Política

Miedo a hacer su trabajo

21 Ene, 2016 - - @egocrata

Alguien debería recordar al partido socialista que en estas últimas elecciones su secretario general se presentó bajo el título “candidato socialista a la presidencia del gobierno“. Más que nada porque medio partido parece estar medio convencido que la ejecutiva encargó a Pedro Sánchez quedar segundo y convertirse en jefe de la oposición.

Si este fue el caso, quizás tienen razón en estar tan visiblemente aterrorizados que el PSOE llegue a la Moncloa. Pueden considerar este artículo como una queja formal ante los responsables de la campaña electoral del partido por hacer publicidad engañosa, embaucando a los ciudadanos con esas promesas de un gobierno progresista cuando en realidad lo que pretendían era seguir en la oposición.

Como sospecho que esto no es realmente lo que está sucediendo, sin embargo, entonces tengo una pregunta: ¿que se han vuelto locos?

Empieza a ser un poco triste que deba insistir con esto, pero un partido político no puede aprobar leyes cuando está en la oposición. El PSOE, al presentar un candidato a las elecciones que se oponía a Mariano Rajoy, estaba dando a entender que preferían a una persona distinta como presidente del gobierno. Sospecho que tenían intención de aprobar leyes con un contenido diferente. Por mucho que durante la campaña electoral no se han preocupado demasiado en contarnos en qué consisten estas leyes, es de suponer que bajo su punto de vista son mejores que las del PP.

Bien, esto de llegar al gobierno es un paso necesario para que sean aprobadas. Un partido político quiere ocupar poltronas no porque los sillones en los ministerios son muy cómodos sino porque ,oh cielos, es desde ahí donde los políticos cambian las cosas.

Las objeciones de los barones del PSOE es que el partido quizás se vea obligado a sacrificar demasiado para llegar al poder. Podemos, o los nacionalistas o el Frente de Liberación de los Gnomos del Jardín (parte de Podemos, pronto en el grupo mixto) pueden imponer unas condiciones para la investidura contrarias a las convicciones más profundas del partido, algo que representaría una traición a sus votantes.

Para empezar, obviamente Pedro Sánchez va a tener que darle a Podemos algo que el PSOE no llevaba en el programa. Si Pablo Iglesias estuviera completamente de acuerdo con el programa electoral de los socialistas el tipo no hubiera montado un partido distinto; es una de esas cosas que suceden en democracia. Fuera del extraño universo que es el PSOE, uno no entabla negociaciones con la gente con la que ya está de acuerdo. Habla, discute, reparte, y construye un consenso con medidas mutuamente aceptables, con las dos partes siendo conscientes que si no hay pacto quien gobierna es ese tipo con barba que los socialistas creen lo suficiente malo como para presentar un candidato para derrotarle.

Es cierto que puede que algunas cosas no sean negociables. Aunque soy de la opinión que oponerse a un referéndum sobre secesión es una mala idea (debería poder hacerse, y puede hacerse bien), para algunos cargos del PSOE esto puede equivaler a ilegalizar ser zurdo o deportar a los pelirrojos a Ceuta. En este caso, uno puede pedirle a Pedro Sánchez que no firme un pacto que incluya esta medida. Lo que es absurdo, sin embargo, es exigir que no puede llegar a acuerdos con formaciones que sí lo crean, a no ser que renuncien a ello. Un pacto parlamentario sirve para acordar un programa de gobierno, no redibujar la ideología de los participantes al gusto de lo que diga uno de los firmantes. Es perfectamente normal y aceptable llegar al poder bajo la promesa de reformar la ley de dependencia y el mercado laboral, y no tocar el el artículo primero de la constitución porque en eso no se está de acuerdo. Podemos parece entenderlo; el PSOE debería hacer lo mismo.

Es probable que el gobierno resultante sea inestable. Todos los gobiernos nacidos de pactos parlamentarios nacen con el problema de tener actores con derecho a veto que no siguen órdenes del primer ministro; su margen de acción es obviamente más reducido. Esto no quiere decir que sea preferible estar fuera del gobierno en estos casos en vez de dentro. Primero, insisto, porque cuando gobiernas puedes aprobar leyes, y segundo porque el partido que controla la presidencia en un gobierno de coalición tiende a beneficiarse electoralmente.

Esto no es una broma o una idea lanzada al aire; resulta que hay bastante literatura al respecto. En general, al analizar gobiernos de coalición en democracias parlamentarias, el partido del primer ministro tiende a sacar mejores resultados que sus socios de coalición. Esto sucede así porque es mucho más visible, tiene mucha más capacidad para controlar la agenda y es el único que puede decidir disolver el parlamento y adelantar elecciones cuando le convenga a él y a su partido. Dado que todo el mundo en el partido parece coincidir que repetir las elecciones sería un desastre para el PSOE, parece natural apostar por intentar formar gobierno, aprovechar que la economía está recuperándose un poco y ponerse medallas de aquí 2-3 años, cuando algún conflicto interno de Podemos les dé una buena excusa para adelantar elecciones. Puede que incluso entre hoy y ese día el partido sea capaz de arreglar alguno de los problemas del país, cosa que sería todo un detalle.

El problema de fondo para el PSOE es, obviamente, que algunas de estas objeciones son excusas. Hay dirigentes que están más cómodos sin un socialista en Moncloa, porque tienen más margen de maniobra en su comunidad autónoma. Otros recelan que un presidente socialista negocie una solución al problema catalán que sea difícil de vender en otras regiones. Alguno habrá también con aspiraciones a la secretaria general también, porque es mejor administrar la miseria desde la oposición que tomar decisiones desde el gobierno. En todos los casos, muchos dirigentes saben que tras meses de poner palos en las rueda a Sánchez se van a quedar fuera del círculo de amigos del presidente. El hecho que un grupo ruidoso, significativo y relevante dentro del PSOE parece haberse olvidado que el objetivo último de un partido es llegar al poder es preocupante, y dice mucho de las reformas internas que debería afrontar el partido en el próximo congreso.

Ese mismo congreso que los críticos de Sánchez anhelan, aunque creo que por motivos distintos.

Tres notas finales. Pedro Sánchez, al menos por ahora, está demostrando una considerable habilidad aislando al PP y colocándose como único candidato viable para la investidura. Es cierto que la suya es la única coalición “natural” factible (y más cuando los nacionalistas pueden hacer innecesario a Ciudadanos), pero maniobrar  al partido hasta ahí no es un ejercicio trivial. Podemos, mientras tanto, ha conseguido sabotear gran parte de su propia capacidad negociadora con sus divisiones internas; un anticipo electoral les haría daño.

Para acabar, la pasividad de Rajoy ha sido extraordinaria. Es cierto que sin el PSOE no puede llegar a ningún sitio, pero su “estrategia” (para llamarla de algún modo) para atraerles ha sido lastimosa. El PSOE, en su infinita capacidad para hacer el ridículo, es perfectamente capaz de pifiar toda esta negociación, pero desde luego no será por mérito del PP.


