Internacional

¿Cuándo creerse una conspiración?

12 Dic, 2016 - - @egocrata

Las elecciones presidenciales americanas tuvieron como mínimo unas cuantas cosas curiosas, empezando por lo improbable del resultado. Trump llega a la presidencia sacando dos millones y medio menos (algo más de dos puntos) de votos menos que Clinton. Su mayoría en el colegio electoral fue exigua: si 80.000 votos en Wisconsin, Michigan y Pennsylvania hubieran cambiado de sentido (en unas elecciones con más de 130 millones de votos emitidos) Hillary Clinton sería hoy presidente electa. Estamos hablando de unos comicios en que cualquier detalle, por insignificante que fuera, habría bastado por decantar el resultado final en un sentido u otro.

Es por este motivo que las noticias de este fin de semana son a la vez preocupantes y descorazonadoras. El sábado tanto el New York Times como el Washington Post publicaban que la CIA había llegado a la conclusión que los servicios de inteligencia rusos habían intentado influir en las elecciones para favorecer a Donald Trump. Su estrategia para subvertir las elecciones fue una combinación de hacking*, y filtrado selectivo de comunicaciones de la DNC, John Podesta y Colin Powell a Wikileaks y medios de comunicación afines (RT y similares). Según el informe, los servicios secretos rusos habían penetrado también las comunicaciones del partido republicano, pero habían decidido no difundirlas.

Los e-mails de Hillary Clinton fueron uno de los grandes temas de la campaña electoral, por mucho que fueran un escándalo completamente menor comparados con los múltiples pufos de Trump. En realidad hablamos de cuatro “escándalos” separados, aunque la cobertura de los medios americanos fue tan confusa que acabó pareciendo un sólo problema. Tenemos por un lado el servidor privado de correo que Clinton utilizó cuando era secretaria de estado, que el FBI investigó exhaustivamente sin encontrar delito alguno; el hackeo de las comunicaciones del partido demócrata, filtradas a Wikileaks; el hackeo* de los e-mails de John Podesta y Colin Powell, también selectivamente filtrados a Julian Assange. Según la CIA, hay evidencia circunstancial abrumadora que señala que los servicios secretos rusos estuvieron detrás de los tres últimos, y que coordinaron su divulgación para intentar hacer daño a Clinton.

Esta noticia no es exactamente nueva; durante la campaña se comentó a menudo la posibilidad que Rusia estuviera detrás de todo esto. Lo que es nuevo es primero que la CIA, en un informe, esté diciendo de forma casi inequívoca (en inteligencia, nunca se da nada por 100% seguro) que este es el caso, y segundo que antes de las elecciones la agencia presentara esta información al congreso, pero que los republicanos bloquearan su publicación. Esto, sumado a los rumores, noticias falsas y el trolleo automatizado profesional ya conocido utilizado por los rusos da para mucho. Si además tenemos un candidato que ha elogiado repetidamente a Putin, tuvo como jefe de campaña una temporada alguien que trabajó con el presidente rusófilo de Ucrania durante años y busca colocar un tipo que ha sido condecorado por Putin como secretario de estado, nos queda un mapa complicado.

Admitamoslo: decir que Rusia tuvo un papel clave decidiendo las elecciones del país más poderoso de la tierra tiene mucho de teoría de la conspiración, y en circunstancias normales diría que es una total y completa locura. La cuestión es que esta no fue una campaña electoral normal en absoluto; uno de los candidatos sufrió ataques informáticos, publicación de conversaciones privadas y divulgación de rumores falsos de forma coordinada y sistemática durante meses, y todo parece indicar que un actor extranjero parece ser quien orquestró esos ataques. En unas elecciones decididas por 80.000 votos (insisto), estos ataques, que generaron una cobertura mediática masiva, pueden haber cambiado el resultado.

Ahora supongamos que todo lo dicho hasta ahora es cierto, y que los Estados Unidos tienen a Donald Trump como presidente gracias a una brillante operación subversiva del FSB y GRU. ¿Y ahora qué?

Por lo que estamos viendo estos días, nadie parece saberlo. Por un lado, por mucho que la historia sea plausible y la evidencia en manos de la CIA concluyente, sigue siendo una explicación probable, pero no necesariamente cierta. Putin quizá nunca diera la orden, o nunca tuviera la intención de ayudar a Trump. Segundo,  incluso si el complot existiera, la intervención rusa fue algo que se discutió durante la campaña, aunque fuera con menos certeza.  Es perfectamente posible que incluso si  toda esta historia se hubiera hecho pública antes de las elecciones el resultado fuera el mismo.

Lo que está claro, de todos, modos, es que debate político americano estos días va a ser como mínimo extraño. Algunas voces están echando la culpa a la administración Obama de todo el asunto, diciendo que su debilidad con Rusia abrió la puerta a estas interferencias. También se ha criticado que la CIA no hiciera públicas sus conclusiones antes; el informe sigue siendo secreto ahora, por mucho que se haya filtrado. Algunos echan la culpa a los republicanos, y especialmente Mitch McConnell, por oponerse a hacer una declaración bipartidista durante la campaña condenando injerencias; otros a Obama por no hacerlo público incluso con oposición del GOP. También se ha comparado la cautela de la CIA a hablar de una investigación con conclusiones firmas a la alegre transparencia del FBI anunciando el descubrimiento de nuevos e-mails (que resultaron ser duplicados) a dos semanas de las elecciones. Algunos republicanos se han unido a los demócratas pidiendo una investigación; la mayoría han guardado un silencio ambiguo.

Trump y sus muchachos, mientras tanto, han reaccionado como era esperable. John Bolton, el probable vice-secretario de estado, ha insinuado que fue la misma administración Obama que hackeo la DNC para echarle la culpa a los rusos. Trump ha declarado que no se cree el informe en absoluto, mientras su campaña poco menos que se burlaba de la CIA. El presidente electo lleva meses diciendo que no respeta demasiado lo que digan sus servicios de inteligencia, y esto seguro que no va a mejorar su relación de trabajo.

