Economía

¿Cuándo es un pacto “de izquierdas”?

25 Feb, 2016 - - @egocrata

El acuerdo entre PSOE y Ciudadanos ha traído consigo una épica pataleta de Podemos y sus allegados hablando de traición a la izquierda. Es comprensible: el partido de Pablo Iglesias, al fin y al cabo, está compitiendo con los socialistas por el electorado progresista, y ven en este pacto una oportunidad para ocupar ese espacio. Como comentaba ayer, soy de la opinión que “ganar” este electorado sería para en el mejor de los casos una victoria pírrica para Podemos, y que probablemente acabarán por encontrar alguna excusa para abstenerse o apoyarlo antes de forzar unas nuevas elecciones.

Lo que me parece interesante discutir, en todo caso, es el contenido del acuerdo en sí, y evaluar, aunque sea de forma general, si es “progresista”, de “izquierdas” o alguna de estas etiquetas que Podemos decía hace unos meses que no importaban pero que ahora vuelven a parecerles relevantes. Es un debate importante no porque con ello nadie pueda convencer a Pablo Iglesias que deba apoyar el acuerdo (para Podemos está claro que es una decisión táctica, que va más allá de contenidos*), sino porque la definición sobre qué es izquierda y a qué debe aspirar un partido de izquierdas es en España  una maraña confusa.

Empezaré, si me permitís, con un artículo (con notas adicionales) y una charla viejos, hablando de qué fines deben guiar a la izquierda. Puede parecer una cuestión baladí, pero el debate en España a menudo parece centrarse más en medios que en objetivos, discutiendo sobre qué políticas públicas son progresistas sin nunca preguntarse qué resultados estamos buscando obtener con ellas realmente. Nuestro ejemplo favorito en esta casa sobre la materia es el mercado laboral, que en España es capaz de romper el estado de bienestar como sistema redistributivo, condenar un tercio de la población a la inseguridad y la pobreza y generar desigualdades a espuertas, pero que ha sido defendido contra viento y marea de cualquier reforma tanto por el PSOE como por Podemos durante los últimos años. Tenemos un modelo laboral que genera unos resultados atroces desde cualquier punto de vista, pero dos partidos de izquierda que han tenido como líneas rojas no tocar una coma de casi todas las causas de su disfuncionalidad. Reducir los costes de despido “es de derechas”, y no se puede hablar más del tema. Punto.

En vez de aproximarnos a una política pública cualquiera a base de mirar la lista negra de cosas que le han gustado a Esperanza Aguirre alguna vez, vale la pena establecer qué objetivos queremos conseguir al aprobar medidas de políticas públicas desde la izquierda. Hace una temporada señalaba cuatro fines generales que me parecen un buen punto de partida:

  1. Proteger contra el infortunio: el estado debe proteger a los ciudadanos contra sucesos fuera de su control garantizando cosas como la sanidad, seguridad ciudadana, pensiones, minusvalía, prestación de desempleo o jubilación.
  2. Igualdad de oportunidades: el estado debe garantizar que cualquier niño, no importa su origen social, viva en una familia estable, tenga acceso a una educación excelente y las mismas oportunidades. Como comentaba entonces, hacer esto bien vale mucho dinero – y exige un estado de bienestar potente.
  3. Proteger bienes públicos: minimizar los riesgos sistémicos de una sociedad y proteger el medio ambiente.
  4. Combatir los privilegios: que nadie pueda usar su relación con el estado o clase social para imponer su voluntad sobre el resto o extraer rentas privadas.

Obviamente, implícito a estas cuatro ideas hay una cantidad considerable de redistribución económica, aspirando a construir una sociedad igualitaria. Los cuatro puntos anteriores son una lista de causas inaceptables, digamos, de la desigualdad actual.

Volviendo al ejemplo inicial, el mercado laboral español que Podemos considera digno de protección y estima, según su propia propuesta de gobierno. Podemos defiende reforzar las protecciones de despido para contratos indefinidos y limitar el uso de los contratos temporales, pero no reducir la enorme diferencia entre el nivel de protección entre unos y otros ni reducir el número de contratos. Este modelo mantiene intacta la dualidad, deja sin protección social decente al tercio de trabajadores que nunca llegan a cotizar de forma estable, pone a los ya excluidos ahora en desventaja y perpetúa dos niveles de protección social en el mercado de trabajo. Por mucho que Podemos insista que su propuesta es “de izquierdas”, la realidad es que es una política pública que genera desigualdad: la retórica será progresista, pero los resultados no lo son. El medio no alcanza los fines.

Es un problema recurrente: gran parte del programa electoral de Podemos y sus propuestas para formar gobierno quizás sean bienintencionadas y retóricamente progresistas, pero no traen consigo más seguridad, igualdad, protección de lo público y lucha contra los privilegios sociales. Su lista de grandes objeciones al acuerdo es un compendio de medios en busca de un fin concreto: al mercado de trabajo se sube una subida del IRPF y bajada del IVA (recordad: se redistribuye con gasto, no con impuestos), derogar el artículo 135 (la estabilidad presupuestaria es de izquierdas), prohibir las puertas giratorias (pero no su causa) o celebrar un referéndum en Cataluña (que será buena idea, pero no es “de izquierdas“). De forma especialmente irritante, Podemos habla mucho de invertir en servicios sociales y estado de bienestar pero sin prestar la más remota atención al motivo por el que en España es tan poco redistributivo, la atroz dualidad laboral.

Es por este motivo, me parece, que las acusaciones de que el pacto entre PSOE y Ciudadanos es “regresivo” (como decía Alberto Garzón) o “que hace las delicias del Ibex 35 y FAES”(Errejón) son francamente poco lógicas. Podemos y sus allegados pueden llenarse la boca todo lo que quieran sobre lo muy de derechas que es el acuerdo, pero lo cierto es que las propuestas que ellos defienden son a menudo menos igualitarias y más regresivas que el documento pactado entre PSOE y Ciudadanos.

¿Es el acuerdo entre Rivera y Sánchez perfecto? No, en absoluto. Esta tarde lo estaba leyendo con cierta calma, y creo que no hay ninguna página donde no haya marcado, subrayado o anotado algo que no me acaba de convencer. Hay un buen puñado de propuestas que están a la derecha de lo que yo hubiera preferido, unas cuantas ideas que se quedan a medias (léase: mercado laboral) y un número considerable de brindis al sol. Como todo acuerdo entre dos partidos, es un programa un tanto incoherente, a veces con prioridades contradictorias. El paquete entero es ligeramente averso a cualquier muestra de disciplina fiscal, y no dicen en voz alta cómo van a pagarlo. El capítulo sobre modelo territorial es una épica patada a seguir donde mencionan federalismo sin decir a qué se refieren. Además, sólo mencionan la palabra “ferrocarril” una vez.

Al mismo tiempo, el documento incluye un montón de buenas ideas. El complemento salarial garantizado es una idea fantástica, muy progresista, de efectividad probada y que ayudará a millones de familias con pocos recursos, como señalaba hace una temporada, y no es demasiado distinta a la renta complementaria/ impuesto negativo que reclamaba Podemos. La universalización de la educación de cero a tres años es una idea excelente, que de nuevo aparece en la propuesta de Podemos. La sección contra el capitalismo de amiguetes y reguladores de mercado es muy, muy buena, e incluye cosas como una agencia de protección al inversor financiero para intentar evitar una repetición de las preferentes (Podemos ignora completamente la regulación de mercados en su propuesta, por cierto).

La cuestión central, en todo caso, es juzgar el acuerdo no según etiquetas sino según los fines y resultados que este contiene. Si el acuerdo alcanzado sirve para aumentar la seguridad económica de los españoles, aumenta la igualdad de oportunidades, elimina privilegios, protege lo público y traería consigo una sociedad más justa e igualitaria que el status quo, merece ser apoyado por un partido de izquierdas. Si no lo hace, merece ser rechazado.

En mi opinión, basándome en lo que sabemos sobre muchas políticas públicas (y el hecho que Podemos lleva muchas de las propuestas, o variantes de estas, en su programa), este acuerdo representaría una mejora considerable en muchos aspectos sobre el status quo. Quizás no sea lo suficiente ambicioso para lo que necesita el país, pero mueve las políticas públicas en España hacia la izquierda de forma significativa. Es mejorable, pero es una mejora – y no es “de derechas”.

*: que sea una decisión táctica apoyar o no el acuerdo no es un insulto – si Podemos cree que pueden conseguir algo mejor post-repetición electoral, harían bien en no apoyarlo.


109 comentarios

    • jetkom dice:

      Espero que haya mejores opiniones contrarias porque el artículo que citas adolece precisamente de lo que, con buen criterio, critica Roger: cero reflexión sobre los resultados reales de las medidas planteadas. Es más, ni siquiera habla mucho de las medidas pactadas, para determinar la derechización del PSOE le basta con dos cosas: el tema laboral y el hecho de que la otra parte sea C’s.

      • Mr. X dice:

        Es que solo con el tema laboral basta.

        • Epicureo dice:

          Solo si piensas que una alta indemnización por despido es un fin en sí mismo. Si piensas que el fin es crear empleo y reducir la dualidad, la indemnización es solo un medio, y debe juzgarse por los resultados.

          • jose maria dice:

            de acuerdo con tu comentario Epicuero

          • Álvaro dice:

            Totalmente de acuerdo con Epicúreo.

          • duellum dice:

            Si es una indemnización sobre despido improcedente yo lo considero un fin, ya que persuade al empresario de caer en malas prácticas y da protección al empleado. Para ello hay que hacer una nueva reforma laboral, cosa que aparece bastante desdibujada en el acuerdo PSOE- C’s.

  1. Alatriste dice:

    Solo dos comentarios

    – El primero es que lo de Errejón me pareció un ejemplo perfecto de como tener un berrinche incoherente en público. Siempre en mi opinión abundó en momentos patéticos, pero lo del Ibex y FAES se llevó la palma. Estoy seguro de que en las grandes empresas corrió el champagne al oir que les iban a subir el impuesto de sociedades eliminando deducciones y trampas y que pagaran más del 6% que acoquinan ahora… y de que a la FAES le encantó un acuerdo que deja totalmente descolocado al PP y de hecho deja en precario su futuro al borrar del mapa su tradicional monopolio del centro derecha, no tengo ni la menor duda.

    – Y el segundo es que precisamente porque me parece que deberíamos ir a un modelo de estado federal me gustó que no se incluyeran detalles. Hay dos modos de negociar: uno consiste en ser discreto, hablar poco, negociar a puerta cerrada y anunciar el resultado despues de cerrar el acuerdo (si se cierra, que el éxito no está garantizado). El otro en anunciar el resultado primero y empezar a negociar después; puede tener éxito solo si el objetivo era hundir la negociación y desacreditar la idea.

    Como implantar un modelo federal en España no puede hacerse sin llegar a acuerdos complejos con los nacionalistas por un lado y con el PP por el otro, con sacrificios dolorosos para ambos, incluir detalles ahora probablemente habría condenado la idea al fracaso.

    Como muestra basta pensar en la reforma del Senado, que va a ser un tema espinoso. En la actualidad como cámara de segunda lectura resulta tan inútil que la idea de que se puede usar para bloquear al gobierno es absurda, pero tal y como se elige el PP tiene fácil controlarlo, y posee dos poderes “interesantes”: es imprescindible para reformar la Constitución, y es la única cámara que puede intervenir una autonomía. Por eso es muy difícil que el PP acepte suprimirlo.

    Si en cambio se le añaden más poderes, se convierte en una verdadera cámara territorial, y puede vetar medidas del gobierno (como el Bundesrat alemán, digamos) el PP podría estar interesado… pero no si el método de elección deja de serles favorable, o si la minoría de bloqueo pueden alcanzarla fácilmente los nacionalistas. Y viceversa, por supuesto: para los nacionalistas ese nuevo Senado sería mucho más atractivo si los votos en él los controlaran los gobiernos autónomicos (de nuevo, como en el Bundesrat) y si fuera fácil alcanzar minorías de bloqueo.

