Política

Podemos y la centralidad en la izquierda

5 Nov, 2014 - - @jorgegalindo

Una idea muy repetida por Pablo Iglesias es la búsqueda de la ‘centralidad’ en la política española. Hay muchas maneras de interpretar tal afirmación. A la luz de los datos que ya teníamos y de los que hoy nos ofrece el CIS, mi visión es que la centralidad de Podemos es la centralidad en la izquierda. Su objetivo no es, o no debería ser, convertirse en una propuesta “ni de izquierdas ni de derechas”, totalmente transversal. Tampoco se trata de un partido con base ideológica extrema. Ni mucho menos una formación de centro aideológico. Podemos se está colocando en el centro de la izquierda, y es desde ahí que preparan su asalto al poder. Los daños colaterales son el PSOE e IU: el primero como principal fuente de votos, sí, pero el segundo como probable herido de muerte porque empezaba con una base mucho más exigua.

Comencemos por observar la estimación de voto* a Podemos (lo que el CIS llama Voto+Simpatía, es decir, con la ‘cocina’) según posición declarada en una escala ideológica de 1 (extrema izquierda) a 10 (extrema derecha).

ideología

A la vista queda que Podemos es capaz al mismo tiempo de recoger los votos de la mayoría de la extrema izquierda (1, 2) y mantener unos valores importantes, casi dominantes en el centro-izquierda (4, 5). IU, por contra, se ‘muere’ rápidamente conforme se acerca al centro. El PSOE, por contra, estrecha su espacio de influencia a la izquierda moderada.

Las dinámicas de ubicación ideológica tienen, lógicamente, su impacto en la estimación de apoyos a Podemos según el recuerdo de voto en noviembre de 2011.

recuerdo voto

Izquierda Unida recibe un ‘palo’ importante, pero también el PSOE lo hace. Sorprende un tanto el incremento del daño a UPyD con respecto a julio, lo cual indica lo bien que le va a Podemos en el eje nuevo-viejo centrado en la lucha contra la corrupción. Y, por supuesto, la nueva formación recoge bastante de los antiguos desencantados y los nuevos votantes.

Todos estos datos son, recordemos, estimaciones de intención de voto según cada segmento considerado. Entonces, si el denominador es pequeño (por ejemplo, votos nulos en 2011 o personas que se declaran “1” en la escala ideológica), el porcentaje será normalmente más grande. Es decir: para saber cuáles son las fuentes principales de apoyo a Podemos tenemos que obtener los porcentajes sobre el total de estimación de voto a la nueva formación. Una vez realizamos este ejercicio la búsqueda de la centralidad de la izquierda se vuelve transparente.

Para empezar, la inmensa mayoría de votos previstos para Podemos vienen de personas ubicadas entre el 3 y el 5 en la escala ideológica. Esto es, el grueso de la izquierda (y también de la parte más importante del electorado).

Screen Shot 2014-11-05 at 11.11.22 AM

 

Como vemos, la distribución ideológica del voto a Podemos es una especie de versión algo más extremada (pero no mucho más) de la distribución media de los ciudadanos españoles. Ahí es donde se encuentra la centralidad, digamos, por simplificar: en el 3.

Para seguir, son los desencantados con el PSOE el granero de votos más importante para Podemos.

procedencia partidos

A Podemos, por tanto, le importa, por este orden: sacar a gente del PSOE, meter a desencantados en el sistema, y solo en última instancia extraer votos de IU y, en menor medida, del PP y de UPyD. Bajo mi punto de vista, la mayoría de las pérdidas de estos últimos partidos hacia Podemos se deben, sobre todo, a la falta de capacidad de adaptación de los mismos. Simplemente, no han sabido reaccionar al reto (tampoco el PSOE ni IU, por el momento).

En una sola frase: Podemos crece desde el centro de la izquierda. No es (solo) un partido que nace del enfado, de la ira ni del desencanto, a pesar de que estos factores puedan jugar un cierto papel a la hora de ofrecer apoyos suplementarios, o una ventana de oportunidad. Podemos viene por la izquierda, y eso significa una base ideológica y un (futuro) programa de acción, si se confirman sus perspectivas de voto. Que se atenga a las consecuencias quien, desde otros partidos, piense lo contrario.

*Nota: en este artículo uso “estimación de voto” referido a la variable denominada como “voto+simpatía” del CIS, que es la que se ofrece con los cruces necesarios.