Siendo sincero, no creo que esto acabe en gran cosa, más allá de una polémica de unas pocas semanas que acaba cabreando a todo el mundo. Es poco probable que salga nada a la luz realmente escandaloso (digamos gente de la campaña de Trump trabajando con espías rusos con bigote), así que el escándalo será una nota más en una campaña electoral surrealista. Simplemente, es un escándalo demasido absurdo como para ser el peor escenario posible; tener hackers rusos trolleando a un candidato ya es suficiente extraño.

Aunque vamos, lo mismo dije sobre bridgegate hace un par de años, y mira

*: técnicamente fueron ataques de phishing, no hackeo, pero vamos, ya me entendéis.


68 comentarios

  1. Korth dice:

    A este paso nos enteraremos de que los rusos obligaron a Hillary Clinton a pasar olímpicamente de Michigan y de Wisconsin durante toda la campaña

  2. Albricias dice:

    Entonces, ¿cuándo debemos creernos una conspiración?

    • Vellana dice:

      ¿Qué tal va el recuento que iban a hacer los ecologistas?
      Un saludo.

      • Vellana dice:

        Perdón, no te lo preguntaba especialmente a ti, Albricias.

        Pero ya que preguntas, cuando haya pruebas. El problema en este caso es que, si ha sucedido así ¿se ha incumplido alguna norma o alguna ley? No sé, aquí hubo un atentado en las elecciones del 4 (en las siguientes hubo otro), pero por mucho que un partido se creyera afectado por ello y creyera que hubo interferencia de terceros para que perdiera, no pasó nada: el que sacó más votos ganó, como no podía ser de otra forma.

        Un saludo.

      • Argos dice:

        Creo que de momento han logrado encontrar 82 votos más para Hillary, no recuerdo en cual estado.

        El problema del recuento no va a ser que vuelque los resultados. El problema es que seguramente no esté terminado para el 19. Y que eso pueda ser utilizado por los miembros del electoral college para depositar el voto a favor de Trump en representación del Estado. De momento ni siquiera es seguro que Trump sea investido presidente. Existe la posibilidad de lo que el 19 ocurra lo que se llama un “soft coup”, un golpe de estado parlamentario, en cuyo caso el nombramiento iría a la Cámara del Congreso, dominada por el Establishment republicano, que bien podría nombrar a Pence presidente y prescindir de Trump.

        Esto ya entra en el terreno de la conspiranoia, of course, pero teniendo en cuenta la presión que está metiendo ahora mismo Obama a los servicios inteligencia para que encuentren cualquier relación de Trump con Rusia para YA, PERO YA, y cuya única utilidad (que se me ocurra) podría ser servir de pretexto para un soft coup… allí se puede liar parda…

        Obama ya va a pasar a la historia como el presidente que más incrementó la deuda (record), como el único que no ha conseguido que en ningún momento de su mandato el crecimiento supere el 3% (otro record), como el que ha falsificado por completo las estadísticas del PIB y del desempleo (algo que hasta ahora se tomaban en serio), como el presidente bajo cuyo mandato la espereranza de vida de los ciudadanos americanos empezó a disminuir (otro record, hasta ahora era un aumento continuado)…. esperemos que no pase también a la historia como el que organizó un golpe de estado parlamentario.

        • Argos dice:

          ERRATA “Y que eso pueda ser utilizado por los miembros del electoral college para EVITAR depositar el voto a favor de Trump en representación del Estado”

        • PaulJBis dice:

          ¿Que Obama ha falsificado las cifras del PIB y del paro? ¿Eso quiénes lo dicen, los mismos que decían que Hillary abusaba de niños en el sótano de una pizzería de Washington?

          • Argos dice:

            Eso lo puedes comprobar tu mismo mirando indicadores. Hay indicadores que aunque no afinen tanto los datos como el PIB/GDP siguen una curva muy similar: índice de producción industrial, consumo eléctrico del país, etc.

            Por ejemplo, échale un vistazo a la curva de consumo eléctrico vs GDP de Estados Unidos. Se movían de forma paralela hasta hace unos pocos años. Desde entonces, el GDP sigue subiendo, pero el consumo eléctrico del país sigue siendo el mismo. Y lo mismo ocurre con el índice de producción industrial. Salvo que alguien tenga una explicación lógica a como es que el GDP de repente diverge completamente de esos indicadores, la explicación más probable es que está cocinado.

            Y lo mismo con el desempleo. Mira las cifras de ocupación de USA, llevan años bajando en picado. ¿Y como es que el paro se mantiene constante cuando cada vez trabaja menos y menos proporción de la población?. Pista: dejas de considerar a los parados de larga duración como desempleados. En España, haciendo los mismo, estaríamos ahora por debajo del 10% paro sin problemas.

  3. Argos dice:

    Una reflexión sobre este tema: se habla mucho y sin parar sobre quien podría haber sido, que si los rusos, tal vez los chinos, los illuminati, los reptilianos o un tipo en un sótano de New Jersey.

    De lo que no se habla, el elefante en la habitación, es sobre quien DEBERÍA haber sido: la propia prensa americana. Un cierto sentido de fair play exige que se le busquen los trapos sucios a los dos candidatos. Cuando la prensa en su conjunto se ha dedicado a buscarle los trapos sucios exclusivamente a uno de los candidatos, y ha tenido que ser un tercer actor desconocido el que saque al aire los del otro.

    Es decir: no es ninguna locura pensar que los rusos están del asunto. A fin de cuentas Hillary parecía extremadamente emocionada con la posibilidad de empezar su mandato con una guerra con Rusia y obviamente los rusos tenían fuertes incentivos para no desear que llegara a la Casa Blanca. Pero incluso aunque fueran los rusos, la cuestión es que no debería haber sido necesario que ningún tercer actor interviniera. Hubiera debido ser la propia prensa americana la que investigara y difundiera los trapos sucios de Hillary.

    El problema no es tanto quien fue, sino quien debiera haber sido y no fue.

