Economía

Paradojas del empleo en los PIIGS (I)

17 mar, 2013 - - @octavio_medina

Durante los últimos años España se ha ganado a pulso la reputación de zona catastrófica para el empleo, especialmente para los jóvenes. Los datos de enero nos dejan una tasa de paro juvenil superior al 55%. El único (y estúpido) consuelo que nos queda es que no somos los peores. Grecia, en su particular espiral descendente, nos superó hace unos meses, tanto en tasa de desempleo para el conjunto de la población como en paro juvenil. Unas de las respuestas más habituales a estas cifras es que los datos no se pueden comparar porque en España calculamos la tasa de desempleo de forma diferente, o porque hay una economía sumergida no recogida en las estadísticas – la idea de que el país estallaría si la tasa de paro fuese tan elevada.

Ya dije hace casi un año que, si bien como dijo Jorge Galindo, Eurostat se encarga de que las tasas de paro de los países europeos sean comparables, sí que es cierto que hay que mirar con cuidado para ver lo que realmente está pasando. Para ello es vital recordar la forma en que se calculan todas estas estadísticas. Mientras que la tasa de paro o desempleo se calcula como el porcentaje de desempleados sobre el total de la población activa (todos los que o tienen trabajo o lo están buscando), el employment rate o tasa de ocupación es el número de ocupados (personas que trabajan) dividido entre la población en edad de trabajar (de 15 a 64 años generalmente).

Por lo tanto, dependiendo de las magnitudes, podemos encontrarnos con tasas de ocupación y de desempleo que, a pesar de describir la misma situación, nos dejan sabores de boca muy distintos. Si seguimos la evolución de la tasa de paro en EEUU, por ejemplo, nos da la impresión de que la situación ha estado mejorando de manera sustancial desde 2010. No obstante, la tasa de ocupación sugiere lo contrario: Que la mejora se debe, sobre todo, a que mucha gente se ha cansado de buscar trabajo y por lo tanto ha dejado de contar como población activa.

latest_numbers_LNS14000000_2003_2013_all_period_M02_data

Tasa de Paro en EEUU (BLS)

LNS12300000_608868_1363549273508

Tasa de Ocupación en EEUU (BLS)

Con los PIIGS pasa algo parecido. Italia tiene una tasa de paro del 11.8%, mientras que la de España es del 26.6%, casi 2.3 veces más. Pero echémosle un vistazo a los datos de ocupación:

Ocupación

Datos de Eurostat – media anual, excluyendo el T4 de 2012

 La interpretación cambia bastante. En los años de la burbuja inmobiliaria y la etapa inicial de la crisis, España se parecía bastante a Irlanda. La tasa de ocupación de ambos países aumentó bastante, en gran medida gracias a los empleos del sector de la construcción, para luego caer en picado cuando la burbuja estalla. Esa caída se estabiliza alrededor de 2010, pero llegado este punto nos separamos de los irlandeses y seguimos cayendo, mientras ellos se quedan como están. Por otra parte, es fascinante el caso de Italia. Mientras España crece y decrece de forma bastante contundente, da la impresión de que en Italia nunca cambia nada. Las oscilaciones son mucho menores.

Lo curioso de todo esto es que a pesar de las diferencias brutales en tasas de paro, las diferencias en ocupación a día de hoy –a excepción de Grecia– no son tan grandes. Lo que pasa es que tanto Irlanda como España tenían tasas de ocupación más altas que el resto de PIGS al comenzar la crisis, y ambas cayeron alrededor de 10 puntos, convergiendo con la de Italia. Pero, más allá de lo que indican las tasas de paro, el porcentaje de la población de 15-64 años con trabajo en los tres países está dentro de una horquilla de 3 puntos. El peligro, naturalmente, es que España se escape por abajo, siguiendo la trayectoria de Grecia. Por desgracia, los datos del último trimestre de 2012 no son nada halagüeños.

En cualquier caso, si las tasas de ocupación son tan similares y las tasas de paro difieren tanto, ¿qué es lo que se nos escapa? Mi primera intuición fue pensar en los efectos de la burbuja y el abandono escolar; podría ser que hay más jóvenes buscando trabajo en España y sus homólogos italianos siguen en la escuela o la universidad. El que alguien esté estudiando o no no tiene ningún efecto sobre la tasa de ocupación (porque es simplemente el resultado de dividir trabajadores entre población en edad de trabajar), pero sí que cambia la tasa de paro. En general, si estamos estudiando a tiempo completo no somos población activa porque ni tenemos trabajo ni lo estamos buscando. Por lo tanto, si hay más jóvenes que estudian en Italia, ello bajaría su tasa de paro pero no cambiaría su tasa de ocupación. No obstante, el porcentaje de jóvenes que son parte de la población activa es similar en ambos países, con lo cual no nos vale como respuesta.

La respuesta está, en cambio, en las mujeres. Como podéis ver en el gráfico a continuación, la tasa de inactividad (población que ni tiene trabajo ni lo busca) es 15 puntos (!!!) más alta en Italia que en España. En muchas otras cosas no es así, pero en este caso estamos más cerca de países como Alemania o Reino Unido que del resto de PIGS.

inactividadmujeres

Datos de Eurostat (T3 2012)

Dicho de otra manera, lo que nos permite mantener el tipo frente a Italia o Irlanda en términos de ocupación, a pesar de que nuestra tasa de paro sea mucho mayor, es que en España tenemos una tasa de participación femenina en el mercado laboral más alta que en los países con los que se nos suele comparar.