    • Carmen dice:

      Buena reflexión. Me ha ayudado mucho

    • duellum dice:

      No podemos ir a un estado federal mientras se ignora el conflicto con Cataluña o simplemente se le trata de “querer romper España”, con diagnósticos tan simplones como los de C’s no se llegará a ninguna solución…

  2. Molari dice:

    La clave está en que el PSOE no tiene credibilidad. Nos tiene acostumbrados a ofrecer una cosa en la oposición y hacer la contraria en el gobierno, por eso Podemos exige un gobierno de coalición como en los países nórdicos, para asegurar de alguna manera el cumplimiento de lo que se acuerde. El papel lo soporta todo…

  3. Mr. X dice:

    El sumun de lo grotesco es la encuesta manufacturada en media tarde por Metroscopia, esa gran empresa demoscópica cuya credibilidad ya quedó acreditada por esas encuestas que daban un 21 o un 22 % de votos a Ciudadanos a un mes de las elecciones.

    En fin, la verdadera encuesta tendrá lugar en las próximas elecciones y ahí veremos con qué faz salen ante los medios Sánchez, Rivera e Iglesias.

  4. Emilio dice:

    Si no entiendo mal se reprocha a Podemos ahora lo que el PSOE hizo hasta ayer mismo, incluso cuando lo hace prácticamente con sus mismas palabras. Además se nos dice que la mejor política de izquierdas es la que reduce el paro y el abandono escolar entre otras cosas. ¡Vaya! pensaba que algo de esto había hecho el PP en un contexto nada fácil, sin encontrar en el PSOE, y algunos otros, más que una oposición despiadada.

    De todo lo demás nada de nada porque es imposible: Estado federal, pacto educativo, reforma institucional, etc. Que además esto se nos presente con el gran envoltorio de Segunda Transición, y presidido por El abrazo de Genovés, un abrazo bien más difícil en el 78 que ahora mismo, cuando a PP, Podemos y todos los demás se los condena a la firma de un contrato de adhesión representa a mi modo de entender un burdo engaño que nadie se puede creer.

    Algo de solemnidad y teatralización en la política no tienen por qué ser malos, si contribuyen a alcanzar un objetivo deseado por una mayoría, si es muy amplia mejor, pero recurrir a un exceso de las mismas para un acuerdo como el que ayer vimos, que lo más probable es que no conduzca a nada, resulta ampuloso de más. Difícilmente se contribuye a la dignidad de la política cuando se rubrica un acuerdo en el que se niega toda lo que se había dicho hasta el día anterior y se firma todo lo que se decía que no se podía firma.

    ¿Con qué cara, si se repitiesen las elecciones, podrá el PSOE hablar de izquierda y derecha, y seguir recordándonos sus magnificas y milagrosas recetas para todos los problemas: cambiar la Constitución para un mejor encaje territorial y garantía de derechos sociales, para el mercado laboral nuevo Estatuto de los trabajadores y subida fulgurante del salario mínimo, para la educación derogación de la Lomce y Pacto educativo… alárguese este lista cuanto se quiera?

    • Mr. X dice:

      El Sr Iceta, que por otro lado me cae bastante bien, ya puede ir ensayando sus bailoteos para explicar este acuerdo en Cataluña, por otro lado.

    • Carmen dice:

      Emilio, estoy en desacuerdo. Sin duda todo es mejorable, pero ya es importante q en este panorama haya más conexión y no tanta tirantez. Una cosa son las ideologías y otra lo q se pueda llevar a cabo. Pero esto es cosa de todos y hay q abrirse a un encuentro. Es cuestión de prioridades y no está el patio para echar balones fuera. Si hay q hacer concesiones que se hagan. Creo que hay que evitar posturas extremas y tender a la moderación.

  5. durruti77 dice:

    Estoy de acuerdo en que Podemos hace mal yendo contra la abolición de los contratos temporales/contrato único. Es un error que tiene que corregir.
    Por otro lado, es normal que no se fíe del PSOE: tiene una facilidad pasmosa para darte una puñalada a las primeras de cambio…

    • Mr. X dice:

      Que se lo pregunten a IU en Andalucía.

    • juan dice:

      La solución pasa por una flexibilización propiedad-trabajo. No puede haber SL-SA como son ahora y Cooperativas. Lo que permitiría implementar empresas resilientes a las crisis serían modelos mixtos.

    • Shine dice:

      Como a algún dirigente podemita se le ocurra pedir contrato único de 33 o 45 días, algunos no van a saber dónde meterse.

  6. EB dice:

    Ayer dije que el adoctrinamiento antiliberal, propio de las escuelas y universidades públicas en España y muchos otros países ricos, formaba una juventud que exigía un mundo mejor como si fuera gratis. Hoy Roger nos dice que todavía no superó su adolescencia pero que está tratando de graduarse de adulto porque ya reconoce que en la vida no se puede tener todo y hay que elegir. El problema es que no da señal alguna de haber entendido qué ha pasado en España durante los últimos 500 años y en particular en los últimos 40 años y por lo tanto de cómo cualquier ejercicio redistributivo está condicionado por condiciones iniciales –muy difíciles de describir de una manera que sirva para ese ejercicio y no para marear la perdiz como Piketty y otros economistas hipócritas– y por respuestas de la gente que todavía escapan a modelos teóricos –cualquiera que estudió las contribuciones de Jan Tinbergen, primer Premio Nobel de Economía, ya lo sabía desde los años 60, mucho más si estudió la obra de Frédéric Bastiat (1801-50). En fin, no importa la edad que uno tiene, sino lo que ha aprendido en la vida –y me refiero especialmente a lo que uno ha aprendido trabajando.

    Respecto del programa del acuerdo, hoy me reí mucho leyendo el editorial de El País que dice: “Aún así, representa un embrión de proyecto: y por modesto que parezca, no todas las demás fuerzas con posibilidades de gobernar han llegado hasta ahí.” Eso es todo lo positivo que se le ocurrió al editor del medio oficial del PSOE para entusiasmar a sus lectores socialistas. El resto del editorial nos recuerda sus deficiencias.

    • Estilpon dice:

      Igual no hemos leído el mismo foro, pero me da a mí que Roger tiene esa posición desde hace mucho (pragmatismo para los fines), bastante habitual por cierto en determinado perfil.
      Y ya que estamos, debería revisar si sus intervenciones son prácticas para el fin que persigue.

      En vez de intentar dar palos, seguro que concita mucho más interés sus propuestas y querencias. Igual nos divertimos más. Lo demás ya aburre.

      Pero no se sienta cohibido, no deje que nada le impida escribir un tochopost con unas cuantas citas para establecer su autorictas.

      Ps. Enhorabuena por la frase que inicia con “El problema…”. Tiene su mérito ser capaz de escribirla con tantos guiones y conjunciones. La próxima vez reparta las comas del final por todo el texto y no ponga rayitas sueltas por ahí.

      • EB dice:

        Su lamento me dice que entiende lo que quiero decir y por lo tanto me alegro. Por supuesto, a nadie le gusta que le recuerden lo poco que sabemos en relación a nuestras ilusiones.

      • EB dice:

        Como nota menor, su referencia a mis citas para establecer autoridad, se equivoca porque las dos citas que hago son a obras que habría que conocer en detalle para saber en qué medida apoyan lo que digo. Por ejemplo, mi referencia a Tinbergen apunta a su fracaso, mientras que la referencia a Bastiat apunta a ideas simples que han perdurado por dos siglos y que se recogen en muchos resúmenes de su obra. Mis referencias son para recordar que algo sabemos pero muchos prefieren ignorar ese poco que sabemos.

  7. Estilpon dice:

    En manos de los ciudadanos está creerse las proclamas de los actores políticos -nunca mejor dicho-. Con más reflexión iría mejor, pero para algunos es más cómodo seguir los folletines de Podemos.

    Algunos hablan de que el PSOE no es de fiar. Caray… pues si nos ponemos a pensar en esos términos con Podemos, no creo que salgan bien parados en la comparación: todo-tactismo, teatralización, propuestas imposibles que se cambian semanalmente si hace falta, simbología y narrativa (antes se llamaba contar cuentos), sillonismo, visión marxista de la sociedad, sus relaciones y las medidas de burocratización consecuentes, más declaración jurada de eliminación del contrario…todo eso sin entrar en las filias internacionales. Como para fiarse.

  8. juan dice:

    Artículo esperable visto el sesgo de los autores de esta web anti-Podemos. En todo caso es su derecho claro.

    Hasta ayer Cs no dijo que fuese a apoyar una investidura del PSOE, y el PSOE le prefirió a pesar de que negociaba menos apoyos (40) y tal vez solo por abstención, para aislar a quien tenía más apoyos en este caso.

    Podemos y el PP han sido los únicos que han actuado con honestidad respecto a lo salido de las urnas. El PP ha ofrecido una gran coalición con distribución de carteras liderada por quien sacó más votos de los potenciales miembros, y Podemos ha ofrecido un gobierno por la izquierda proporcional, y asumiendo que lo debe de liderar el que más votos sacó de ese espacio, en este caso el PSOE por poco.

    El filibusterismo de querer tener un gobierno en solitario con el 22% de votos y allá donde se midieron en las papeletas concretas los 5 aspirantes principales el que quiere ser presidente quedó cuarto es algo que los medios no destacan.

    En fin, yo soy partidario del NO-NO y el día 5 ya con Sánchez con la pistola interna en la sién, Rivera ofreciendo el acuerdo al PP sin Rajoy y presionando al PSOE para su abstención, porque el acuerdo lo ha precocinado para ello.

    Habrá un día que Sánchez despierte y vea que el camino que le hace presidente es otro.

    Y bueno, si el tema de la I+D y la universidad tiene que seguir las ideas desde el púlpito de Garicano y Roldán este país no tiene remedio.

    • Epicureo dice:

      No confundamos honestidad con obstinación. La actuación del PP y de Podemos se va a saldar con sendos fracasos, precisamente porque se niegan a aceptar los resultados de las urnas.

      El PP no acepta que la amplísima mayoría de los votantes han votado NO a Rajoy, y que cualquier partido que vote a Rajoy es un suicida. Ni siquiera Coalición Canaria se atrevería a hacerlo.

      Podemos no acepta que un gobierno “solo de izquierdas” no suma, solamente hay 161 diputados de izquierdas (no cuento a los nacionalistas, porque el nacionalismo es de derechas). Hay que elegir entre la derecha secesionista de ERC y DiL (que ahora mismo están en plena rebelión) la derecha unionista de C’s. Y tampoco acepta que no se puede reformar la constitución sin el PP, ni convocar referéndum de autodeterminación, ni subir el gasto público de golpe un 30 %, ni pedir a Europa que permita déficits ilimitados a cambio de nada.

      El resultado electoral es que el único gobierno posible es una coalición con partidos de izquierdas y partidos de derechas. Ser coherente es aceptar la situación y trabajar a partir de ahí. Si Podemos hubiera aceptado desde el principio una negociación tripartita incluyendo a Ciudadanos, seguramente habría tenido que renunciar al 80 % de su programa máximo, pero tendríamos un gobierno más de izquierdas y con un programa más social que el que vamos a tener sin ellos en la mesa.

      La verdad es que Podemos no ha sido honesto, porque nunca ha querido negociar ni pactar. Su estrategia es mostrarse inflexible, esperar a la repetición de elecciones y presentarse como “verdadera izquierda”. El resultado no va a ser el que esperan. Probablemente habrá gobierno de derechas (presidido por Rivera o por un candidato “limpio” del PP), y será gracias a ellos.

      • Mr. X dice:

        Veremos, veremos en junio (si hay elecciones); si no las hay, y “habrá gobierno de derechas (presidido por Rivera o por un candidato “limpio” del PP)” el que tendrá que buscarse un puestecito con Trinidad Jiménez en Telefónica.