    • Ferrim dice:

      “Hillary parecía extremadamente emocionada con la posibilidad de empezar su mandato con una guerra con Rusia”

      JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

      Gracias por alegrarme la mañana.

      • Argos dice:

        Pues la posibilidad era algo a tomar en serio, teniendo en cuenta que incluso medios como The Guardian, que no estaban precisamente a favor de Trump, alertaban sobre ello.

        • Aloe dice:

          El Guardian no sabía si estaba más en contra de Trump o más en contra de Clinton, como IU en España y como la propia izquierda en USA.

          Así ganan los fascistas las elecciones: haciendo demagogia (en el propio, literal y auténtico sentido del término) y retórica antisistema suficientemente ambigua.
          Que deja de ser ambigua y de ser antisistema en unas pocas semanas después de ganar, como estaba cantado

          • Argos dice:

            Así que ahora el artículo de The Guardian, el periódico de izquierdas por excelencia en Inglaterra, sobre las consecuencias de las políticas anunciadas por Hillary Clinton en oriente medio y como (de implementarse) hubieran llevado casi de seguro a una guerra con Rusia…

            https://www.theguardian.com/world/2016/oct/25/hillary-clinton-syria-no-fly-zones-russia-us-war

            …resulta que es demagogía fascista antisistema.

            Pos fale.

            • Aloe dice:

              No. Demagogia fascista antisistema ha sido la campaña de Trump.

              Lo que digo es que parte de la izquierda se la ha tragado con sedal, anzuelo y caña.

              Por lo tanto, la alegación “hasta el Guardian dice que… ¡con lo antiTrump y lo de izquierda que vienen siendo!” es bullshit, porque de hecho han sido mucho más anti-Clinton que anti-Trump.

              Que ahora sepan ya hasta dónde han metido la pata (a saber: hasta la cintura y subiendo) es otro tema. Y tampoco creo que lo admitan.

              • Argos dice:

                “porque de hecho han sido mucho más anti-Clinton que anti-Trump”

                The Guardian… más anti-Clinton que anti-Trump… el jodido Guardian, que es el panfleto oficial del pijoprogresismo sajón.

                Joder con la peña.

                • Aloe dice:

                  Si no te lo crees puedes repasar la actitud de otros miembros tradicionales e indiscutidos de izquierda, como dirigentes de IU. O las cuentas de Twitter más conocidas de la izquierda que se autoconsidera sin mancha socialdem o burguesa.
                  El mismo fenómeno, pero en importante (porque allí afectaba a votantes, no a espectadores) ha pasado en USA, donde una parte de los entusiastas de Sanders (no el propio Sanders) han dedicado los meses de campaña a hacer campaña contra Clinton y a decir que Trump no podía ser peor y quizá fuera mejor.

                  No sé si es cierto que esta actitud ha estado más extendida entre el pijoprogresismo o entre adherentes de la vieja izquierda. Me inclino por lo segundo al menos en España, pero no con certeza.

                  En cualquier caso, todo esto es más que sabido para alguien que haya seguido la campaña y prestado una mínima atención. Supongo que eso te incluye, aunque el fingimiento de ignorancia de fenómenos muy conocidos es -por algún motivo- motivo de regocijo en cierto tipo de personas.

                  Explotar con eficacia un tipo de propaganda que apela a la narrativa antisistema y a la antipolítica, y que es en cierta medida transversal a la retórica clásica de la izquierda y la derecha, es una de las características distintivas de los populismos filofascistas. Esto tampoco es un conocimiento esotérico, pero parece que tales cosas resultan nuevas para ti. Aunque el fingir conocimiento que no se tiene es -por algún motivo- motivo de ufanía en ese mismo cierto tipo de personas.

    • Korth dice:

      Exactamente. Las filtraciones de Wikileaks no han hecho nada contra Hillary que no hayan intentado el Carlos Slim Times y el Washington Bezos contra Trump un millón de veces a lo largo del ciclo electoral.

      Difundir información dañina pero verdadera sobre un candidato puede verse como influir en unas elecciones, pero no como “hackearlas” en ningún sentido razonable del término.

      Importante señalar que la prensa de centroizquierda americana lleva semanas dando un altavoz a todo majadero dispuesto a sugerir que las máquinas de recuento de voto han sido “hackeadas” por los rusos. A mí da en la nariz que el único propósito por el que han adoptado la consigna del “hackeo” es para manipular a la opinión pública, sembrar la confusión entre un asunto y otro y deslegitimar las elecciones.

      Igual que la coletilla del “fake news” alegremente repetida aquí por Roger, y que ha sido adoptada por la prensa, la TV y las cuentas más influyentes de Twitter de forma totalmente espontánea y orgánica como puede verse en el siguiente gráfico:

      https://www.google.es/trends/explore?q=%22fake%20news%22

      Que todos bailan al mismo compás y adoptan narrativas al unísono como si fueran órganos de propaganda es una conspiración de las que no toca creerse.

      • Argos dice:

        Y eso es señal de un segundo problema del que tampoco se habla. Una de las características de la sociedad yanqui es que la competencia es feroz, pero una vez se termina el partido, se termina y se pasa a lo siguiente. Tienen hasta un término específico para ello: “move on”. Es una de las razones por las que han sido tan productivas. Cuando compiten, compiten. Cuando se acaba la competición, se acaba.

        Ahora sin embargo siguen dándole vueltas y vueltas. Eso es algo mucho más típico de las sociedades mediterráneas, y es una de las razones por las que no terminamos de levantar cabeza.

        Muy mal síntoma.

  4. Alex N. dice:

    Para traer un poco de sensatez en medio de tanto disparate, recomiendo leer este artículo de Glenn Greenwald: https://theintercept.com/2016/12/10/anonymous-leaks-to-the-washpost-about-the-cias-russia-beliefs-are-no-substitute-for-evidence/?comments=1#comments

  5. José Jarauta dice:

    Si los estadounidenses (o algunos) no están satisfechos de sus elecciones y el diseño institucional que las rige , lo tienen fácil, que las cambien:

    ….

