Economía

Recordatorio: redistribuímos poco y mal

28 Nov, 2013 - - @egocrata

Una de las cosas que un sector de la izquierda española parece no querer entender es que nuestro estado de bienestar merece ser reformado de arriba a abajo. Esto no es porque gastemos demasiado, los servicios sociales nos estén convirtiendo en una pila de vagos o porque sea hora de privatizarlo todo, sino por algo mucho más sencillo: a la hora de redistribuir renta, lo hacemos francamente mal.

Echad un vistazo a este gráfico (vía) detallando el porcentaje de reducción de la desigualdad en varios países de la OCDE tras impuestos y transferencias:

blog_income_inequality_government_reduction_1

 

De todos los países desarrollados el que menos redistribuye es, como era de esperar, Estados Unidos. Israel está cerca; Canadá y Australia un poco mejores, pero no por mucho, aunque ambos tienen un nivel de gasto público modesto. El siguiente país en la lista es España. Pre-impuestos y transferencias no somos un país mucho más desigual que la media; post transferencias sí lo somos, y eso que tenemos un sector público considerable. Nuestro nivel de gasto, obviamente, está lejos de Suecia, Noruega o Francia, pero está cerca de la media de la OCDE (en porcentaje del PIB, es parecido a Alemania). El dinero, sin embargo, no parece ir destinado a redistribuir renta, o no de forma eficaz. Uno de los principales motivos, por cierto, es la patética dualidad del mercado laboral español, que impide a muchos trabajadores cotizar de forma estable, dejándolos fuera del sistema, pero no se limita a este detalle.  Fijaos también, por cierto, que hablo de gastos, no impuestos; el sistema fiscal es un instrumento bastante torpe para redistribuir renta.

Si tenéis curiosidad por ver los niveles de desigualdad pre y post-transferencias, aquí tenéis el gráfico (vía). El artículo de John Cassidy donde apareció originalmente sobre la evolución de la desigualdad en Estados Unidos vale la pena leerlo.

cassidy_03