65 comentarios

  1. Pistacho dice:

    Ole.

  2. Mr. X dice:

    Yo comprendo los temores del PSOE. Es complicado firmar un pacto con un partido que es financiado por el doctor Doom a través del Banco Central de Latveria y cuyos representantes, según fiables informaciones periodísticas, se reúnen en secreto con agentes de Ming el despiadado, tirano de Mongo, para tramar la caída de nuestro sistema solar.

    • Pakito dice:

      Ya andan sueltos los perros

    • Carlos Jerez dice:

      Exacto Podemos es el diablo, o peor aún, lo más parecido al PSOE y posible alternativa.

      Una de las dudas que tenga sobre los partidos políticos son las relaciones entre sus grupos regionales y el nacional (o el europeo). A veces me gustaría que el poder de influencia de cada uno sobre el otro fuera menor y que las estructuras de los partidos les diera más autonomía a cada nivel. Por ejemplo, la única influencia que el PSC o el PSOE-A deberían tener sobre el PSOE nacional debería ser a través del voto directo de sus militantes a la hora de elegir un líder nacional, pero una vez este elegido, debería tener independencia de los barones regionales. Y al revés, el PSC debería ser capaz de hacer propuestas independientemente de lo que piense Madrid. Es algo que pasa en EEUU y a veces envidio, aunque a lo mejor si lo sufriéramos cambiaría de opinión.

  3. Estoy de acuerdo con los dos comentarios anteriores. Todo es una conspiración del Frente Petiso de Liberación Enana. No os créais lo que digan en los comederos.

  4. Mr. X dice:

    Y no hablemos del ejército de droides que están entrenando sus aliados separatistas de la Federación de Comercio Galáctica.

  5. jan Delors dice:

    Es cierto que es legitimo que Schz intente llegar al poder
    Pero creo que tambien es legitimo que algunos socialistas les inquiete mucho to.ar como socio un partido proindependencia y que presuntamente fue financiado por Iran y el gobierno chavista, lo cual recuerdo, y caso de confirmarse, que es un delito.
    Las dos posturas tienen sus argumentos aceptables
    Podemos no son Lucifer evidentemente. Pero pueden ser un socio de gobierno chavista infernal.
    El tiempo dirá

  6. Durruti77 dice:

    Por el Lado Oscuro de la Fuerza el joven Pedro Skywalker siendo tentado está. Como su padre Anakin González que no acabe espero.

  7. Edu dice:

    Has puesto en blanco sobre negro lo que llevo pensando desde hace unos días.

    Ahora parece ser que gran parte de los españoles, y eso incluye a buena parte del PSOE, está de acuerdo en que tiene que gobernar Mariano Rajoy. No entiendo por qué han llegado a esta conclusión y por qué acusan a Pedro Sánchez de codicia de poder por hacer simplemente lo que tiene que hacer: tratar de que le nombren presidente del gobierno. Si el tipo se ha presentado como cabeza de lista a unas elecciones es para ser presidente, no para otra cosa. Y para ello está en su derecho de pactar con quien quiera, ya sea con Podemos o con los nacionalistas, como han hecho en España de toda la vida gobiernos de distinto color político (el PP con CiU o PNV, por ejemplo).

    Ahora Pedro Sánchez resulta que debe ser quien pague la hipoteca que le imponen los conservadores, es decir, PP y Ciudadanos, para mantener la supuesta unidad de España. Y si Sánchez les dice no e intenta formar gobierno con otros grupos más afines ideológicamente como es su deber, le acusan de arribista. Pues más arribista debe ser Rajoy, que primero inventó eso de que debía gobernar el más votado (demostrando un profundo desconocimiento del sistema parlamentario, algo preocupante ya que se trata del presidente del gobierno) y luego la cantaleta de la unidad de España. Ambas tretas han fracasado, así que a ver qué inventan ahora a los conservadores para criminalizar al líder del PSOE por no entregar España en bandeja a sus rivales ideológicos.

    Si el argumento para obligar a Sánchez a retirarse de la puja y dejar gobernar a Rajoy es que de lo contrario España se rompe, yo les digo:

    1. España se romperá pero no por Cataluña, sino por brecha social que lleva varios años sangrando y que se abrirá aún más con otra legislatura popular.
    2. Si PP y C’s quieren que el PSOE haga el sacrificio y les deje a ellos pilotar el unionismo, ¿por qué no son ellos dos los que se ofrecen para abstenerse, ya que dicen que ante todo esta la unidad de España?
    3. La unidad de España no puede estar antes que sus ciudadanos. Ahora mismo la prioridad de un partido progresista debe ser apagar el incencio socioeconómico en el que vive una gran parte de los españoles, y ahí es donde el PSOE tiene que hacerse fuerte en sus reivindicaciones, no en conceptos abstractos que no son más que una cortina de humo para que Mariano Rajoy pueda gobernar cuatro años más sin tener que decirle a los españoles que van a seguir despeñándose por el mismo barranco que los cuatro anteriores.

  8. Vellana dice:

    Sí, yo creo que el PSOE debe conseguir el gobierno como pueda y luego intentar gobernar como sea (espero que los del PP no sean tan ilusos como la derecha lusa y hagan caso a Pdrschz: No es no, en una dirección y en la otra). Así disfrutaremos del juguetito que hemos elegido, que para eso lo hemos hecho, no para guardarlo en el armario.

    Por otro lado, X, qué mala es la corrupción de los otros y qué buena es la nuestra, ¿eh?
    ¿De qué hablarán Bárcenas e Iglesias en el patio de la cárcel? Pueden hacer un partidillo con Messi y Neymar.

    Un saludo.

    • Mr. X dice:

      Tenga cuidado, hombre, a ver si al salir de la calle tropieza con una de esas grúas iraníes para colgar homosexuales que los de Podemos vamos dejando por las plazas.

      • Vellana dice:

        Desde luego, en hispán tv no las critican. ¿o sí? La verdad es que no sigo mucho la homilía dominical.

        Es patético, Mr. X, viéndolo defender, a alguien tan de izquierdas como usted, a un régimen medieval teocrático que se dedica a maltratar a los más débiles: mujeres y homosexuales.
        Y todo por el puto dinero. El puto dinero.
        Así semos los izquierdistas: el dinero de los otros hay que repartirlo, pero el mío, el mío, mi tesoro, ese que no me lo toquen, que es por una buena causa (mayormente yo). Yo pensaba que lo de ser materialista era otra cosa (https://es.wikipedia.org/wiki/Materialismo_hist%C3%B3rico).

        Hoy que es viernes (https://islamqa.info/es/13497), tendréis que mirar hacia la Meca o algo, que luego no caen las monedas.

        Un saludo.

        • Mr. X dice:

          Está muy equivocado si cree que soy alguien muy de “izquierda”, Sr Vellana.

