mercado laboral

Dualidad laboral y socialdemocracia – Revista Eines

20 Ene, 2016 - - @jorgegalindo

Aunque el espacio dedicado a la política (y a la economía incluso) de todos los medios y discusiones esté totalmente ocupado ahora mismo por pactos, grupos parlamentarios, negociaciones y encuestas, nuestros problemas estructurales siguen ahí, esperando a que resolvamos la gobernabilidad para ver qué hacemos con ellos.

Uno de estos problemas es la precariedad laboral. Un tema del que no nos cansamos de hablar desde Politikon, tanto en esta web como en otros foros. El último número de la revista Eines de la Fundació Josep Irla (vinculada a ERC) es un ejemplo. La Fundació tuvo a bien invitarme a escribir sobre dualidad laboral como reto para la socialdemocracia. Aquí puede leerse el resultado (pdf). La cuestión central es qué puede hacer la socialdemocracia ante la prevalencia de la precariedad. Una situación de la que ella misma fue cómplice en su origen, pero que también está preparada para enfrentar, al menos en teoría, si seguimos el tradicional papel del centro-izquierda de ideología moderadora entre la libertad económica y las nuevas desigualdades.


23 comentarios

  1. Pepe Alonso dice:

    ¿Sería posible un link a la versión original del artículo en castellano?

    Un saludo

  2. Jorge dice:

    Aparentment s’ha de escriure “l’Estat espanyol” i “l’Estat francès” (no Espanya ni França) però no hi ha cap problema en escriure Grècia, Itàlia, Dinamarca, Alemanya, Suècia, Polònia, Portugal (en lloc de l’Estat grec, l’Estat italià, l’Estat alemany, l’Estat suec, l’Estat polanès, l’Estat portuguès). Em pareix lamentable que un acadèmic usi la absurda “newspeak” política als seus articles.

    Lo segundo que me parece curioso es que en un artículo sobre posibles soluciones al sangrante problema de la dualidad laboral desde el ámbito político – legislativo se pueda hablar de “flexiseguridad” pero ni se mencione ese “contrato único indefinido” que tan fervientemente defiende (defendía?) Politikon, (véase http://uncontratoparaemplearlosatodos.es/ )

    “La dualidad e ineficiencia del mercado laboral constituyen uno de los principales problemas de España, y el contrato único indefinido es una medida adecuada para paliarlo.”

    Potser la combinaciò de “Espanya” i una de les principals mesures de C’s a la misma frase fan patir a l’editor de la revista d’ERC? ¿O ya no suscribe Politikon la frase citada arriba y el resto de argumentos de la mencionada página a favor del contrato único indefinido?

    Records des de l’Estat espanyol!

    • Jorge Galindo dice:

      1. Si te digo la verdad, ni siquiera recuerdo cómo lo escribí. Y, personalmente, es la clase de cosa que me parece poco relevante.

      2. “El editor de la revista de ERC” no ha hecho ningún comentario del estilo, huelga decir. Tampoco ha habido censura previa por mi parte. Sigo pensando que un contrato único indefinido con indemnización marginalmente decreciente es una buena idea para España. Lo digo cuando lo creo pertinente, faltaría más. Me parecía que en una discusión sobre el futuro de la socialdemocracia pararme a hablar de una medida tan específica era perder espacio que podía dedicar a otras cosas. Pero entiendo que haya quien piense de otra manera. Lo que no me cuadra tanto es que la omisión implique cambio de criterio. No es así.

      Ahora bien, tampoco creo que el contrato único sea la solución a todos nuestros males laborales. Pensar eso sería absurdo. Y esto es algo que siempre he defendido 🙂

      • Alatriste dice:

        Pues lo es y mucho, Jorge. No es lo mismo ser un reformador que un hereje, no es lo mismo definirse como antiabortista que como “pro-vida”, como “pro-elección” o “proderechos de la mujer” que como proaborto, ser “pro-gun” que “pro-freedom”, ni es lo mismo “negro” que “afroamericano”, y no es lo mismo escribir “España” que “estado español”, igual que no es lo mismo “Euskadi” que “provincias vascongadas”; es un código de comunicación tácito que se emplea – en general con gran eficacia, debo añadir – para señalar la ideología de quien escribe.

