Generales 2015

España tras el 20-D: ¿en el centro o la periferia de Europa?

22 Dic, 2015 - - @polmorillas

El paisaje político español se ha europeizado. Aunque resiste, el bipartidismo ha dejado paso a un parlamento multicolor, fase previa a la instauración de la cultura del pacto que domina en 20 de los 28 países de la Unión Europea. Y si la pluralidad del nuevo Congreso reviste europeización, se libra, en cambio, de lo peor de la política europea: seguimos siendo una buena excepción con la ausencia de representación parlamentaria de las ideas xenófobas y euroescépticas que condicionan la agenda política de buena parte de estos 20 países.

Sin embargo, el mapa político que dejan las pasadas elecciones no estuvo precedido de una mayor penetración de la agenda europea en campaña. El partido ganador, el Partido Popular, trató de evitar la asociación de sus políticas con las recetas de austeridad de Alemania y las instituciones europeas. Con el pacto sobre el artículo 135 de la Constitución aún en la retina de muchos ciudadanos, el segundo partido del parlamento, el PSOE, tenía poco interés en que se le acusara de seguidismo de estas mismas políticas, de las que el socialista francés François Hollande ha sido co-protagonista. Podemos, faltado de un programa europeo claro, evitó ser asociado con la “claudicación” de Alexis Tsipras tras la firma del tercer paquete de rescate y centró su discurso en “recuperar la soberanía”.

Pero será en los días posteriores a las elecciones cuando se verá si España se sitúa en el centro o en la periferia de Europa. En este mismo centro, los líderes europeos pueden estar preguntándose hoy si no sería buena idea incidir a favor de la gran coalición PP-PSOE, con el fin de garantizar la estabilidad de la cuarta economía de la eurozona. Sin referirse a posibles coaliciones, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ya se ha pronunciado a favor de un “gobierno estable” en España.

Las fuerzas de izquierda en la periferia de Europa intentan, en cambio, capitalizar los buenos resultados de Podemos para situar a España en el bloque del sur junto a Portugal y Grecia. El mensaje de felicitación a Podemos de Tsipras, declarando por Twitter que “la austeridad también ha sido derrotada en España”, puede traducirse en un deseo de alianza de izquierdas entre el PSOE, Podemos y Esquerra Republicana, entre otros.

Pero he aquí una paradoja tras el 20-D: ni el centro de Europa puede seguir funcionando al margen de la periferia ni la periferia podrá subsistir sin un sustento fuerte en el centro. Las elecciones generales inauguraron un periodo de difíciles coaliciones post-electorales, en los que la estabilidad de la legislatura y los pactos para la reforma serán complejos. España es necesaria para acometer las reformas de la eurozona de aquí a 2025, fecha en la que el Informe de los Cinco Presidentes prevé completar la Unión Bancaria, avanzar en la Unión Fiscal y democratizar la eurozona.

Algo parecido sucedería si las nuevas fuerzas de izquierda decidieran hacer frente común en Europa. La periferia difícilmente podrá hacer realidad la tan evocada “unión del sur”. Cuando los social-demócratas de Zapatero, Renzi y Hollande intentaron hacer frente común ante la Alemania de Merkel, vieron cómo las preferencias nacionales truncaban el bloque progresista del sur. Hollande se decantó por dar prioridad al motor franco-alemán, con lo que la agenda de la austeridad quedó huérfana de liderazgo político en el centro de Europa. Con la nueva izquierda puede suceder algo parecido: para que Europa cambie no será suficiente una unión con la Syriza de Tsipras o el Partido Socialista portugués y sus aliados. El puente con el centro político de Europa (como mínimo con la Francia de Hollande) será imprescindible para cualquier reforma de calado de la eurozona o la UE en general.

Cómo aseguraba en sus discursos otra de las fuerzas de este escenario de cambio político, Ciudadanos, una España reformada podría aspirar a convertirse en la Dinamarca del sur. Por el momento, si de la periferia del norte de Europa adoptamos su cultura del pacto y los gobiernos de coalición, ya habremos avanzado un poco más en nuestra propia europeización. Y si ello ayuda a avanzar en la reforma de Europa en colaboración con su centro, doble victoria.