          Eso sí, soy un gran admirador de la cultura persa. Si tiene oportunidad de ver una película, Nader y Simin, una separación, se la recomiendo encarecidamente.

          Un cordial saludo

  9. Pepe Alonso dice:

    Me temo que el artículo peca de simplista y de ver sólo una parte del problema que el PSOE tiene ante sí ahora mismo.

    Desde luego que a Pedro Sánchez las cuentas le pueden salir y que la acción política de Rajoy tras las elecciones (o la total ausencia de la misma) ha sido (one more time) lamentable. Pero creo que los antecedentes de Maragall y Montilla en Cataluña o de Touriño en Galicia deberían servir de aviso para navegantes ante un hipotético acuerdo del PSOE con Podemos y los nacionalistas.

    Ciertamente, una división interna del PSOE ante un posible pacto que pudiese llevar a Sánchez a la Moncloa tendría consecuencias catastróficas. Pero que le pregunten al PSC y al PSG si las alianzas con las izquierdas confederales y los nacionalismos no han sido también una catástrofe en toda regla para ellos. Catástrofe de la que no se han recuperado en el último lustro y de la que no parece que se vayan a recuperar en el próximo.

    A lo mejor la apuesta menos arriesgada para el PSOE (aún siéndolo mucho) sería ir a unas nuevas elecciones tras un proceso de negociación con Podemos y sus 27 gnomos que fracase por culpa de estos. Si las cosas se quedan como están tras esas nuevas elecciones y el PP se decide de una ve por todas a prescindir de Rajoy, a lo mejor la gran coalición podría aparecer como una alternativa más viable. Y si el PSOE obtiene mejores resultados que en el 20-D, Sánchez podría volver a intentar negociar con Podemos desde una posición de más fuerza.

    • Mr. X dice:

      Como la última campaña electoral le fue también al PSOE… ¿por qué no vamos a suponer que en esta ocasión le va a ir mejor? A mí me parece una gran idea, y si cambian a Sánchez por la Susi, todavía sería más hermoso.

    • secondlife dice:

      Las culpas se reparten muy alegremente. Y estaría por ver quién ocuparía la posición de fuerza.

  10. Epicureo dice:

    “Un partido político no puede aprobar leyes cuando está en la oposición”. Yo pensaba que solo hacía falta mayoría en el Congreso, qué cosas.

    Ahora que parece difícil reeditar las “confluencias” de Podemos, el acuerdo parece más cercano… O no, porque para que Sánchez gane se necesitan los votos positivos de todas las confluencias, además de la aquiescencia de los nacionalistas. Debería ser fácil aceptar que el referéndum es imposible en esta legislatura, con mayoría absoluta del PP en el Senado y siendo claramente anticonstitucional, y seguir para adelante. Pero es posible que ERC y como se llame ahora Convergencia prefieran repetir las elecciones y seguir unos meses más con Rajoy en funciones, antes que un Sánchez conciliador, que les obligaría a parar el procès sin poder darles gran cosa a cambio. Aunque quizá secretamente lo que buscan es una manera medio digna de acabar con el procès. Quién sabe.

    En fin, si Sánchez es capaz de lograr un acuerdo de investidura, habrá demostrado que es más listo que lo que todos pensaban. Pero le queda lo más difícil, que es gobernar. Es muy duro pasar de no haber tenido nunca un gobierno de coalición a una coalición de 6 o más partidos que no se llevan demasiado bien entre sí. Y más todavía gobernar con 90 diputados y tener que multipactar todas las leyes. Es muy dudoso que puedan aprobar un solo presupuesto; en las comunidades autónomas donde hay pactos PSOE-Podemos ha habido grandes problemas. No le arriendo la ganancia, la verdad.

  11. Alatriste dice:

    Empezando por el final, mi opinión es que no puede hacerse el referendum que exigen los secesionistas en Cataluña; al principio se hubiera podido pero no desde que sostuvieron que se haría por las buenas o por las malas. Desde ese punto aceptar ese referendum es rendirse ante la fuerza y aceptar que aquí solo impera la ley del más fuerte (no es la primera vez que lo digo, lo sé, pero me gustaría que fuera la primera vez que hay respuesta). Podrá hacerse otro, pero ese no.

    Más en general, dudo mucho que pueda hacerse bien, en ninguna parte del mundo. La experiencia al respecto es desoladora. O las consultas han sido meros trámites porque todo el mundo sabía que una opción tenía apoyo abrumador, o no han resuelto absolutamente nada. El caso escocés es el último ejemplo ¿De qué se supone que ha servido? Porque Escocia está tanto o más dividida que antes del magno día en que se suponía que las urnas resolverían el problema con la magia de la voluntad popular, y el secesionismo escocés exigiendo otro referendum y diciendo que lo que decida el resto de los británicos sobre la Unión Europea no se les aplica…

  12. Carlos3 dice:

    Roger, siento discrepar, pero la mejor opción para el PSOE de conseguir sacar adelante su programa es… ¡Pactando un gobierno de gran coalición con el PP! Una coalición con Podemos (más Mareas diversas), IU, y ERC iba a tener difícil ponerse de acuerdo para hacer gran cos y duraría muy poco. Con el PP podrían plantear una negociación seria y profunda sobre un programa pactado, con medidas concretas, plazos y demás. Si además consiguen sustituir a Rajoy, mejor para el PSOE. Al cabo de cuatro años, a poco bien que fuese todo, el PSOE volvería a sacar un resultado digno.

    El SPD no ha desaparecido por pactar con Merkel. Cierto es que no han vuelto (de momento) a ser lo que fueron, pero siguen siendo de calle el segundo partido de Alemania, sin que Die Linke ni siquiera se les acerque. Aquí ya han perdido todo lo que podían perder y están en situación de recuperar algo si no van mal las cosas (y en Podemos siguen peleándose entre sí). Si van mal, pues sabe Dios, claro. Pero si pactan con Podemos y demás es difícil que haya un escenario que salga “bien”, y corren el riesgo serio de perder los electores tradicionales que les quedan.

    Y todo esto sin haber sacado adelante tanto programa como podrían con el PP, porque, hablando en plata, ¿a efectos de política práctica realmente se diferencian tanto el PP y el PSOE? El PP ha renunciado implícita o explícitamente a todo su programa social esta legislatura, aun teniendo mayoría absoluta, y en política económica ha habido diferencias claras, sí, pero creo que el PSOE sigue estando más cerca de eso que de los brillantes amaneceres rojos de Podemos. Por eso veo más factible y a la vez más práctico para el propio programa socialista intentar un gobierno con el PP.

    • J.E dice:

      La comparación entre SPD y PSOE no es viable en tanto en cuanto el CDU no es el PP. Y no por el lado de la popularidad: nos hemos pasado 3 años en que prácticamente todos los meses una cuadrilla del PP ha acabado en el juzgado (los últimos, esta mismísima semana). Pactar con *este* PP es arriesgarse a comerse marrones durante años, haciendo el gobierno insostenible o recibiendo metralla a mayor gloria de Rajoy.