        Y por cierto, no soy capaz de expresar cuánto me sorprende que la revista de ERC no tenga edición en castellano/español. I’m shocked, shocked to find that monolingualism is going on in here… Pero ese es otro tema para ser tratado en otro momento.

  3. M. Oquendo dice:

    Apreciado Jorge, llega un momento en el que hay que tomar partido y ya no se puede jugar a todas las barajas.

    Un medio español que se niega a proporcionar originales en el idioma común que es uno de los tres más hablados del mundo es un medio sectario y excluyente. Nada nuevo conociendo el percal.

    Es una pena porque el tema es de interés general y excede el ámbito estrecho de las figuras contractuales concretas.

    Por otra parte no me parece muy práctico hablar de contratos laborales en abstracto, –independientemente, por ejemplo, de la Estructura Productiva Industrial o de la de Servicios de alta temporalidad de los que tantos tenemos–.

    Tampoco se puede desvincular el asunto de los Tratados Supranacionales que –de buen grado o forzados– han venido firmando los partidos políticos gobernantes. Todos callados o aplaudiendo.

    Estos tratados son cruciales para que haya iniciativas productivas o mostrar claramente que son racionalmente impensables.

    El planteamiento del partido que te pide el artículo nace viciado lo cual dice mucho del papel sistémico que ellos mismos se asignan ( además de servir de modus vivendi de sus cuadros).

    Un saludo cordial.

  4. Pistacho dice:

    Pas de version en français? Intolérable. C’est un sujet très intéressant aussi en France, vous n’avez pas le droit à vous exprimer en utilisant la langue de votre choix si cela peut nous empêcher de comprendre vos articles. Fasciste!

    Sí, lo ideal sería que hubiese una versión del artículo también en castellano. Y otra en inglés. Y podríamos seguir.

    ¿De verdad estamos cuestionando el derecho de una persona a escribir SU artículo donde quiera y en la lengua que le apetezca? Alucino.

    • Pepe Alonso dice:

      No. Lo que estamos cuestionando es el derecho de poder leer un artículo ORIGINALMENTE ESCRITO EN CASTELLANO (que yo sepa Jorge Galindo es madrileño y no escribe en catalán).

      • Pistacho dice:

        Pero es que no tenemos ese derecho. Es SU artículo y lo publica como quiere y donde quiere.

        No conozco las razones que tiene para no enlazar una copia en castellano, si tiene tal vez un contrato de exclusividad con la revista, si lo ha escrito directamente en catalàn o si sencillamente no le apetece poner el enlace. Pero respeto lo que cae en el àmbito de lo privado. No estoy en lugar de exigir a nadie.

        Y evidentemente mi comentario no iba por el tuyo anterior, que era una simple pregunta escrita respetuosamente.

        • M. Oquendo dice:

          Lo pintemos como lo pintemos, lo que hace ERC es excluyente y de mal gusto.

          Supongamos que estamos trescientos en una sala de conferencias, y todos entendemos los idiomas A (español) y B (inglés) incluido el conferenciante.

          Comienza el acto y, tras las presentaciones, el conferenciante, que se maneja perfectamente en A y en B pasa a expresarse en C que, de los 300 asistentes al acto,…………………….. entienden 5 personas.

          Es evidente que el Conferenciante no está interesado en Comunicar sus ideas y que se dedica a otros menesteres. Estupendos pero ajenos a los 295 restantes.

          Esto, estimado Pistacho, define esa mentalidad, egocéntrica, excluyente y narcisista propia de personas propensas a usar a hijos ajenos para replicar su problemática identidad.

          Y ya va siendo hora de decírselo de frente para que, por lo menos, muestren una mínima educación.

