Uncategorized

Un tortazo como unas tortas

11 Abr, 2012 -

Ayer el Consorcio Regional de Transportes, esa ínclita institución, anunciaba una reunión esta mañana para decidir una reforma del sistema tarifario acompañado de una enésima subida de tarifas. Hay que asumir, antes que nada, que una subida de tarifas era inevitable: con el diesel a más de 1,50 el litro y unas tarifas eléctricas industriales descontroladas (gracias por la privatización de la electricidad, amigos) los costes del transporte público se han disparado y es evidente que hay que trasladar algo a los usuarios.

Pero eso si tuviéramos un sistema de transportes gestionado de forma profesional y capaz. Por desgracia, tenemos a la Condesa Cardada y a su paladín sir Percival, que ayer mismo decían que la Comunidad de Madrid no quiere las competencias de transporte. El transferir el transporte a los ayuntamientos, una de las gansadas de la querida Espe, es, como no, una soberbia paparruchada. Los ayuntamientos, por sistema, son instituciones apretadas de dinero, más en España: transferir una red de transportes tan compleja como la madrileña es garantía de malos trenes, malos autobuses, malas estaciones, tarifas más caras y menor mantenimiento. Y de ampliaciones ni hablamos: vean el caso de la línea U55 del metro de Berlín, que se terminará cuando el ayuntamiento de Berlín tenga dinero, lo que viene a ser nunca. En suma, lo que quiere, una red del tercer mundo. Pero ya dije antes que esa es la intención del bigotismo, así que no me abundaré más en el tema.

El tarifazo es el tarifazo: y, como viene siendo habitual en el gobierno bigotista, los billetes más usados son los que más suben. El billete más usado, el metrobús, el billete de 10 trayectos (que no viajes) aumenta un espantoso 29,03%. Los abonos mensuales de transporte suben en media cerca de un 8% (el de tercera edad, en atención a los fans de Espe, «solo» sube un 6,5%) Los taxistas, otro sector fans de la Lideresa, aplauden con las orejas: llegar en transporte público al aeropuerto de Barajas se vuelve carísimo para el viajero desavisado (Desde aquí recomendamos: aprovechen el 101 y el 200 mientras duren) Mientras, los sencillos casi no suben… pero aquí entramos en el verdadero meollo de la chapuza.

Recordarán que hace unas semanas escribí acerca de las miserias del sistema de transporte de Madrid. El anuncio de la Comunidad hablaba de un abono de 10 viajes integrado, como la tarjeta T-10 de Barcelona. Pero como semos asín, se ha creado un fistro que cuesta el doble que la T-10 y que solo sirve para los autobuses. Visto que la inmensa mayoría de viajes que requiere intermodalidad es Cercanías + Metro, Cercanías + autobuses y Metro + autobuses, vemos que de la tal integración e intermodalidad nones.

Lo realmente divertido es lo del precio variable del sencillo de metro, que como ya señaló don Josu en su Twitter, es impracticable sin comprar unos cinco mil torniquetes de entrada/salida para los dos tercios de las estaciones, donde que se sale por unas puertecitas de bisagra. El precio de la reforma creo que ya se comería todos los ingresos de más que produce el tarifazo. Yo lo veo como una excusa para aumentar a saco el número de inspectores (buena suerte convenciendo a los funcionarios) y poner multas como panes, una forma sensata de hacer crecer la recaudación.

También se apresura la Comunidad a introducir la tarjeta sin contacto, lo que llevan prometiendo desde que Santa Claus tenía barba negra. Pero visto que en algunos autobuses interurbanos aún ponen cartones dentro de los cachivaches de la tarjeta magnética para que los conductores anoten prácticamente a mano quienes entran con abono, buena suerte. A lo mejor ahora sí se dan prisa visto que algunos cretinos han esparcido por ahí (léase Facebook) el truco del abono de jubilado, que no seré yo quien se lo explique.

En fin, una chapuza como un serie 7000 de gorda. Pero eso sí, lo de utilizar Metro como pantalla para hacer el autobombo que la ley impide a la Comunidad que no falte. El dinero se usa para lo que hace falta. Prioridades, las justas.

Seguiremos informando.