Ahora

Dos notas sobre la crisis del euro

11 Nov, 2011 - - @egocrata

No hay grandes novedades hoy, aparte de la (casi) confirmación que Berlusconi será al fin defenestrado. Así que en vista que tenemos cinco minutos de descanso hasta que Merkel o Sarkozy digan alguna estupidez aterradora, vale la pena hablar de estrategia. Más concretamente, cómo puede intervenir el BCE sin perder su orgullosa credibilidad de rectitud financiera.

El Economist tenía ayer un plan razonable: rescatar a España. Más concretamente, decir que el gobierno español ha hecho un trabajo admirable controlando el déficit, sus líderes han mostrado un grado de compromiso y responsabilidad admirable y el sistema político y la administración están ejecutando las medidas de forma eficaz, y que por tanto el temor de los mercados es injustificado. Con ello, el BCE se compromete a comprar deuda a destajo hasta que los tipos que paga España estén por debajo del 4%, y seguirá haciéndolo hasta la situación se normalice, siempre  y cuando el país siga haciendo lo que debe y aprobando reformas.

Nota al margen, mirando a Italia: cuando el gobierno italiano haga sus deberes del mismo modo, el BCE los rescatará igual.

Michele Boldrin decía algo parecido en NeG, señalando (con razón) que la aserción que España «ha hecho los deberes» es un poco generosa. Es difícil decir si el BCE se apuntaría a una movida de este estilo. Aun así, es una salida; una buena opción. De las pocas que quedan, de hecho. Sin el Banco Central interviniendo, estamos perdidos.