          Saludos

          • Pistacho dice:

            No lo veo así.

            ERC es un partido nacionalista catalán, para más señas, independentista. Evidentemente lo que se publique en una revista afín va dirigido a sus votantes potenciales, y escogen la lengua en consonancia. No veo nada de mala educación en ello, es pura coherencia.

            Otra cosa es que yo no sea un votante potencial de ERC por no ser catalán ni estar remotamente cerca de sus ideas nacionalistas y eso me moleste mucho y me caigan mal, pero la elección que hacen en cuanto a idioma para la revista es perfectamente lógica y no tiene nada de excluyente, pues quien pueda quedar excluido sencillamente no es su público objetivo, no va dirigido a ellos.

            Siguiendo con tu metáfora, ERC monta una conferencia e invita a sus votantes potenciales. La conferencia es en C, que todos sus posibles votantes entienden, evidentemente. Los que no hablamos catalán no estamos invitados, pero Jorge Galindo resulta que ha enviado material a esa conferencia y nos lo enlaza, porque le apetece. No nos enlaza una traducción, porque no le apetece. Pues ya está. El que pueda y quiera que la lea y el que no, pues no. De igual modo que pasaría si nos enlazase un artículo en inglés pero no la traducción (porque no, ni mucho menos todos los españoles entienden inglés).

            En resumen: la actitud de ERC es completamente coherente y respetable, y en la de Galindo no me meto porque es muy libre de hacer lo que le dé la gana, o lo que haya acordado con la revista, con los artículos que escribe.

            Pero para qué darle más vueltas: agree to desagree.

            Por cierto, me he leído la presentación, y sin hablar ni papa de catalán me he enterado bastante bien. Con lenguas tan próximas a veces es simplemente ponerle un poco de buena voluntad.

            • M. Oquendo dice:

              Tienes razón al verlo desde ese ángulo pero recuerda que el poble que no coneix la seva història està condemnat a repetir-la.
              Bona nit.

        • Pepe Alonso dice:

          Mucho me temo que Jorge Galindo no ha decidido ni mucho menos que su artículo se publique sólo en catalán.

          Lo que me temo que ha ocurrido es que él lo ha escrito y enviado en castellano, la revista lo ha traducido al catalán y luego ha decidido que la versión original del artículo no se publica. Supongo que por la única y estúpida razón de marcar fronteras lingüísticas aunque ello suponga que el artículo tenga una menor difusión.

          • Pistacho dice:

            No voy a entrar a valorar hipótesis, pero desde luego en tal caso poco o nada podría reprochársele a Jorge Galindo.

            En todo caso, corríjanme si me equivoco, pero en ocasiones cuando uno colabora con una publicación no le permiten enlazar el artículo más que a dicha fuente, por razones obvias.

            Lo que me molesta es que si se enlaza algo escrito únicamente en castellano, inglés, francés, mandarín o farsi no pasa nada, pero como esté en una lengua cooficial española ya andamos todos con la mosca detrás de la oreja y deseando ofendernos.

            Encima cuando es el propio autor quien enlaza SU artículo porque le apetece difundirlo.

            • Pepe Alonso dice:

              Que yo sepa nadie le está reprochando nada a Jorge Galindo. La decisión de traducir su artículo y publicarlo exclusivamente en catalán es de la revista y no suya.

              En cuanto a su argumentación de que si estuviera escrito en cualquier otro idioma no pasaría nada, lo siento pero no se sostiene por ningún lado. No son lo mismo el inglés, francés o farsí que la lengua materna de más del 50% de los catalanes.

              Como ya he comentado, se trata de imponer en la práctica una sola lengua como oficial (al igual que el franquismo intentó hacer sin éxito durante 40 años) y marcar fronteras (lingüísticas, en este caso) en vez de superarlas.

