Economía

Gráficos: sí, renta y nivel de estudios están relacionados

18 Sep, 2015 - - @jorgegalindo

Cuando hace unos días saqué un compilado de datos sobre las elecciones catalanas del 27S empleando la encuesta preelectoral del CIS, el gráfico que más llamó la atención fue uno que ponía en relación nivel de estudios y voto o simpatía por partidos independentistas. Además de llevar a muchos a pensar (de manera falaz, claro) que un mayor nivel educativo daba más valor a un voto determinado (en una suerte de revisión del voto censitario), a otros les llamó la atención que diese por hecho que existía una relación entre los estudios acumulados por una persona y la renta de ésta. Como es un escepticismo que me he encontrado otras veces, he pensado que no sería mala idea sacar un par de datos de la Encuesta de Condiciones de Vida que realiza el INE con periodicidad anual para mostrar que este vínculo existe, y es además muy fuerte.

La primera figura muestra que las personas con estudios superiores tienen una renta media* muy superior al resto, hasta un 50% más que aquellos sin estudios o solo con formación primaria.

gra1

Sorprende el hecho de que las personas con formación secundaria tengan una menor renta media por persona y unidad de consumo que aquellos con menor nivel de estudios, pero la razón es probablemente que la mayoría de los españoles sin formación o con primaria son mayores de 65 años simplemente porque hemos ido eliminando progresivamente el abandono escolar antes de secundaria (el más tardío se nos resiste, como sabemos bien). Este colectivo tiene su renta bien protegida gracias a las pensiones, mientras que el inmediatamente superior en nivel de estudios está constituido en mayor medida por personas en edad de trabajar, más expuestas a los vaivenes de la crisis. De hecho, esto nos debería hacer pensar en qué está haciendo mal nuestro sistema de bienestar cuando dejamos que personas con un nivel formativo medio-bajo queden de esta manera expuestas a las inclemencias de la recesión.

El dato de riesgo de pobreza subraya aún más la diferencia entre las personas con estudios superiores y el resto, teniendo aquellos la mitad de probabilidades que los individuos con educación secundaria de segunda etapa de caer en tal situación que. Pero el ‘pico’ de los que tienen educación secundaria básica es aún más fuerte, abundando en la desigual protección de que disfrutan ciertos grupos ante las inclemencias económicas.

Detrás de estas medias se encuentran distintas distribuciones de individuos según el decil de renta al que pertenecen (del 10% más pobre al 10% más rico) en cada nivel de estudios.

gra2

Conforme avanzamos en la escala, la distribución pasa a estar más escorada hacia los deciles superiores, pero es que la diferencia de aquellos con educación superior es abrumadora. Más de un 50% de ellos están en los tres últimos deciles de renta. Casi un 25% está entre el 10% con mayor nivel.

Por descontado, el nivel de estudios no explica ni mucho menos completamente el nivel de renta. Ya hemos hecho referencia a la edad como una variable importante. No es la única. La renta y la riqueza están íntimamente relacionadas, y aquí no se observa nada que permita intuir el capital de un hogar determinado. También la posición en el mercado laboral: no tendrá mucho que ver una persona con estudios secundarios que se encuentre alternando desempleo y trabajos temporales con otra persona con el mismo nivel de estudios que sea accionista mayoritario de una promotora inmobiliaria. Las conexiones de que disponga una persona le pueden ayudar a escalar socialmente más allá de lo que cabría esperar por su nivel de estudios.

Tomemos un ejemplo hipotético pero factible: si un joven madrileño de 31 años con un master en bioquímica que se encuentra en este momento en el paro se compara con un empresario de 55 años bien conectado en su pueblo natal de la costa alicantina que solo se sacó bachiller, pero montó una pequeña pero próspera constructora en 2001 y pudo salvar un mínimo de capital de la quema, al joven le podrá parecer que el nivel de estudios es mal factor para explicar el nivel de renta en España. Sin embargo, si el mismo joven se compara con la hija de 26 años de ese constructor que, pongamos, decidió no sacarse ni una carrera ni un ciclo superior en su día, la renta esperada de la última en el largo plazo es muy probablemente menor a la del bioquímico.

En esencia, sabemos desde hace mucho tiempo que el capital humano es uno de ellos, y es uno de los más fuertes. Algo que no deberíamos olvidar si queremos que España salga, de verdad, adelante.

*Nótese que los datos de renta media que da la Encuesta de Condiciones de Vida no son transferibles directamente a frases como “una persona con X nivel de estudios ganará Y euros al año de media”, pues la unidad de análisis es el hogar y dentro de cada hogar los individuos representan lo que se llama una “unidad de consumo”. Más info.


10 comentarios

  1. […] Gráficos: sí, renta y nivel de estudios están relacionados […]

  2. Epicureo dice:

    En Estados Unidos, donde tanto la desigualdad de ingresos como la educativa son mucho mayores, la brecha entre los ingresos de los que tienen secundaria y los de los universitarios es varias veces mayor. En Suecia, donde ocurre lo contrario, seguramente es mucho menor. Esto debería hacer pensar también que la distribución de los indudables retornos de la inversión educativa no es algo automático ni independiente de decisiones políticas.