      El PP es, sencillamente, radiactivo.

      Por otro lado, sé que es difícil de narices, pero… ¿Por qué se esta descartando por todos lados PSOE – P’s – C’s?. En el momento que P’s se ha bajado de la burra de la autodeterminación, contando con que son los tres partidos más perjudicados por una repetición electoral, y que excepto en temas económicos P’s y C’s comparte más de lo que parece… ¿Realmente es tan difícil?

      • Vellana dice:

        Sí, sí, el PP es radiactivo; no como el PSOE http://datos.elconfidencial.com/andalucia9/

        En fin.

        Un saludo.

      • Alatriste dice:

        Coincido contigo en que pactar con Rajoy es arriesgarse a que una semana después se haga pública una conversación que pruebe que recibía sobres llenos de euros. A lo mejor no existe y tal vez eso jamás ocurrió, pero visto lo visto cualquiera que se plantee pactar con el PP tiene que tomar en cuenta esa posibilidad. El actual liderazgo de Génova es como el hexafluoruro de uranio, encantador compuesto que es a la vez altamente radiactivo, fuertemente venenoso y tremendamente corrosivo… y hablando de ser corrosivo y venenoso se diría que lo de consensuar, hablar, pactar y todas esas cosas piensan predicarlo y no aplicarlo. Por ejemplo ¿De verdad hacía falta no solo bloquear la posibilidad de que IU, ERC y Bildu tuvieran grupo parlamentario sino añadir el insulto público de decir que lo querían solo por el dinero? Si quisieran que Pedro Sánchez consiguiera los apoyos nacionalistas y/o radicales para formar gobierno difícilmente podrían hacer por él más de lo que están haciendo.

        Pero una alianza entre PSOE, Podemos y Ciudadanos… eso no es difícil, es lo siguiente. No es que sea sencillo imaginarse a Pablo Iglesias y Albert Rivera en el mismo gobierno, pero es muchísimo más difícil imaginarse a Rivera en el mismo gobierno que Ada Colau. Es decir, el problema irresoluble no está tanto entre Ciudadanos y Podemos como entre Ciudadanos y las “confluencias”, y muy especialmente con la catalana.

        Es lo mismo que la idea expresada por algunos de un gobierno formado básicamente por PSOE, Ciudadanos y PNV. Aparte de que sería extremadamente frágil (136 escaños, y peor en el senado) las exigencias del PNV, si son las que se está diciendo, son completamente inaceptables para Ciudadanos, probablemente lo mismo para el PP, y peor todavía, un imposible dado que el PP tiene los votos para bloquear cualquier reforma de la constitución.

        • Vellana dice:

          Supongo que de esto no estás muy al tanto:”¿De verdad hacía falta no solo bloquear la posibilidad de que IU, ERC y Bildu tuvieran grupo parlamentario sino añadir el insulto público de decir que lo querían solo por el dinero? ”
          Es que no es un insulto; es que lo que ha dicho Garzón: “Algunas formaciones nos han ofrecido, en cambio, su colaboración para prestarnos diputados. Desgraciadamente esa es una fórmula ilegal que nos hubiera dejado sin grupo parlamentario. Finalmente ERC nos ha ofrecido muy generosamente la posibilidad de participar inicialmente en un grupo técnico con ellos, aunque luego pasaremos al Grupo Mixto. Gracias a la ayuda de ERC tendremos recursos, espacio parlamentario y otras facilidades que tienen el resto de los grupos. Finalmente, decir que lo lamento mucho también por la confluencia valenciana porque podría haber tenido grupo propio compartiéndolo con nosotros”

          Y hombre, que alguien del PSOE (no_es_no) eche en cara al PP que no habla, pacta, etc., es el chiste del día.
          Un saludo.

          • Vellana dice:

            “Coincido contigo en que pactar con Rajoy es arriesgarse a que una semana después se haga pública una conversación que pruebe que recibía sobres llenos de euros. ”
            Claro, claro. Es mejor tener de vicepresidente a uno del que mañana se puede publicar que pagaba en negro a sus contratados o que tenía ingresos millonarios ilegales de regímenes teocráticos.
            O contar con 25 diputados de los que mañana se puede sacar una conversación en la que quieren asar vacas con billetes de 500€.
            En fin; dejémonos de cuentos. El PSOE, por puro infantilismo de sus bases (no, el PP no que es el coco), no quiere pactar con el PP; pues ya está. Que pacte con quien quiera/pueda, y a disfrutar.

            Por cierto, como en todo compuesto, la radiactividad del hexafluoruro de uranio depende de los isótopos de los elementos que lo forman.

            Un saludo.

            • Pescador dice:

              Ah, es que el PP no se ha dedicado durante cuatro años a ¿castigar? a las bases del PsoE, por lo menos a las tradicionales, que se han quedado encantadas ellas con la ley mordaza, la reforma laboral, el aumento de la imposición indirecta y la privatización sanitaria…si es que son unos rencorosos…

            • Alatriste dice:

              Una cosa no quita la otra. Si has seguido las discusiones últimamente, sabrás que no soy lo que se dice un entusiasta del pacto PSOE-Podemos… es más, soy el primero en opinar que los lazos venezolanos de la formación son más que oscuros y que si otro partido exhibiera a un presunto supuestamente dimitido (ja) de la forma que Podemos exhibe a Monedero, ardería Troya y los primeros aqueos en tirar antorchas serían Iglesios y Erregión.

  13. EB dice:

    Decir que las facciones del PSOE –y yo agregaría las facciones de Podemos– tienen miedo a hacer su trabajo me sorprende y me causa risa. Todo lo contrario, los jefes de las distintas facciones están haciendo su trabajo sin ningún miedo. Por supuesto, el trabajo de ellos NO tiene nada que ver con los deseos de Roger. No son estúpidos y bien saben –las muchas experiencias de todo tipo de partidos y movimientos revolucionarios que han intentado conquistar y monopolizar el poder coercitivo del Estado lo prueban– que el momento de proteger y avanzar sus intereses personales es ahora y que deben usar cualquier medio para lograrlo. Sí, es el momento de acordar el reparto de la torta entre facciones representadas por jefes dispuestos “a matarse” entre ellos.

    En los últimos 5 años, el PSOE postergó la lucha interna entre sus varias facciones porque no se pensaba que podía llegarse a este momento (por eso se eligió como jefe a un don nadie y se obtuvo una mala votación). Y por eso también se impidió que dentro del partido se formaran nuevas facciones más izquierdistas o se incorporaran existentes (si los viejos lo hubieran querido, Podemos y otros movimientos de izquierda se habrían integrado al partido). Para sorpresa del partido, hoy acceder al poder es posible pero no se estaba preparado para negociar un reparto del poder entre las varias facciones.