      • Emilio dice:

        ¿Y tú hablas de obstinación? ¿Quién se niega a aceptar los resultados de las urnas? ¿Hemos de suponer que los que no votaron al PP han votado a Pedro Sánchez, incluidos los de Madrid que lo han relegado a un cuarto puesto? ¿Hemos de dar por bueno un pacto que hasta a los propios militantes se lo presenta de forma engañosa? ¿Ahora es la política de los hechos cuando hasta el presente los hechos eran irrelevantes y la creación de empleo y mejora de la economía una manipulación de las estadísticas?

        ¿Rajoy es un apestado pero Pedro Sánchez la encarnación de todas las virtudes? En esto me parece que no coincides con una mayoría de electores y, mientras no tengamos otros, los resultados electorales han sido los que han sido y quien se niega a reconocerlos eres tú con ese ejercicio de borrar de un plumazo el hecho de que Rajoy -sí Rajoy, no nadie interpuesto- ha ganado en su circunscripción y su partido le ha sacado al de Pedro Sánchez más de 30 diputados. Tu pretendido ejercicio de realismo pierde cualquier atisbo de verosimilitud cuando niegas que eso es un hecho, pero elevas a categoría tu subjetiva interpretación de lo que han querido expresar los españoles en las urnas.

        • Epicureo dice:

          Otra ilusión que hay que dejar atrás es eso de que ser el más votado es ganar las elecciones. Los padres constitucionales han decidido que seamos una democracia representativa. Si nadie tiene mayoría absoluta, hay que pactar, y cada partido debe actuar según lo que entiende que preferirían sus votantes. Claramente los votantes de PSOE, Podemos y Ciudadanos quieren deshacerse de Rajoy, y suman muchos más que los votantes del PP. Sánchez no es perfecto ni mucho menos, pero, salvo gran sorpresa, es el mejor situado para encabezar un gobierno que no sea de Rajoy.

          • Emilio dice:

            Vuelves a negarte a reconocer los resultados. La ilusión es pensar que tener más o menos votos es indiferente, o que quedar primero o cuarto en tu circunscripción carece de cualquier significación. Esta es la primera regla de la democracia representativa.

            Que además de votos directos de los electores se haga preciso mayoría en la Cámara no le resta ni un ápice de valor a lo que la gente ha votado y a cómo te ha colocado en el tablero parlamentario.

            Y hasta el momento lo que sabemos es que PP y Podemos suman más que PSOE y C’s, por mucho que te empeñes en erigirirte en intérprete máximo de una segunda intención de los votantes contra Mariano Rajoy, que aún en el supuesto de ser cierta no le negaría la condición de partido más votado. Y por aquí va la democracia representativa de la que venimos hablando.

            Segunda intención que al parecer no tendría nada que ver con que los socialistas hayan obtenido el peor resultado de su historia, ni con que su lider haya quedado cuarto en su circunscripción con una candidatura hecha por él mismo por el democrático procedimiento de la cooptación.

            ¿Hablamos de hechos o vas a continuar con tu infalible método de que tú sabes lo que han querido decir los electores, más allá de su voto explícito, y los demás no?

            • Pedro dice:

              No estamos en un sistema presidencialista, sino en un sistema parlamentario. Los ciudadanos no elegimos al Presidente de Gobierno, elegimos 350 representantes, y ellos eligen al Presidente. En democracia gobierna la mayoría, mayoría de estos representantes, no la minoría más grande, la mayoría! La mayoría puede ser absoluta cuando es de un solo partido, o relativa si no llega con un solo partido y hay que sumar varios para conseguir la mayoría. El ser la minoría más grande no da prevalencia alguna si no se es capaz de articular una mayoría. Eso es un sistema parlamentario. Una mayoría compuesta de varios partidos tiene toda la legitimidad democrática para gobernar, y con los resultados del 20-D, es la única posibilidad. Las mayorías absolutas son excepcionales en Europa. PSOE y C’ juntos tienen 130 diputados y representan a 9 millones de ciudadanos. No es mayoría, si no logran más no gobernarán, pero es más que los demás y más de lo que tiene y representa el PP. Muy bueno lo de que PP y Podemos suman más, nada, que lleguen a un acuerdo…..

              • Emilio dice:

                Comenzando por el final. No es necesario que PP y PSOE se pongan de acuerdo, como no lo sería hacerlo con los independentistas, – en el hipotético caso de que todos acabasen votando que no-, basta con que el sentido de su voto sea de rechazo a ese programa y ese candidato. En unas pocas líneas parece habérsete olvidado la regla de que para ser elegido Presidente son necesarios más votos a favor que en contra.

                El mantra de que el voto de PP y Podemos caso de ser del mismo signo revelaría no sé qué ocultas intenciones no es más que una intoxicación interesada. Es posible incluso que el voto del PP coincida con el de los independentistas y no sé si por eso habríamos de endilgarle veleidades separatistas.

                Como siempre la vara de medir cambia si es a mí o a los otros a quien la aplico. Recuerda que el PSOE prestó sus senadores a CyL y ERC y argumentó que se trataba de simple cortesía parlamentaria y su intención siempre ha sido: “todos contra el PP” sin importar la composición de esa amalgama.

          • Shine dice:

            Claramente los votantes de Podemos y Ciudadanos quieren deshacerse de Rajoy. Aún más claramente los votantes de Podemos y Ciudadanos quieren deshacerse del otro.

      • juan dice:

        Creo que hemos de hablar de votos y no de escaños para leer las preferencias de los españoles, aunque la aritmética final dependa de escaños.

        Lo de considerar a todos los nacionalistas como derechas (incluyendo a ERC, Bildu, Compromís y CUP y BNG si se hubiesen tenido escaños) es un artificio tuyo que no responde a la realidad.

        Solo se require el voto del PNV, y la abstención de otros, no realmente su sí.

        Aún queriendo contar con Cs, por voto, y por escaños el pacto debería haberse escorado hacia la izquierda y ofrecer alguna fórmula de encaje territorial, pero no forzar un pacto en base al programa que Cs dice que es asumible por el PP y chantajear a Podemos para darlo por bueno.

        Aquí el problema es que el PSOE no ha querido compartir un gobierno como si aceptó en la Comunidad Valenciana.

        El error de Podemos fue no entrar en gobiernos donde tenía muy poca diferencia de voto respecto al PSOE (Baleares, Aragón, Asturias y haber entrado en la C.Valenciana también), si lo hubiese hecho no hubiese sido malinterpretado ahora.

        • Guille Muñoz dice:

          Tendría usted toda la razón si no fuese que para lograr la abstención (necesaria) de ERC o DiL, el PSOE tendría que aceptar unas condiciones tan o más inasumibles que las que tendría que aceptar Podemos para dar su OK al pacto PSOE-Cs.

          • juan dice:

            Por mi mejor hablar de tú 🙂

            Es un secreto a voces que los partidos del procés se han visto atrapados en el independentismo como reacción a un status quo social. Lo que en Madrid podía ser más 15-M en Catalunya ha tenido una vía de escape por el independentismo, del cual una parte tradicional es identitaria pero un nuevo aluvión es más como reacción que como deseo de algo.
            El descrédito de las instituciones y partidos catalanes tras lo del 3% han hecho que viesen en el independentismo la “patada a seguir”. Como se han hecho eco algunos medios (El Confidencial por ejemplo) en privado muchos reclaman una fórmula para permitir que el auge baje. En el momento en que las encuestas bajen el Sí del 40% ellos se verán legitimados a abrirse a otras vías.

            Lo que propone Podemos viene del PSC del 2013, y al constitucionalista Rubio Llorente (ex vicepresidente del TC recientemente fallecido) le parecía la vía. Usar el 92 de la CE no posibilita la independencia per se. Es decir gracias a Podemos el PSOE podría resolver el tema territorial satisfactoriamente y acumular la mayor parte del mérito.

            Soy incapaz de entender que no lo vean, si en realidad lo veían y lo decían hace 3 años.

            • Guille Muñoz dice:

              OK. Todo eso muy bien.
              Pero para que DiL o ERC se abstengan, en primer lugar estos partidos tienen que comprar este mecanismo (que, de entrada, no aceptan porque consideran que la iniciativa debe partir del Parlament) y, en segundo lugar, el PSOE debe “querer” hacer un referendum, cosa que por ahora no quiere.

              La cuestión es que aquí parece que todos pueden o deben ser flexibles (los partidos de ámbito catalán en lo formal, el PSOE en lo ideológico -salvo que la flexibilidad sea para favorecer a Cs o PP-…), salvo Podemos, que debe conservar la pureza…

              • juan dice:

                yo lo veo al revés…lo de Podemos siempre se percibe como linea roja o veo y lo de los demás no.

                Podemos ha reiterado que quiere oír alternativas al referéndum, pero no se propone nada excepto el no-referéndum por parte de los otros.

                Y bueno, sigo diciendo que los nacionalistas catalanes se abstendrían sin referéndum confirmado, porque necesitan un gobierno que facilite algo, aunque ese algo solo sea algo que baje las ganas de referéndum.

                Una mayoría de PP-Cs en otras elecciones lleva al choque de trenes total.

                • Guille Muñoz dice:

                  Lo de Podemos se percibe como línea roja porque Podemos lo exige: queremos Referendum, Vicepresidencia, este ministerio…
                  Sobre el referendum no hay más que dos alternativas: o sí o no.
                  El PSOE a día de hoy dice No. DiL y ERC no se fían de cualquier cosa que no implique hacer lo que diga el Parlament. No hay término medio en una elección binaria.

                  Es decir, todos tienen que hacer algo para poder llegar a lo que quiere Podemos. Podemos en su casilla inicial. Evidentemente, tienen todo el derecho a actuar así…

                  • juan dice:

                    Mónica Oltra exigía la presidencia con un 4% menos…y se pactó.
                    Podemos está siendo posibilista con un 1,35% menos.

                    • Guille Muñoz dice:

                      ¿Pero en qué sentido está siendo posibilista?
                      Decirle a un partido antireferéndum que sin referéndum no habrá acuerdo no me parece muy posibilista.
                      Me parece una forma muy correcta de decir “tenemos diferencias irreconciliables”.

                      La cuestión es que parece que hay dos opciones: Que el PSOE asuma algo inasumible (referéndum) y otras cosas importantes para ganarse el apoyo de Podemos y abstenciones de ERC y DiL o que Podemos asuma algo inasumible (el documento de PSOE-Cs) y dé su voto a Pedro Sánchez.

                      ¿Se muestra flexible el PSOE con el referéndum? No.
                      ¿Se muestra flexible Podemos con Cs? No.

    • Shine dice:

      Garicano con enchufar a su doctorando de Secretario de Estado o más tiene suficiente. Es la famosa “meritocracia”.

      • juan dice:

        me invitaron a un debate con el doctorando. Los problemas para emprender y crear empleo en España eran dos: falta de inglés y de nosequé “clusters”. Surrealista todo.

  9. GotBias? dice:

    Me parece increíblemente naïf que Roger dé a entender que Podemos no sea consciente de que su retórica no casa con unas medidas realistas para arreglar el mercado de trabajo. Claro que lo saben, cómo lo sabemos todos. Pero es que cambiando de opinión, moderando su discurso _ahora_ lo único que pueden conseguir es perder apoyos por la izquierda, devolviendolos a IU en las próximas elecciones. El objetivo de Podemos es llegar al poder, y una vez en él, y ya habrá tiempo de calibrar las opciones y cuales de ellas les darán mayores beneficios en votos futuros (pista: los partidos líderes de un gobierno suelen “centralizarse” a lo largo de la legislatura). Ahora, su trabajo es presentar al PSOE como un partido “demasiado” moderado que no quiere cambiar la precaria situación de las clases populares, y seguir erosionando su voto por la izquierda.

  10. Olli dice:

    “El complemento salarial garantizado es una idea fantástica, muy progresista”.

    Aquí dejé de leer. ¿Desde cuando subvencionar a los empresarios es progresista?

