores de 7h da idea de la pausa de los trabajadores con jornadas más amplias que ese valor.

Característicamente la distribución de la amplitud de la jornada tiene dos picos. El primero situado a las 7h, que corresponde a trabajadores encuestados que, probablemente, no han tenido pausa para comer. El segundo está situado a 11h, que contiene una pausa para comer. Esta distribución puede observarse en la figura 1 fijándose en las bandas diagonales que la recorren y que representan la amplitud de la jornada laboral.

El primer cuartil de la distribución tiene el valor 7h: el 33% de trabajadores reporta una jornada laboral de 7h o menor en amplitud. El segundo cuartil se alcanza para una amplitud de 9h y el tercer cuartil para una amplitud de 11h: un 80% de trabajadores reporta 11h o menos. A partir de ahí, el 10% reporta una amplitud mayor de 12h.

La duración de la jornada laboral es más homogénea. Un único pico los cuartiles están menos separados. El 25% de los trabajadores encuestados computa una jornada de 6.5h o menos. El 50% de los trabajadores encuestados computa 7h50m o menos. El 75% de los trabajadores encuestados computa 9h o menos.

La figura 3 muestra a la derecha la distribución acumulada de amplitudes y duraciones. Hay un retraso característico en la amplitud de la jornada para valores mayores de 7h. Ese retraso es una indicación de la pausa de esos trabajadores. Sería un error deducir que ese es el valor general de la pausa de los trabajadores. Casi el 50% de ellos no llega a tener pausa y un 21% tiene una pausa de una hora. Muy probablemente estos trabajadores tienen jornadas menores de 8h, la región en la que coinciden ambas distribuciones acumuladas en la figura 3 (derecha).

Finalmente el análisis sectorial: a qué hora sale de trabajar los trabajadores encuestados que entran a una hora específica; y a qué hora entran a trabajar aquellos que salen a una hora específica.

Para el primer caso he elegido las 8am y a las 9am, que caracterizan el pico de entrada al trabajo, y a las 3pm, que representa los trabajadores de tarde. La distribución de salidas del trabajo de cada uno de estos grupos de trabajadores se muestra en esta gráfica.

Figura 4. ¿A qué hora salen de trabajar los trabajadores que entraron a las 8am, 9am y 3pm? A la izquierda distribución de la salida del trabajo con los cuartiles. A la derecha distribución acumulada de trabajadores que ya han dejado de trabajar.

Los cuartiles de cada grupo aparecen sobre el eje inferior (cuartiles de la entrada a las 8am) y superior (cuartiles de la entrada a las 9am y 3pm). El 25% de los trabajadores encuestados que entran a las 8am ha salido a las 15:00 o antes; de hecho incluso el 38% de trabajadores encuestados satisface ese objetivo. El 49.6% ha salido antes de las 17:00 (véase la figura de la derecha), valor que podemos tomar de facto como segundo cuartil. Formalmente el segundo cuartil llega a las 18:00 cuando el 63% de trabajadores ha terminado su jornada. Finalmente al menos el 75% de los trabajadores encuestados ha salido antes de las 19:00. Este último caso es una jornada que de extremo a extremos dura 11h o menos, sin tener en cuenta las pausas para comer. Solo el 12% de trabajadores que entraron a las 8am sale a las 20:00 o después. Solo el 7% lo hará a las 21:00 o después. Y solo el 3% a las 22:00 o después.

Para el grupo de trabajadores encuestados que entra a las 9am se observa que al menos el 25% de ellos ha salido a las 15:00 o antes. El 47% de ellos ha salido a las 18:00 o antes. El segundo cuartil llega a las 19:00 cuando ha salido el 61% de trabajadores que entró a las 9am. El tercer cuartil es a las 20:00: un 80% de trabajadores encuestados que entró a las 9am ha salido a esa hora o antes. A las 21:00 o más tarde solo sale el 9% de trabajadores de este grupo. A las 22:00 o más tarde, el 5%.