    “El método de elección está establecido en el artículo segundo de la Constitución de EEUU. Para cualquier reforma constitucional, se exige una mayoría de dos tercios en ambas cámaras y la ratificación por tres cuartas partes de las cámaras de los estados. Es decir, no habrá reforma del sistema de elección.”

    http://www.guerraeterna.com/la-victoria-inutil-de-clinton/

    Por otro lado, los servicios secretos rusos han llegado a tal grado de sofisticación en ciencias políticas y sociales que son capaces de manejar el colegio electoral estadounidense a su antojo y ganarlo por 100.000 votos.

    Creo que se merecen una sentida felicitación. El nivel de conocimiento experto que albergan está a años luz de los asesores de campaña de los candidatos USA. Move on.

    http://www.guerraeterna.com/cuantos-votos-movio-putin-en-pennsylvania/

  6. Pedro dice:

    Sin entrar en el fondo del asunto, reconozcamos que tiene un punto de realismo mágico ver a la CIA denunciando que un servicio secreto extranjero ha conspirado para imponer un gobienro de derecha.

    Pese a lo terrible del asunto, al menos a los latinoamericanos no puede por menos que escapársenos una sonrisa.

  7. Korth dice:

    “Los rusos han filtado emails en un claro intento de sabotear la democracia americana. Frustremos su intento pasándonos por el forro el resultado de las elecciones, eligiendo a Hillary con un golpe de estado blando en el colegio electoral y arriesgándonos a detonar una guerra civil en el proceso, así aprenderán” – Los demócratas ahora mismo

    • Alatriste dice:

      En el tema de la implicación rusa en las elecciones americanas no voy a entrar, pero en este sí.

      Korth, no puedes querer el colegio electoral pero solo para lo que te conviene, y menos aún llamar “golpe de estado blando” a que haga lo que no te conviene. El colegio, o no debe existir, o debe existir para hacer lo que la Constitución le encarga… que es

      Each State shall appoint, in such Manner as the Legislature thereof may direct, a Number of Electors, equal to the whole Number of Senators and Representatives to which the State may be entitled in the Congress: but no Senator or Representative, or Person holding an Office of Trust or Profit under the United States, shall be appointed an Elector.

      The Electors shall meet in their respective states, and vote by ballot for President and Vice-President, one of whom, at least, shall not be an inhabitant of the same state with themselves; they shall name in their ballots the person voted for as President, and in distinct ballots the person voted for as Vice-President, and they shall make distinct lists of all persons voted for as President, and all persons voted for as Vice-President and of the number of votes for each, which lists they shall sign and certify, and transmit sealed to the seat of the government of the United States, directed to the President of the Senate.

      The President of the Senate shall, in the presence of the Senate and House of Representatives, open all the certificates and the votes shall then be counted.

      The person having the greatest number of votes for President, shall be the President, if such number be a majority of the whole number of Electors appointed; and if no person have such majority, then from the persons having the highest numbers not exceeding three on the list of those voted for as President, the House of Representatives shall choose immediately, by ballot, the President. But in choosing the President, the votes shall be taken by states, the representation from each state having one vote; a quorum for this purpose shall consist of a member or members from two-thirds of the states, and a majority of all the states shall be necessary to a choice. And if the House of Representatives shall not choose a President whenever the right of choice shall devolve upon them, before the fourth day of March next following, then the Vice-President shall act as President, as in the case of the death or other constitutional disability of the President…

      etc, etc.

      Por si no queda claro, dos comentarios:

      – el colegio no está pensado como un grupo de robots ni concebido como una forma inútil de perder el tiempo. Al contrario, fue pensado deliberadamente como salvaguardia para casos excepcionales… como el actual (y por cierto, lo que la constitución americana no dice es que los miembros del colegio debieran elegirse por sufragio universal; cada estado es libre de designar los suyos como decida su propia parlamento)

      – si los miembros del colegio no escogen a Trump es prácticamente seguro que escogerán a otro republicano, no a un demócrata. Primero porque son un clara mayoría en el colegio, y segundo porque si la elección llegase al Congreso, también son mayoría allí. En otras palabras, si no es Trump el presidente será Pence, John McCain, Mitt Romney o John Kasich, pero no Hillary Clinton. El supuesto “golpe de estado” no sería demócrata, sino republicano o como mucho bipartidista.

      • Argos dice:

        El caso actual no tiene nada de excepcional. Trump está perfectamente cualificado para ser presidente, recordemos que es alguien que ha construido un imperio financiero. Y sus políticas anti-inmigración está apoyadas por la mitad de la población americana.

        Lo único excepcional aquí es la incapacidad de la izquierda para aceptar la elección democrática del pueblo.

        Es posible que no sea elegido el 19. Es posible que el Establishment Republicano le deje de lado y ponga a un pelele. Y también es muy posible que, en ese caso, haya una guerra civil en Estados Unidos. Así que cuidadito con lo que deseas, porque igual se cumple.

      • Vellana dice:

        Yo tampoco veo lo excepcional por ningún sitio, la verdad.
        ¿se ha incumplido alguna ley? ¿hay algún indicio, digo indicio, de delito electoral? ¿hay algo que haga de esta situación algo excepcional? Ni siquiera ha habido una atentado con más de 100 muertos antes de las elecciones, como en otros sitios.
        El tema es que los electores no están ahí para algo excepcional; lo que sería excepcional, lo que sería un fraude a los votantes, es que los electores no eligieran a Trump.
        Lo que sí parece cierto es que si los electores no votan por Trump sería por maniobras del partido republicano (https://www.archives.gov/federal-register/electoral-college/electors.html) por lo que la chorrada de los rusos y el recuento de la ecologista no valdrían ni como excusa dentro del GOP para no elegir a Trump.
        Un saludo.

