Publicaciones

Equilibrio Social: El libro

1 Dic, 2011 -

Mañana, dia 2 de Diciembre se cumple el séptimo aniversario de «Equilibrio Social», y lo voy a celebrar con un pequeño regalo a mis lectores: una versión pdf, y gratuita del blog, que podeis descargar en esta dirección:

http://politikon.es/Equilibriosocial-sieteaños.pdf

(o alternativamente, en caso de problemas en esta dirección de Google Docs)

Siendo un pdf, aparte de leerlo en la pantalla de vuestro ordenador y eventualmente en diversos dispositivos electrónicos, también podeis imprimirlo y encuadernarlo en todo o en parte, preferiblemente a costa de la empresa o Administración Pública en la que trabajeis.

Los post que he editado en  el libro (con algunos cambios, como pasar las referencias al final) son practicamente todos los publicados salvo los más perecederos, que casi siempre han sido sobre política nacional.

Os dejo  continuación el prólogo del libro, que es lo único totalmente nuevo, aunque animo al lector a hojear directamente el pdf, revisar el índice y leer el prólogo allí mismo:

Prólogo: Siete Años

El libro que usted tiene en sus manos  (o más probablemente en su pantalla) es la recopilación de los principales artículos publicados en el blog “Equilibrio Social” entre 2004 y 2011. 

El primer post de “Equilibrio Social” se publicó el 2 de diciembre de 2004, y el blog se llamaba entonces “Kantor”, un pseudónimo que conservo lealmente desde entonces, y que el lector informado asocia al matemático alemán Georg Cantor, a quien debemos la Teoria de los Cardinales Transfinitos: la más elaborada forma de misticismo racional que conoce la especie humana. Ni entonces ni ahora había ninguna esperanza de abandonar el anonimato, al que me obligan razones profesionales insoslayables. Esa desesperanza es quzá el motivo más directo de que cada línea publicada en esos siete años haya sido escrita con absoluta sinceridad. A pesar del anonimato, el lector interesado puede contactarme en  [email protected].

Desde entonces, en los tres blogs en que he publicado bajo el pseudónimo de Kantor (el “Kantor” original con dirección “http://kantor-blog.blogspot.com”, la primera versión de “Equilibrio Social” publicada en Lorem Ipsum, y la segunda, como parte de Politikon: ”http://politikon.es/equilibriosocial”) se han publicado más de 100 artículos, que recopilados ocupan el libro de más de 350 páginas que está usted a punto de leer.

Aunque los años y la actualidad han convertido “Equilibrio Social” en un blog de economía, empezó siendo algo mucho más variado y personal; un diario animado de mis obsesiones, escrito al hilo de la actualidad,  aunque siempre con vocación de permanencia. En este volumen encontrará usted artículos sobre Historia, Literatura, sobre la relación materia-consciencia (y el gran cisma entre el racionalismo y materialismo que caracteriza la cultura occidental posterior al s.XVII), sobre Biología Evolucionista y Ecología, y sobre Epistemología general y económica. Pero por supuesto, los temas principales de este volumen (y así lo refleja el índice) son la economía y las relaciones internacionales.

En lo que se refiere a la economía el lector será expuesto a los fundamentos últimos de la ciencia social moderna, y tendrá una narración en tiempo real de la era dorada de la Globalización y de la Gran Recesión. También conocerá mi opinión sobre las transiciones energéticas que nos depara el siglo XXI.

En cuanto a la política, en este libro hago una corta introducción a la Teoría de la Elección Pública (es decir a la aplicación al campo de la política del individualismo metodológico), y al realismo geopolítico como herramientas intelectuales.  Y después con estas herramientas en la mano,  analizaremos las cuestiones existenciales que afrontan hoy los pueblos de Occidente: los riesgos de la inmigración masiva, la degradación de la democracia devorada por la demagogia y los intereses particulares, y el desafío del Islam.

El blog nunca ha tenido una regularidad suficiente para ser retener a un grupo de lectores por sí mismo, y siempre ha dependido de su presencia en agregadores de una u otra índole. El primer agregador en el que se incluyó “Kantor” fue Red Liberal, y desde entonces en sus tres encarnaciones el blog ha estado incluido en ese punto de encuentro de los liberales españoles; aprovecho estas líneas para agradecer al mundo liberal español que orbita alrededor de “Libertad Digital”, y del “Instituto Juan de Mariana” su acogida. En el debate libertario a veces prevalece la razón sobre el entusiasmo y otras veces al contrario, pero en todo momento siempre he sentido que los liberales hacían honor a su compromiso con un debate abierto, y no sería justo un prólogo a este libro que no dedicase unas palabras a Daniel Rodriguez Herrera por poner la
infraestructura para la libertad, y a Juan Ramón Rallo  por una gran deuda intelectual que se ha ido acumulando en interminables comentarios y correos electrónicos cruzados sobre todos los ámbitos de la economía. Espero que Juan Ramón haya aprendido intentando persuadirme una fracción de lo que he aprendido yo intentando persuadirle a él. También debo citar aquí a a ese grupo de bloggers afines que forman “Desde el Exilio”,  y con quienes he disfrutado de un extenso contacto. Durante muchos años han realizado dos tareas extraordinarias que me unen a ellos irreversiblemente: una incansable crítica del modelo energético español (que está basado en una mezcla de supersticiones científicas y económicas al servicio de la corrupción de unos pocos) y una tarea de divulgación científica entre las mejores de España que tiene su máximo exponente en la increíble lista de entrevistas a los algunos de los mejores
científicos mundiales dirigida por Germánico, en la que he tenido el privilegio de participar.

