Catalunya

Los determinantes del independentismo en Cataluña

23 Oct, 2015 - , y - @jorgegalindo, @guillemvidal_, @moragasai,

Artículo escrito por Antoni-Ítalo de Moragas, Jorge Galindo, Guillem Vidal.

Desde que el sentimiento independentista empezó a subir de manera vertiginosa hace un lustro se han escrito y publicado incontables páginas sobre los motivos que lo explican. Casi todos los comentarios han partido de ingredientes contextuales: frustración, crisis económica, influencia de las élites y de los medios controlados por éstas, fuerza de un movimiento social desde abajo… (sobre esta discusión vale la pena leer  a Pablo Simón). Sin quitar ni un ápice de mérito a tal debate, quizá se echa a faltar una mirada más, digamos, sociológica, enfocada en las características dominantes entre los independentistas. ¿Hay ciertos rasgos, ciertas situaciones personales o colectivas que llevan a un individuo determinado a estar a favor de la independencia de Catalunya?

En la literatura académica destacan dos clases de determinantes de apoyo al secesionismo: los relacionados con la identidad nacional y los relacionados con el cálculo instrumental de los beneficios o pérdidas de la secesión. Numerosos estudios han destacado la primordial importancia de la identidad nacional como determinante para predecir el apoyo al secesionismo en las regiones donde existen tales movimientos —Quebec, Escocia, País Vasco y Cataluña—, aunque también parecen ser influyentes los factores políticos y el impacto de las perspectivas económicas del secesionismo (ver Muñoz y Tormos, 2015). El objetivo de este artículo es ver cuál es el impacto de estos determinantes en el caso catalán y estudiar si hay otras variables socioeconómicas que estén relacionadas con el apoyo a la independencia como, por ejemplo, educación o renta.

En tanto que la cuestión a abordar es multidimensional, se necesita emplear una técnica que permita considerar más de una variable al mismo tiempo como determinante del sentimiento independentista. Para ello hemos montado una base conjunta con los microdatos (las respuestas) a los barómetros del CEO de 2014 y lo que llevamos de 2015, uniendo todas las olas en una sola para disponer de más casos a estudiar y disponer por tanto de una muestra más representativa. La variable a explicar es la preferencia por una Catalunya independiente. Identificamos esta preferencia como positiva cuando ante la cuestión de qué relación desearía el entrevistado que tuviese Catalunya con España, la respuesta es “un estado independiente”. En las 8.000 encuestas consideradas, 3.704 personas escogieron esta alternativa. Compararemos este 46.3% con el 53.7% restante a través de un modelo donde las variables determinantes (esto es, potencialmente explicativas de esa preferencia por un estado independiente) son las siguientes:

Lengua: Primera lengua hablada (Catalán, Castellano, Por Igual)

Nacimiento: En Cataluña o fuera de Cataluña.

Ingresos: Ingresos familiares netos mensuales (por deciles)

Educación: Estudios Básicos, Medios y Superiores.

Ideología: (0-Izquierda 10-Derecha)

Tamaño Municipio: Habitantes del municipio donde reside.

Edad: Tramos de edad

Género: Hombre o Mujer

Todas estas variables han sido introducidas en un modelo logístico. Una vez aplicado a la base de datos, los resultados obtenidos son los siguientes:

Screen Shot 2015-10-23 at 10.34.10

 

indy1

Los resultados entran dentro de lo que cabía esperar. Aquellos coeficientes con un valor negativo han de ser interpretados como efectos que restan probabilidad de apoyar la independencia con respecto a la categoría base o de referencia (ref). Así, una persona que su primera lengua fue castellano, tendrá menos probabilidades de ser independentista en comparación a alguien quien su primera lengua fueron ambas catalán y castellano indistintamente. Por el contrario, un coeficiente con un valor positivo, como en el caso de haber nacido en Cataluña, supondrá una mayor probabilidad de apoyo al secesionismo en comparación con, en este caso, haber nacido fuera.

En los gráficos, una mayor probabilidad se traduce en un valor más alto en el eje vertical. En el caso de la ideología se puede observar claramente: a más a la derecha, menos independentista. Sin embargo, cabe matizar que hay estudios que demuestran que los catalanes se declaran más de izquierdas por ser más independentistas, y no al revés: personas que se dicen muy de izquierdas en el eje 0-10 después dicen preferir menos, y no más, redistribución por parte del Estado (Dinas, 2012) . Cuatro décadas de dictadura nacional-católica dejan una lógica marca en la relación entre ideología y sentimiento catalanista.

El tamaño de municipio también tiene una relación negativa con el independentismo, que parece se daría más entre individuos que viven en núcleos pequeños o zonas rurales. Por contra, la renta y el nivel educativo tienen una relación positiva con el deseo de un estado catalán: a más se ingresa por família, y a mayor es el nivel de formación alcanzado, más posibilidades hay de que una persona sea independentista.

Si bien hay cierto consenso acerca de la relación entre la afluencia de una región y la probabilidad de apoyar partidos secesionistas (Sorens, 2005), no puede decirse lo mismo acerca del nivel de ingresos familiares. Una de las razones es que el nivel de ingresos familiares no es un rasgo que determine el apoyo al secesionismo del mismo modo en todos los casos. Por ejemplo, en el caso de Québec, Nadeau, Martín y Blais (1999) encuentran que la relación es precisamente la contraria. Asimismo, y aunque en nuestro modelo encontramos una relación clara, hay estudios como el de Balcells, Fernández-Albertos y Kuo (2015) que señalan el efecto limitado del nivel de ingresos en comparación a otras variables identitarias.

Para tener una visión más detallada, resulta interesante ver la interacción entre los ingresos familiares y la primera lengua hablada. Como se observa en el gráfico siguiente (y también en los coeficientes), la variable identidad es más influyente en la probabilidad de apoyo al secesionismo, aunque no independientemente de ingresos familiares. Es sobretodo entre aquellos que hablaron como primera lengua el castellano y el catalán indistintamente dónde encontramos que los niveles de renta familiar son más importantes para predecir el apoyo al secesionismo. Esta relación cobra sentido en cuanto las variables identitarias podrían tener un menor impacto entre aquellos que desde pequeños hablan las dos lenguas por igual, es decir, quienes tienen una identidad dual. Al contrario que otros estudios, por tanto, observamos que hay una clara relación positiva entre más ingresos familiares y apoyo al secesionismo, sobretodo entre aquellos con rasgos identitarios duales.

Screen Shot 2015-10-23 at 10.24.20

En este primer post hemos visto qué variables son determinantes para el apoyo al secesionismo en Cataluña. Aplicando una regresión logística sobre datos de encuestas por el CEO, observamos que tanto factores identitarios —primera lengua hablada o lugar de nacimiento—, como factores socioeconómicos —ingresos familiares o educación—, tienen un impacto en la probabilidad de apoyo al secesionismo. En un segundo post analizaremos las características que definen a los llamados “nuevos independentistas”.

* * *

Hemos creado un repositorio en GitHub con los dofiles correspondientes a los análisis que vayamos completando en este y futuros artículos respecto a los determinantes del sentimiento independentista en Catalunya.