    • Epicureo dice:

      ¿Subvencionar a los empresarios dando dinero a los trabajadores?

    • PaulJBis dice:

      Lo explica Roger en los enlaces que hay en ese mismo párrafo. Míratelos, o busca “EITC” en esta misma Web.

      (No significa que esté necesariamente de acuerdo con ello, pero argumentos sí los da).

    • EB dice:

      Olli,

      No pretenda que muchos progresistas entiendan su punto. Los progresistas no aceptan que sabemos poco y para peor les gusta exhibir su ignorancia de lo poco que sabemos. No debe extrañar que los políticos quieran sacar provecho de esos progresistas ilusos y les prometan el paraíso terrenal, ese que quita el sueño a Roger. ¿Es que alguien puede imaginar a Pedro Sánchez gestionando el paraíso terrenal y de yapa con Rivera y Garicano como ángeles guardianes de la felicidad?

    • EB dice:

      Sí, si el Estado provee servicios demandados por la sociedad y los provee de manera eficiente y además financiados con un buen sistema de impuestos, no cabría duda que favorece el desarrollo de muchas producciones privadas. Pero cuando el Estado provee servicios no demandados por la sociedad, o lo hace malgastando recursos, o se financia con sistemas horribles de impuestos, lo más probable es que impida el desarrollo de muchas producciones privadas. Y cuando el Estado se dedica a redistribuir ingreso, se aplica el mismo razonamiento, esto es, si la redistribución se justifica por mayoría absoluta en favor de una minoría y si esta redistribución se realiza de forma tal que no se desvían fondos de impuestos a miles de parásitos protegidos por políticos podridos, entonces poco o nada habría que criticar. Pero cuando eso no sucede, sí hay mucho que criticar porque se muchos deben pagar semejante pillaje. Hoy, como en los últimos 500 años, España es modelo de un Estado podrido, muy podrido. Y si muchos hoy no sufren las consecuencias de esa podredumbre es porque se financia con deuda, algo que algunos economistas hipócritas dirán que no importa porque o es una cuestión interna (redistribución interna entre generaciones, olvidando que las generaciones futuras no han votado) o es una cuestión con extraños (y si nos les pagamos, lamentamos su dolor).

    • EB dice:

      Complementando el comentario anterior, y en relación a cualquier política o programa público en particular, el análisis de sus beneficios y sus costos es necesario para evaluar su conveniencia. A pesar de las limitaciones de ese análisis, si un análisis serio concluye que los costos de una política específica son mayores que sus beneficios, la decisión final puede ser distinta porque quienes toman esa decisión atribuyen a algunos beneficios (o costos) un peso alto (bajo) en la ponderación final. Algunos se molestan por esa manera de tomar decisiones pero es la misma que aplican la gran mayoría de jueces cuando ponderan la protección de algunos derechos sacrificando otros.

      El problema de los progresistas es que no quieren ese tipo de análisis porque entonces tendrían que argumentar por qué igual quieren hacer algo que parece no ser conveniente. Por más de 50 años muchos economistas hemos argumentado por el uso del análisis de beneficios y costos de proyectos, programas y políticas públicas pero con poco éxito. Y por más de 20 años algunos juristas hemos argumentado por la ponderación explícita de derechos en las leyes de igual manera que lo hacen muchos jueces en sus sentencias (por suerte, hoy en EEUU con frecuencia y en otros pocos países con alguna frecuencia esta ponderación se hace en el momento de legislar o en la revisión judicial de la constitucionalidad de las leyes).

  11. Pensador dice:

    Con la alta calidad que tiene siempre Politikon, en este artículo hay afirmaciones que no sin propias de esta web y llevadas por la ideología, antes que por la ciencia política.
    Por ejemplo, se afirma que existe un sistema laboral que ha sido siempre un desatre. Con este sistema laboral, en la burbuja, el paro bajó del 10%. Y sin burbuja, se sitúa en el 20%. Ergo el problema no es el sistema laboral, sino el sistema productivo de trabajo extensivo. Se crea mucho empleo rápido si creces e igual de rápido se destruye. No es propio de la ciencia política confundir así un medio con una causa.
    El mercado laboral en España es antiguo y francamente mejorable, pero pretender que acabará con el problema de la dualidad es ridículo. Es la afirmación propia de quien habla de empleo sin haber tenido nunca que contratar y despedir gente. Mientras el sistema pase por las sobrevaloradas PYMES que delegan sus RRHH en una gestoría de todo a cien, no hay legislación que cambie nada. Pero además el contrato único es absurdo en España. ¿Sirve el mismo contrato para un país con picos de empleo (temporal) en verano por el turismo que para un ingeniero en un proyecto de tres años?

    • EB dice:

      Si los progresistas recurrieran al conocimiento científico, sus ilusiones quedarían en evidencia. Mejor recurrir a la fantasía.

    • Epicureo dice:

      En un país normal, el paro oscila entre un 5 % en épocas de auge y un 10 % en plena crisis. En España siempre es el doble, y lo es en todos los sectores y grupos de edad. Así que no es cierto que el problema es que se crea mucho empleo y luego se destruye. Nunca se crea lo suficiente. Y lo poco que se crea es temporal.

      Seguramente la legislación laboral no es el único cambio que hay que hacer, pero también hay que cambiarla. Además, claro, tomar medidas para fomentar la formación de MYGES (empresas medianas y grandes, en vez de PYMES) y los sectores económicos más estables y productivos.

      • Emilio dice:

        Epicureo, pareces firmemente convencido de las políticas del PSOE y la figura de Pedro Sánchez, pero al tiempo olvidas que el mercado laboral dual, que además ajusta por la expulsión de los trabajadores y el cierre de empresas, y no por la via de menor jornada o menos salario, ha sido el predilecto de esa fuerza política en todos sus mandatos y que, mientras Pedro Sanchez hizo oposición lo que decía es que quería derogar, su verbo favorito, la reforma laboral del PP, no la previa de su partido, y subir el salario mínimo.

        Si en el acuerdo no se recoge esa propuesta de derogación, ni lo del salario mínimo, para el que se fija un incremento del 1%, es porque el 85% de las medidas contenidas en él lo son de la factura de C’s. Pedro Sánchez, en la rueda de prensa de presentación del pacto seguía hablando de esa derogación de la Reforma laboral- ¿cómo calificarlo?-aunque en el texto no estaba, además de que unilateralmente hubiera hecho una corrección del propio pacto, esa misma tarde, en relación con los días de indemnización por despido.

        En otro aspecto muy ligado a éste, está el fracaso del sistema educativo en el que su responsabilidad no es menor, con un 33% de fracaso escolar durante décadas y una población universitaria que a pesar de su volumen -el 40% de los españoles comprendidos entre 25 y 34 años tienen título superior- presenta unos desajustes en relación a la sociedad y las necesidades de la misma alarmantes. El Libro blanco para la Educación de J. A. Marina habla de que de las escuelas del profesorado salen 3 veces más maestros de los que es posible emplear, o tan sorprendente como éste el dato de Angel Gabilondo cuando era ministro de Educación, de que solo en la provincia de Madrid hay más estudiantes de Derecho que en todo el Reino Unido.

        No es fácil con estos antecedentes tanto entusiasmo.

    • javimetal dice:

      Si bien el índice de paro bajo del 10%, la inmensa mayoría de las contrataciones eran temporales, que obviamente se fueron al paro con la crisis.

      El problema de este país es que, si se compara con Alemania, allí las empresas están distribuidas casi a partes iguales entre grandes empresas, medianas, pequeñas y micro. Aquí el porcentaje de grandes empresas, con buena estructura e internacionalizadas es semejante a Alemania (bien), pero casi no hay empresas medianas que son el nervio del sector innovador y exportador en Alemania e Italia. Las PYME y sobre todo las microempresas tienen una endeble estructura financiera (lo que implica menor I+D, nula capacidad exportadora y más debilidad ante ciclo económico) y su competitividad es en costes, principalmente laborales. Se necesita mejorar la cooperación interempresarial para que ganen tamaño.

      • Epicureo dice:

        También hay una serie de obligaciones administrativas que suponen un aumento muy brusco de costes en el momento en que la empresa supera un cierto número de trabajadores. Esto es una barrera importante al crecimiento y la fusión de empresas. Es necesario que, en vez de concentrar todas las ayudas en las microempresas, se faciliten estas transiciones.

    • Estilpon dice:

      Si considera que en pleno pico de la burbuja un paro del 10% es asimilable al resto de economías, le sugiero que dé un repaso a la tasa de paro actual (sin burbujas) de las economías comparables…

      En su segundo párrafo estoy razonablemente de acuerdo excepto en relación al Contrato Único. Jamás he entendido porque la sociedad debe aceptar que determinados contratos con fecha de caducidad sean igual de valiosos que un contrato indefinido. Hay 2 grandes diferencias: la evolución de la productividad asociada y el recurso a la prestación por desempleo. No sé porque la sociedad debe subvencionar indirectamente a las empresas cuyo modelo productivo es más dañino, o menos deseable. Tampoco quiero penalizarlas, el CU lo que hace es tratar a todas igual.

    • juan dice:

      Pues bien, yo lo veo de otra forma. Yo tuve una pyme tecnológica, 8 años de sufrimiento. Jamás firmé un contrato temporal. A veces yo cobraba y otras no, mi sueldo era muy similar al de mis empleados recién salidos de la universidad que si cobraban. A mi me hubiese gustado que creciese, tener inversión, convertirla en un pequeño gigante, pero no podía ser. El dinero iba al ladrillo. Vamos la España del PP y del PSOE era muy Venezolana…si lo de especular con solares e inmuebles aquí o el petróleo allí era dinero fácil, llovido ¿para qué hacer lo difícil? Ahora ni hay construcción aquí y el petróleo está por los suelos allí.

      En esta web se habla con mucho desprecio de las pymes, como si se dejase de crecer por falta de interés o ganas, cuando en realidad se sobrevive por interés en mantener los empleos, y malviviendo. Respecto al chau-chau de la exportación, bien, yo los 2 últimos años el 80% lo exporté, porque las empresas que me deberían comprar mis productos en España me rechazaban “por tamaño” mientas que sus homólogos en Francia o Alemania daban oportunidades si algo era realmente único. Ese era el comportamiento del middle management chusquero de MBA que yo veo reflejado en el nacional-cuñadismo-letizio (en términos de otro blog político LPD) de Ciudadanos, meros “funcionarios de gran empresa”, lo que en Levante diríamos “re-sabudets”.

      Que no me vendan rollos de mérito, igualdad de oportunidades, bla bla bla….

      • Shine dice:

        Que no, que el dinero iba al ladrillo porque no había contrato único. Que alguien con la mitad de preparación, la mitad de tiempo y en ocasiones con la mitad de inversión sacara el doble de rendimiento era casual.

    • Shine dice:

      No sé de que os sorprendéis, al final el politólogo bueno era el otro.

  12. José Jarauta dice:

    “Un” problema de fondo.

    He pasado varios días de acompañante en un hospital público. Me he dedicado algunos ratos a mirar pegatinas para hacerme una idea de la “equipación” .

    Camas Hill-Rom (desde 10.000 euros sin extras), posiblemente de procedencia francesa.

    https://en.wikipedia.org/wiki/Hill-Rom

    Aparatos para movilidad de Liko (suecos), actualmente propiedad de Hill-Rom.

    http://www.liko.com/se/Sverige/

    Maquinaria de catering francesa. Socamel.

    http://www.socamel.es/

    Aparatos de medición,control y disgnóstico holandeses, japoneses, estadounidenses y alemanes. Aire acondicionado japonés (Hitachi).

    La butaca donde dormí era española y el plasma de Grifols.

