Ahora

Mi educación sentimental en 10 (12) libros (II)

20 May, 2012 -

Bueno, vamos con la segunda parte de la serie. Al final pensé que podría haber hecho tres entregas, así que es posible que saque otra.

6. The theory of industrial organization, Jean Tirole. Tirole escribe como los ángeles y sus libros de texto son realmente estupendos (su manual de teoría de juegos y su libro sobre regulación son estupendos también; pero este lo estudié primero), combinando la modelización rigurosa con las explicaciones de la intuición que hay detrás. Este libro es seguramente el primer libro de economía “serio” que leí y lo recuerdo con especial cariño.

7. Economic Theory and Cognitive Science, Don Ross: Al igual que el libro de Kymlicka cerró más o menos mis dudas de corte normativo, este libro cerró también (más o menos) para siempre mis dudas de corte metodológico. En mi opinión, se trata del perfecto manual de autodefensa intelectual para el economista ortodoxo frente a las críticas del hombre de paja del “homo oeconomicus”, la “acción racional”, etc. Ross reúne las ideas sobre la filosofía de la mente de Dan Dennett con las de Ken Binmore sobre los fundamentos de la Teoría de juegos y construye una interpretación razonablemente sólida de la teoría de la preferencia revelada.

8. Making Sense of Marx, Jon Elster; El Marxismo de Marx, Raymond Aron: Son dos libros sobre Marx que hacen de Marx un autor comprensible y personalmente me hicieron entender en qué medida puede, o no se puede ser marxista de forma.

9. Microeconomics, Samuel Bowles y A course in Microeconomic theory, David Kreps. He decidido ponerlos juntos porque ambos son muy importantes y ambos te enseñan (me enseñaron) cosas complementarias sobre la micro: el segundo te explica los modelos, el primero para qué sirven. El libro de Kreps es un libro de micro intermedio-avanzado. Está en el estilo de Tirole, combinando el rigor matemático, con la transmisión de la intuición que hay detrás, algo muy importante cuando uno empieza a aprender un tema, pero poniendo el acento sobre los modelos y los métodos. Es un libro muy ortodoxo y muy bien escrito y, la sección final sobre la economía de los costes de transacción es una gozada. El libro de Bowles, en cambio, toma la discusión en otro punto, dando por hecho que uno sabe pensar de forma analítica y está más organizado alrededor de temas que de modelos. Recuerdo haber leído los tres capítulos sobre el mercado de trabajo, el mercado de productos y el mercado de crédito con una especie de euforia intelectual y una sensación de Eureka constante. Además, tiene una tercera parte sobre “agent based” models muy chula. Es el libro con el que terminé de apreciar la riqueza de la economía ortodoxa.

10. ETA contra el Estado, Ignacio Sanchez Cuenca. Llego a la posición diez y me cuesta elegir porque me quedan al menos tres libros en el tintero además de este, pero he optado por el libro de ISC porque con él aprendí algo muy importante. ISC usa modelos y mecanismos (muy simples, pero explícitos) para estructurar una narrativa. Tal como yo lo veo, las ciencias sociales aplicadas deberían consistir básicamente en esto: en contar historias con herramientas teóricas. Ignorar la historia y centrarse en validaciones abstractas es algo que se ha abusado entre economistas y evitar buscar patrones estructurantes y pensar analíticamente es algo que ha estado demasiado proscrito entre historiadores. Afortunadamente es algo que está cambiando , al menos por el lado de los economistas.

Releyendo la lista me ha llamado la atención de que la mayoría los leí hacía una temporada (el más reciente hará por lo menos dos años. He tenido que verificar que no se debe a que no haya leído nada de aquí a esta parte o que todos los libros hayan sido malos, sino probablemente a que una vez que uno va teniendo las bases de sus ideas asentadas, se va volviendo insensible a las sorpresas.

Como decía, me dejo libros que me habría gustado enlazar, así que no es imposible que haga una secuela.