Ahora

La necesidad de tender puentes

30 Abr, 2015 - - @elena_costas

Si he de ser sincera, creo que siempre he querido formar parte de Politikon. Lo he querido, incluso, antes de saber que Politikon existía.

Fue allá por 2012 cuando, a raíz de interminables discusiones con Octavio Medina en Washington DC, descubrí el blog y empecé a seguirlo. Era refrescante oír voces jóvenes hablando no sólo de los principales males de nuestra sociedad, sino también de estrategias para solucionarlos. Y más aún, lo hacían basándose en evidencia y datos extraídos de investigaciones académicas. Yo ya había oído a Sherlock Holmes decir eso de “es un gran error hacer teoría sin tener antes los datos”, por lo que la iniciativa me enganchó desde el principio. Para alguien que en ese momento se debatía entre optar por una vía más profesional o centrarse en una carrera universitaria, Politikon era una forma de ver que las dos opciones no eran en absoluto incompatibles.

Tres años después, y tras haber obtenido un doctorado en Economía sobre los efectos electorales de la corrupción política y su cobertura en los medios de comunicación, estoy aún más segura de la necesidad de vincular la investigación universitaria con los principales debates de la sociedad. Se trata de algo tan sencillo – en principio – como usar la teoría y la evidencia académica para analizar y formular políticas públicas. Y para ello es necesario el trabajo conjunto de distintas disciplinas, ya sean la economía, las ciencias políticas, la sociología o la, hoy tan de moda, ingeniería de datos.

La universidad, entendida como generadora de conocimiento, es un elemento clave en el análisis de la realidad y en la creación de pensamiento. Es por tanto una obligación para cualquiera que se dedique a la ciencia – y en especial a las ciencias sociales – el preocuparse de cómo su investigación puede mejorar las condiciones de vida de aquellos con los que convive. Politikon representa a la perfección esta forma de entender la necesaria relación entre la universidad y la sociedad, siendo un referente en lo que a divulgación científica se refiere. Por lo tanto, cuando recibí la propuesta de formar parte del grupo lo vi como una forma de involucrarme en un proyecto muy interesante (¿cómo decir que no a alguien que tiene entre sus principales actividades organizar algo llamado “Cervezas y Politikon”?), y además como una oportunidad para cumplir con mi responsabilidad como investigadora. Imagino que el compromiso de verdad empieza ahora.