        • Alatriste dice:

          Es excepcional por al menos tres razones, una las sospechas de que ha habido interferencia de una potencia extranjera (eso puede ser o no cierto, pero es algo sin precedentes en Estados Unidos), otra que Trump a estas horas sigue sin hacer públicas sus declaraciones de impuestos ni dejar claro que va a separar sus negocios de la presidencia, y una tercera que no es precisamente un candidato normal (y por cierto el imperio lo levantó su difunto padre, él lo ha heredado que es muy distinto). Se le ha comparado con Andrew Jackson, pero el caso es que él ni tenía cinco mil cabezas nucleares, ni dijo nunca que como era listo no necesitaba informes de inteligencia. Una prueba evidente de que listo, lo que se dice listo, no es.

          Aparte, tiene… bemoles llamar “decisión democrática del pueblo” a que el “ganador” haya perdido por casi tres millones de votos. Pero resulta que para validar esa inmensa chapuza el colegio electoral sí que es perfectamente adecuado. En cambio, si se tomara en serio su trabajo e hiciera lo que le manda la constitución eso sería un golpe de estado.

          Esa lógica no la entiendo. O el colegio es una reliquia del siglo XVIII (y entonces las elecciones las ha ganado Clinton) o es una salvaguardia válida, uno de los “checks and balances” constitucionales (y entonces sus miembros tienen el derecho y el deber de no votar a un candidato del que desconfíen). Pero si es válido que anule el voto de la mayoría, es válido que descalifique a un candidato.

          • Vellana dice:

            Las sospechas que tú puedas sobre algo tan etéreo como “interferencia” no hacen de esta situación nada excepcional.
            La declaración de impuestos de Trump: ¿te refieres a unos papeles que ya tienen las administraciones? ¿Es ilegal? ¿Está investigado, imputado, algo?
            ¿No es un candidato normal? ¿según que estándares? ¿Incumple algún criterio para ser presidente? Que yo sepa, tener el pelo de color naranja no es lo más habitual, pero no es excluyente.
            ¿De verdad hay algo excepcional en lo que cuentas? Es más ¿estás contando algo? Puestos a decir cosas excepcionales, la raza de Obama, el entorno religioso donde se crío,eso sí era excepcional ¿y qué? O, caso de haber ganado Hillary, eso sí hubiera sido excepcional ¿ser la primera mujer la inhabilitaba para ser presidenta por su excepcionalidad?

            Democrático no es sinónimo de proporcional. Por supuesto que es democrático que teniendo menos votos populares se pueda conseguir el cargo que está en juego; sobre todo si la elección no es directa, como es el caso. Para validar lo que tú llamas chapuza, no hacen falta los electores; basta con que automáticamente se asignen los votos electorales al candidato. Pero yo no defiendo ni a los electores, ni que la elección no sea proporcional, ni nada de eso. Hay lo que hay. Lo que no hay es motivo serio para que los electores hagan lo que parece que quieres que hagan: los votantes estaban votando electores, pero pensando en votar a los candidatos; para que un elector honesto cambie por otro, debería explicar cómo sabe él que sus votantes no quieren a Trump, sino a Pence o quién sea. Por cierto, dos de las cosas que tú dices que hacen de esta situación excepcional ya pasaban antes de las elecciones: un elector honesto no puede ahora darse cuenta de eso. Por cierto, la otra cosa que dices, también afecta a Pence (caso de tener un elector conspiranoico que ve rusos por todas partes) y también se rumoreaba antes de las votaciones.

            Veo que no te has leído el enlace que puse antes; sí, hay electores que están legalmente obligados a votar a Trump. Así que eso que dices de que hagan el trabajo que les manda la constitución, en fin…
            “The U.S. Supreme Court has held that the Constitution does not require that Electors be completely free to act as they choose and therefore, political parties may extract pledges from electors to vote for the parties’ nominees”.

            Pues sí, los electores existen; y puede que voten en contra de Trump en algunos estados en que este ha ganado, y sí, sería legal. Pero no hay ni un sólo motivo confesable que les pueda llevar a eso; no creo que nadie serio diga, bueno, he oído una noticia que dice que tal vez unos hackers, puede que patrocinados por el gobierno ruso, tal vez hayan publicado datos contra Hillary Clinton y, entonces, no voy a votar por Trump.

            Y para terminar, no sé de dónde ha salido que ni tan si quiera haya electores planteando cambiar su voto previsible. No digo que no sea así, digo que si alguien tiene información, que la dé, para ver si realmente hay algún elector que considera esta situación excepcional y que esa excepcionalidad “sobrevenida” a sus ojos le llevaría a no votar a Trump.

            Un saludo.

            Un saludo.

          • Argos dice:

            1. Las sospechas se construyen con una facilidad asombrosa, más aun con la colaboración de la prensa. Por sospechas se podían haber negado la presidencia a Obama alegando que había sospechas de que su certificado de nacimiento fuera falso, o de tener un sistema similar en España, haber negado la presidencia a Zapatero por sospechas de ser el autor intelectual del 11M. Por sospechas se podría negar a Podemos el derecho a formar parte de ningún gobierno por sospechas de estar financiados por Venezuela. Por sospechas se podría negar a Hillary Clinto la presidencia (de haber ganado) porque el recuento electrónico en varios Estados estaba subcontratado a Soros. Por sospechas de armas de destrucción masiva se invadió Iraq.

            Sospechas, no, gracias.

            2. Trump no tiene la obligación de hacer pública su declaración de la renta, igual que Hillary Clinton no tiene la obligación de hacer público su historial médico.

            3. Trump si ha dejado claro no solo que va a separar sus negocios de la presidencia, sino que va a renunciar a sus negocios (transmitiéndolos a los hijos, seguramente). En el momento que sea presidente, ya habrá dejado de ser el propietario de su imperio financiero.

            • Vellana dice:

              Disiento de esto: “Por sospechas de armas de destrucción masiva se invadió Iraq.” La razón que se dio para la invasión de Irak fue la falta de pruebas de que Saddam Husseim las hubiera destruido. Y no había ninguna sospecha de que Saddam no daba esas pruebas.
              En fin, ya qué mas da. Respecto a este tema, más que la historia, se ha escrito y aceptado una historia.
              Un saludo.