El grupo de trabajadores encuestados que entra a las 3pm tiene el primer cuartil situado a las 21:00, aunque a las 20:00 o antes ya ha salido el 23% del grupo. Un 34% de los trabajadores encuestados que entraron a las 3pm salen a las 21:00 o antes. El segundo cuartil y, de facto, el tercer cuartil llegan a las 22:00 cuando el 74% del grupo reporta haber dejado de trabajar a esa hora o antes. El 96% reporta salir a las 23:00 o antes.

Finalmente muestro el análisis de la entrada al trabajo de aquellos trabajadores encuestados que salieron a las 3pm, 8pm y 10pm. El primer grupo es representativa de la jornada intensiva. El segundo grupo representa de la jornada partida. El tercer grupo representa el turno de tarde. Los resultados aparecen en esta gráfica.

Figura 5. ¿A qué hora entraron a trabajar los trabajadores que salieron a las 3pm, 8pm y 10pm? A la izquierda distribución de la salida del trabajo con los cuartiles. A la derecha distribución acumulada de trabajadores que ya trabajan.

Como la entrada al trabajo es más homogénea los cuartiles están muy agrupados en los dos primeros grupos. Los trabajadores encuestados que salen a las 3pm ha entrado, principalmente, a las 08:00: todos los cuartiles ocurre a esa hora porque a las 07:00 o antes solo entra el 20% del grupo y a las 09:00 o después solo entra otro 5% del grupo.

La entrada al trabajo de los trabajadores encuestados que salen a las 8pm alcanza el primer cuartil a las 08:00: un 36% de este grupo de trabajadores a entrado a esa hora o antes. El segundo cuartil se alcanza a las 09:00: el 73% de trabajadores del grupo ya ha entrado a esta hora o antes. El tercer cuartil llega a las 10:00: el 88% de los trabajadores de este grupo entró a esa hora o antes.

Finalmente la entrada al trabajo de aquellos que salen a las 10pm alcanza el primer cuartil a las 09:00, si bien el 23% de este grupo entró a las 08:00 o antes. El segundo cuartil se alcanza a las 14:00, si bien a las 13:00 o antes había entrado ya el 49% del grupo. A las 14:00 se alcanza de facto el tercer cuartil: entra el 73% del grupo a esa hora o antes. A las 15:00 o antes ha entrado el 90% de este grupo de trabajadores encuestados.

En este cuadro he resumido los cuartiles observados.

Grupo de trabajadores       N Q1 Q2 Q3
        Salida del trabajo
Todos los encuestados   4294  15:00  18:00  20:10
Quienes entran a las 8am   1427  15:00  17:00  19:00
Quienes entran a las 9am    1110  15:00  19:00  20:00
Quienes entran a las 3pm      121  21:00  22:00  22:00
         Entrada al trabajo
Todos los encuestados    4294  07:50  08:30  09:30
Quienes salen a las 3pm     690  08:00  08:00  08:00
Quienes salen a las 8pm     582  08:00  09:00  10:00
Quienes salen a las 10pm     290  08:00  13:00  14:00
Parámetros descriptivos de la distribución de salida del trabajo y entrada al trabajo en España para diferentes subgrupos. Número de encuestados, y cuartiles de la distribución (Q1, Q2, Q3) expresados en la hora de Berlín (CET=UTC+01).

 

Hasta aquí los datos y su descripción. Ahora, una pequeña valoración. Los datos muestran una dualidad: trabajadores encuestados con amplitudes pequeñas y trabajadores encuestados con amplitudes grandes; trabajadores encuestados que salen pronto, trabajadores encuestados que salen tarde. El mainstream se centra en los casos más llamativamente perjudicados y olvida los «buenos» como por ejemplo el primer cuartil de la salida del trabajo. También olvida lo que de bueno puede haber en tener una amplitud mayor: regreso a casa para comer, por ejemplo. Indudablemente este tipo de preferencias dependen de muchos factores como por ejemplo la distancia temporal del centro del trabajo al hogar. Estas preferencias pueden variar con el tiempo: la sociedad actual no es la misma que la de hace 40 años. Pero no parece que sea una práctica inherentemente perniciosa.

