Competición electoral

Ideas rápidas sobre las elecciones en Andalucía y Asturias

25 Mar, 2012 - - @kanciller

– La variación en la participación electoral de ambas comunidades ha sido la prevista, cayendo en torno a 10 puntos respecto a su elección precedente. La lógica que explica esta reducción es que no hayan sido concurrentes con otros comicios de ámbito nacional. En el caso de las andaluzas las elecciones se han celebrado de manera autónoma  frente a las de 2008, que se realizaron a la vez que las Generales.  Y exactamente la misma lógica se ha dado en el caso de Asturias cuando Álvarez Cascos decide disolver la Junta General del Principado.

– Se insiste una vez tras otra en que la participación electoral favorece a la izquierda. Perdonadme por ser cansino pero la evidencia no está tan clara. Por ejemplo, la participación electoral es alta cuando va  a haber un cambio de gobierno o cuando unas elecciones están competidas, y este efecto es independiente de un potencial sesgo de participación electoral a favor de un partido. Por ejemplo, el PSOE andaluz ha obtenido sus mejores resultados electorales en 1982 y 1990, justo las elecciones autonómicas con menores tasas de participación electoral.

– El Partido Popular ha ganado las elecciones en Andalucía por un punto y sacándole apenas 40.000 votos al PSOE. Esto no hay que entenderlo como una victoria de los socialistas sino como un fracaso importante de los populares andaluces; estaban en un contexto inmejorable para ganar las elecciones ampliamente. De hecho, todas las encuestas les daban rozando la mayoría absoluta y  al final se han quedado a una ridícula distancia de cinco escaños, permitiendo sumar a las izquierdas. Tras este resultado, y si como es previsible Javier Arenas no es investido presidente, el PP debería preparar su salida ordenada tras el cuarto intento fallido de llegar a la Junta.

– En Andalucía la llave crucial la tiene Izquierda Unida y aunque el  caso de Extremadura podría repetirse, creo que es improbable. El PSOE tiene todos los incentivos para aceptar cualquier condición que le planteen – ya no tiene el gobierno central –, hay menos enemistad entre los líderes autonómicos, el recuerdo de su castigo por la pinza de 1994-1996 está presente y el juego es relativamente sencillo: Apostar por el maximalismo a la izquierda para oponerse al gobierno de Rajoy. Por lo tanto es previsible una línea de tensión entre Sevilla y Madrid durante los próximos cuatro años. Eso sí, tampoco sabemos en qué medida la Junta está lo suficientemente saneada para que el PSOE mantenga un acuerdo con un socio de izquierdas intransigente con cualquier recorte.

– Al final se ha visto que la estrategia de José Antonio Griñan de jugar a agotar la legislatura ha sido óptima desde el punto de vista electoral. Al evitar la que hubiera sido una segura contaminación entre las arenas electorales ha conseguido salvar los muebles de su partido bastante bien. Aunque se ha hablado sin descanso de los ERE´s en Andalucía por parte del PP, el PSOE ha disparado sin cesar contra los recortes y la reforma laboral. A la luz de los hechos, en las autonomías que consideran sus elecciones como de segundo orden lo que más pesa sigue siendo disparar hacia Madrid.

– Las elecciones en Asturias las ha ganado el PSOE– ahora sí – en escaños y en votos. Este resultado, la previsible subida de IU y la entrada de UPyD eran relativamente previsibles. Lo que no estaba tan claro era saber que pasaría en el campo de la centro-derecha, y en particular, la medida en que habría un desgaste del Foro tras su turbulento gobierno. Pues bien, el resultado ha sido una caída de tres escaños del FAC mientras que el PP ha obtenido exactamente los mismos 10 diputados que en las pasadas elecciones.

– Hay que reconocer que el FAC ha demostrado una resistencia notable. Álvarez Cascos ha logrado crear una fuerza política que literalmente ha partido por la mitad a la derecha asturiana y hacer que no se puedan ni ver entre ellos – a espera de encuestas, no parece que haya habido trasvase importante entre ellos -. Foro, aunque ha perdido tres escaños, sigue siendo la segunda fuerza delante del Partido Popular y tomará la iniciativa para un posible pacto visto que ambos suman la mayoría absoluta.

– ¿Ha sido una mala idea el adelanto de elecciones del Foro? Pues depende. Si lo medimos en términos de poder institucional, está claro que no lo ha sido porque no ha hecho más que perder en escaños y jugársela – IU casi saca un escaño extra y pierden la opción de gobernar -. Eso sí, también se ha rumoreado que para estos comicios el PP ha apartado de sus listas a los más anti-casquistas para facilitar un posible acuerdo. Por lo tanto, podría ser que las elecciones le hubieran servido al FAC para conseguir un socio de gobierno más dúctil. En todo caso, el juego de los pactos no parece que vaya a ser algo fácil en una comunidad que lleva casi 10 meses de parálisis política.

¿Creéis que hay algo más que hace falta destacar? ¿Algún  dato interesante? Esperamos vuestras impresiones para discutir los resultados en la tertulia del próximo domingo.

Nota: Seguimos a la espera de que se resuelva ese escaño que baila entre FAC y PSOE en el distrito Occidental por el escaso margen de 172 votos CERA. Si al final lo consigue el PSOE, la llave del gobierno quedaría en manos de UPyD.