    Miré un poco para ver si es difícil hacer camas de hospital de manera rentable en España, parece que sí.

    http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2014/02/20/5305b23a22601d825e8b456a.html

    En otras latitudes parece que no tanto:

    http://www.bloomberg.com/news/articles/2016-02-09/europe-s-other-jobless-dilemma-threatens-model-of-eastern-boom

    http://www.linet.com/en/

    Aunque pueda parecer una anécdota no lo es. Cuando oigo hablar de generar “empleo de calidad” me echo a temblar. quizás exportando “núcleos irradiadores autorregenerables propulsados por baterías de grafeno” (C). Ta lvez puedan generar algunos empleos de “calidad” ,aunque no creo que sean muchos.

    • José Jarauta dice:

      PD:

      Con todo, lo que más me impactó fué que las mesitas con bandeja giratoria junto a las camas eran de una empresa italiana de la zona de Bérgamo. No me parecieron muy sofisticadas, pero seguramente es lo que tiene la ignorancia.

      Sin ignorar las complejidades de lograr pactos en arenas movedizas y las complejidades del diseño, fabricación , distribución y financiación de productos, la pregunta (retórica e hiperbólica) sería:

      ¿Lograremos por lo menos fabricar mesitas para los hospitales con un buen pacto de amplio espectro?

  13. Emilio dice:

    Se puede abordar la cuestión de otro modo. Si no son los resultados electorales los que respaldan la figura de Pedro Sánchez y al PSOE ¿ha destacado Sánchez por su talla como estadista? ¿Se trata de una persona con ideas claras y coherentes que ha sabido mantener en todo momento su discurso, o más bien todo lo contrario? ¿Dónde queda su solución mágica para resolver el problema catalán? ¿Es posible que elijamos a un candidato que no sabemos qué se propone hacer más allá de negarse a realizar un referéndum?

    ¿Debemos considerarlo ahora como el más capacitado para ejecutar una política económica que hasta el presente no ha sido la suya y a la que ha negado cualquier virtud? ¿Para cuándo las grandes reformas que este país necesita en lo institucional, la educación y la mejora del sistema económico y productivo? ¿Es creíble que puedan seguir pretendiendo la abstención de Rajoy y el PP, al tiempo que hablan de ellos como de apestados?

    ¿Es creíble que hagan descansar buena parte de su programa en la convicción de que el PP no va a tener más remedio que cederles sus votos en el Congreso y el Senado? ¿La relación del Presidente con el grupo mayoritario de la oposición se realizará por intermediación de Albert Rivera? Seguro que hay muchas otras preguntas que convendría hacerse, pero me parece que con esas podemos imaginarnos algo de un hipotético futuro con Pedro Sánchez en la Moncloa.

    • EB dice:

      Emilio,

      El único argumento que se puede dar a favor de Sánchez es que tiene buenas intenciones –sí, igualito que Obama, solo buenas intenciones y además los europeos le dan un Premio Nobel por PROMETER la paz. Ni Obama tuvo experiencia alguna que sirviera para ser presidente (todo lo contrario, en su actividad profesional preferida –esto es, activista comunitario– fue un fracaso grotesco) ni Sánchez ha hecho algo para el recuerdo (por suerte, Sánchez no escribió una autobiografía sobre lo que le habría gustado haber sido).

      Como todo político, Sánchez hará cualquier cosa para acceder al poder, pero lo que haga para conseguirlo no debe tomarse como indicativo de lo que hará después. Una vez elegido, quizás nos sorprende, pero si no nos sorprende y se confirman los peores temores, ojalá que el sistema funcione y lo echen pronto (uno de los peores defectos de las democracias constitucionales es que los mecanismos de expulsión de presidentes fracasados no existen o no funcionan bien).

    • Luis dice:

      Creo que las preguntas son la respuesta. Es decir podemos imaginar algo diferente y resolver preguntas que solo pueden tener respuesta gobernando. Para lo que si tenemos respuesta o respuestas (habría que contrastar algunas) es para la acción del gobierno del PP. Rajoy no ha destacado como estadista y de hecho no destaca en casi nada salvo en esconderse y estar limitado para reconocer que como máximo responsable de un partido, tan lleno de corrupción y solo por eso, no puede ni debe seguir gobernando con el al frente. Ni ha sido claro, ni ha sido coherente. Sabían la herencia que recibian y mintieron sobre casi todo lo que prometieron. Y lo prometieron no porque no sabian sino porque era lo que había que decir para ganar unas elecciones y vivir cuatro años a cuenta de la herencia. Poco se pueden apuntar de una leve mejora economica y el minimo bagaje habrá que imputarlo a la caida descomunal del precio del petroleo, los movimientos de Draghi o la devaluación del euro. Sobre Cataluña ya sabemos lo que da: mandar a los jueces y al TC en una comunidad en la que ya no tiene ninguna relevancia electoral. Y las grandes reformas pues habrá que hacerlas pero también conocemos el estilo PP: ni consensos (que ahora pide), ni reformas constitucionales porque ¿para qué?. El PP no permite imaginar ni debería ser imaginable gobernando otra vez. Por supuesto que se le puede pedir la abstención pero lo partidos, todos, no es cierto que los mueva el bien común. Y lo entiendo porque la politica es compleja. Por el bien común, lo sensato (guia intelectual y palabra más utilizada por Rajoy en la legislatura) sería que el PP se abstuviese y dejase gobernar a otros que nos hacen, al menos, imaginar que algo diferente se puede hacer. Aunque sea poco.

      • Emilio dice:

        Lo dijo muy bien Pérez-Reverte: “En comparación con Pedro Sánchez, Zapatero va a parecernos Churchill” y todos sabemos cómo dejó a este país Zapatero. Pedro Sánchez con este acuerdo se ha retratado, y eso que eligió al compañero fácil cuando le daba igual hacerlo con Podemos.

        Un acuerdo de apenas días y sobre el que Pedro Sánchez ha hecho tantas correcciones sobre la marcha que ya lo menos importante es que Susana Díaz le dé el valor de un documento para discutir, como ella misma ha dicho, cuando nos sentemos a hablar veremos el papel que deben jugar las Diputaciones.

        Sobre Cataluña no hay nada porque todo se fía a acuerdos de Gobierno, es decir al chalaneo de siempre en el que el presupuesto público se convierte en la chequera con la que se van pagando peajes que más que frenar alientan a quienes se benefician de ellos.

        Para desgracia de todos el Partido que más años ha gobernado y de quien más tiene el entramado institucional de que nos hemos dotado, ha hecho una oposición irresponsable en la que desentendiéndose de los graves problemas del país: Cataluña, economía, etc. ha preferido adoptar la cara y los modos de un descontento del 15M para quién el único responsable de los problemas del mundo era Mariano Rajoy y el PP, imposibilitando con ello cualquier tipo de entendimiento, lo que seguramente nos va perjudicar a todos y nos mete en un callejón de muy difícil salida.

        Hasta el momento no ha demostrado mayor capacidad de llegar a acuerdos que el PP. Rivera ya ha dicho que si Pedro Sánchez no sale elegido hablará con el PP. Y con una diferencia notable, la capacidad de negociación y consenso se basa en dar al interlocutor lo que pide y no duelen prendas porque quienes acabamos pagando sus acuerdos somos todos los demas, sin que sirvan para mejorar el entramado institucional y social de nuestro país, más bien al contrario, cada día con mayor número de clientes como el resultado electoral ha demostrado.

        En cuanto al papel institucional que debería estar jugando Patxi López y no lo está haciendo, me pregunto si por ahí va a ir la “nueva política”, porque en eso parece peor que lo que hasta hoy conociamos. En cuanto a la corrupción creo que no debemos jugar a la amnesia: lo de Andalucía está ahí, Moltó ha sido condenado ayer o anteayer y Narcis Serra está siendo juzgado. Pensar que nos podemos olvidar de lo que ha sucedido en las Cajas de Ahorro, de lo que ha pasado en Cataluña, incluido ese protocolo hitleriano que obligaba a hablar catalán a los funcionarios públicos, también entre ellos y con quien les preguntaba en castellano, no deben pasarnos desapercibidos.

        En cuanto a tu última frase: “…imaginar que algo diferente se puede hacer. Aunque sea poco.
        ¿Y por qué debemos suponer que lo pueda pasar no sea directamente un fracaso del que nos lleve muchos años volver a salir?

        • Luis dice:

          Pues porque planteado así la única esperanza debería ser que siga gobernando y siempre el PP. Cada cual puede suponer lo que le parezca pero igual que podemos juzgar a Zapatero solo por resultados al PP le podemos aplicar la misma medida. No mejora pero hay algo que me parece en tu analisis que se subestima o se pretende equiparar: la corrupción. Creo que haya casos de corrupción es más o menos inevitable y los datos dicen que existe en todos los paises. Otro tema son los mecanismos para prevenir y las medidas que se adopten. Para justificar o callar las criticas se cita la del PSOE. Creo que el tamáño y la profundidad importa. Mas del 90 por ciento de los casos de corrupción son del PP y es manifiesto que con todos sus tesoreros imputados y lo que cada dia sale, su corrupción es sistemica, afecta a toda la organización. La caracterización que hacen algunos jueces de organización delictiva creo que es adecuada pero parece que esto no se entenderá cuando el principal objetivo es decir que el otro… también. Lo de Cataluña y lo de hitleriano creo que, como casi siempre, sobra y es del tipo de abusos en la calificación con los que los nacionalistas, unos y otros, parecen desahogarse. El protocolo puede ser criticable pero hay que conocerlo entero y señalar que el Tribunal Superior solo ha declarado improcedentes unos pocos apartados del mismo. Ver hitlerianos por todas partes no se de que sirve pero si viene al pelo para desenfocar y exaltarse.

          • Emilio dice:

            El discurso de cierta ¿izquierda? no deja de sorprenderme por la fragilidad de sus convicciones democráticas. Por ejemplo cuando minimiza el significado de la sentencia del TSJC sobre el protocolo de usos lingüísticos de la Generalitat, norma que no merece otro calificativo que el de orwelliana, más aún cuando las autoridades catalanas ya han anunciado que al igual que ha sucedido con otras sentencias, también ésta se piensa incumplir. Como sorprendente es que nos enterásemos de que algo así formaba parte de la legislación catalana en el más absoluto de los silencios. Aunque tampoco debiera extrañar tanto cuando hubimos de esperar a 2014 para conocer lo que Santos Juliá relata en este artículo de El País http://elpais.com/elpais/2014/08/15/opinion/1408111755_308644.html

            A estas alturas lo del 3% es un secreto a voces, pero el PSC no ha inhabilitado a Convergencia, y el señor Iceta está dispuesto a pactar con ellos sobre lo que sea, salvo el tema de la independencia. Aunque esto último también admite matización si pensamos que muchos de sus ayuntamiento están en una plataforma independentista o que él mismo ha apoyado la creación de la Consejería de Asuntos Exteriores. Recordemos que tienen 17 sedes embargadas y que además del 3% hay una gran multiplicidad de otros casos. No digamos ya ERC, quien está siendo valedora del tapado de esta corrupción con un ahínco digno de mejor causa, sin que ello haya privado a ninguna de esas organizaciones de la cesión de senadores por parte del PSOE, ni para Podemos suponga mácula alguna que imposibilite llegar a acuerdos.

            Si estos son los mimbres que el PSOE nos reserva para abordar el tema catalán debemos estar preparados para no sé cuantos años más de deterioro de las instituciones y conflicto permanente. No se puede estar un día con una bandera de España que no cabe en las pantallas de televisión para luego aparecer con esta otra cara.

            En cuanto a Andalucía se puede decir lo se quiera pero cuando dos de sus ex Presidentes, que a su vez lo fueron del partido, están imputados y el entramado corría desde las instancias más altas hasta los niveles inferiores de la Administración y el dinero era público, difícilmente se puede ser muy complaciente a riesgo de convertirse en cómplice. En lo de Valencia además de gentes del PP hay implicadas personas del PSOE e incluso de Compromís. Pero lo que a mí me preocupa por encima de todo es que poniendo el foco exclusivamente en el PP, nos olvidemos no sólo de esto que cito más arriba y otros muchos casos que se podrían traer a colación, también de lo que ha sucedido con las Cajas de Ahorro, alguna como la que presidía el ahora condenado Moltó, con 9.000 millones de euros que nos ha costado al bolsillo de todos.