    Hay que ser muy ingenuo para pensar que lo que está juego es el Programa de Gobierno. Lo que está en juego, como siempre, es el reparto de la torta. Y aunque hoy no es tan grande y tan prometedora como antes, su reparto es fundamental para los viejos que han vivido siempre de la política y para los jóvenes que quieren vivir del negocio de la política.

    • EB dice:

      En sus comentarios varios lectores hacen referencia a Rajoy y el PP. La consolidación de Rajoy en el PP –esto es, la sumisión de todas las facciones del partido a su jefatura– tomó muchos años, primero en la oposición (en particular, cuando un grotesco Zapatero dejó claro que condenaba al PSOE a un fracaso rotundo en 2011) y luego en el gobierno. Esa consolidación le permitió además negar espacio en el PP a nuevas facciones, en particular a varias que luego se fueron a Ciudadanos. En todo caso, la oposición a Rajoy y el PP ha sido lo suficientemente fuerte para relegarlo a mayoría relativa (esa oposición incluye a facciones viejas pero menores que optaron por salirse del PP y apoyar a Ciudadanos y por supuesto a todos los que perdieron su gran tajada de la torta en 2012 –incluyendo a PJR y otros extorsionadores controladores de medios). A pesar del resultado del 20-D, Rajoy puede apostar a una nueva elección en los próximos meses y dar el golpe de nombrar a último momento un candidato de su confianza (el problema es que además el candidato debe ser visto como alguien con vida propia y gran futuro). Mientras no haya señales de que el PSOE pueda formar gobierno, Rajoy no tiene incentivos para pactar con Ciudadanos y otros y le conviene apostar por una nueva elección.

  14. Vellana dice:

    Vale, vale rectifico. Esto que he dicho es incorrecto: “Y hombre, que alguien del PSOE (no_es_no) eche en cara al PP que no habla, pacta, etc., es el chiste del día.”

    El chiste del día es este: “http://www.abc.es/espana/abci-iglesias-pide-comu-podem-ocupe-ministerio-plurinacionalidad-201601221322_noticia.html” ¿se exigirá a los funcionarios tener la doble nacionalidad?

    Nos quedan meses de chiste hasta que volvamos a la racionalidad.
    Un saludo.

  15. Sgt. Kabukiman dice:

    Miran que sois tontos los españoles.
    Con lo fácil que seria haberle dado una, otra, mayoría absoluta al único partido serio, formal, diriase virginal, que si no ha hecho mas en los últimos cuatro es porque no le han dejado, van y votan a… a… en fin, paqué cabrearse.
    Un cordial saludo

  16. sozer dice:

    En fin, otra gaitada de Roger Senserrich, un catalán residente en Connecticut, lo que le convierte ipso facto en un experto en la vida y la política catalana, connectiquense, española, estadounidense, europea, americana, terráquea y vialáctica.

    O está usted allí o está usted aquí, Roger. Pero estar en los dos sitios, y superopinar sobre los dos sitios, no le convierte a usted precisamente en un experto en los dos sitios.

  17. EB dice:

    Hoy sábado, finalmente, el show se está poniendo interesante. Iglesias es el único que ataca, con los tapones de punta, porque apuesta a que puede hundir a un PSOE tocado. Su estrategia es simple: mostrar que él sí está dispuesto a un pacto de izquierdas, mientras los viejos del PSOE se entretienen pisoteando al don nadie a quien cedieron la jefatura del partido.

    Por su parte, Rajoy espera el momento para dar la gran sorpresa. Cree tener un as de espadas (¿una oferta a Rivera que éste jamás podría rechazar? ¿una oferta a NN para que sea el/la nuevo/a líder del PP?). El pobre Rivera sólo tiene una alternativa para renacer de sus cenizas–que Rajoy lo llame, porque si no lo llama habrá elección y Ciudadanos sacará muchos menos votos.

    Difícil predecir cuánto tiempo tomará pero mientras dure recomiendo disfrutarlo. Luego, si hay un pacto de izquierda (algo poco probable), toda España lo lamentará; si hay un pacto de derecha, la izquierda intentará forzar cambios que generarán conflictos sociales (Cataluña será un tema menor). Y si hay nueva elección, la gran coalición PP+PSOEenquiebra tratará de forjar un Estado de Bienestar 2, tan imposible como el primero.

    • Alatriste dice:

      ¿Quién demonios es NN, y por qué su sexo es indeterminado? No sé, la vida da muchas sorpresas pero así de entrada parece un tanto improbable que el liderazgo del PP incluya transexuales…

      • EB dice:

        Wow. Su imaginación me causa risa. La idea es muy simple. NN es una persona de confianza de Rajoy y a la que Rajoy aprecia por sus capacidades. Puede ser hombre o mujer y puede apostar que jamás será algún tercer género. Su designación por Rajoy nos sorprenderá y no debemos olvidar que esa persona luego puede sorprender a Rajoy no siendo lo que Rajoy creyó que era.

        • kindermatik dice:

          La idea es muy simple, pero MR fue designado por JMA cuando JMA tenía mayoría absoluta y RR estaba tan bien considerado que se fue de cabeza al FMI. Y aun con todo EA estuvo a punto de cortarle la cabeza a MR, quien solo pudo salvar su cabeza gracias al apoyo de FC antes de que se supiera que FC no se pagaba todos sus trajes.
          Cuidado con unas nuevas elecciones porque después de lo que ha hecho Rajoy y los movimientos de Podemos y PSOE lo mismo ya no está tan claro que partido ganaría o perdería apoyos.

    • juan dice:

      yo veo un error la sobrereacción del PSOE sobre la falta de respeto de Podemos y decir que Podemos quieren destruir al PSOE. Podemos quiere un espacio electoral grande como lo quiso el PSOE y para ello se tragó partidos PSP y otros, y achicó el espacio a otros como PCE-IU. Competencia electoral.

      Entramos en un escenario interesante de coopetición. Competición y colaboración a la vez. Lo que ha propuesto Podemos es un gobierno a prorrata de votos ¿por qué es una falta de respeto? No señaló quién puede ser ministro del PSOE, solo dió unos pocos nombres suyos, y para ampliar mayoría añadió a IU. PSOE y PP han mandado con 45-46% de voto, eso ahora requiere de 3 partidos, y PSOE y Podemos se distancian un 1%. Lógico pedir la vicepresidencia.

      Más falta de respeto era por parte del PSOE hacia los votantes de Podemos e IU considerar que sus 5,5 millones de votos decidían la totalidad de un gobierno y una cifra mayor de votos de los otros 2 partidos solo debían y se les exigía “asentir”….por ser de izquierdas…aunque luego ese gobierno monocolor socialista buscase apoyarse en la otra bancada.