31 comentarios

  1. […] La centralidad en la izquierda […]

  2. juan dice:

    ¿Se tienen datos para hacer una gráfica que compare autoubicación ideológica por oleada?
    Podría resultar que la gente trata de autoubicarse “por coherencia” allí donde sospecha que está ubicada la opción a la que votará, o por lo menos en un radio cercano en función a si preferiría que estuviese un pelín más a su derecha o a su izquierda.

    • Santiago dice:

      Sería interesante mirarlo.
      De todas formas, la media creo que es difícil que cambie mucho, y no se tienen datos individuales para comparar cambios a nivel individual, que sería lo ideal.

      En cualquier caso, lo que no creo que puedas sacar es la relación causa-effecto a la que apuntas. Podrás ver una correlación, pero no sabrás si la gente decide primero el partido que le gusta, y luego ajusta su respuesta sobre el eje ideológico, o si al cambiar su eje ideológico por las circunstancias, cambian su intención de voto.

  3. Un artículo muy descriptivo. Por los datos veo tres amenazas al voto de Podemos:

    1) Que cobre fuerza un partido alternativo a los tradicionales por el centro, digamos que del 3 al 7 en la escala. El nivel de exigencia a Podemos sería mayor, la gente confrontaría sus propuestas con las de la nueva alternativa. Si surge, y saben afrontar la alternativa con éxito, puede ser su oportunidad para demostrar que sean una opción de gobierno, pero puede suceder lo contrario y que su voto, incluso parte del situado más a la izquierda se decante por la otra opción porque parezca más solvente.
    2) Que cada vez sea más complicado robar votos al PSOE. Si el PSOE toca suelo, Podemos perdería su principal fuente de nuevos apoyos. Por otra parte, para ganar apoyos el PSOE tendrá que ofertar una opción de regeneración lo más creíble posible, lo que se supone que sería valorado positivamente por Podemos, porque generaría la opción de llegar a acuerdos entre ambas formaciones.
    3)Que el voto del Partido Popular se movilice. Un partido que en las elecciones anteriores obtuvo mayoría absoluta no se puede esfumar, sus votos a algún sitio tendrán que ir. Si una parte sustancial va a la abstención, Podemos será uno de los beneficiados, porque con los mismos votos su porcentaje será mayor. Igual que el PSOE, creo que al PP le beneficiaría un giro reformista.

    Yo creo que lo mejor que podría aportar Podemos es que los partidos tradicionales, y también los nuevos, tomen cada vez más en serio la necesidad de regeneración, que es donde todos los partidos deberían converger. En ese caso Podemos podría morir de éxito, llevaría a todos los partidos al debate necesario de la regeneración, pero obtenidos acuerdos generales entre todos los partidos para la regeneración, que estoy convencido que habrá de obtenerse entre todos los partidos, su atractivo perdería fuerza.

    Un cordial saludo.

    • juan dice:

      Gonzalo, la palabra “regeneración” está siendo repetida y repetida pero no significa nada. ¿Van a cambiar algo los que pagaron su sede en negro?¿Van a cambiar algo los que votaron mecanismos de intervención light en el tema de los EREs lo que facilitó el fraude masivo? PSOE y PP solo podrían regenerarse si se fueran todos los actuales cargos a casa, y ni así, porque hace una década que nadie con una experiencia profesional se asoma por allí. Solo legiones de juventudes y nuevas generaciones carroméricas, queriendo iniciar una carrera remunerada en la política.

      • Por un momento olvidemos a las personas, Juan. Yo creo que si no inician medidas para que todo órgano regulador o de control, incluida la justicia, sea más independiente; si no se evitan las jubilaciones doradas en la empresa privada, sin saber muy bien por qué un político cuando fracasa en la política puede ser un activo valiosísimo en la gran empresa; si no se lucha contra el clientelismo; si no se exige mayor transparencia; si no se favorecen los mecanismos de participación dentro de los partidos; los partidos tradicionales, incluidos los nacionalistas, están perdidos. La corrupción no es solo un problema moral, que lo es indudablemente, sino una perturbación para el buen funcionamiento del país. Dado que no estamos hablando de hechos aislados, es una perturbación que incide de forma demasiado profunda en la vida de los españoles como para que no la castiguen electoralmente. Además los españoles cada vez somos más conscientes de que no sólo es lo que roban, sino lo que perturban. Por la cuenta que les trae, si no quieren promover su propia desaparición, deberán promover medidas que permitan a España superar una perturbación insoportable. Creo que lo harán, con unas personas o con otras.Las reformas que necesita la regeneración política no son muchas ni muy sesudas, no requieren de la participación de profesionales muy especializados como sí se necesitan en otros ámbitos como los de las reformas en la regulación de muchos sectores. Y estoy convencido que lo tendrán que hacer juntos todos los partidos.