            El problema de la corrupción es gravísimo y amenaza muchas cosas en nuestro país, pero aprovechar que el Pisuerga pasa por Valladolid para olvidar todo lo que ha sucedido en los últimos años, y centrando el foco exclusivamente en el PP, pretender que quede inhabilitado como fuerza democrática, no puede ser catalogado más que como un descarado oportunismo político solo justificable con una doble moral y una doble vara de medir que no resiste comparación alguna con lo vemos que sucede con otras organizaciones políticas, ni a la hora de aplicarse la regla a sí mismas, ni a la hora de establecer acuerdos con otras o no rechazarlas como potenciales aliadas. En cuanto a apuntarse a cualquier cosa con tal de que no gobierne Rajoy, me parece un argumento tan digno de consideración como el esgrimido recientemente por Rivera de que el PP debe abstenerse para no votar con los independentistas, mientras él va con quien les ha dado su apoyo para formar grupo en el Senado.

            • Luis dice:

              Yo no se si la izquierda minimiza la sentencia del Tribunal Superior de Cataluña, yo no, pero ese no era el tema de mi critica sino el exceso de calificarlo de hitleriano. Ahora pasa a orwelliano y ya el calificativo admite más flexibilidad y hasta nos introduce en algo real: el surrealismo en el que se puede llegar a vivir en comunidades donde se lleva la “construcción nacional”. Se de lo que hablo pero no me extiendo. Por otro lado los protocolos no eran leyes y no eran de obligado cumplimiento. La sentencia pondera bastante y creo que bien algunos aspectos y no ha dicho que todos sean contrarios a la legalidad linguistica y la existencia de dos lenguas oficiales, con unos derechos de los hablantes que en el ámbito de la administración deben ser protegidos de forma equilibrada.
              El equilibrio también parece dificil cuando parece imposible discernir entre la corrupción que asola al PP y que se manifiesta que llega hasta la raiz, hasta poder considerar sin exageración que ese partido ha sido una plataforma utilizada extensa e intensamente para el enriquecimiento de unos pocos y para degradar hasta limites insoportables la gestión politica y la misma politica. El PSOE no tiene facil la crítica porque también tiene algunos casos muy graves pero si no se ve la diferencia ni en cantidad ni en calidad (esto no es justificar ni minimizar sino medir y pesar) la discusión o dialogo es imposible y no pasa nada. El PSOE no gobierna, sus casos de corrupción también le han pasado factura y seguro que han influido mucho para que tenga dificil gobernar. Lo inaudito, lo que a muchos nos resulta insoportable es que un partido como el PP aún tenga opciones de gobernar y que las opciones se defiendan diciendo que el PSOE también tiene corrupción. Y venga con los Eres de hace 10 años o con Moltó. Al PP le aparecen todos los dias desde hace 10, afecta a todas las estructuras, todas sus cuentas están bajo sospecha, comunidades enteras como Madrid o Valencia con decenas y decenas de investigados y haciendo emerger personajes mafiosos e impresentables de todo tipo. Lo del PP no es simplemente el añadido de corrupción que parece implicar casi toda gestión con grandes mayorias politicas y mucho tiempo en el poder. Es otra cosa. Es un cuerpo gangrenado. Sus gestores y dirigentes, como es logico, ni lo van a aceptar ni reconocer. Sus votantes parece que tampoco lo van a liberar ni aceptar que deberían construir un nuevo PP. Dejese de cargar contra el de enfrente que no tiene ni la mitad y si le importa lo que defiende el PP verá que es necesario algo nuevo y con nueva gente. Y que la oposición sería tan higienica como necesaria.

              • Emilio dice:

                No sé qué significación le das a orwelliano, pero se refiere al totalitarismo más insidioso, el que busca el control absoluto de las personas.

                Dices estás informado pero lo demuestras poco. El protocolo tenía y tiene carácter imperativo y por tanto era de obligado cumplimiento. Montón de normas carecen del rango de ley pero eso no quiere decir que sean meras recomendaciones o que se puedan saltar a la torera. Repasa tu información pues se trata de una norma con carácter imperativo y por tanto de obligado cumplimiento.

                Que la anulación haya sido parcial, no le resta la más mínima gravedad, ya que lo anulado afecta a derechos básicos de la persona como la libertad de expresión, por no mentar ahora cómo se entiende desde la Generalitat la cooficialidad de catalán y castellano y el tratamiento equilibrado de ambas lenguas.

                No me he querido extender en más casos de corrupción aunque podría hacerlo. Los casos de Andalucía no son de hace diez años, son bien recientes y están pendientes de sentencia. Si lo son los de Valencia y Madrid.

                Pero es que además mi argumentación iba en un doble sentido, no solo porque el PSOE haya tenido y tenga casos gravísimos, también por la doble vara que usa con Convergencia que lleva financiándose ilegalmente como mínimo desde que Pujol tuvo su primera mayoría absoluta y al parecer eso no es óbice para que desde el PSC se le hagan ofrecimientos de pactos o, que desde el PSOE se le presten senadores. Si no ves la diferencia no insistiré porque me parece demasiado evidente.

                Tu sugeriría que volviese a leer, si ya lo has hecho, el artículo de Santos Juliá y si no que lo hagas por primera vez, porque me parece que lo que en él se relata quizá te aclare algo más sobre mi punto de vista que seguir reiterando una argumentación que no acaba de cuajar.

            • juan dice:

              Bueno otra izquieda (PSOE) y la derecha (PP) se están saltando la sentencia que dice que hay que quitar todo lo que se construyó en la isla interior del pantano de Valdecañas.

              La administración usando el TSJ.Extremadura para paralizar el cumplimiento de una sentencia del Tribuna Supremo.

              http://www.elmundo.es/espana/2015/03/24/5511b37422601d6c778b456d.html

  14. LUIS CORTES ALCALA dice:

    Creo que los mismos comentarios que se hace del Programa de Podemos y sus efectos perversos se podría hacer del Programa del PSOE y del Programa de Ciudadanos. Además estos mismos comentarios se incrementarían con lo acordado entyres estas dos fuerzas políticas. El mismo artículo tiene el mismo defecto, por ejemplo cuando se califica que la propuesta del Referéndum en Cataluña no es de izquierda. El problema de fondo en esta cuestión y en las otras que se analizan es cómo resolver este problema político de enorme envergadura.

  15. EB dice:

    Y para los que creen que la política no es circo pero que igual quieren terminar el día riéndose, les recomiendo leer este post sobre rumores que circulan en EEUU:

    http://justoneminute.typepad.com/main/2016/02/why-cant-trump-win-spoiler-alert.html

  16. Solo una nota marginal: No creo que ni lo que propone el pacto (y Roger defiendes) ni lo que propone Podemos sobre contratacion y demas se haya sometido a ninguna evaluacion de impacto ex ante ni ex post. Asi que todos estan haciendo teoria por el momento.

  17. Emilio dice:

    Esto es lo que opina hoy en El Periódico, Iceta.

    Lo que se hace es soslayar el conflicto catalán. La periodista se refiere al pacto e Iceta responde:

    Este es un acuerdo para que Ciudadanos vote la investidura. No es necesariamente lo que después haga el Gobierno para resolver el problema catalán. Eso deberá ser un compromiso que adquiera el candidato en su discurso. Y ya hemos dicho lo que haremos: Recuperar el diálogo, negociar la financiación y los 23 puntos que Artur Mas puso encima de la mesa de Mariano Rajoy, y una reforma constitucional.

  18. EB dice:

    Los editores de este blog son politólogos que usan las encuestas para sus análisis. En EEUU muchos politólogos y sirvientes de partidos (en particular periodistas y blogueros sirvientes) también usan las encuestas y por suerte ellos disponen de muchas encuestas. El problema es cómo algunos usan esas encuestas, en particular los sirvientes del Partido Demócrata. El último incidente que prueba toda la podredumbre de esos sirvientes y de tantos otros progresistas serviles en todo el mundo se relaciona con el uso de la encuesta The Economist/YouGov January 15-19, 2016, que motivó un par de artículos de David Mastio en USAToday:

    http://www.usatoday.com/story/opinion/2016/02/26/trump-racist-poll-slavery-yougov-economist-upshot-column/80986474/

    http://www.usatoday.com/story/opinion/2016/02/25/donald-trump-supporters-racist-poll-yougov-economist-column/80944446/

    Recomiendo leer los varios links en ambos artículos que justifican la conclusión de Mastio sobre el uso de la encuesta. Los interesados en la encuesta pueden consultarla en

    https://d25d2506sfb94s.cloudfront.net/cumulus_uploads/document/ps6zskmuwy/econTabReport.pdf

  19. Luis dice:

    Estoy de acuerdo con muchas cosas que dice Roger sobre la inanidad de enfrentar discursos de izquierda-derecha o como se utiliza este eje en vano para dilucidar asuntos que son solo tacticos o que pretender situar las diferencias entre izquierda-derecha en el terreno etico-moral. Errejón cito 8 aspectos del pacto para considerar que no era de izquierda y por los que no lo podían asumir. Tendrá que buscar otras porque o son de risa o manifiestan que la identidad izquierda-derecha o es muy fina o está muy tocada. Pero Roger se centra mucho en el mercado laboral. Con un buen planteamiento pero creo que erroneo.
    Decía Luis Toharia hace 12 años:
    “La fuerte temporalidad imperante en el
    mercado de trabajo español plantea un reto de calidad del empleo
    muy importante. Las dificultades que han encontrado las sucesivas
    reformas legislativas para conseguir reducciones significativas de la
    temporalidad son indicativas del gran arraigo del fenómeno en el
    mercado de trabajo español. Adoptar un enfoque meramente
    jurídico o adoptar un enfoque basado meramente en las diferencias
    de costes de despido entre temporales e indefinidos
    probablemente alterará poco la situación. No existen recetas
    mágicas ni sencillas y los agentes sociales tienen que tener una
    buena dosis de imaginación y una gran capacidad de negociación
    si se quiere atajar lo que la mayoría de la sociedad considera la
    mayor lacra del mercado de trabajo español”
    No creo que existan recetas mágicas pero si pienso que se sigue mirando, analizando, dandoles vueltas y con muchas matematicas al dedo que señala a la luna. Las intervenciones administrativas en el mercado laboral, dandole vueltas a tipos de contratos, flexibilidad frente a rigideces y los costes de despido nunca creará “trabajo”. Si acaso redistribuirá el empleo, lo troceará o lo hará aparecer externalizando los costes para encontrarnos después en situaciones peores. Muchos empleos se pagan con impuestos, con seguridad social, con el medio ambiente y hasta con la salud. No vale comparar intervenciones administrativas sobre ese mercado entre economias deficitarias y excedentarias. Podemos hacer las mismas cosas que Alemania, Austria o Finlandia o tan diferentes como en USA pero no parece que si llega una crisis sean esas intervenciones lo que aminore de forma apreciable el impacto sobre el empleo y la disparidad de ese impacto. La reducción del empleo en el sector financiero y de seguros, la construcción, automovilistico e industria auxiliar, maquina herramienta..no creo que haya tenido nada que ver con costes de despido, variedad o imaginación en inventar tipos de contrato. ¿Cómo se sustituyen esos empleos? ¿Cómo se combate los que se come el aumento de la productividad y el uso de nuevas tecnologias en la producción y en los servicios? ¿Y lo que acarrea la libre circulación de capitales, casi de mercancias y las restricciones que tiene en ese marco de gran movilidad una mercancia tan especial como el trabajo? Hay estupor, hay preguntas sin respuesta y respuestas que no se pueden dar porque ni siquiera se han elaborado las preguntas o se formulan de forma clara y honesta. Los partidos politicos, de izquierda o derecha, no parecen los agentes adecuados para abordarlas. La izquierda, así, creo que actua a la defensiva. Sin respuestas y sin preguntas. Solo tiene experiencia y esta dice que todas las reformas laborales, abaratamientos del despido y perdida de influencia sindical ha troceado el empleo, lo ha abaratado y ha aumentado la desigualdad. Algunas ciencias sociales, tan especializadas y tan llenas de matematicas como alejadas de una visión global y transversal siguen dandole vueltas a cosas como esta del mercado laboral pero ¿ayudará que creemos nuevos e imaginativos contratos para que las camisetas que fabrica Zara en Pakistán se fabriquen en Salamanca? ¿O será mejor construir automoviles que solo duren 5 años o casas a pie de playa sin parar para que los ocupen los trabajadores de paises que con o sin muchas intervenciones en el mercado de trabajo van a tener más opciones que los de otros de mantener su puesto de trabajo? Bueno, siempre queda esa medio milonga (digo medio porque hay mucho que mejorar) de mejorar la educación, cambiar el modelo productivo o invertiendo mucho más en I+D parecernos a Finlandia o a Noruega.

