elecciones

¿Elecciones de bloques? Un análisis del perfil de los electores del 21-D

20 Dic, 2017 - y - @pablocalv,

En los medios y en la calle se habla de las elecciones del jueves como el enfrentamiento entre dos bloques. Esta visión asume que existen dos conjuntos de partidos homogéneos que tienen objetivos enfrentados. El concepto de bloque se construye a partir de los objetivos compartidos, la unidad de acción, y las dinámicas de pactos de los partidos. En este post queremos darle una vuelta a este concepto, centrándonos en las características de los votantes. ¿Cuáles son las similitudes y las diferencias de los votantes de los diferentes partidos que concurren a las elecciones del 21-D?

Ver gráfico dinámico: http://coin.der.usal.es/CAT

  1. El electorado está polarizado en el eje nacional. No es nada nuevo. Entre los votantes de los partidos independentistas no hay duda, apuestan por que Cataluña sea un Estado independiente. Entre los votantes de los partidos contrarios a la independencia, sin embargo, se combinan tres posiciones: una proporción destacada de los votantes del PSC, C’s y el PP prefieren que Cataluña siga siendo una comunidad, como hasta ahora. A su vez, entre los votantes del PSC y Catalunya en Comú (CeC) existe apoyo a la idea del encaje de Cataluña en una España federal. Por último, aunque sea un grupo muy minoritario, entre los votantes de C’s y el PP destaca el porcentaje de los que preferirían que Cataluña fuese una región de España, es decir, que tuviera menos autonomía que en la actualidad.

 

  1. Cuando la polarización juega en tu contra: CeC. En medio del escenario de polarización en el eje nacional se encuentra Catalunya en Comú (CeC). Los votantes de este partido se parecen a los de la CUP o ERC en que una parte de ellos tienen padres de diferentes orígenes, uno de Cataluña y el otro de otra comunidad. Pero también hay una parte que se parecen a los votantes del PSC, C’s o el PP, cuyos padres provienen ambos de otras comunidades. Además, destaca la preferencia del electorado de CeC por un modelo federal, en lo que coinciden con una parte de los votantes del PSC. En definitiva, no es casualidad que CeC esté encontrando tantos problemas en unas elecciones dominadas por el debate nacional frente al eje izquierda-derecha.

 

  1. Dime dónde nacieron tus padres, y te diré a quién votas. El posicionamiento en el eje nacional en un escenario de polarización guarda relación con la historia familiar. Mientras que los votantes cuyos padres provienen de otras comunidades se inclinan en mayor medida por los partidos contrarios a la independencia, los votantes cuyos padres son de Cataluña son más proclives a votar por Junts per Catalunya (JxC), ERC o la CUP. Un dato llamativo es que entre los votantes de la CUP, ERC, y CeC destacan aquellos con padres de origen mixto, es decir, uno de Cataluña y otro de otra comunidad.

 

  1. ¿Tiene reflejo la polarización en las características socieconómicas? También en las variables referidas al perfil socioeconómico de los votantes se aprecia cierta homogeneidad entre los electores que optan por partidos independentistas. Estos votantes tienen título universitario en mayor medida, y destaca el porcentaje de ellos que ingresa en su hogar más de 3.000 euros netos al mes. Las diferencias entre los votantes de partidos independentistas parecen estar asociadas a la edad: mientras los votantes de la CUP tienden a ser más jóvenes, entre los de ERC sobresale el grupo de 50 a 64 años, y entre los de JxC los mayores de 65 años. Estas coincidencias en el perfil socieconómico no se dan entre los partidos contrarios a la independencia, aunque en el caso del PSC y el PP, por ejemplo, destaque la proporción de jubilados entre sus electores algo que, por otra parte, comparten con JxC.

 

  1. Barcelona, el área metropolitana, y la Cataluña rural. Existe relación entre el número de habitantes de las ciudades y pueblos de los electores y su propensión a votar por un partido u otro. Por ejemplo, entre los votantes de CeC destacan los votantes que residen en Barcelona . ERC y JxC, por su parte, reciben mayor apoyo de los votantes en pueblos y pequeñas ciudades, mientras que los votantes del PSC y C’s están más concentrados en el cinturón metropolitano de Barcelona (ciudades de más de 50.000 habitantes).

 

  1. ¿Se vota igual en generales que en autonómicas? En el gráfico aparece el voto de las generales del 26 de junio de 2016, y su relación con el voto en las autonómicas. Como ya han detectado otras encuestas, existe un movimiento de votos desde ERC y En Comú Podem (la marca con la que CeC se presentó a la generales) hacia la CUP, que no presentó candidatura a esas elecciones. También existe un movimiento destacado de votantes del PP en las generales hacia C’s.

En resumen, estamos ante unas elecciones de máxima polarización en el eje nacional.  Existe cierto grado de acuerdo entre los partidos y el electorado de la CUP, ERC y JxC sobre el objetivo de alcanzar un Estado independiente, y parece que las coincidencias también se dan en el perfil socioeconómico. Sin embargo, el resto de partidos, aunque son contrarios a la independencia,  no tienen una base sobre la que construir un proyecto de “bloque”, sus propios electores están divididos sobre cuál sería la mejor alternativa para el encaje de Cataluña con el resto de España. Esta realidad es la que va a dificultar posibles pactos electorales en caso de que los partidos independentistas no consigan una mayoría suficiente.

 

Este trabajo se ha realizado con datos del estudio 863 del Centre d’Estudis d’Opinió de la Generalitat y para el análisis y creación del gráfico se ha utilizado el paquete netCoin.