Política

La pregunta más importante de una encuesta

8 Nov, 2015 - - @kikollan

La estimación del voto del CIS es el dato que más interés despierta de entre todos los que publica. ¿Pero es el más importante?

Pensé en esto en la presentación de Aragón es nuestro Ohio, el libro de los amigos de Piedras de Papel. Ana Pastor preguntó si fallan las encuestas y los autores confirmaron que las encuestan aciertan. Entonces Sandra León señaló algo interesante: que la parte más valiosa de una encuesta no es su estimación de voto sino todo lo demás.

El partido que ganará las elecciones lo sabremos en unas semanas. Pero otras cuestiones solo las conocemos gracias a las encuestas: cómo votan los jóvenes, qué preocupa a los ciudadanos o qué piensan de la sanidad pública o los impuestos. Esas respuestas son las más valiosas.

Pero la estimación de voto tiene un valor especial: podemos verificarla.

Su precisión sirve para que confiemos en el resto de la encuesta. Por eso es esencial que se publiquen sondeos preelectorales. Nate Silver lo explicaba diciendo que sirven de “experimentos naturales” y permiten evaluar el éxito de las técnicas demoscópicas. Para averiguar si una muestra es representativa o investigar la mejor forma de hacer sondeos por teléfono.

En una encuesta hay más preguntas que pueden verificarse. Podemos hacer números y averiguar que las personas esconden sus ingresos o exageran la frecuencia con que tienen sexo. Pero la estimación de voto tiene la ventaja añadida de que todos podemos hacer de verificadores fácilmente.

Si las estimaciones de voto del CIS o cualquier otra firma fuesen refutadas por las urnas, las encuestas quedarían en cuestión. Afortunadamente no ocurre así y los sondeos conservan su valor como lo que son: una herramienta para que sepamos qué piensan y qué sienten millones de personas.