Hemeroteca Politikon - De lo posible

Los tres principales factores de la campaña

4 Nov, 2011 - - @jorgegalindo

Ni los mítines, ni las redes sociales, ni siquiera los programas y las propuestas concretas. La influencia (como siempre, marginal) de estos quince días en los resultados del 20N va a venir por otros factores, en gran medida fuera del alcance de los dos principales partidos. Ahí va un resumen ejecutivo:

1. Grecia, la UE y el pollo general. Así de sencillo. Si en estos quince días tenemos otra salida de tono como la de Papandreu, o si los mercados se ponen aún más tontos, o si Italia es intervenida (ups, ya pasó), el PP sacará (aún) más votos. Si hay un milagroso acuerdo paneuropeo y una solución más definitiva (o menos inestable) que las últimas, el PSOE saldrá reforzado. Por supuesto, el primer escenario es más probable.

2. El 15M y la gente en las calles, en general. Van a salir. Y van a ir a Sol. No les quepa duda. A más apoyo tengan, peor para el PSOE, porque recordemos que este es un movimiento esencialmente de izquierdas que no erosiona para nada al PP. Y si además la JEC decide ayudar un poco poniéndose formal y tonta (aunque parece que no van a tomar esta ruta), conseguirán efecto llamada, por supuesto, como en la última campaña. Dios me libre de malpensar, pero ya tenemos a ciertos agentes jugando al gato y al ratón.

3. El menosprecio a los partidos minoritarios. La JEC ha decidido darle más votos a Equo. La fuente de votos y atención de estos grupos ya no viene por la televisión, claro, sino por las redes sociales e internet. No porque todos los votantes estén en Twitter, sino porque los periodistas patrios de medios masivos han cogido una extraña afición a magnificar en sus portadas todo lo que salga «en interné». Los minoritarios lo saben, y van a jugar esa carta ligada a la de «bipartidismo = peor democracia» al máximo. De nuevo, todo lo que puedan sacar será en detrimento del PSOE, ya que el PP sigue con el monopolio del centro a la extrema derecha, con permiso de los votantes centristas de UPyD.

Fuera de estos tres puntos, y salvo que algún político haga una declaración imposible, ETA haga alguna barrabasada, o de repente se declare una Guerra Mundial, nada que puedan hacer desde las candidaturas será definitivo para el voto. Recordemos que vivimos en un mundo de campaña permanente, donde estos últimos quince días solo marcan un momento en el cual, como el resto de partidos suben el volumen, tu partido también tiene que subirlo para no quedarse atrás.