energía & Hispania. & Política

Cosas que NO decides por ley

6 Jul, 2009 - - @egocrata

Los políticos tienen una tendencia natural a querer controlar cosas. Es natural; se pasan la vida como legisladores y una vez llegan al gobierno tomo el mundo les llama la persona más poderosa del país, así que acaban por creerlo.

A veces esta tendencia a querer mandar es sana, ya que es necesario hacer cosas. Otras no lo es, como cuando les da por ejercer de ingenieros o querer redifinir las leyes de la física. A Zapatero le ha dado un ataque de lo segundo, con el hombre queriendo ejercer de físico nuclear. Resulta que será el Congreso, y no los ingenieros o los propietarios de las centrales nucleares, que deben decidir cuándo una central se cierra, algo que es básicamente absurdo.

La energía nuclear es algo especial, porque parece crear un pánico tremendo a todo político que no sea francés. Todo el mundo confunde bombas con reactores y tiembla ante la muerte invisible, no importa que nunca en absoluto haya pasado nada grave en ningún país serio. No es algo que importe a los legisladores; su idea es que es necesario controlar todo lo que parezca remotamente peligroso (sea un tirachinas, un videojuego o una central eléctrica), como más directamente, mejor.

En vez de hacer lo razonable, que sería crear un mercado eléctrico en que las cosas cuesten lo que deben (incluyendo externalidades), tengan las medidas de seguridad que necesitan (las nucleares, como ahora) y dejar que gane el mejor, es mejor ponerse al frente del pelotón de luditas hipocondríacos y pretender que estás desfaciendo entuertos.

Si una central nuclear es segura y rentable (y más rentable como más amortizada está), deja que hagan lo que quieran con ella; el estado sólo debe vigilar que no se rompa. Pero no, los políticos prefieren crear un barroco mecanismo de precios donde todo el mundo recibe el mismo precio, se subvenciona en vez de hacer que lo caro (carbón, hidrocarburas) cueste lo que debe, y en vista del nudo gordiano, se acaban deciendo cosas por decreto.

Insisto: descartar la energía nuclear es una tontería. Es alta tecnología, es limpia, y lo más importante, tiene futuro, incluso hablando de fisión. Cosas como reactores rápidos, que permiten reprocesar el fuel (y creando poquísimos residuos) y aumentan de forma considerable la cantidad de energía que podemos extraer del uranio, son prácticos y pueden ponerse en servicio en pocos años. Sin hablar de reactores nuevos, los franceses están ya reprocesando residuos de forma efectiva utilizando métodos más convencionales.

Tenemos una serie de instalaciones punteras que producen energía limpia y que pueden hacerse aún más eficientes con un poco de inversión. Necesitan mano de obra muy cualificada. Tenemos un nucleo sobre el que podemos construir… y decidimos tirarlo a la basura por decreto.

En fin.