Gráficas

El caso contra los gráficos de tartas

28 Nov, 2013 - - @kikollan

Los gráfico de tartas son muy comunes. Los encontramos en internet, en televisión, en prensa, e incluso en textos científicos, y en prácticamente todos los informes que publican empresas, fundaciones, centros de estudios o la misma administración.

Y es una pena porque los gráfico de tartas son casi siempre un despropósito.

BaE7dhBCQAA2 0s

No voy a repasar todos sus defectos, pero mencionemos algunos. Un gráfico de tartas es poco claro porque las personas medimos mal los ángulos. Si la tarta tiene más de tres sectores es casi imposible comparar unos con otros; y si tiene solo dos o tres, entonces el gráfico es casi siempre un derroche de áreas, leyendas y colores. Además el gráfico usa una superficie (2D) para representar un único número (1D) lo que siempre es mala idea porque falsea la percepción. 

Estos son los defectos de los mejores gráficos de tartas… y luego tenemos la categoría de los abominables: los que agregan cantidades que no forman un todo (absurdos), los que no guardan ninguna proporción (falsos), o los que menos tolero: los gráficos de tarta en tres dimensiones.

Es un misterio por qué el creador de Excel o sus antecesores decidió permitir los gráficos «adornados» con tres dimensiones. En 1990 quizás era un alarde técnico, hoy es simplemente un absurdo. La idea de adornar un gráfico es equivalente hacer del punto de la “i” un corazón o escribir un párrafo con cada línea de un color.

Un ejemplo típico de un (mal) gráfico de tartas

Por poner un ejemplo, considerad estos dos gráficos de tartas con los datos de ingresos de Apple en 2008 y 2009. No es el peor gráfico de tartas posible, pero es bastante malo. El gráfico fracasa porque comparar doce sectores, repartidos en dos tartas tridimensionales, es casi imposible.

Screen shot 2009 10 28 at 9 26 39 am

Alternativa 1: gráfico de columnas apiladas

Cuando pienses en usar un gráfico de tartas plantéate siempre la alternativa más sencilla: usar un gráfico de columnas apiladas. Hay otras opciones más sofisticadas, pero este es el gráfico por defecto en sustitución a un gráfico de tartas.

Mac tarta3

Si queremos facilitar la comparación entre años podemos separar las columnas (aunque esto ya no puede hacerse fácilmente con las herramientas comunes).

Mac tarta3 2

Alternativa 2: usar una tabla

Un gráfico de tartas solo es legible cuando tiene pocas categorías, y en ese caso a veces basta con usar texto. Por ejemplo, si vas a comunicar tres números es muy eficaz escribirlos muy grandes —no necesitas el dibujo porque todo el mundo sabe percibir cuanto más grande es 90 que 10—. Si las cifras son algunas más, una tabla es mejor que el gráfico de tartas.

Captura de pantalla 2013 11 27 a la s 23 21 16

Las tablas funcionan bien hasta que crecen en tamaño y se convierten en un amasijo de número (à la Matrix). En ese caso puedes usar un mapa de calor o una matriz de celdas coloreadas. Pero si los datos no son demasiados, como en este caso, la tabla es una alternativa legible, compacta y siempre precisa.

En resumen, el consejo para la mayoría es simple: no uséis nunca un gráfico de tartas. Usad en su lugar un gráfico de otro tipo, un párrafo en letras grandes, o una tabla sencilla. El resultado será mejor en el 95% de ocasiones y lo que perdéis en el 5% restante será muy poco. 


10 comentarios

  1. Ignacio Paredero dice:

    Este artículo destila odio africano hacia los gráficos de tarta xDDD

    Me gusta!!

  2. Alex Lfg dice:

    De acuerdo, aunque en tu argumentación haces algunas “trampas”:

    El gráfico de tartas aparece con los elementos no ordenados (error garrafal que distorsiona la percepción). Por otra parte, en el de barras has introducido las cifras en cada espacio de la barra y en el de tartas aparecen las cifras en la leyenda.

    Pero sí, quizás las tartas distorsionan.

    PD: Sabéis cómo llaman en Francia a un gráfico de barras? Camembert. No es coña xD

  3. Lole dice:

    ¿También le das a la Infografía? Mejor será que te centres en tu especialidad.

    Pero si aún así quieres aprender del tema, tira por ejemplo de aquí:

    http://www.thefunctionalart.com/

  4. Kiko Llaneras dice:

    Lole, te agradezco los consejos, pero llegan tarde los dos.

  5. Teresa Cabarrush dice:

    Interesante el artículo, Gracias Señor Llaneras. ¡ Córcholis, Señor Llaneras, qué difícil nos ha puesto los deberes esta vez!, jejejjejej, es broma, Un saludo afectuoso. ¡Qué cursi me ha quedado lo del ” córcholis”!.

  6. Ani Lopez dice:

    Aún hay dos hijos bastardos peores que el padre: los ‘doughnut pie charts’ y los ‘square doughnut pie charts’.
    No es broma.

  7. Alberto dice:

    Por buscarles alguna utilidad a los gráficos circulares (lo de tarta no deja de ser un calco un tanto burdo del inglés y puestos a calcar, @Alex Lfg, me ha encantado lo de camembert, estos franceses siempre dan con la manera más bonita de nombrar), hay una excepción a lo de que “las personas medimos mal los ángulos”: reconocemos muy bien los ángulos rectos y extraordinariamente bien los ángulos llanos. Por tanto, si es importante destacar si una cantidad está por encima o por debajo del 50% del total (o del 25% o del 75%) el camembert es más efectivo que las barras apiladas o que una tabla. Aunque también es cierto que esta información también se puede dar en texto, pero el gráfico es más… gráfico.

    PS: más sobre nomenclatura, buscando en google aparecen millones de resultados para gráficos tarta, pastel, torta, queso, quesitos, circular, porciones, sectores, secciones,… incluso hay bastantes resultados para gráfico empanada. Tal vez convendría que alguien hiciera un gráfico con las prooporciones de hispanohablantes que lo llaman de cada una de las maneras 🙂

  8. Teresa Cabarrush dice:

    Yo si he visto el artículo un tanto curioso e interesante, la verdad.

    Saludos.

Comments are closed.