 

Este artículo ha sido publicado también en CIDOB.


11 comentarios

  1. EB dice:

    Por fin un post que hace referencia a España en la UE, aunque se equivoca primero en cuanto a la UE y segundo en cuanto a España en la UE. No puede ignorarse el fuerte golpe que ha significado para la UE su incapacidad grotesca para fijar siquiera una política exterior seria y eficaz frente a una amenaza que podría convertirse en muy grave. Nadie está en condiciones de evaluar la gravedad de la amenaza islámica radical a todo el mundo y a Europa en particular, pero no puede ignorarse como Europa lo ha hecho por décadas y mucho menos reaccionar histéricamente como lo ha hecho Hollande para revivir su fracaso político o como lo ha hecho Merkel para fingir solidaridad y compasión con los refugiados. No cabe duda que la agenda de la UE estará centrada en la política exterior y si fracasa en tomar una posición seria y eficaz, lo demás no importa–incluyendo el desafío británico y los intentos cuasi-revolucionarios de la izquierda obsoleta en Grecia, Portugal, Italia y España. La UE parece haber entrado en la etapa de la larga agonía donde sólo la gran burocracia ya instalada dará testimonio de su existencia. Esta nueva situación archiva planes de expansión y plantea la cuestión de cuánta soberanía será devuelta a los estados-nación miembros.

    En cuanto a España, el post se equivoca primero en la comparación con otros países de la UE (cada país enfrenta situaciones con diferencias importantes que no pueden ignorarse). Hay un punto, sin embargo, en que la situación es común a todas las democracias constitucionales. Me refiero a que en todos los tipos de sistemas políticos de las democracias constitucionales, la formación de coaliciones y también la formación de gobiernos suponen largas negociaciones para asegurar un mínimo de gobernabilidad. Para formar gobierno hay que formar coaliciones (de facciones o partidos o cualquier otro nombre que se les den), y no hay un único tipo de coaliciones como tampoco hay un único tipo de gobierno. Para que España sea como Dinamarca se requieren cambios fuertes a nivel de personas (en particular, de las personas con ambiciones políticas), cambios que en alguna medida (difícil calificar su importancia) sí dependen de los incentivos de la institucionalidad de la política y el gobierno. Por supuesto, si uno cree que los cambios personales están limitados por un pasado biológico y cultural, tomará mucho tiempo antes de que España sea Dinamarca. O dicho de otra manera, copiar la institucionalidad danesa no es suficiente y quizás tampoco necesario.

  2. Alatriste dice:

    Esto no es la primera vez que lo digo, pero la experiencia catalana demuestra hasta qué punto uno puede tener un parlamento multicolor y que la cultura del pacto brille espectacularmente por su ausencia… y luego habría mucho que decir acerca de la supuesta carencia de partidos euroescépticos a la vista de las tendencias de una buena parte de la izquierda nacionalista y de Podemos; si acaso lo ausente es el euroescepticismo de derechas.

    Pero eso sí, por suerte parece que la política xenófoba no nos va demasiado.

  3. Félix dice:

    El pluripartidismo y la cultura del pacto no aseguran nada de nada. Recordemos la Italia de antes de “Manos Limpias”, pluripartidismo, pactos, hasta el gobierno del Pentapartito, y junto con eso corrupción e inestabilidad a tope. Y me parece que España tiene mucho más en común con Italia (catolicismo, cultura latina, historia en común tanto durante el Imperio Romano como durante los Austrias) que con Dinamarca.

    Por lo demás creo que Podemos está falto de programa europeo, no faltado

  4. karlitos dice:

    “La ausencia de representación parlamentaria de las ideas xenófobas”: pues hombre, cuando hay partidos que claman abiertamente que el resto de los españoles les roban, o que son una raza inferior (que, además, les somete injustamente…. jajaja), no tengo yo tan claro que no haya ideas xenófobas en el Congreso.