              • Argos dice:

                Es verdad. Tienes toda la razón, la culpa fue de Saddam, ¡mira que no dar pruebas tangibles de que había destruido unas armas que no existían!

                • Vellana dice:

                  Es lo que hay cuando eres el débil; o haces lo que te dice el fuerte o te la buscas. Pero vamos, que sí tú tienes una documentación que diga lo contrario de lo que te digo yo, pues adelante; y no sólo yo: https://en.wikipedia.org/wiki/United_Nations_Security_Council_Resolution_1441
                  http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/news/newsid_2761000/2761137.stm
                  Un cordial saludo.

                  • José Jarauta dice:

                    En esto estoy con Argos. Lo de Iraq fué de auténtica vergüenza ajena con resultado de un país dinamitado y guerras civiles para decenios.

                    Pocas veces he conocido una colección mayor de tronados, en el sentido de forzar la realidad con el prisma ideológico y de “intereses”. Un espectáculo auténticamente lamentable.

                    Puede empezar por aquí, notas incluidas, como aperitivo. Conozco bien el tema.

                    https://en.wikipedia.org/wiki/Project_for_the_New_American_Century

                    • Vellana dice:

                      Sí, todo eso está muy bien. Todo el mundo hace lo que hace por motivos que puede confesar o no. Lo cierto y verdad, sobre todo si conoces bien el tema, es que existe la resolución 1441 de la ONU. Que fue aprobada por unanimidad en el consejo. Que había inspectores de la ONU en Irak tratando de verificar la destrucción de las armas de destrucción masiva; que Irak no colaboraba, y que esa fue la excusa que se usó para la invasión. Si Saddam Hussein hubiera colaborado con los inspectores, por muchas notas y pajas mentales, no hubiera habido invasión de Irak.
                      http://www.un.org/es/documents/sc/scaction/2002/iraq.htm
                      http://www.un.org/es/documents/sc/scaction/2003/iraq.htm
                      Un saludo.

                    • José Jarauta dice:

                      Mire, estimado Sr Vellana. La decisión estaba ya tomada. Era necesaria una cobertura y se obtuvo más o menos.

                      La pregunta final sería:

                      ¿Por qué Saddam Hussein no se acabó de bajar los pantalones del todo cuando no tenía las armas?.

                      Ya se respondió en su momento.

                      Tiene derecho a comprar la moto que más le guste. Yo esa no.

                      “Blair was put in an even more difficult position with Washington as, in the event, Blix never reported an unconditional breach of the first resolution.

                      The Rycroft letter also appears to conflict with Straw’s actions at the time. A statement recently released by the Chilcot inquiry revealed that in October 2002 Straw told his French counterpart, Dominique de Villepin, that US acceptance of the wording of the first UN resolution “implied” a further one was required.

                      The statement was written by Sir Michael Wood, the Foreign Office’s top legal adviser, who also opposed the invasion. It also disclosed that Greenstock had told his US counterpart that Britain would state publicly after the resolution was passed “that there needed to be a second resolution”.

                      The issue is at the heart of the deep and continuing arguments over the legality of the invasion. Goldsmith originally advised Blair and Straw that the first UN resolution did not provide sufficient legal cover for war.

                      Goldsmith said he changed his mind in February 2003 after Bush’s legal advisers told him on a US visit that they had agreed to the wording of 1441 only because it had not crossed their “red line” – the clear message was that, as far as the US was concerned, no new resolution was needed.

                      Philippe Sands, professor of international law at University College London, said: “The letter of 17 October 2002 is consistent with the conclusion that the prime minister wanted to proceed to action with the US on the basis of a single security council resolution, irrespective of what the law required, and ignoring the views at the time of the Foreign Office legal adviser and the attorney general.”

                      According to Wood’s statement to the Chilcot inquiry, Straw told the US secretary of state, Colin Powell, “that we needed a second resolution and that it was extremely unlikely we could find a legal basis without it”.

                      https://www.theguardian.com/politics/2011/aug/29/tony-blair-iraq-un-resolution

                    • José Jarauta dice:


                      ” When in spring 1997 it started to
                      become clear that it was a matter rather of months than years before UNSCOM/IAEA could report
                      the accomplishment of the WMD disarmament and the monitoring functionally in place, the US
                      government intervened with a speech by Secretary of State Madeleine Albright. In a presentation at
                      Georgetown University the Secretary declared that even if the disarmament provisions of the cease
                      fire resolution would be reported as implemented, the lifting of sanctions could not come into
                      question until Iraq’s president Saddam Hussein been removed from power in Iraq. Understandably
                      the reaction in Baghdad became strongly negative, and prime minister Tariq Aziz made it clear to
                      me that from now on it would be close to impossible to convince the president of the value of
                      cooperating with the UN inspectors. This move by the US was from our perspective destructive. To
                      me it was clear that Washington at that time preferred the isolation of Iraq rather than its return to
                      the international community.
                      The idea of regime change remained and no-one should have been surprised that Iraq to the end in
                      2003 refused cooperation with the Security Council. That is also the answer to the question put by
                      many why Iraq did not come clean before the war about the fact that it no longer kept any
                      prohibited items. Saddam knew that no matter what he would be forced out and killed.”

                      http://www.iraqinquiry.org.uk/media/220381/2011-04-23-statement-ekeus.pdf

                      Hay mucho más, por supuesto.

                    • José Jarauta dice:

                      “Up until they were withdrawn from Iraq on 18 March –- the day before

                      armed action began — United Nations inspectors had found no evidence of the continuation or resumption of programmes of weapons of mass destruction, Hans Blix told the Security Council this morning, as he briefed them for a final time before stepping down at the end of June as head of the inspection team.”

                      http://www.un.org/press/en/2003/sc7777.doc.htm

                      “Asked about the inspections he oversaw between November 2002 and 18 March 2003 – when his team was forced to pull out of Iraq on the eve of the war – he said he was “looking for smoking guns” but did not find any.
                      While his team discovered prohibited items such as missiles beyond the permitted range, missile engines and a stash of undeclared documents, he said these were “fragments” and not “very important” in the bigger picture.
                      “We carried out about six inspections per day over a long period of time.
                      “All in all, we carried out about 700 inspections at different 500 sites and, in no case, did we find any weapons of mass destruction.”
                      Although Iraq failed to comply with some of its disarmament obligations, he added it “was very hard for them to declare any weapons when they did not have any”.

                      http://www.bbc.com/news/uk-politics-10770239

                    • José Jarauta dice:

                      Con todo, lo más “gracioso” era el funcionamiento de los servicios de “inteligencia”.

