amo al líder & Política

Resultados electorales: notas breves

23 May, 2011 - - @egocrata

La noticia realmente importante de estas elecciones, el duro, intenso y merecido correctivo al PSOE, ya lo he tratado en el artículo más abajo. Aquí quiero repasar unas cuantas notas dispersas sobre otros temas más específicos, con algunas primera impresiones.

La «culpa» no es de #democraciarealya

Por mucho que a la gente del PSOE le duela, las movilizaciones de estos días no han cambiado apenas nada, y no son culpables de su derrota. Y sí, sé que ayer por Twitter alguno de mis comentarios no iban en esta dirección, y sé que hasta que veamos las encuestas postelectorales no podemos decir gran cosa. La izquierda «social»  ha tenido una disciplina admirable (o una apatía trágica, según se mire) esta legislatura dejándole pasar muchas a este gobierno porque era de los nuestros; si ha estallado estos últimos días es porque realmente no tenía más remedio. Las manifestaciones son un síntoma, repito. El PSOE estaba muerto ya.

El PSOE haría bien copiando la música de las movilizaciones, pero no la letra

El PSOE debe entender que existe este mar de descontento, y debe empezar casi por pedir perdón. Reconocer el desastre, jurar y perjurar que nunca más se van a tomar el gobierno del país como las elecciones a delegado de la clase, echar a patadas a Zapatero cuanto antes mejor (no, no debe acabar la legislatura – repito) e implorar a todos los desencantados que vengan al partido a soltarles de bofetadas si es necesario.

Lo que no deben hacer, por favor, es copiar las propuestas de las asambleas, más allá de las medidas bonitas pero inofensivas (una reforma electoral «a la alemana», más transparencia, más medios contra la corrupción, etcétera). Si vuelven a las andadas de gobernar a base de añadir cosas a la lista de la compra seguirán con las mismas: no entienden qué están haciendo.

Por mucho que se hable del «fin del bipartidismo», no ha cambiado nada

Hay algunas voces clamando que la «caída» de los partidos tradicionales (PP, PSOE) de un 70% a un 65,5% del voto es una muestra que el bipartidismo en España lleva vías de desaparecer. No tan rápido. El 2003, esos mismos partidos sumaban un  69%; el 1999, un 68%, el 1995, un 65%, el 1991, un 63%. Las elecciones del 2007 fueron un poco inusuales, ya que coincidieron el peor año de Izquierda Unida, un año flojo de CiU, ERC y PNV y la ilegalización y desmovilización consciente de la izquierda abertzale en unas misma elecciones. Un 65-66% para los dos grandes está más cerca de la media habitual. Si el PSOE no hubiera tenido un resultado realmente espantoso. Uno o dos puntos no son significativos, y menos con el desastre apocalípitico de los socialistas.

Izquierda Unida no tiene remedio

Cuando tu partido rival cae siete puntos y un millon y medio de votos, lo menos que esperas sacar algo. Si sólo consigues ocho décimas y apenas 200.000 votos de la carnicería, realmente es para hacértelo mirar. Supongo que tanta refundación no debe ser buena; cualquiera se fia de ellos como partido o socio de gobierno, al fin y al cabo.

Hasta que no dejen de perder  el tiempo poniendo líderes de aspecto triste delante de las cámaras y gente soltándoles collejas detrás, no llegarán a ningún sitio.

UPyD saca un buen resultado… en Madrid

Por Twitter no pocos lloraban amargamente como UPyD sacaba un montón de votos (460.000 no está nada mal) pero se quedaba en bien pocos concejales estas elecciones. No tiene demasiado misterio: casi la mitad de todos sus votos (210.000) los sacan en Madrid, única y exclusivamente. Cuando digo que UPyD haría bien en cambiar su nombre a Convergencia Democrática de Madrid no estoy exagerando demasiado, la verdad.  Es curioso que el partido que más llora por una circunscripción única tiene la base electoral más concentrada territorialmente en una sóla provincia de todos los partidos relevantes. Ni los nacionalistas concentran tanto voto en una sóla provincia, corcho. Tiene mérito.

Pequeño consejo: la imagen de ser un partido viciosamente jacobino y centralista, sea real o no, no funciona bien fuera de Madrid. No estaría mal que cambiaran el discurso un poco.

Bildu pone a prueba mi optimismo

Como comentaba Iñigo, los resultados de Bildu deberían dejar claro a la izquierda abertzale que hay vida después de ETA. Se han presentado a elecciones con una partido que rechaza la violencia de forma explícita en sus estatutos y han sacado un resultado excelente. No necesitan a ETA para hacerse oir. Esperemos que este análisis optimista se cumpla, y que actuen de forma racional y sigan adelante hacia la paz.

Francisco Álvarez Cascos

El PP ha tenido una noche casi perfecta. Lo único que se le ha escapado ha sido Extremadura, que todo el mundo daba por imposible y han estado a un tris de ganarla, y Asturias, donde una estúpida pelea interna le ha dado la comunidad a un ex-ministro del partido. No que vaya a cambiar gran cosa, pero no deja de ser una forma curiosa de perder unas elecciones.

___________________________

Aún así, repito – esto son notas al pie. Lo importante es que el PSOE se ha llevado una paliza. El hecho que dos posibles verdugos (IU y UPyD) hayan fallado parcialmente con el hacha no quiere decir que eso sea una buena noticia. Al contrario: el 2012, a poco que espabilen, puede ser peor. UPyD querrá salir de Madrid algún día, al fin y al cabo.