  18. kindermatik dice:

    No entiendo bien algunos de los comentarios contra el autor del artículo que parecen más propios de gente a la que le debe dinero Mr. Senserrich que opiniones sobre el artículo/la situación.

    A mi la situación me parece que tiene mucho de táctica y estrategia.

    Rajoy no se mueve y ahora se aparta para que Pedro Sánchez se inmole antes que él. Lo hace porque puede: tiene mayoría absoluta en el Senado y sigue teniendo el gobierno par lucirse (léase el comentario de Senserrich sobre la ventaja que tiene el ser presidente en caso de elecciones). ¿Podría hacer otra cosa? No sé, creo que lo tendría difícil. Seamos sinceros, Rajoy no es lo que se dice un portento de liderazgo ni se le conoce un estilo basado en la asunción de riesgos. Lo mismo le da por hablar con alguien que no sea un imitador de president y en el partido le montan una revolución (ya veo a Espe emergiendo de las barricadas con la bandera del PP)
    Podemos sabe que es ahora o nunca. Solo tiene que ver la historia y el presente de IU. Por el momento parece que le va mejor metiéndole el dedo en el ojo al PSOE en plan Mourinho. Pero como le pasó a Mourinho, el núcleo directivo de Podemos no tiene tras de sí una masa cohesionada. Saben que tienen tanto peligro fuera de Podemos como dentro. Hasta ahora solo ha sido Compromís, pero mañana se la lía cualquier otra parte de Podemos (incluída Andalucía) Yo diría que si “la casta” dentro de Podemos estima que colaborar con el PSOE le conviene lo harán, y el PSOE lo sabe. Si algo hemos visto esta semana de Podemos es que no necesita de empates asamblearios para cambiar de táctica y estrategia.
    Parece ahora claro que el PSOE es el que tiene más probabilidades de formar gobierno. Todo el mundo asume que Podemos es su socio natural (más algunos apoyos puntuales de alguna fuerza regionalista/nacionalista), así que ése es su socio natural. Sin embargo, en democracia el PSOE ha tendido a formar gobiernos más tecnócrata-liberales que social-revolucionarios. Véanse los ministros de economía/industria que han tenido, la ruptura con la UGT o cuántas veces se ha apoyado en IU para gobernar. Desde ese punto de vista parece que se sentiría más a gustito apoyándose en Cs que en Podemos/IU.
    A Cs le faltan diputados pero no están tan desamparados como parece. Cierto es que si quieren sobrevivir no pueden hacer concesiones a nacionalistas/revolucionarios, porque entonces los votante de Cs se vuelven por donde vinieron (PSOE y PP) o simplemente se quedan en casa. Pero también es verdad que Cs es imprescindible para PP y PSOE en la primera y tercera comunidades autónomas por población. ¿Podría Cs forzar a que desde dentro de PP y PSOE se obliguen a sus candidatos a hacer una gran coalición? No lo sé (tampoco sé si Cs querría hacerlo) pero ahí está esa posibilidad. Podría darse una retirada táctica del PP del gobierno para despedazar tranquilamente a Rajoy mientras se preparan para unas elecciones a medio plazo sabiendo que, por el momento, el Senado está atado. Mientras tanto Pedro Sánchez se hace con el gobierno y demuestra a la gente a su izquierda que en el fondo, si de formar gobierno se trata, mejor el original (PSOE) que la copia (Podemos)
    De todas maneras, cómo dije en un post anterior, esto está como está hasta que empiece un nuevo ciclo lunar. Entonces Rajoy hará unas gloriosas declaraciones, Iglesias revelará una nueva verdad absoluta y Pedro Sánchez nos lanzará otra de sus irresistibles sonrisas como respuesta. Para entonces hará menos frío y estaremos haciendo planes para semana santa y, quién sabe, para unas nuevas elecciones.

  19. Curioso planteamiento.
    El PSOE solo está para conseguir el gobierno, haya obtenido los votos que haya obtenido.
    Y se puede juntar con Podemos (populismo) o con los nacionalistas que afirman estar dispuestos a saltarse la ley. Pero hace muy bien aislando al PP, un partido de gobierno en realidad mucho más parecido al PSOE.

    Con permiso, pero esto no es política a mi modo de ver. Es mero partidismo. El bien general o el sentido de estado no existen en este planteamiento.
    Blog Pajas y obviedades – “Cosillas”
    http://pajobvios.blogspot.fr/2016/01/cosillas.html

  20. Jacobo K dice:

    Hay una jugada táctica que veo que no se habla mucho, y lo más extraño: que los partidos interesados no la intenten. Imaginemos que PSOE y C’s negocian un acuerdo de gobierno basado en un programa estilo: Medidas de regeneración democrática, medidas económicas, medidas sociales y declaración de unidad de España. A este acuerdo pueden darle un nombre de esos rimbonbantes y políticamente correcto: “Acuerdo por un gobierno centrado y progresista”, y desde los 130 escaños que suman proponer a los otros dos partidos nacionales (PP y Podemos) que están dispuestos a negociar algunas medidas pero respetando este acuerdo de mínimos, y sobre todo si están dispuestos a reformar la Constitución en un acuero más global que la gobernabilidad. Que no proponen ningún presidente del gobierno, pero que sí tiene que pertenecer a esta mayoría del parlamento (130 es más que lo que tiene el PP).

    Podemos se opondría por el tema de la unidad de España y tal, aunque tendrían que disimularlo algo por aquello que ya no pueden mentar la bicha: el PP.

    El PP tácticamente le convendría oponerse, pero ¿cómo objetan que no se abstengan en una segunda ronda que no hace falta mayoría absoluta si PSOE+C’s suman más que ellos y están todo el día pregonando que gobierne el bloque mayoritario. Bien, podrían introducir medidas cautelares que les interese para aceptar abstenerse: que no se derogue reforma laboral, que si hay nueva ley de educación han de contar con ellos para pactarla, que Pedro Sánchez no sea presidente. Bueno, al PSOE tampoco le va mal, porque el PP lo que le dañaría y jamás aceptaría es que fuese presidente Rivera, así que vale, podrían imponer otro del PSOE que les caiga mejor, pero el PP no entraría en el gobierno que es lo que le interesa al PSOE.

    Como mal menor tal vez el PP acceda. Pero aunque no acceda tanto el PSOE como C’s hacen una jugada maestra: dejan fuera de juego a PODEMOS, y desacreditan al PP por su sentido “partidista” y poco “sentido de estado”. Al fin y al cabo sería un acuerdo bien visto por la sociedad: gobierno de centro-izquierda, moderatito, reformista, social-liberal, repeinado, y todos esos adjetivos cursis donde se sitúa la mayoría de la sociedad, no nos engañemos.