    • EB dice:

      Luis,

      Hoy, por suerte, vivimos en un mundo muy rico a pesar de la oposición de los progresistas. El problema no es oponerse o lamentarse a lo que ya no conviene producir en España sino buscar cómo aprovechar las muchas oportunidades que la economía global hoy nos ofrece. Y cuando alguien le diga que la desigualdad ha aumentado, recuérdele que hoy el mundo es mucho más igual que nunca antes. Y cuando un político le prometa su guía y su ayuda, ríase en su cara.

      • Luis dice:

        Le agradezco las recomendaciones pero su lenguaje abunda precisamente en el mismo lenguaje de los politicos. No me hace reir. Me parecen, sin más, frases vacias y reflexiones en el vacio, voluntarismo sin sustancia. Mi comentario creo que no iba de oponer o lamentar sino que lo centraba en lo que me parece un debate bastante esteril en torno a las intervenciones del estado en el mercado de trabajo como si a través de esas intervenciones se pudiesen crear más y mejores empleos. El alcance es más que limitado y lo que extraña es que no se tenga en cuenta la abundante carga empirica. Pero profundizar sería muy largo y nos llevaría a reflexiones sobre los cambios que se han producido en el planeta y como afecta al sentido y función del trabajo, su devaluación como mercancia y los problemas que tiene el mercado para asignarla y evaluarla. Por otro lado dice poco que vivimos en un mundo muy rico si no precisamos el alcance de riqueza y no decimos nada de su distribución. Parece evidente que el planeta es hoy menos desigual territorialmente pero aparte de que se mantienen enormes desigualdades entre sus diversos paises y territorios también parece evidente o así lo avalan muchos estudios globales y locales que la tendencia hacia la desigualdad y su agudización es un hecho en paises pobres y ricos. Leo, viajo bastante y observo mi realidad cercana. Le aseguro que no me cojo depresiones ni me amargo especialmente pero risa no me da. Le agradezco la guia para la risa pero ya comprenderá que tengo criterio y sensibilidad para elegir mis risas. Hay consejos tan paternalistas que me “tronchan”.

        • EB dice:

          Precisamente mis varios comentarios a este post han apuntado a que se recurre a la fantasía y no a las investigaciones disponibles –sí, son pocas pero no pueden ser ignoradas– para argumentar las ilusiones de los progresistas. Estoy a su disposición para revisar sus opiniones sobre investigaciones referidas a la economía y la política de España.

  20. Emilio dice:

    Lo que mejor demuestra lo visto hasta el presente es que el PSOE con Pedro Sánchez carece de cualquier orientación ideológica o programática precisa y lo fía todo a las posiciones de poder que pueda conseguir.

    Resulta llamativo que haga gala de su capacidad de diálogo y consenso, después de pintar con trazo bien grueso de que tal capacidad la ejercitará excluyendo al partido más votado, de quien dependen las reformas más trascendentales. Lo que dicho en otros términos significa: tengo capacidad de diálogo con quienes son más pequeños que yo, están dispuestos a auparme al Gobierno, estoy dispuesto a darles lo que me piden y cuento para pagar ese peaje con los Presupuestos de Todos, y todo ello sin capacidad de maniobra para abordar reformas profundas.

    ¿Anteponer los intereses generales a los sillones? Al igual que en la política de pactos eso vale para los demás pero no para Pedro Sánchez, quien a pesar de no presentar ningún plan para abordar lo de Cataluña y dejar en el cajón decenas de propuestas para los temas de más calado, entiende que le asiste el derecho indiscutible a encabezar el Gobierno. Un partido que, desde que él lo preside habríamos de entender como enteramente renovado, pero que tal cosa se demuestra un profundo error de apreciación cuando al momento descubrimos hasta qué punto sus posiciones se encuentran enfeudadas por décadas de prácticas políticas que hoy se demuestran equivocadas.

    Por no mentar su política irresponsable como oposición que ha sido la mejor puerta de acceso a Podemos, quienes con tácticas no muy distintas a las por él utilizadas, incluso echando mano de lo que ellos decían hace bien poco, entienden como irrenunciable el derecho a decidir y nos proponen una política económica carente de cualquier realismo, por no mentar una concepción de la sociedad y la democracia bien alejada de las principios ilustrados y la división de poderes.

    Lo cierto es que cuando hace unos meses todos pensábamos que se abrían nuevas vías para abordar los viejos y los nuevos problemas de este país: cuestión territorial, desigualdad, sistema educativo, mejora de nuestra modelo productivo, mejora institucional etc. lo que observamos es que esos siguen intactos y sin propuestas, y sin embargo no dejan de aparecer otros nuevos, que vienen a enrarecer el ambiente en una atmósfera cada día más cainita y menos positiva.

  21. EB dice:

    Quizás si Sánchez vota tantas veces como el número de goles de CR7 al Espanyol en esta Liga, el Sí de la consulta pueda maquillarse con un buen resultado.

    • EB dice:

      Las actas de la consulta (que yo no he visto pero que El País sí habría visto y quizás hayan sido firmadas por Griñán, Chávez, Felipe o Benito Craxi) dan una participación del 50% con una aprobación del 70%, o sea unos 66.500 afiliados, lo que equivale a 1,21% de los casi 5,5 millones de votos del PSOE el 20D. Para los estándares democráticos de los socialistas todo un éxito que justifica la gran alegría de El País (como premio la edición de mañana incluye foto del mejor gol de CR7 al Espanyol). En la próxima consulta la pregunta a los afiliados será ¿Quiere usted que el PSOE gobierne?

      • EB dice:

        La lectura del documento oficial del PSOE me causó risa se pasó del mínimo de 50% de participación inflando los votos en blanco y nulos.

  22. El Polemarca dice:

    No estoy de acuerdo en lo que para mí es muy obvio. Una política (económica) de izquierdas o derechas no la determinan tanto los objetivos, como el camino a los objetivos. Una redistribución “más justa” de la riqueza se puede tratar de alcanzar desplegando las velas y tratando de aprovechar el viento, el que haya, si bueno bueno, si malo malo. O se puede uno olvidar del velamen y ponerse a remar.
    El problema de confiar en los vientos es que todo se para mientras no son favorables.
    El problema de remar es que tienen remar todos.
    Después podemos discutir sobre eficiencia. Un buen velamen siempre será más eficiente a largo plazo. Pero insisto, es en el trayecto donde se producen los desequilibrios sociales, y de nada sirve que el barco llegue primero si para eso el capitán ha tenido que ir echando a la amotinada marinería por la borda.

  23. EB dice:

    Hoy leí esta columna de Kiko Llaneras

    http://www.elespanol.com/espana/20160227/105489589_0.html

    publicada en la sección La Cocina de El Español, pero tendría que haber sido publicada en la sección Sala de Tortura de Datos.

  24. Emilio dice:

    Ayer vi el Objetivo de Ana Pastor, un debate con presencia de PP, PSOE, C’s, Podemos e IU, y francamente no me hubiera gustado estar en la piel de Oscar López el representante del PSOE. Demasiadas contradicciones como para solventarlas en pocos minutos, no solo con sus contrincantes más aguerridos: PP, Podemos e IU, también para explicar la doble lectura que del pacto hacen Pedro Sánchez y Albert Rivera, y todo ello después de que se pasaran múltiples videos de la campaña electoral con las lindezas con las que Pedro calificó a Albert y las veces que este dijo no a un apoyo a un Gobierno de Pedro Sánchez.

    Del análisis de Kiko Llaneras que menciona EB destacaría dos olvidos fundamentales para el momento en que estamos. El primero sería, que la representatividad social que ahora mismo cabe darle a un pacto, dado que estamos en una democracia representativa, es la del resultado de las urnas y no de un estimado apoyo sociológico, que por muy amplio que se considere no resuelve “per se” el problema de que se necesita mayoría en las Cortes, y el segundo, que echo en falta el análisis de la suma PP, PSOE, C’s, ya que este sí tendría virtualidad política práctica para resolver el problema más urgente que ahora nos incumbe como es el de la elección de un Presidente de Gobierno, con el añadido no menos importante de que por su amplía mayoría podría abordar las grandes reformas que este país necesita.

  25. francisco dice:

    El artículo entero se descalifica con un sólo párrafo: ” El complemento salarial garantizado es una idea fantástica, muy progresista, de efectividad probada y que ayudará a millones de familias con pocos recursos”. Hay que ser increíblemente ciego para decir tal cosa o para ser incluída en un programa de gobierno de un partido que se diga de izquierdas. ¿Subvencionar con impuestos bajadas salariales? ¿Se le ha ocurrido a dónde lleva eso? ¿progresista? SOLO por esa propuesta TODO el pacto Psoe Ciudadanos queda totalmente descalificado.

    • Amadis dice:

      UN PAÍS PARA LA GENTE
      BASES POLÍTICAS PARA UN GOBIERNO ESTABLE Y CON GARANTÍAS. P0demos

      1.7. Fortalecer el Estado de bienestar y reducir las desigual

      b. Un programa de renta complementaria: establecimiento de un complemento para trabajadores y trabajadoras con baja remuneración, que elimine la discriminación que supone la «trampa de la pobreza» al tiempo que garantiza el acceso de los trabajadores de bajos ingresos a niveles suficientes de bienestar.

      http://www.eldiario.es/politica/DOCUMENTO-Gobierno-Podemos-PSOE-IU_0_484701854.html
      página 41

    • Amadis dice:

      UN PAÍS PARA LA GENTE
      BASES POLÍTICAS PARA UN GOBIERNO ESTABLE Y CON GARANTÍAS

      1.7. Fortalecer el Estado de bienestar y reducir las desigualdades

      b. Un programa de renta complementaria: establecimiento de un complemento para trabajadores y trabajadoras con baja remuneración, que elimine la discriminación que supone la «trampa de la pobreza» al tiempo
      que garantiza el acceso de los trabajadores de bajos ingresos a niveles
      suficientes de bienestar.

      página 41

      http://www.eldiario.es/politica/DOCUMENTO-Gobierno-Podemos-PSOE-IU_0_484701854.html

  26. EB dice:

    Lo mucho hablado y escrito en los medios durante los últimos días ha dejado en claro que tanto el Pacto como la Consulta han sido típicas acciones de políticos desesperados por no saber aprovechar las oportunidades de la vida. Basta leer los muchos artículos, editoriales y columnas de opinión de El País para darse cuenta que el próximo lunes 7 de marzo muchos se preguntarán por qué se perdió un mes con un circo barato. Pero, intencionalmente o no, el circo ha permitido acelerar la destrucción de Rajoy, algo que alegra a los muchos desesperados por un pedazo de la torta. Todo lo demás, incluyendo análisis “sesudos” del Pacto y la Consulta, sólo han sido diversión para pobres (corrigiendo a CR7, pobres de cabeza).

    Por suerte, el Barsa sigue dando espectáculo y mostrando qué se necesita en la vida para ganar (a pesar de la horrible gestión política y administrativa del club).