        Un cordial saludo.

        • juan dice:

          Gonzalo, sí es un tema de personas, ¿por qué van a hacer los que justo han degenerado esto a su conveniencia una marcha atrás que les deje en el mejor caso en la calle y en el peor en prisión? Tu optimista visión de “se darán cuenta y reenderezarán el rumbo y además con consenso” no es compartida por lo que empieza a ser una mayoría.
          En términos “capitalistas” podríamos decir que cuando siendo conservadores invertimos en renta fija y esta empieza hasta dar rendimientos negativos….pues vamos a algo más arriesgado pero esperando mayores beneficios.

          • Juan, yo me pregunto si no habrá gente honrada en el PP, en el PSOE, en IU o en los partidos nacionalistas.
            Quiero pensar que sí, y que tendrán que plantear la limpieza necesaria, pero sobre todo las reformas que permitan regenerar el marco. Si no es así, ¿quién nos garantiza que todos los corruptos están en los viejos partidos y toda la honradez en los nuevos? Yo creo que nadie.

            Un cordial saludo.

            • juan dice:

              Entre votantes y simpatizantes la mayoría son honrados. Pero la gente más honrada que ha militado, viendo como funcionan las cosas discretamente se ha ido yendo, y los que se han acercado era sin experiencia en nada y buscando una “colocación”.
              ¿te imaginas a un ingeniero con n años de experiencia, o a un médico reputado en su ciudad abriendo cada día el mail para leer los argumentarios “y tú más” enviados por un Luena o un Floriano y obligados a repetirlos cual loros?
              Yo no creo la corrupción es inherente a las personas, no a las ideologías, el tema es que cuando se gana muchas veces seguidas se relajan los mecanismos de control, y por tanto la única forma de limpiar es el paso por la oposición, la novedad es que ahora deberían pasar por la oposición los 2 partidos “tradicionalmente ocupantes oligopólicamente del poder”.

      • Vellana dice:

        “¿Van a cambiar algo los que pagaron su sede en negro?”
        http://vozpopuli.com/actualidad/52208-hacienda-no-acredita-el-pago-en-negro-de-las-obras-del-pp-y-pasa-la-decision-al-juez-ruz
        ¿Y los que acusan sin pruebas? ¿también van a cambiar algo?
        Un saludo.

        • juan dice:

          ¿Y los correos del arquitecto?

          Lo que ha dicho la AEAT (ojo, órgano sin una jefatura independiente) es que no hay forma de probar que el dinero que se recibió de empresarios estuviese ligado a las concesiones que obtuvieron, para descartar cohecho.

          Sí parece que hubo pagos en B (sin factura y sin IVA) por la remodelación de la sede.

          Tampoco está condenada por nada la alcaldesa de Alicante y la quieren expulsar…¿qué pasa si consigue que anulen las grabaciones?

        • dalek_fan dice:

          En un informe elaborado por la Agencia Tributaria no se constata que las obras de la sede central del PP fueran pagadas con dinero negro al arquitecto Gonzalo Urquijo, una” conclusión que Hacienda deja en manos del magistrado” por entender que no le corresponde a ella valorar este extremo.

          Hacienda se lo pasa al juez Ruz. Y el juez Ruz:

          http://www.elmundo.es/espana/2014/10/24/544a5ef6e2704e75538b4585.html

          http://politica.elpais.com/politica/2014/04/07/actualidad/1396896560_129213.html

          Pero si, sin pruebas. Claro.

      • andrés dice:

        Podemos tampoco tiene gente con experiencia profesional. De hecho no tienen gente preparada ni para llevar una churrería. Queda por ver si hay muchos carromeros entre sus filas, muchos amiguetes y muchos familiares. Yo, conociéndolos bien, me temo lo peor.

