Bueno, mañana es el Día de Acción de Gracias, así que estos días es tiempo de irse con la familia aquí en Estados Unidos. De hecho, hoy y el domingo son los dos días con más desplazamientos del año en el país; todo Dios se va a casita.

Eso significa, por cierto, que New Haven está vacio. Los estudiantes de Yale tienen la semana entera libre, y la mayoría de negocios cierran todo el fin de semana, o casi todo. Hoy he ido a la biblioteca a coger libros (seis tochos; estoy que me salgo) para el fin de semana, y la cosa daba miedo. El edificio ya es de por sí un poco tétrico; pues en plan solitario lo es todavía más.

Lo jodido es que al ser festivo, ni correo ni Fed Ex ni nada funciona, y Netflix sólo me ha enviado una peli esta semana. Espero que el viernes haya cartero, sino me aburriré como una ostra este fin de semana, con una ciudad en plan 28 Días Después (sin los zombies, por eso).