                      La mecánica era muy simple y la conocerá, en España se da mucho. Para ascender hay que saber qué es lo que agrada a los jefes. Así de brutal y así de simple.

                    • Vellana dice:

                      Dice que la decisión estaba tomada; desde luego lo estaba y sólo cabía que Saddam Hussein cambiase las circunstancias, y, puede que la decisión. No lo hizo, y hubo lo que hubo y que todo el mundo sabía que iba a haber.
                      Todo esto de Irak viene a colación del comentario de Argos sobre sospechas de armas de destrucción masiva. Yo digo que eso no es así y por lo que veo, usted también. EEUU no tenía necesidad, con la resolución 1441 de sospechar nada; tuviese los motivos que tuviera, bastaba que Iraq no demostrara que había destruido las armas para justificar la invasión, y así se hizo. Y se hizo así. Usted viene a decir, creo, que eso sólo fue una justificación, que EEUU tenía ya tomada la decisión; yo no lo niego, pues no soy capaz de meterme en la cabeza de nadie. Lo que digo es que, dejándonos de especulaciones propias y ajensa, y de opiniones, existía la resolución, que decía lo que decía, y que daba pie a lo que daba. Pocas intervenciones tan formalmente justificadas han sido tan cuestionadas.
                      Un saludo.

                    • José Jarauta dice:

                      “You have to remember that at the time I gave the speech on Feb. 5, the president had already made this decision for military action. The dice had been tossed. That’s what we were going to do. The Congress had passed a resolution three months before that speech that essentially gave the president the authorization to do it. Overwhelmingly they voted for it, and it was on the basis of that National Intelligence Estimate. The president had been using these very significant points about biological vans and chemical weapons in his speeches and in the State of the Union address. There was really nothing in my speech that hadn’t already been covered in the State of the Union or other speeches.

                      The reason I went to the U.N. is because we needed now to put the case before the entire international community in a powerful way, and that’s what I did that day.

                      Of course walking into that room is always a daunting experience, but I had been there before. And we had projectors and all sorts of technology to help us make the case. And that’s what I did. I made the case with the director of central intelligence sitting behind me. He and his team had vouched for everything in it. We didn’t make up anything. We threw out a lot of stuff that was not double- and triple-sourced, because I knew the importance of this.

                      When I was through, I felt pretty good about it. I thought we had made the case, and there was pretty good reaction to it for a few weeks. And then suddenly, the CIA started to let us know that the case was falling apart — parts of the case were falling apart. It was deeply disturbing to me and to the president, to all of us, and to the Congress, because they had voted on the basis of that information. And 16 intelligence agencies had agreed to it, with footnotes. None of the footnotes took away their agreement.

                      So it was deeply troubling, and I think that it was a great intelligence failure on our part, because the problems that existed in that NIE should have been recognized and caught earlier by the intelligence community.”

                      La sospecha es un poderoso motor de la historia, Shakespeare lo sabía bien cuando escribió Hamlet. Fomentada en un sistema con incentivos perversos, genera tragedias mayores.

  8. Soviet dice:

    Pero que basura es esta? Trump ganó en el 96% NOVENTA Y SEIS POR CIENTO de todos los condados del pais, incluidos todos los estados como California y New York. Sin California ni New York de hecho, Trump habría sacado varios millones de votos mas que Hillary, pues todos los votos de la corrupta mayor del pais se concentraban en la riquisima california y la elisita New York.

    El 96% de condados ganó Trump. Lo raro sería que ganando en casi todo el pais hubiera perdido.

    De hecho lo mejor para america sería que se independizaran California y Nueva York, asi ese partido de mentirosos y satrapas que es el democrata jamas ganaría unas elecciones en la vida.

  9. HéctorPT dice:

    Tiene cierta ironía que la CIA ahora acuse a un organismo de espionaje de otro país de influir en las elecciones de un país extranjero para conseguir que elijan a un candidato de derechas.
    El que el país extranjero en esta ocasión sean los EEUU no sé que es: ¿justicia histórica quizás?

  10. Gerion dice:

    Ha ganado una estrategia populista en EEUU, pero la sociedad americana no va a cambiar de manera apreciable por ello. El Sistema funciona, que es lo que importa.
    Sería mucho más divertido que Trump fuese en realidad lo que nuestros politólogos y medios de comunicación han transmitido desde que apareció su nombre en las primarias. Resultaría más de culebrón y Gran Hermano TV, tan demandados por nuestra sociedad: Roger – por mencionar al más cercano, pero hay cientos – y Mercedes Milá mano a mano, debatiendo acerca del tupé del macarra Trump, de su amistad con el criminal Putin y de los celos que eso despierta en la posesiva Merkel. Casualmente, todo clichés de izquierdas. No me preocuparía que la izquierda – o los demócratas – expresaran su malestar como lo hacen, si no fuera porque no he visto un equilibrio necesario por parte de la derecha – o los republicanos -. ¿Dónde está ese equilibrio?