        • juan dice:

          Bueno, eso lo veremos en la elección de cargos que son con primarias y donde hay que explicitar el CV, y lo mismo cuando se hagan las primarias para las listas electorales.
          Lo bueno, es que va a poder visibilizarse el CV y la experiencia profesional de cada cual, eso sí, espero que no mientan como en el caso de Moreno Bonilla http://hayderecho.com/2014/02/13/los-misterios-del-curriculum-del-candidato/

          • andrés dice:

            Así es, lo veremos. Pero si alguien se toma la molestia de analizar la trayectoria política, profesional y personal, incluso familiar, de los cargos que resulten de las primarias tal vez compruebe que las dinámicas dentro de Podemos son idénticas a las que impregnan toda la sociedad española. En cualquier caso, bienvenidos sean y les deseo un gran éxito. Prefiero un susto final que un susto sin fin.

  4. Donde pone “Pablo Iglesias”, pon “Rosa Díez”
    Donde pone “izquierda”, pon “centro”
    Donde pone “Podemos”, pon “UPyD”
    Donde pone “2014”, pon “2008”

    • Miguel dice:

      Que yo sepa, Rosa Díez no tuvo ni de lejos el apoyo mediático ni suscitó el arrebatado apoyo popular que sí suscita Pablo Iglesias. Obtuvo un único escaño en un Parlamento dominado por lo que Julio Llamazares llamó “Tsunami bipartidista”. La gente no estaba desencantada ni mucho menos indignada con los dos grandes partidos, sino, por el contrario, identificada. Había verdadera pasión polarizada entre PP y PSOE, entre el carisma de Zapatero y… bueno, y el PP. Y la recesión estaba muy lejos en el horizonte, lo que preocupaba a la gente era el matrimonio gay, Irak, ETA y lo caros que estaban los pisos. Sinceramente, no veo la relación que señalas. O eso, no no te he entendido bien.

  5. David Atanet dice:

    Enhorabuena por el análisis Jorge, muy interesante.

  6. Guille Muñoz dice:

    Yo personalmente creo que cuando hablan de “ocupar la centralidad” no hacen una declaración sobre un posicionamiento ideológico sino sobre su papel en el panorama político. Me explico: creo que hacen referencia a ser el “centro de la política”, es decir, los “protagonistas”. Creo que se refieren a “vamos a ocupar el rol referencial que hasta ahora tenían otros. Y cuadra con su propio sistema interno: orgánicamente, se agrupan en círculos y en un círculo, el centro es la posición dominante. Yo creo que van más por ahí que por una clasificación ideológica.

    • juan dice:

      Yo creo que la centralidad es algo más. El relato de Podemos, que comparto, se basa en la reflexión de cada persona de su ubicación real respecto al escenario actual independientemente de etiquetas como izquierda y derecha.

      Ejemplo, una persona conservadora, que cree mucho en el esfuerzo y en el ascensor social en base a mérito se puede encontrar que sus hijos han estudiado mucho y son precarios o se han tenido que ir mientras Carromero está donde está. Lo que ve en Podemos es un partido que denuncia la emigración de gente formada, y cuyo liderazgo (con el que se puede estar de acuerdo o en desacuerdo con lo que postulan) son la élite en su campo, es decir, gente que se ha esforzado.

      Pequeños comerciantes y empresarios que necesiten que la gente tenga dinero en la mano para consumir, ven que la “estafa de las eléctricas”, el copago de medicamentos, la subida del IVA, acaba quitando 60-70 € a cada consumidor cada mes que los consumían en sus bienes y servicios. Por tanto la identificación ya no es entre empresario grande / empresario pequeño, sino entre quien abusa de posición de control de los que dictan el BOE respecto a los que lo sufren, por tanto la identificación es entre tendero y consumidor.

      En mi opinión, la idea central que comparten gente muy diversa ideológicamente, es que hace un tiempo, el modelo de vida basado en el capitalismo que teníamos proporcionaba una calidad de vida que estamos perdiendo. Que se puede recuperar aquello que se tenía, pero no lo van ha hacer a los que han consentido y fomentado la mutación de aquel capitalismo más basado en bienes y servicios con el dinero como engrase a este donde sólo es financiero, siendo los bienes y servicios como meros activos subyacentes de la especulación financiera.

  7. Javier dice:

    Los votantes de podemos son del centro de la izquierda. Izquierda moderada. Sus declaraciones y programas de hoy son, desde hace poco, más moderados también.