La distribución de trabajadores encuestados que sale a las 10pm (figura 5) resalta la dualidad. La mayoría de los (pocos) trabajadores encuestados que salen a esa hora son de turno de tarde. Pero aún quedan unos pocos trabajadores encuestados que entraron a trabajar cerca de las 8am. Este tipo de trabajadores probablemente no existe en el resto de Europa. Es aproximadamente el 25% del total de trabajadores encuestados que sale a las 10pm (N=290). Y representa el 1.5% del total de trabajadores (N=4294) encuestados. Parece poco pero hay que sumarles por lo menos aquellos que salieron a las 9pm. Por supuesto no tengo la competencia en ciencias sociales y económicas como explicar su origen que, seguro, es multifactorial. Sí puedo afirmar categóricamente que la culpa no es del oso de Berlín.

Hace ya dos años publiqué esta tribuna en el diario El País. En ella decía que: «[e]s posible que podamos acelerar algo ese proceso [de desactivación vespertina], que suele ser más lento que la activación por la mañana. Quizá hay aún sectores que pueden adelantar el fin de su actividad, bienvenidos sean, pero no persigamos objetivos imposibles.» El objetivo al que me refería es pretender que todos hayan salido del trabajo antes de que se ponga el Sol.

Sigo creyendo eso: hay pocos trabajadores que salgan a las 5pm, quizá puedan ser más. La cuestión es quiénes podrían llenar ese campo. También sigo creyendo que muchos trabajadores ya han adelantado su salida del trabajo, lo que explica que haya pocos que salen a las 4pm y a las 5pm. Basta comparar la distribución de salidas del trabajo de quienes entran a las 8am y quienes entran a las 9am (figura 4). En el primer caso el 40% de encuestados ya ha salido a las 15:00 o antes. En el segundo caso solo el 26%. Los trabajadores que entraron a las 8am salen preferentemente a las 3pm y llevan un adelanto de dos horas respecto de quienes entraron las 9am hasta que se alcanzan las 6pm. Quienes entraron a las 9am salen preferentemente a las 8pm, cuando cierran el gap con los de las 8am. Parece razonable pensar que muchos de quienes entran a las 8am ya han sido capaces de adelantar el final de su jornada laboral en buena medida.

¿Querríamos disminuir esta dualidad retrasando la salida del trabajo de quienes ya la han adelantado? Probablemente bastaría con que la Administración pública regulara de forma diferente la jornada laboral de los funcionarios para que estas distribuciones se alteraran significativamente. ¿Qué dirigente afrontaría el reto de proponer en la mesa de la función pública una jornada de 9 a 5, con una pausa para comer de una hora? ¿Cómo solaparía esta idea con los empleados públicos que tiene una jornada de tarde tipo 3 a 10, espejo de la jornada de 8 a 3?

Advertía en esa tribuna del peligro de quienes quieren retrasar la jornada de los trabajadores españoles. En la figura 4 se ven muchos trabajadores que entran a las 8am salen a las 3pm pero pocos de los que entran a las 9am salen a las 4pm. Las jornadas no se desplazan arbitrariamente porque la actividad solar no se puede desplazar de esa forma. Precisamente el cambio de hora legal trata de desplazar arbitrariamente la jornada laboral. «Regresar a Greenwich» es hacer que trabajadores que entran a las 8am (hora del Berlín) y salen a las 3pm (hora de Berlín) entren, inicialmente, a las 8am (hora de Londres), las 9am hora de Berlín, y salgan a las 3pm (hora de Londres), las 4pm hora de Berlín: una idea muy mayoritariamente evitada por los trabajadores encuestados, como se ve en la figura 4. En sentido contrario la idea de adoptar la hora de verano permanente es hacer que quienes entran a las 8am (hora del Berlín) y salen a las 3pm (hora de Berlín) entren, inicialmente, a las 8am (hora de Kiev), las 7am hora de Berlín, y salgan a las 3pm (hora de Kiev), las 2pm hora de Berlín: otra ocurrencia muy mayoritariamente evitada por los trabajadores encuestados

Falta por supuesto una cuestión importante: qué ocurre en otros países. Lo describiré en una próxima, espero, entrada.