Refugiados

Ayuda para los refugiados de la fallida Somalia

8 Ene, 2012 - - @kikollan

Escribo este texto para difundir y apoyar la campaña de donaciones que el Comité Español de ACNUR ha puesto en marcha para ayudar a los efuefugiados de Somalia y el Cuerno de África.

En varias ocasiones me he declarado optimista respecto al presente del mundo y su progreso. Me baso en los argumentos de gente como Steven Pinker, que afirma que la violencia está en declive, o Matt Ridley, que dedica su último libro a explicar porqué ese optimismo racional. Ridley señala, por ejemplo, que desde 1800 la esperanza de vida mundial se ha duplicado y el ingreso real se ha incrementado nueve veces (vía).

Una forma sencilla y cuantitativa de ilustrar ese progreso es usar los gráficos típicos de las charlas de Hans Rosling (y que tenéis también en versión completa y animada).

Somalia

El gráfico muestra lo mucho que han progresado países como España, Japón o Estados Unidos, pero especialmente el enorme salto adelante que han dado otros países, como China o Túnez, que partían de condiciones mucho más desfavorables hace cinco décadas.

Por desgracia ese progreso no está libre de excepciones.

Somalia representa un caso tristemente paradigmático de estado fallido. La situación del país era mala en 1960 y apenas ha mejorado. En ese tiempo países que partían de situaciones similares, como China o Cabo Verde, han visto como la esperanza de vida de sus habitantes superaba los 65 años y su riqueza se multiplicaba por diez. Sin embargo, la esperanza de vida en Somalia aún roza los 50 años… y sus habitantes son hoy más pobres que hace cincuenta años.

Somalia ha sido sinónimo de hambre, pobreza y guerra desde que tengo recuerdo. Desde finales de los ochenta vive consumida por una guerra civil, o una sucesión de ellas, y sufre del vacío de poder. Algunas fuentes cifran el número de muertes 500.000.

En este contexto lúgubre, la situación en Somalia se recrudecido en los últimos meses al sufrir una de las peores sequías que se recuerdan. La sequía en el Cuerno de África ha provocado una hambruna —que según Naciones Unidas afecta a 3,7 millones de personas en la región—, lo que sumado a los conflictos armados que continúan, está provocando un desplazamiento de miles de personas.

Para ayudar a a esos refugiados y desplazados de Somalia y el Cuerno de África el Comité Español de ACNUR ha puesto en marcha una campaña de donaciones: www.quierohacercola.org. Encontraréis detalles en esta nota y en los vídeos que han preparado. Entre otras cosas, están proporcionando alimentos terapéuticos para los niños llegados a los campamentos, y que tras periodos de inanición prolongada, tienen dificultades para tomar alimentos convencionales. Es terrible pensar que un grupo de refugiados podría llegar a un campamento, creerse a salvo por fin, y descubrir que para los pequeños es ya demasiado
tarde.

A través de la página de ACNUR podéis hacer un donativo.