Ahora

Impuestos y crisis del petróleo

24 Feb, 2011 - - @egocrata

Por el Economist tienen un gráfico realmente fascinante estos días sobre el precio de la gasolina en la OCDE, y la incidencia de los impuestos en cada país:

Estados Unidos es único – el impuesto sobre carburantes es 18 céntimos por galón a nivel federal, más unos pocos céntimos extra a cargo de los estados. Es decir, un porcentaje nimio del precio final, dejando el precio del carburante muy por debajo del resto del mundo.

Esto tiene dos efectos curiosos. Por un lado, los americanos consumen mucha más gasolina por cápita que cualquier otro país del mundo. Todo el sistema de transporte está orientado al automóvil, ya que llenar el depósito es barato, usarlo es barato y los votantes tienen todo el interés del mundo en conducir a todas partes.

El otro efecto es más peculiar -y es algo que ya vimos el 2006, cuando tuvimos otra escalada de precios. Cuando sube el coste del crudo, los americanos ven subir el precio de la gasolina mucho más rápido y mucho más directamente que los europeos, ya que no hay nada que modere la demanda o mantega los precios altos. Eso hace que los Estados Unidos sean, paradójicamente, mucho más vulnerables a los shocks externos – una subida de un 10-15% en Europa aquí es un 30-50%.

El Economist, por cierto, pide que suban este impuesto. Y tienen razón.