Internacional

Nota rápida: Obamacare sobrevive

28 Jun, 2012 - - @egocrata

El Supremo ha declarado prácticamente toda la ley constitucional, dejando fuera sólo un par de detalles. En el debate central, el mandato individual, el tribunal lo ha interpretado como un impuesto, no como una obligación legal para mantenerlo con vida. En el fondo es un tecnicismo; el efecto es el mismo. En el lado de Medicaid, el programa de seguro público para los más pobres, la corte ha limitado algunos poderes al gobierno federal sobre condicionalidad de fondos hacia los estados. No he mirado los detalles y puede ser potencialmente importante en la implementación, pero hasta que no lo haya repasado no tengo opinión.

Resumiendo: la reforma de la sanidad de Obama es constitucional. Si el presidente es reelegido, Estados Unidos tendrá sanidad universal (o casi: no cubre inmigrantes indocumentados) a partir de enero del 2014.

El detalle más interesante, por cierto, es que el voto decisivo ha sido el de John Roberts, en teoría uno de los jueces del bloque conservador. La idea de interpretar el mandato como un impuesto es suya; ha sido quien ha salvado la ley. Roberts fue nombrado por George W. Bush bajo el supuesto que sería un chiflado esencialista como Scalia o Thomas. La incompetencia del ex-presidente fue tal que nombró al tipo que ha salvado la mayor expansión del estado de bienestar en América en los últimos cincuenta años.

Una pifia de Bush ha salvado la ley de sanidad de Obama. Quién lo iba a decir.

Nota: habrá un artículo más largo esta noche sobre todo esto, así que si tenéis preguntas podéis ponerlas en los comentarios. Intentaré contestarlas luego. Desde un punto de vista personal, estoy increíblemente contento… aunque esta ley me va a dar muchísimo trabajo.