    • kindermatik dice:

      La “jugada” que propones es, para mi, la más natural viendo la historia de las coaliciones en democracia en España, y en otros países como Alemania, como ponía en mi post. Yo no la descartaría. Aún estamos en las primeras etapas de la formación del gobierno (veamos que ocurrió en Andalucía y en Cataluña, por no salirse de España)

    • Oskartxu dice:

      Ya, cojonudo. Pero no suman. Riverita no tiene la capacidad de logras abstenciones o votos de los grupos periféricos gracias a sus continuos alardes de nacionalismo español. Con la abstención de Podemos no llega, porque PP + nacionalistas sumarian más noes que sus síes. Además, para que iban a hacerlo? Para que luego les pactaran todo lo importante cono el PP? A nadie le gusta ser el tonto util
      En cuanto al PP: para que apoyarles si puede forzar elecciones y robarle a riverita la mitad de sus votos?

      • Jacobo K dice:

        No se trata de conseguir el apoyo del PP, sino su abstención. Lo normal es que el PP se niegue, pero quedaría retratado al importarle un bledo una gobernabilidad moderada buscando nuevas elecciones por interés partidista. Efectivamente, el PP jamás apoyará que ese gobierno lo encabece Rivera, porque le come terreno. Pero puede transigir con un socialista. No creo que con Pedro Sánchez por su carácter faltón hacia el PP, en eso Sánchez ha sido poco hábil. O sea, PSOE-C’s pueden ofrecer el programa de gobierno y el PP “seleccionar” el socialista que aceptan para presidirlo. No sé, un Nicolás Redondo Terrers o similar que sea de su gusto. O incluso proponer un veterano que se comprometa sólo a una legislatura corta de unos 2 años con unos pactos regeneracionistas y no repita (Rubalcaba, Borrell, etc). El PP no entraría en ese gobierno, sólo se abstendría y pasaría a la oposición para no dejarle la única oposición a Podemos. Esta solución en términos de poder es mala para el PP, pero en términos de partido no es tan mala. Les da tiempo a regerar su partido, cambiar sus líderes, contribuir a una reforma de la Constitución (el PP es imprescindible para ello, y además tiene mayoría absoluta en el Senado), y al cabo de esos 2 años presentarse a esas elecciones con un líder nuevo y que ha contribuido a la regenarón, y que además no compite contra el presidente, ya que se ha comprometido a no presentarse el socialista que lo presida.
        Sí, si hay nuevas elecciones el PP puede que le robe a Riverita la mitad de los votos. Bien, pon al PP con 150 escaños y a C’s con 15. Volvemos a lo mismo, parlamento bloqueado de nuevo.
        Y repito, aunque no salga es lo que tácticamente PSOE y C’s han de intentar hacer. Hasta con un NO de PP y Podemos (este último se da por descontado) salen favorecidos. Y a ver cómo argumenta el PP que no se abstiene…

    • Molari dice:

      Esa apuesta la veo complicada porque requiere de que PP y Podemos den su apoyo con su abstención, siendo estos dos partidos los que no están desesperados por evitar las nuevas elecciones. Ni el PP va a estar dispuesto a dar un balón de oxigeno a Ciudadanos, ni Podemos va a renunciar a formar parte de un gobierno en paridad para tener una influencia real en las políticas y evitar que le engañe el PSOE.

      • Jacobo K dice:

        No, no necesitan la abstención de PP y Podemos. Necesitan la abstención sólo del PP. Aunque el resto vote NO, sale. Pero la jugada no es que salga, sino que pone un brete al PP, y saca del tablero a Podemos. Lo cual favorece tanto a PSOE como a C’s si finalmente hay nuevas elecciones.

        • Molari dice:

          Cierto, me refería a la abstención del PP ó de Podemos, cosa que no creo que vaya a ocurrir. Obviamente, si el PSOE no acepta formar gobierno paritario con Podemos, y no cuaja ninguna de las fórmulas más o menos encubiertas de pacto PP-PSOE (con ciudadanos adornando), pues nos iremos a nuevas elecciones donde se culpará a “los otros”.

          Aunque a mí me parece que si Podemos e IU tienen más votos que PSOE, y si el acuerdo PSOE, Podemos y IU (más PNV o ERC) es el acuerdo favorito en las encuestas, no veo porqué debería el PSOE rechazar un gobierno de coalición

    • vellana dice:

      El pp lo tendría fácil. Basta con decir que suscribe el acuerdo en todos los puntos pero con ellos en el gobierno y, claro, presidiendolo. A ver cómo justifican los otros seriamente que sí quieren los votos pero no la participación , más allá de repartirse poltronas
      Me extraña que alguien proponga eso como una forma de quitarse al Pp: si no se quiere al Pp este vota no y no hay esa solución ; si sí pues presiden el gobierno los del pp.
      un saludo

      • Jacobo K dice:

        PP: 123
        PSOE+C’s: 130

        Ahí está la respuesta a quién debe presidirlo. Por eso la táctica inteligente del PSOE sería negociar de antemano con C’s

        Un saludo.

        • Vellana dice:

          PP+PSOE+C’S=252
          122+90+40=252

          Su problema es cómo justifica que estando el PP de acuerdo con el acuerdo, se diga por un lado al PP que no entra en el mismo pero por otro que tiene que apoyarlo. Si no se quiere al PP, pues no se quiere al PP, y este vota en contra; y sí sí, pues entra el PP en el acuerdo y preside el PP.
          Es fácil de entender y, por tanto, de justificar.
          Un saludo.

          • Jacobo K dice:

            Olvida que entre el Sí y el No hay una cosa que se llama Abstención.
            Aquí ya si entra la táctica de Rivera: está diciendo siempre que concede tanto al PSOE como a PP la abstención en segunda ronda, siempre y cuando tengan mayoría sin acuerdos con nacionalistas o grupos que no respeten la constitución.
            La pregunta es: ¿El PP le concedería a C’s esa misma abstención en esos mismos términos? Vale, pueden vetar a Rivera, pueden vetar a Sáncez incluso, ¿pero cómo justifican no abstenerse (que no es votar Sí) a una mayoría constitucional, moderada y sin nacionalistas?
            Si el PP vota No, tanto C’s como PSOE salen reforzados igualmente de cara a nuevas elecciones.

        • juan dice:

          Esa lógica no la aceptó el PSOE en la C.Valenciana donde la suma de diputados Compromís-Podemos daba más que el PSOE y exigió para sí la presidencia, aunque cedió al gobierno al 50%….algo que Luena “por trayectoria e historial prefieren gobierno en solitario” ha dicho que no hoy a Podemos…

  21. EB dice:

    Jacobo K,

    Su punto de partida es “Imaginemos que PSOE y C’s negocian un acuerdo de gobierno basado en un programa estilo”. Usted se equivoca sobre lo que los partidos están negociando. Si la negociación se hubiera dado antes de la elección, los jefes habrían aparentado de que la negociación era sobre un programa de gobierno (un programa vago que jamás serviría para gobernar), pero como la negociación es después de la elección su objeto es el reparto de la torta (para no repetirme lea mis comentarios anteriores). Si en los próximos 5 meses hay una nueva elección, su resultado estará condicionado por lo mucho que están dejando en evidencia hoy los partidos–la torta por sobre todas las cosas.

