Me decía Cives con buena razón que, si le pedía a la gente de Politikon una lista de los libros que les habían influenciado (I, y II), lo justo es que yo hiciese lo propio. En mi caso hacer algo así es complicado porque soy un lector desordenado que bordea en lo caótico. Todo lo más, puedo enumerar libros que me gustan o, mejor dicho, libros que recuerdo cuando alguien me pregunta por sugerencias. Estos son:

Inventing the People: The Rise of Popular Sovereignty in England and America de Morgan, The Principles of Representative Government de Manin, y The Legal Foundations of Inequality: Constitutionalism in the Americas, 1776-1860 de Gargarella. Los tres libros exploran diferentes elementos de la relación entre representación y democracia. Algo que encuentro atrayente es que son textos muy provocativos que, al mismo tiempo, ayudan a poner un poco de orden en el caos de intuiciones que todos tenemos sobre el problema de la delegación a élites políticas.

The Idea of a Party System: The Rise of Legitimate Opposition in the United States, 1780-1840 de Hofstadter, German Social Democracy, 1905-1917: The Development of the Great Schism de Schorske, y The Rise of Christian Democracy in Europe de Kalyvas. Las ideas de oposición legítima y de partido político nos resultan ya tan naturales que a veces resulta complicado tomar cierta distancia analítica con ellas. El libro de Hofstadter hace una historia intelectual de la difícil aceptación del disentimiento con el gobierno como algo definitorio de la democracia. Los otros dos textos son historias de caso pero con lecciones generales. De hecho, se me ocurren pocos análisis más fascinantes de la tensión entre estrategia y compromiso ideológico que el libro de Schorske.

Constitutionalism and Dictatorship: Pinochet, the Junta, and the 1980
Constitution de Barros, Democracy and the Market: Political and Economic
Reforms in Eastern Europe and Latin America de Przeworski, Ruling oneself
out: A Theory of Collective Abdications de Ermakoff, y Las Derechas: The Extreme Right in Argentina, Brazil, and Chile, 1890-1939 de Deutsch. No tengo una etiqueta clara que agrupe estos libros, aunque todos ellos tocan, desde diferentes ópticas, varias dimensiones de la estabilidad institucional. Tengo particular devoción por el clásico libro de Przeworski: es breve, elegantemente escrito y, aunque un poco démodé, está lleno de intuiciones que sobreviven muy bien.

Power. A Radical View de Lukes, Power and Powerlessness: Quiescence and Rebellion in an Appalachian Valley de Gaventa, y The Art of Political Manipulation de Riker. Da igual con quien hable, siempre sorprende que recomiende a Lukes, ya que se supone que debería estar en mis antípodas analíticas. Sin embargo, soy de la opinión de que es una de las mejores exposiciones de la centralidad de la perfección en subjuegos para entender la idea de poder.