  5. Europeizarse no es bueno siempre y en todo. De hecho algunos pensamos que a quien necesitaríamos copiar un poco es a EEUU.

    Blog Pajas y obviedades – “América. La lección del maestro.”
    http://pajobvios.blogspot.fr/2015/11/america-la-leccion-del-maestro.html

  6. Joan Palau dice:

    Karlitos , se puede escorar pero no hasta tu extremo. Lo de la xenofobia y la raza inferior no cuela. Si quieres puedes plantear el debate en términos de solidaridad , transferencias o balanzas fiscales. Y hay que ser honesto. Vivo en Catalunya y soy independentista. Mi nombre está en la cabecera. Y me parece que nuestros comentarios no están a la altura del contenido del artículo. Empezando por el mio , que nada tiene que ver con el susodicho. Creo que no respetamos el trabajo de los ponentes. No sólo es una falta de respeto hacia ellos , es un signo de indigencia intelectual.

  7. Para mi que España a quien realmente se ha acercado es a Cataluña. Con un caos ingobernable.

    En particular Sánchez está dando muestras de estar tentado por una huida hacia adelante al verse cuestionado internamente, como Artur Mas en su día.
    Y Podemos ya le trata con el mismo medido desprecio que la CUP a Mas, pidiendo un presidente de izquierdas… pero otro.
    Blog Pajas y obviedades – “20D – Esperando a Susana Díaz”
    http://pajobvios.blogspot.fr/2015/12/21d-ni-adelante-ni-atras-solo-un-impasse.html

    Y la formación de gobierno… en el aire hoy y para el mañana.

    No tiene buena pinta, la verdad.
    Blog Pajas y obviedades – “20-D: La guerra de los medios. Imventario de daños”
    http://pajobvios.blogspot.com.es/2015/12/la-guerra-de-los-medios.html

  8. M. Oquendo dice:

    Hay otra división en Europa que es, quizás, más relevante que esa otra división (Cosmética y Simbólica en mi opinión) de si las políticas económicas son más o menos racionales o si se puede salir de una crisis estructural a base de créditos a corto para comer. Hand to mouth.

    Este debate es tan delirante que solo se puede sostener de manos del Populismo Peronista que se instala en el Sur de Europa (sin cereales, ganado ni petróleo y esperando que otros países paguen sus votos).

    El cisma importante es la División entre el Frente Anglo y el Carolingio.
    Unos, fieles Seguidores de las líneas Geopolíticas USA y el otro, Más Renuente.

    El hecho es que los grandes medios Españoles (2 Escritos y 2 TV’s) han promocionado al Frente Anglo –PSOE, C’s y Podemos– y han socavado sistemáticamente al Frente Carolingio (PP)

    Dos hechos de grandísima Relevancia para Europa

    1.Ucrania, Siria, Libia, Turquía, Daesh, etc por un lado y
    2. Relación Con Rusia –Sin Rusia, Europa no es globalmente relevante– por otro.
    No hay debate sobre el aspecto más importante de la Construcción Europea.

    Ambos asuntos han estado ausentes de las Agendas Electorales (lo cual es sorprendente en el caso de PSOE y Podemos que llevan en sus listas a una Ex ministra de Defensa y un ex-Tte. Gral de la Otan y –según circula–con el Visto Bueno del sector Anglo de esta organización). ¿Cómo se entiende?

    No solo eso, sino que este asunto que es estratégicamente el más importante para España y Europa, ………….no está en la agenda ni de Partidos ni de Medios.

    Saludos

  9. Una imagen para twitter (@BrainstormCarlo):
    Los radicales se están dando un festín con Mas http://cort.as/Vb9a y miran de reojo a Sánchez http://cort.as/aVRj

  10. Solcredito dice:

    Yo no comprendo como ciudadanos ha tenido tan poca representación, era la única fuerza que planteaba soluciones reales que a largo plazo podrían convertir España en un país competitivo a nivel mundial…Con un sistema comunista vamos a hundirnos aún más.

Comments are closed.