    • EB dice:

      Mientras sigo disfrutando del último gol de Messi –hoy lo estuve practicando con uno de mis nietos– me caigo de risa escuchando a Sánchez plantear que Podemos debe elegir entre indultar a Rajoy o hacer presidente a un heredero de Craxi, González, Griñán y Chavez.

  27. […] Senserrich ha escrito en Politikón un interesante artículo sobre los acuerdos alcanzados esta semana entre PSOE y Cs: “¿Cuándo un […]

  28. Emilio dice:

    Por si fuera poco lo visto hasta el presente P. Sánchez ofrece a Podemos e IU un pacto social y laboral más ambicioso, aunque según el PSOE, coherente con el que ya tiene firmado con C’s. Y ofrece más. A Cataluña una ley de plurilingüismo e inversiones ¿a quién irá dirigido esto?

    Tanto Podemos como C’s ya han contestado, uno rechazando la oferta y el otro diciendo que sólo votarán lo pactado.

    ¡Qué acabe pronto esto!

  29. Emilio dice:

    Me hubiera gustado que la entrada versara sobre si el acuerdo aborda y da respuesta a los problemas que ahora mismo tiene planteados España, antes que si es o no de izquierdas, teniendo en cuenta que en el propio artículo parece claro que eso que llamamos izquierda es más una cuestión retórica que de objetivos a alcanzar y en cualquier caso una maraña confusa, lo que unido a la circunstancia de que el acuerdo parece abocado al fracaso, convierte la cuestión todavía en más irrelevante.

    Como se dice en la entrada tenemos un mercado laboral que conduce a resultados atroces, y a pesar de ello tanto PSOE como Podemos defienden contra viento y marea. Ahora que el PSOE parece haberse descabalgado un poco de esas posiciones, y por lo que estamos viendo con poca convicción – no en balde esa forma de ver el mundo laboral hunde sus raíces por décadas en el propio PSOE y los sindicatos, y ha constituido uno de los principales signos distintivos de lo que llamamos “izquierda”- lo que debería hacernos entender mejor la dificultad de que Podemos haga ese viaje en poco tiempo.

    El mismo esquema se puede aplicar a la educación con unos índices de fracaso y abandono escolar de los más altos de la OCDE y unas universidades, en las que ninguna es capaz de situarse entre las 150 del mundo y entre las 500 primeras solo aparecen unas pocas. Y aquí al igual que para el mercado laboral la concepción impuesta tiene mucho que ver con el PSOE y la traída y llevada LOGSE, incapaz también de juzgar por objetivos abandonando la retórica de la “equidad”, y asumir que los resultados no pueden ser peores. Y entiéndase bien no estoy en contra de la equidad es que en este terreno al igual que en el del mercado laboral, los términos son tan confusos que a pesar de que los resultados son los que son, se sigue calificando al sistema de equitativo.

    Parece que en el mercado laboral el PSOE no ha tenido más remedio que mudar algo su perspectiva. En el terreno de la educación no ha llegado a tanto porque a la necesidad de desdecirse de lo que hasta ahora estuvieron haciendo y diciendo se unen sus compromisos territoriales que le impiden asumir un planteamiento como el que hace J.A. Marina, una figura que no ha mucho tiempo era de referencia para ellos. Y este polo no es menos importante que el del mercado de trabajo para abordar en profundidad los problemas de la igualdad y la necesidad que tiene la izquierda de autocrítica y de revisión a fondo sus planteamientos sobre estas cuestiones.

    Con estos mimbres y algunos otros como asumir que los nacionalismos periféricos son de izquierdas se ha construido la izquierda española desde al menos Zapatero para aquí, y es en esas fuentes en las que Podemos se ha forjado, llevando como corresponde a su juventud dichos planteamientos al extremo. El rastro de las posiciones actuales de Podemos se puede seguir perfectamente desde posiciones mantenidas en algún momento por el PSOE sea el derecho a decidir, la concepción del mundo laboral y tantas otras cuestiones sociales e ideológicas, de ahí que ellos entiendan como traición lo que Pedro Sánchez ahora hace.

    Pero volvamos al acuerdo y los intereses generales de España. En mi opinión un acuerdo como el firmado por PSOE y C’s hubiera sido posible con el Partido Popular si así se hubiese planteado en una mesa a tres. No lo ha sido porque otro de los legados funestos de esta izquierda que tenemos es que si no se opone al PP no vale, de nuevo la retórica por delante de los objetivos. Pero es que la virtualidad de un acuerdo así no solo hubiera hecho posible la investidura de un Presidente, sino que daría garantías de que se podían abordar todas las cuestiones que sin el PP son imposibles, como la reforma de la Constitución o algunos pactos que si no queremos prolongar por más años sus ineficiencias deberían ser de Estado como los referidos al mercado laboral o el pacto educativo.

    Que esta perspectiva no sea ni tan siquiera valorable en el plano teórico nos da la clave de las dificultades de este país para superar bandos y entender que negándonos los unos a los otros va a ser muy difícil poner algún orden en el desconcierto territorial y el deterioro institucional que supone que el Gobierno de una comunidad autónoma se niegue a cumplir las sentencias de los tribunales, y por supuesto entender que lo más democrático, moderno y progresista no es la disgregación sino la unidad, o que el nacionalismo es una ideología vieja y rancia que como ha sucedido recientemente conduce al lamentable espectáculo de que un partido pretendidamente de izquierdas se ofrezca para tapar casos de corrupción o una organización anti sistema firme un claudicante y vergonzoso pacto que le dice lo que ha de votar en el Parlament.

    Es verdad que el PP debe hacer muchos e importantes deberes si quiere recuperar credibilidad, pero no lo es menos que la izquierda haya de hacer los suyos. Y como para ese trabajo no se puede parar el tiempo encomendando las tareas de Gobierno a terceros inexistentes, y no queda más alternativa que aceptar que como no podemos inventarnos unos políticos nuevos, ambas tareas se realicen simultáneamente, con los mimbres que ahora mismo tenemos, que no son otros que los resultados de las elecciones, ya que los problemas no esperan y se hace necesario abordarlos: sea la delicada situación económica o la cuestión territorial. Que un planteamiento así implica riesgos para todos no lo dudo, pero aquí cabría recordar si lo de los intereses generales es pura retórica o algo más, pero también que cualquier otra opción no evita esos problemas, digamos de partido, como vemos que en este mismo momento, con el agravante de que el paso del tiempo lo que pone en cuestión es el bienestar y la seguridad de todos.

    • MG dice:

      ¿Qué es de derechas y qué es de izquierdas?

      Puede parecer una pregunta obvia pero lo cierto es que yo no me termino de aclarar. ¿Se asimila la idea de derecha a lo conservador y a lo pragmático y la de izquierda a lo progresista e idealista? ¿Es que acaso no hay conservadores de izquierdas y progresistas de derechas? ¿Y pragmáticos de izquierdas e idealistas de derechas? ¿Cuáles son los rasgos que caracterizan y definen a la izquierda y a la derecha políticas? Y el centro, ¿es tan sólo el punto medio entre ambas o tiene unos rasgos ideológicos propios?

      Por ejemplo, tres cuestiones en cuanto a la naturaleza del Estado:

      1) Monarquía vs. República: Una aproximación intuitiva a la cuestión me hace identificar las inclinaciones monárquicas con la derecha y las republicanas con la izquierda. Sin embargo, me consta la existencia de numerosos republicanos que se definen como de centro-derecha, o derecha, y no pocos defensores de la monarquía (al menos en la presente coyuntura) que militan en las filas de la izquierda. Mi conclusión es que quien se define como monárquico a ultranza, es de derechas y conservador e idealista. El republicano radical (radical en el sentido de que considera urgente la implantación de la República en nuestro país), es también idealista, pero en este caso, de izquierdas y progresista (no desea conservar el actual sistema, desea progresar a uno nuevo que cree mejor). Y los que consideran que, en teoría, la república es un mejor sistema, más democrático y moderno, más acorde con las realidades del siglo en que vivimos, pero que en la práctica, y por diversas razones, se conforman con el marco actual (p.ej. hay cuestiones más urgentes en la agenda; se ha hecho una gran inversión en la formación del actual Jefe de Estado monárquico y se considera que cumple correctamente con su papel institucional y su sustitución supondría la pérdida de un activo; no se percibe una demanda social mayoritaria que urja en el sentido del cambio, etc…) , no dan una pista clara sobre su pertenencia a la izquierda o a la derecha, sólo informan de que, en general, son moderados y pragmáticos, al menos sobre este particular.

      2) Unidad del Estado español vs. reconocimiento del derecho de autodeterminación de las regiones históricas: Intuitivamente, diría que los unionistas son de derechas y los que se prestarían a reconocer el derecho de autodeterminación, de izquierdas pero esto resulta ser una simplificación claramente errónea. DiL y PNV se han considerado siempre partidos de derechas y ambos defienden sin ambages el derecho de autodeterminación, mientras que dentro del PSOE y hasta de IU, es decir, en el seno de la izquierda tradicional de espectro estatal, se escuchan muchas voces que, aún proponiendo nuevas vías de encaje de las regiones históricas dentro del marco del Estado (federalismo, más transferencia de competencias, revisión de los conciertos económicos, etc…), no reconocen el derecho de autodeterminación. Podemos, que sí lo reconoce, matiza desde su ala madrileña que no desea que se ejecute. Así que, en las regiones históricas, los unionistas votan partidos de derecha o izquierda de ámbito estatal, mientras los defensores de la autodeterminación votan derecha o izquierda regional. Y en el resto del Estado, se podría aventurar que las posiciones unionistas más intransigentes y radicales son de derechas, y las posiciones unionistas más moderadas, e incluso aquellas proclives a aceptar la regulación del derecho de autodeterminación, son de izquierdas. Todo bastante confuso.

      3) Separación total y efectiva Estado/Iglesia y cese de prerrogativas y exenciones especiales a la Iglesia Católica (u otras confesiones) vs. mantenimiento del Concordato con la Santa Sede y demás ayudas y exenciones fiscales a las confesiones religiosas: Otra vez va a traicionarme la intuición, que me dice que el trato de favor a la Iglesia es de derechas y la supresión de sus privilegios, de izquierdas, pero… ¿es que acaso no hay católicos (o judíos, o musulmanes…) que voten a la izquierda y aún así estén satisfechos con el actual “status quo” de las relaciones Estado-Iglesias? Y entre los votantes de derecha, ¿no hay ateos o agnósticos que deseen suspender el Concordato, las exenciones fiscales y subvenciones y las entregas de medallas y condecoraciones públicas a la Virgen de turno? Recordemos que, pese a todas las legislaturas en las que gobernó el PSOE, el Concordato sigue ahí, como el dinosaurio de Monterroso. Conclusión: las posiciones más radicales e idealistas a favor del régimen actual (o incluso de su endurecimiento) se pueden equiparar a la derecha, y las posiciones más radicales e idealistas en contra, con la izquierda, aunque los gobiernos de este signo no las atiendan cuando tienen ocasión. De las posiciones intermedias, poco se puede adivinar de su adscripción política, salvo que son moderadas y, quizá, pragmáticas o meramente conformistas.

      Hay muchas más cuestiones con respecto a la relación entre gasto e inversión pública y presión impositiva (más o menos Estado y a qué precio para el bolsillo del contribuyente), o cuestiones que atañen a la libertad y moral individuales pero son legisladas por el Estado (aborto, eutanasia, producción, venta y uso recreativo de sustancias estupefacientes, experimentación médica con células embrionarias humanas, etc…) y otras que hacen referencia a la libertad de expresión, circulación, manifestación y huelga (si la Ley Mordaza es de derechas porque la promulgó el PP, entonces ¿la Ley Corcuera fue de izquierdas? ¿O son ambas de derechas con independencia de quién fue el legislador?

      Perdón por el rollo pero es que ya no sé qué soy…

Comments are closed.