              • Pistacho dice:

                Aha. Entonces una revista o un periódico que se publique, por ejemplo, en Galicia únicamente en castellano, ¿está intentando imponer éste sobre el gallego (lengua de más del 50% de los gallegos)?

                Porque te puedo poner varios ejemplos. Pero no me parece que estén siendo excluyentes o sectarios, sinceramente.

                Otra cosa es que no estemos de acuerdo políticamente con ERC y aprovechemos cualquier excusa para criticarlos. Pero hay que acostumbrarse de una vez a que expresarse en la lengua que a uno le apetezca es algo normal siempre, no sólo cuando es la nuestra. Quien no la entienda puede, con toda lógica, no darse por aludido y santas pascuas.

                Y estoy a años luz de ser un nacionalista periférico, que conste. Pero es que otorgando automáticamente carga ideológica a una lengua le estamos dando la razón a los nacionalistas, precisamente. Creo que sería bastante más positivo que, quien no entienda el catalán, pase del artículo y a otra cosa mariposa, en vez de estar todo el día buscando razones para ofendernos.

                En fin, de nuevo, agree to desagree.

                • Poliandrico dice:

                  El mejor idioma sin duda es el español LATINO weys.

                • Alatriste dice:

                  En primer lugar nadie está, me parece, discutiendo su derecho a editar una revista exclusivamente en catalán, en inglés, en quenya o en latín eclesiástico altomedieval si les da por ahí. It’s a free country, they say.

                  Pero que un partido político catalán edite su revista exclusivamente en la lengua de la mitad de los catalanes tiene una fuerte carga ideológica. No es que se la demos nosotros, es que la tiene inherentemente. Es de cajón. Y su monolingüismo resulta más elocuente que un millón de discursos y diez millones de programas electorales sobre la Cataluña “integradora”, “abierta” y “plural” que crearían si pudieran.

                  • Pistacho dice:

                    Repito entonces: tiene la misma carga ideológica (de signo contrario, evidentemente) publicar una revista exclusivamente en castellano en una región bilingüe? Es igual de censurable?

                    • Alatriste dice:

                      Buena pregunta.

                      Primera aproximación a la respuesta: la situación no es simétrica. Una lengua es de todos, otra solo de una parte; si un partido político emplea en su revista la lengua de todos no es lo mismo que si emplea la de solo una parte. No es distinto que si uno crea una página de Internet en inglés o en tailandés (escogido para que rime); en un caso quiere dirigirse a todos, en otro se intenta deliberadamente que solo la visite un cierto grupo de personas. Peeerooo…

                      Respuesta definitiva: si en la revista de otro partido político en Cataluña (digamos que la de Cs, suponiendo que exista, cosa que ignoro) no apareciese ningún texto en catalán, obviamente eso también tendría una carga ideológica. Es evidente.

                      En resumen, que no me parecería serio decir que una revista del PSOE, o del PP, o de Podemos, debería tener versiones en castellano, gallego, bable, leonés, aranés, vasco, catalán y valenciano, y perdón si se me olvida alguna, que no quiero ofender a nadie. Sería el paraíso de los traductores, pero un absurdo despilfarro del dinero de los ciudadanos… más allá del que ya son esas revistas en mi opinión. Pero sí me parece serio decir que el órgano regional de los mismos partidos debería ser bilingüe, con los textos en la lengua escogida por sus autores. Si todo fuese exclusivamente catalán, o vasco, o castellano, o lo que sea, eso querría decir algo y lo haría a gritos.

                    • Pistacho dice:

                      Bueno; es evidente que no estamos del todo de acuerdo, pero me parece una respuesta perfectamente coherente y razonable.

                      Un saludo.

  5. En serio dice:

    A ver, la discusión tonta de la semana. Jorge Galindo es valenciano y probablemente escriba en catalán. Os gusta darle vueltas a las cosas, en serio.

    • Pistacho dice:

      XD

      Pues anda que no hemos mareado la perdiz con la tontera.

      En fin. El artículo està muy bien, a todo esto.

Comments are closed.