Economía

Alquileres: una reforma (casi) decente

24 Ago, 2012 - - @egocrata

Una nota muy rápida sobre la reforma del alquiler de vivienda que presenta hoy el gobierno. Casi toda la atención se ha concentrado en desahucio exprés y ese ominoso plazo de diez días no entiendo bien por qué. Aunque la oferta de vivienda en alquiler ha aumentado post-crisis, el stock de viviendas vacías en España sugiere que hay muchos potenciales caseros que no están aún en el mercado. La legislación de alquiler española es muy favorable al inquilino si la comparamos con lo visto en casi cualquier otro país de la eurozona o Estados Unidos (el plazo de desahucio en casi todo Estados Unidos es tres días); dar más poder a los propietarios tiene sentido.

Aún así, la reforma incluye un par de cláusulas realmente espantosas. Leed las ventajas fiscales para propietarios al final de la noticia:

Así, se facilita a las empresas acceder al régimen fiscal especial de arrendamiento de viviendas, que permite una bonificación de hasta un 90% en el Impuesto de Sociedades. Para acceder solo se necesitará tener disponible un mínimo de ocho viviendas (diez antes de la reforma) durante tres años (siete anteriormente).

La ley también extiende las exenciones por alquiler de vivienda al Impuesto sobre la Renta de los no Residentes. A partir de ahora, los no residentes en España podrán obtener una exención de hasta un 100% en el impuesto. Esto no se extiende a las entidades residentes en paraísos fiscales.

Pero, sobre todo, el Gobierno quiere fomentar las Sociedades Cotizadas de Inversión en el Mercado Inmobiliario (SOCIMI), una figura jurídica creada en 2009 y cuyo objetivo es la inversión en activos urbanos para su alquiler. La nueva ley exime de impuestos las rentas obtenidas por estas sociedades.

La palabra que me viene a la cabeza cuando leo esta serie de ventajas fiscales es «rentista». Hay que fomentar el mercado del alquiler, pero creo que sería mejor fomentar la  seguridad jurídica, no regalar dinero a gente que tiene ocho viviendas con recortes fiscales. Especialmente viendo el catastrófico estado de las cuentas públicas. No que me sorprenda de este gobierno, ciertamente.