No obstante mis inclinaciones libertarias no me convierten en liberal. El liberalismo es principalmente un esquema normativo,  y cuando la realidad no confirma los prejuicios ideológicos la tentación de cualquier ideólogo es arremeter contra la realidad. Ciertamente de todos los errores intelectuales que llamamos “ideologías” el liberalismo es el más noble y el más intelectualmente fértil, pero sigue siendo un error.

Así que con los años mi propia actitud anti-ideológica me ha hecho orbitar hacia grupos vocacionalmente  anti-ideológicos. Tanto “Lorem-Ipsum” como “Politikon”, los blogs colectivos  en los que se han publicado mis notas desde 2008 comparten el principio de que el poder se debe ejercer sobre la base del mejor conocimiento científico disponible,  puesto al servicio del interés general.  Bajo su apariencia inocua, e incluso insulsa, estos dos principios son sin embargo violentamente revolucionarios, políticamente incorrectos, y me temo que pronto serán ilegales.  Atentan contra la industria del victimismo (desde las víctimas de las deslocalizaciones hasta los colectivos de inmigrantes; desde el feminismo al Islam), contra los intereses creados (ya sean los de los agricultores de la PAC, o los de los propietarios de instalaciones de energía solar), contra el prejuicio demagógico de que todas las opiniones valen lo mismo, y son en última instancia dos principios
profundamente antidemocráticos sin los que la democracia no puede sobrevivir. El grupo que hoy forma “Politikon” es relativamente amplio, pero  no sería justo pasar sin citar a “Cives”, quien en estos años se ha convertido en un sólido economista y un amigo cercano (más o menos a la vez), a Jorge San Miguel (quizá la persona más existencial y literariamente afín de las citadas en estas líneas),   a Juan Antolín (menos afín en lo existencial y lo literario, pero más en lo científico y político), a Roger Senserrich, que me recuerda post a post porqué tengo una intensa relación de amor-odio con la izquierda americana, y a Jorge Galindo, un misionero del invidualismo metodológico en la tribu de los sociólogos. 

Finalmente no puedo dejar pasar la oportunidad para de agredecer su interés a los lectores y muy en especial a los comentaristas del blog. Las largas discusiones entabladas en “Equilibrio Social” han sido un acicate intelectual valioso. Otros muchos en estos años apasionantes tendrían motivos para sentirse ofendidos por no ser citados en estas líneas, así que  aprovecho para pedirles disculpas anticipadamente.

Comparada con su publicación original, la versión definitiva de “Equilibrio Social” apenas contiene enlaces en el texto, y en su lugar he revisado todas las referencias (ahora a pie de página, para facilitar la lectura a quienes se decanten por el formato impreso) y me he asegurado de la solidez de las fuentes de esas referencias. Aunque evidentemente esto no es una publicación revisada por pares, he realizado un esfuerzo significativo por afianzar las bases factuales de todos los artículos, sin perder en general su contenido original.

Todas y cada una de las notas aquí presentadas aparecen con su fecha de publicación, de forma que el lector conozca el “conjunto de información” de que disponía al escribirlas y pueda juzgar a la luz del tiempo su acierto. Desde mi punto de vista, miradas con la perspectiva actual, algunas resultan gravemente proféticas (“Globalización y Rentas”, quizá mi apunte más importante), y otras (como “Los déficits Gemelos y el Dumping Asiático” donde reflejaba mi inquietud sobre la solidez del sistema económico chino) son de momento previsiones fallidas como en su momento lo fueron las que advertían del desplome del sector inmobiliario español. Al final, el tiempo ya ha sido juez de muchas de las cuestiones aquí discutidas y lo será de muchas otras. Unas pocas, sin embargo (quizá demasiado pocas) tratan sobre lo eterno. Espero que unas y otras
apelen igualmente al lector contemporáneo, aunque no renunció del todo a la esperanza recabar también la atención del futuro.