    Su propuesta sólo es una expresión de su profundo deseo de que el PSOE sea gobierno. Lamento decirle que en cualquier escenario, la agonía del PSOE continuará.

    • Jacobo K dice:

      Se equivoca, al menos en el último punto. Lo último que deseo es que el PSOE sea gobierno. Creo que ha sido un partido muy dañino en la historia de España y ojalá desaperciese. Sólo he intentado hacer un cálculo táctico lo más frío posible. Como ve, desveladas mis pulsiones partidistas (o fobias, como quiera llamarlas) este análisis no ha querido responder a un interés personal.

      • EB dice:

        Entonces le falló la imaginación. Sí, su cálculo es frío porque sin balón no se puede meter gol.

      • kindermatik dice:

        No estoy muy de acuerdo en su pulsiones partidistas pero creo que el análisis que ha hecho tiene mucho sentido. Yo no lo descartaría. Todavía faltan muchas cosas por pasar y, según se vayan quemando etapas, las opciones menos discutidas por los partidos irán ganando enteros. Sobre todo las que ofrezcan ganancias a los partidos que la formen, como es el caso.
        Aún no se ha votado ni una sola vez en el parlamento ni se ha producido ninguna negociación relevante entre partidos. No nos olvidemos de lo que pasó en Andalucía y en Cataluña.
        Por supuesto, tampoco descartemos que el PSOE constituya gobierno con Podemos y nacionalistas.

  22. Lester dice:

    La propuesta de Podemos es, independientemente de cuestiones ideológicas, “Yo gobierno y tu ostentas el título honorífico de presidente”. Realmente no está faltando al su promesa de no pactar con el PSOE. No pacta con él, lo somete. Y estoy convencido de que eso ha quedado claro para sus votantes.

    Para mí que Podemos quiere elecciones. Ha presentado una propuesta inaceptable para forzar elecciones. Pero ya puestos a hacer una propuesta, por si acaso Sánchez a nivel personal está tan desesperado que acepta cualquier cosa, si suena la flauta, el pacto le da el gobierno efectivo del país y se ahorra elecciones.

    Desde luego al PSOE no el conviene. Podemos juega duro, a todo o nada, a la más mínima “rebeldía” le amenazarían con desalojarlo del poder y convocar elecciones. El PSOE se convertiría en una sombra de lo que fue.

    No creo que llegue a pasar. Incluso si Sánchez aceptara, el partido no le dejaría. Incluso podría decir a sus disputados que votaran en contra.

    • Molari dice:

      ¿Porqué es inaceptable un gobierno proporcional a los votos del 20D?

      Podemos no está pidiendo la presidencia, ni la mayoría de ministros, sino que se haga una coalición de gobierno justa con los votos recibidos de cada fuerza que forma parte de la coalición.

      El PSOE debería aceptar que el sistema del turnismo ha terminado y que toca dialogar y hacer política de otra manera.

      • Vellana dice:

        ¿Te refieres a que por cada ministro de Podemos-Podemos haya 3 del PP?
        🙂

        • Molari dice:

          7 millones de votos (PP) no es 3 veces 5 (Podemos).

          En cualquier caso no creo que el PP forme parte de una coalición con Podemos, parecen demasiado incompatibles. Sin embargo los electorados del PSOE y de Podemos parecen creer que una coalición PSOE-Podemos es más viable. Hay que mirar lo que pasa en los países donde se suele gobernar con coalición, y ver esto con más normalidad, el turnismo ha terminado.

      • Lester dice:

        Está pidiendo los ministerios claves: Economía, Interior, Exterior, defensa, justicia y la RTVE (para hacerla independiente de verdad). Además de uno nuevo el “plurinacional”.

        En pocas palabras, todos los recursos del poder para cumplir su programa. Es lógico que quiera cumplir su programa ¿No?. Pues no. Si pacta con otro partido tendrá que renunciar a puntos de su programa, en lugar del el 100% hacer el 50% de aquello en lo que no coincida con el socio.

        Además, dadas las formas (antes de negociar con la otra parte, dice públicamente lo que exige, no pone líneas rojas, sino un lapidario “lo tomas o lo dejas”), calculo que gobernar con Podemos será para el PSOE enterarse de decisiones ya tomadas por la prensa. y cuidado con chistarle.

        Y si hablamos de proporcionalidad, yo diría que el PP también tiene bastante peso.

        • Molari dice:

          Pablo no ha puesto lineas rojas (otra cosa es lo que tergiversen los medios de comunicación), y ha insistido mucho en que hay que sentarse a negociar. Suena a excusas baratas cerrarse a dialogar porque Podemos ha “exigido” tal o cual ministerio, es ridículo. Es el PSOE el que parece preferir explorar las negociaciones con PP y C’s antes que con Podemos.

          Sobre el uso mediático de la propuesta, obviamente cada uno juega sus cartas, y dada la hostilidad de los grandes medios contra Podemos, Pablo Iglesias hace muy bien en clavar una bandera fácil de ver e imposible de evitar, es decir hacer una propuesta de gobierno que obligue al PSOE a negociar o desvelar que se encuentrá más cómodo con PP y C’s.

          Sobre la proporcionalidad en el gobierno, ¿Estas sugiriendo un gobierno de PSOE-Podemos-PP? ¿De verdad con el partido que cada semana nos sorprende con una nueva trama de corrupción?

      • Alatriste dice:

        En primer lugar, porque eso no es lo que ha exigido Podemos. En las palabras de Iglesias “al menos” la mitad de los ministros serían de los suyos, incluyendo por si fuera poco absolutamente todos los ministerios clave, cuando la fría aritmética nos dice que solo tiene 65 escaños una vez perdidos los cuatro de Compromis, o bien 42 de Podemos “puro”, contra 90 del PSOE ¿De verdad crees que sería aceptable un gobierno en el que Podemos estaría fuertemente sobrerepresentado tanto en cantidad de ministros como en importancia de sus ministerios, incluso olvidando la envoltura del paquete? ¿Y encima cediéndole el control de instituciones tan insignificantes como la policía, el ejército y RTVE, y el control de la economía y las negociaciones con la Unión Europea, mientras que el PSOE se queda a cambio con puntales como Agricultura, Medio Ambiente, Cultura y Deportes? Hombre, por Dios, que se supone que estamos entre adultos…

        • MG dice:

          Pues sí, se supone que estamos entre adultos…

        • Molari dice:

          Lo que pide Podemos es bien claro: un gobierno de coalición PSOE-PODEMOS-IU proporcional a los votos.

          Y lo razonable es que se sienten a negociar los ministerios que tendría cada uno y las líneas generales de reforma de los próximos años. El resto son interpretaciones forzadas.

Comments are closed.