Ahora

Reformas económicas autoevidentes (I)

24 May, 2011 - - @egocrata

Vía Barcepundit, España es el país número 147 del mundo (¡147!) en facilidad para abrir empresas.

Pensadlo friamente. En el mundo hay 146 países donde es más fácil abrir una empresa que en España, un lugar que requiere diez trámites, 47 días de espera, más de 1.000 euros y cruzar los dedos que la enorme, gigantesca lista de funcionarios que tienen que sellar impresos estén de buen humor.

Como comparación, mi mujer creó una compañía hace unos meses (para esto, por cierto ¡en producción!) en Nueva York, un estado en teoría complicado y farragoso para hacer estas cosas. Los trámites estaban hechos en una semana, tras gastar algo más de $200; el único requisito cargante es que por algún motivo te obligan a publicar una nota en dos revistas locales (no, nadie sabe por qué). En estados como Delaware, por $89 puedes tener una compañía registrada, y el trámite es cosa de un par de días.

¿Sabéis de una palabra que no tiene traducción al inglés? Gestoría.  Uno sólo necesita ayuda para hacer papeleo en cosas realmente serias, de las que piden abogados. En el resto, el gobierno intenta salir de enmedio tan rápido como puede.  Como dice Jorge Galindo, la economía española sólo saldrá de su agujero cuando este negocio tan español haya desaparecido de la faz de la tierra.