    Pero sus líderes, empezando por su carismático líder providencial son de izquierda muy extrema. Y su programa de acción si llegan a gobernar también lo será. Alguien podría alegar que entonces recibirían un varapalo en las siguientes elecciones. Pero si se sigue el modelo chavista, eso no es un problema.

    • juan dice:

      para ser justo habría que decir que en Venezuela la oposición ha seguido gobernando ciudades y regiones, y que en un momento dado cambios constitucionales para dar poderes adicionales al presidente y agrupados en 2 paquetes, fueron sometidos a referéndum y derrotadas ambas reformas.

      No acabo de ver lógico decir que si Podemos gobernase no habría forma de echarlos, cuando siempre habrá urnas, y más cuando aquí hay comunidades autónomas que en más de 20 años no cambian de partido de gobierno.

  8. Pablo dice:

    Yo veo a Felipe (González),
    su discurso, su liderazgo (‘o mi proyecto o me voy’ y su carisma) y… ¿sus futuras medidas ‘de izquierda’?

  9. Mr. X dice:

    Yo también veo a Iglesias-Monedero como el dueto dominante de la política española de los próximos años, en plan González-Guerra. Y también creo que son más pragmáticos de lo que parecen. Hay que ver cuál era el programa del PSOE antes de llegar al poder y cómo lo moderaron por exigencias de la realidad en cuanto lo alcanzaron. Hablar de chavismo en un estado que forma parte de UE queda bien como eslogan, bueno, tal vez ni eso, pero no se sostiene.

    • Javier dice:

      Yo en cambio tiendo a tomarme en serio lo que un político dice que va a hacer. Esas frases de “Sí, escribió que haría esto y aquello, unas barrabasadas, pero se ha moderado mucho últimamente.” las he leído antes. No me acuerdo de dónde.

      • Mr. X dice:

        Creo que en estos momentos están elaborando su programa económico, en el que colabora Vicenç Navarro, Catedrático de Ciencias Políticas y Sociales en la Universidad Pompeu Fabra y profesor en la Universidad Johns Hopkins de Baltimore, lo que se dice un loco antisistema, y que tampoco puede considerarse un anticapitalista radical, sino más bien adscrito al neo-keynesianismo, como los premios Nobel Krugman y Stiglitz. Pero, vamos, si prefiere considerar que nos van a racionar el papel higiénico, puede ir haciendo acopio.

    • juan dice:

      Yo veo más relevante el papel en el futuro de Íñigo Errejón que el de Monedero.

  10. […] Podemos y la centralidad en la izquierda (Politikon). Jorge Galindo usa datos del CIS para analizar la ubicación ideológica de Podemos, o de sus votantes. Aunque Pablo Iglesias repite que buscan  la ‘centralidad’, los datos sugieren que la centralidad de Podemos sería más bien la centralidad en la izquierda o desde la izquierda. […]

  11. […] que las demandas de la mayoría de la sociedad son o pueden ser bastante similares (o al menos de la mayoría que le interesa electoralmente: aquella que está entre, digamos, el 1 y el 5 o 6 de la escala ideológica). Áreas donde se puede […]

  12. […] Evidentemente, la descalificación al rival y el situarlo en el eje de la problemática actual no puede explicar por si solo el éxito de Podemos. Junto a esta estrategia negativa, subyace otra de carácter positivo y que se basa en capitalizar la esperanza a través de “significantes vacíos”. Ernesto Laclau propone en La razón populista, que muchos discursos se construyen a través de significantes vacíos, o lo que es lo mismo, a través de conceptos lo suficientemente ambiguos como para carecer de significado por sí mismos, pero lo suficientemente evocadores como para que sean los receptores los que lo doten de significado. En este sentido, el discurso de Podemos estará construido en torno a valores de marcado carácter universal articulados en torno a un programa de máximos frente a todo aquello que genera malestar social: “la deuda”, “la corrupción”, “los políticos profesionales” o “la injusticia”. A su vez, esta estrategia se pone al servicio del cleavage anteriormente señalado y pretende romper el eje izquierda-derecha en el debate político a través de eufemismos políticos vacíos con objeto de recoger un voto lo más transversal posible que permita conquistar lo que Jorge Galindo denominó la “centralidad de la izquierda”. […]

Comments are closed.