    Al menos aquí, la generalización de un nivel educativo ha conllevado una devaluación del mismo. Para conseguir los ingresos reales que hace 30 años tenía un licenciado o incluso un oficial, ahora es necesario tener un máster (por lo menos). Si ir a la universidad solo te permite esperar unos ingresos de poco más de 1000 euros al mes, que en muchos países europeos no es ni el salario mínimo, falla algo más que la inversión educativa.

  3. Estilpon dice:

    La hipotética ubicación territorial no era necesaria para soportar la tesis de las relaciones… O sí, si consideramos la ubicación de sedes empresariales cerca de donde se configura el BOE…

  4. felipe dice:

    Si no me pone la varianza no me vale

  5. […] universitaria te deje mejor preparado para tu vida futura en cuanto a perspectivas económicas (las estadísticas así lo muestran) y otra muy distinta que te garantice el encontrar un trabajo, especialmente bien pagado. No te […]

  6. Javier dice:

    Esas estadísticas demuestran correlación, y no muy fuerte. Pero NO demuestran causalidad.

    La causalidad bien puede ser a la inversa. En España los estudios universitarios no valen mucho por los conocimientos que se imparten en nuestras mediocres universidades. Pero tienen un innegable valor de señalización social. Casi todos los padres que pretendan señalizar que son de clase media o mayor obligarán a sus hijos a estudiar.

    Esto lleva a una profecía autocumplida: los hijos de la gente con más dinero tienen la tendencia a heredar ese estatus y también, de forma independiente, a estudiar en la Universidad.

    Irónicamente, el valor de señalización de cualquier cosa se pierde si se subvenciona.

    Los partidarios de subir el «capital humano» lo tendrían más fácil si midieran la correlación entre la renta y la posesión de bolsos de Loewe. Apostaría a que es una correlación muy señalada. Así, para que todos fuéramos ricos bastaría con comprarle a todo el mundo un bolso de Loewe. Al fin y al cabo sale mucho más barato que perder el tiempo en la Universidad.

    • Hain dice:

      Claramente el título dice que estan relacionadas, no causalidad.
      Y no creo que los padres que obligan a sus hijos a estudiar sea por marcar estatus social.

      Hay muchas empresas, sobretodo las mayores, que exigen para los puestos más remunerados formación universitaria: másteres para ejecutivos, doctorados para puestos de investigación.

      Sin formación superior, a estos puestos no se puede acceder, lo que es un factor que influye en la relacion estudios-renta.

      No todo es ser “hijo de papá” como propones

      • Javier dice:

        Creo que no has entendido lo de la señalización.

        Los padres de un nivel de renta alto obligan a los hijos a estudiar porque consideran que es un señalizador social. No sólo sirve para señalizar renta en el caso de las instituciones privadas sino que es un señalizador en el mercado de trabajo (Michael Spence hizo un paper al respecto en 1973). Como los estudios han costado un esfuerzo, el título de una Universidad española da una señal fiable al empleador de que el que ha estudiado es más trabajador que los demás.

        En el caso de Universidades no españolas la señal podría ser además de que el que tiene un título posee habilidades y conocimientos útiles.

        Notarás que esta señalización sólo sirve para elegir los mejores candidatos a un empleo de entre varios. Es un juego de suma cero. Y por lo tanto no hay ningún beneficio en ese sentido si se extiende la señal a toda la población. Al contrario: las ventajas de la señalización desaparecen para los que tienen un título. En ese caso los empleadores se fijarán en otras señales.

        Respecto a lo que argumentas de los puestos que exigen un título, son estadísticamente irrelevantes.

        Si, para ser investigador hay que tener un doctorado en el ámbito concreto. ¿Cuántos puestos de investigador hay por cada licenciado en biología o física? Para ser un ejecutivo hay que tener un máster. ¿Cuál es la proporción entre licenciados de máster y ejecutivos?

        En las últimas décadas la población española se ha introducido con calzador en la universidad, lo que ha implicado inevitablemente un bajón en la calidad de la educación universitaria. El número de estos puestos sin embargo no ha crecido, la estructura productiva sigue siendo la misma y era pensamiento mágico creer que iba a cambiar sólo por dar títulos a troche y moche.

        http://www.jjmccullough.com/index.php/2013/02/19/inflated-logic/

        • Epicureo dice:

          Lo del bajón de la calidad de la educación universitaria es dudoso. ¿Acaso en los 70 nuestras universidades eran de nivel internacional? Me parece que no. Lo que pasa es que, al ser más selectivas, los egresados resultaban ser los mas dotados (intelectual o socioeconómicamente). Ahora tenemos licenciados de menor calidad, pero no porque haya empeorado la educación.

          Lo demás es cierto. Las carreras se valoran mucho más como marca social (entre otras) que como indicador de conocimientos y habilidades. Pero creo que eso es en todas partes. La idea de que las universidades extranjeras preparan de maravilla para trabajar, al contrario que las de aquí, es un mito. De hecho, es habitual en muchos países que no te permitan ejercer como profesional si no has estado unos años trabajando en prácticas. Por algo será.

  7. […] pobreza. Analizar el riesgo es algo muy importante en nuestras vidas, y Jorge Galindo (Politikon) ha realizado un estudio sobre la renta y el nivel de estudios, del cual compartimos la siguiente […]

Comments are closed.