  11. Miguel Angel dice:

    Tras la colección de “sesudos análisis” leidos en los comentarios, me temo que es cierto, tenemos lo que merecemos. Votamos llenos de ideas preconcebidas y salvo que se demuestre un Verdadero fraude electoral (Parece que improvable) pasará lo de siempre, el modelo de representación imperfecto seguirá dando pie a la polemica, solo porque los que se ven favorecidos (Casi-todos antes o despues) nunca dejarán resquicios para que eso se perfeccione. Incluso cuando hacerlo les permitiera seguir siendo y haciendo lo mismo pero “más legitimados”. Y quien se apoye en la historia y el pasado para justificar incongruencias (Allí o aquí) que se lo mire. Incluso los que aplican la teoría conspiranoica (Rusa ahora allí, terrorista antes aquí) deben aprender a ser legitimos y a que los opositores también les vean legitimados o darse cuenta que se convertiran en breves y pasajeros en su “dictablanda de la mayoría Legal” no legitimada poco evidente apoyo. Si además, no saben convertir su acción en suficientemente consensuada para recuperar la legitimidad que hoy sus adversarios les niegan por ser solo “Legal”.
    Y a los que me vengan con el Estado de Derecho, les recuerdo lo variable transitorio y temporal que es el Derecho. Que se dicta desde las mayorías presentes, siempre con resquicios e imperfecciones en su letra y siempre adaptandose a nuevas realidades que lo aviejan cada vez más rápido.

  12. Estilpon dice:

    Yo no sé vosotros, pero a mí, que Trump haya elegido un montón de generales porque cuando era un niño travieso (un pequeño matón, en realidad) tuvieron que enviarlo a una academia militar para ponerlo en vereda (hasta cierto punto) y eso le sentó bien, no me tranquiliza mucho.

    Vamos, que sigue pensando igual que cuando tenía 13 años. Genial.

  13. José Jarauta dice:

    “Mr. Obama was briefed regularly on all this, but he made a decision that many in the White House now regret: He did not name Russians publicly, or issue sanctions. There was always a reason: fear of escalating a cyberwar, and concern that the United States needed Russia’s cooperation in negotiations over Syria.

    “We’d have all these circular meetings,” one senior State Department official said, “in which everyone agreed you had to push back at the Russians and push back hard. But it didn’t happen.”

    http://www.nytimes.com/2016/12/13/us/politics/russia-hack-election-dnc.html

    Solucionado: Mr Obama no consideró oportuno “to push back”.

    ¿Quiere este artículo responsabilizar a su presidente?. Con esta pandilla USA lo tiene claro.

    Pushing back the frontier of stupidity.

  14. José Jarauta dice:

    “Mr. Obama was briefed regularly on all this, but he made a decision that many in the White House now regret: He did not name Russians publicly, or issue sanctions. There was always a reason: fear of escalating a cyberwar, and concern that the United States needed Russia’s cooperation in negotiations over Syria.

    “We’d have all these circular meetings,” one senior State Department official said, “in which everyone agreed you had to push back at the Russians and push back hard. But it didn’t happen.”

    http://www.nytimes.com/2016/12/13/us/politics/russia-hack-election-dnc.html

    Solucionado: Mr Obama no consideró oportuno “to push back”.

    ¿Quiere este artículo responsabilizar a su presidente?. Con esta pandilla USA lo tiene claro.

    Pushing back the frontier of stupidity.

  15. José Jarauta dice:

    Al final la conspiración (robo de cuentas e información) era conocida por todos los que importan.

    La información es poder y su administración racionada puede ser conspiratoria.

    El presidente estaba al tanto, pero también racionaba la información en función de lo que creía mejor en función de distintos intereses.

    Seguro que eleva el nivel de confianza en el sistema político estadounidense.

    “Obama says he told Putin to ‘cut it out’ on Russia hacking”.

    http://www.politico.com/story/2016/12/obama-putin-232754

    http://www.people-press.org/2015/11/23/1-trust-in-government-1958-2015/

  16. José Jarauta dice:

    Ay de aquellos viejos tiempos cuando las cosas eran diferentes.

    PD: si estoy siendo un “sofista”, espero que alguien me lo explique de forma convincente para que lo entienda. A veces puedo ser muy obtuso.

    http://thefederalist.com/2016/07/25/5-times-liberals-mocked-mitt-romney-for-warning-about-russia/

  17. José Jarauta dice:

    Me despido con un artículo del nivel alcanzado por la política USA. Aunque no estoy de acuerdo con todo, el título, aunque quizás un poco duro, sintetiza bien el “panorama”. Puestos a poner una lista, encuentro a faltar algunos, pero sería un poco “faltón”, y hay que tener en cuenta que el mundo es un lugar muy complejo.

    “Useful Idiots Galore”.

    http://www.nytimes.com/2016/12/16/opinion/useful-idiots-galore.html

  18. gon dice:

    Hace unos años los americanos se jactaban de haber influido las elecciones rusas:
    http://img.timeinc.net/time/magazine/archive/covers/1996/1101960715_400.jpg

    Y en realidad es sólo un ejemplo, ya que es bien sabido y documentado que la CIA ha influenciado elecciones o golpes de estado en decenas de países en los últimos 50 años. Que le pregunten a los chilenos, por ejemplo.

    Es de una hipocresía extrema que ahora se indignen por unos emails hackeados.

  19. Daniel Pacharan dice:

    Esto de la interferencia rusa, como conspiración, es una chapuza. Una buena conspiración debe tener un relato más sólido, falla por todas partes. Para empezar la idea de que un país extranjero pueda interferir en las elecciones… países y empresas, y fondos soberanos, hacen aportaciones a las campañas, directa o indirectamente. Por tanto, que se produzca una interferencia extranjera en las elecciones de EEUU es normal. Lo siguiente es el método… filtrar emails? ¡Pero si fue el FBI quien comunicó una investigación a dos semanas de las elecciones y les dio credibilidad! ¿Intervención extranjera también? Y finalmente, lo más importante, quien sale ganando? Aquí los candidatos son múltiples. A nivel interno, un candidato flojo, sin experiencia política, sin contactos ni equipo sólido… beneficia o perjudica a quienes controlan Washington? Y en política exterior… Trump retirará su apoyo a Ucrania? No lo creo. Pero si es provable que cambie su política en relación a Irán y Oriente Medio. Y creo que como mínimo hay dos países con intereses y capacidad de presión en EEUU que tienen interés en que esto cambie. Y puestos a construir una conspiración… si está bien diseñada, no debería despistar al personal dirigiendo las sospechas a un tercero?

Comments are closed.