euskaldunes malvados & Hispania. & Política

Comparando posibles hipótesis de futuro vascas

22 Mar, 2007 - - @egocrata

Otro día, otra noticia que deja a Zaplana, Acebes y compañía diciendo que algo es inaudito y supera todos los límites. En esta ocasión es otro delito de opinión (para variar) tan espúreo que ni los entusiastas abogados de la AVT y el foro de Ernua estaban persiguiendo, y como siempre, España se rompe inmediatamente etcétera.

En fin, nada nuevo. Hoy, para variar un poco, me parece que sería interesante plantearse de forma objetiva realmente qué se deriva de lo que dicen unos y otros. Para ser más concreto, qué podemos esperar ver en el País Vasco si el PP tiene razón, y qué nos encontraremos si es el PSOE el que está en lo correcto. Evidentemente, a esto seguirá qué sucedería en cada caso si las cosas no van como cada uno de los partidos pretenden.

El motivo de plantearse estos escenarios es sencillo. Si
asumimos que Zapatero está corriendo un riesgo al seguir las políticas actuales, está claro que debemos considerar si el riesgo vale o no la pena, tanto para el PSOE como para el país.

Empezaremos por el PP. Supongamos que las políticas del gobierno realmente han reforzado a ETA, que el PSOE está haciendo una política de gestos realmente para nada, y que cuando cambie de rumbo ETA realmente volvería a matar, más y mejor que nunca. El resultado será bastante sencillo de preveer; un día los terroristas pedirán la luna, Zapatero o bien dirá que no o bien perderá las elecciones, y ETA volverá a las andadas. Tendremos de nuevo unos 15-20 muertos al año (los mismos números que tras la última tregua) al principio, reduciéndose a 10 con el paso del tiempo, una cifra que parece ser la «media» de los terroristas cuando se enfrentan a un ferreo control policial.

No me pondré hablar de la desintegración de España o esos escenarios enloquecidos que claman algunos. No hay ninguna expectativa ni
siquiera vagamente razonable en la que ETA fuerza la secesión, como ha reconocido el propio Otegui. De hecho, aún en el caso de un referéndum sobre la materia, todo indica que Euskadi se quedaría en España por goleada. En el caso de la presunta anexión de Navarra sucedería exactamente lo mismo, y la verdad, no creo que nadie pueda decir que incluso el más malvado de los Zapateros posibles podría forzar de forma unilateral y por decreto cualquiera de las dos salidas.

Lo curioso de la política propuesta por el PP es que su mejor y su peor escenario son prácticamente idénticos. Si el gobierno les diera la razón (o ganaran las elecciones mañana) y se dejara de historias conciliadoras, esperanzas y cantos de sirena, acabaríamos exactamente en el mismo lugar que el descrito arriba. Tregua rota, un par de añitos con 20 muertos, y después un par cada dos meses, así hasta que ETA vuelva a cansarse y tengamos de nuevo el mismo circo. Si miramos desde el 2003 en adelante (cuando ETA empieza a deshojar la
margarita de la tregua), hubiéramos cambiado siete años con 10 muertos (70 al saco) por los cinco estos últimos años. Suena cínico, pero la postura del PP es esta.

Veamos que sucede si el PSOE la está acertando, o si está metiendo la pata desaforadamente. Si el segundo escenario es el correcto, hay dos posibilidades. Si Zapatero el fantasioso peligroso que algunos claman, el tipo se pasa con las concesiones, pierde las elecciones el año que viene, y el PP llega al poder. Rajoy cambia las leyes de nuevo a la situación pasada, y tenemos a la ETA descrita arriba. Si en cambio Zapatero es ligeramente realista y llega un momento que se planta al pedir Batasuna una chorrada, es perfectamente posible que ETA vuelva a las armas, el electorado (con razón) le eche la culpa a los terroristas, y el PSOE gane de nuevo, con el mismo resultado de siempre. O que pierda, y Rajoy sea el que aplique lo dicho anteriormente. A efectos prácticos, el resultado en muertos y situación en el País Vasco es indiferente.

Si Zapatero está en lo cierto, sin embargo, las cosas cambian. Supongamos que ETA sí está dispuesta a dejar las armas, y Batasuna a condenar la violencia. Supongamos que quieren a cambio alguna concesión política, pero que saben que la alternativa (volver a ser un grupo terrorista ligeramente irrelevante que mata de vez en cuando) es mucho peor que conformarse con migajas. Si además damos por bueno lo que Otegui dice son soluciones aceptables (dejarles perder el referéndum de unión con Navarra), ¿qué resultado final vemos?.

Uno bastante simple, la verdad. El status quo del País Vasco pasa a ser parecido al catalán, con una Batasuna convertida en una ERC con peor gusto en el vestir. No tenemos muertos. Navarra sigue tan foral como siempre. En España podemos hablar de política de una puta vez.

Lo más curioso, sin embargo, es que el resultado de Zapatero equivocándose es casi el mismo que el de Rajoy acertando. En muertes, situación en el País Vasco, y legislación, ambos escenarios
tendrían resoluciones parecidas. De acuerdo, quizás en un error de Zapatero la gloriosa nación española perdería su honra y dignidad durante un par de años. Como ya no vivimos en tiempos de Felipe II, sin embargo, me parece que preocuparse de estas tonterías a cambio de dejar de lado el realismo político es una soberana estupidez.