25 comentarios

  1. Josei dice:

    No lo acabo de entender. ¿No era una entrada de porque nuestro paro es peor que en Italia e Irlanda? ¿Y resulta que ellos están peor que nosotros en inactividad femenina? ¿Como una cosa explica la otra?

    • GDDL dice:

      Para no insultar, tendré que pensar que va con segundas. Que tampoco sé qué es peor.

      PD: Octavio Medina, descendente /= descendiente.

    • Octavio Medina dice:

      Josei, el problema es que los inactivos no entran dentro del cálculo de la tasa de paro, porque ni tienen trabajo ni lo buscan. Si lo buscaran, sí contarían como desempleados. Es cosa de como se calculan los indicadores.

      • Josei dice:

        Perdón, pero sigo sin entenderlo, por más que lo leo. Si la inactividad no influye para contar el paro (ni la ocupación), entonces ,¿En qué explica ello la diferencia entre los tres paises antes mentados?

        Y lo siento por tener dudas, pero creía que era mejor preguntar cuando se duda que hacer juicios equivocados sobre premisas no entendidas.

        • Octavio Medina dice:

          No problem! Gracias por comentar.

          Pongamos que tanto España como Italia tienen 100 mujeres en edad de trabajar. En España participan en el mercado laboral (es decir, o tienen trabajo o lo están buscando) 70 de ellas, de las cuales 50 tienen trabajo.

          En Italia participan en el mercado laboral 50, de las cuales 40 tienen trabajo.

          En este caso, a pesar de que la tasa de ocupación de España es más alta (50/100 = 50%) que la de Italia (40/100 = 40%), el paro italiano es más bajo que el español, porque se calcula como el porcentaje de desempleados *sobre las personas que participan en el mercado laboral*.

          Es decir, el paro italiano es (50-40) / 50 = 20%, mientras que el paro español es (70-50)/70 = 28.6% .

          • neoxtunt dice:

            Como ya no lo entienda así es que te está ‘troleando’.

          • Undry dice:

            Los números se entienden con facilidad.

            Lo que yo no entiendo es cómo se determina si una persona es población activa o no. En el caso femenino (ya puestos con el ejemplo) ¿cómo se distingue sin una mujer está en el mercado laboral o no? Por ejemplo, dos mujeres de 40 años, una si trabaja fuera de casa y se ha quedado sin trabajo y otra es ama de casa, apuntada al paro sin ninguna prisa por encontrar ningún trabajo aparte de lo que tiene en casa (o sin estar apuntada al paro)

            Yo entiendo que en España ambas deberían contar como desempleadas ¿no? Deduzco del artículo que eso en otros paises no es así ¿es correcto?

            Saludos

            • ebulon dice:

              ¿Cómo se determina?:

              * en la cifra de paro del INEM, si estás apuntado al paro eres población activa, si no, no lo eres.

              * en la cifra de paro de la EPA, Eurostat y demás, dado que son encuestas al hacer las preguntas a los que no están trabajando les preguntan si querrían trabajar. Si dicen que si, son población activa.

              De ahí la disparidad de cifras. Claro que caben todas las casuísticas: gente que no se apunta al paro porque cree que no tiene la menor oportunidad, o que se apuntaba buscando derechos de antigüedad o cursos gratis; gente que en la EPA dice que busca trabajo porque queda socialmente mejor (habría que plantearse la sinceridad con la que se responde a las encuestas en España), aunque no está moviendo un dedo, o en realidad nunca trabajaría por un salario bajo que le ofrecerían por su formación; y gente trabajando en negro, que en el INEM constan como parados y en la EPA puede que sí o puede que no, según lo sinceros que sean al responder.
              Vamos, que los datos sobre el paro hay que verlos como aproximaciones a nivel de cifras absolutas, pero donde dan una información más valiosa es en la comparación de datos de las series históricas y su evolución.

          • Josei dice:

            Bueno, almenos ahora si entiendo esa parte. Pero, ¿Tanto influye el paro/ocupación/inactividad femenino en el monto total?

  2. Buena explicación, gracias.

  3. Núria dice:

    Una pregunta (disculpame si ya respondes en el texto y no lo he entendido.). La tasa de inactividad femenina en España ha sido elevada desde antes de la crisis o ha cambiado? Porque a mi parecer tendría sentido que la tasa de actividad femenina haya subido porque familias donde la mujer no trabajaba se han quedado sin ningun tipo de ingresos y esta mujer, que no trabajaba ni quería hacerlo, se haya unido por necesidad a la población activa. Eso ademas explicaria una parte de la brutal subida del paro. Tendría sentido pero no se si las cifras apoyan que fue así o no.

    • Octavio Medina dice:

      Hola Núria. Buena pregunta. Durante la crisis hay una tendencia a la baja de la inactividad, seguramente por las razones que dices. Pero el diferencial de España con el resto ya existía desde antes.

  4. Gogo dice:

    Quitad esto por Dios ¡que la gente se va a enterar de que las mujeres no están tan mal en España y no podran seguir quejandose!

  5. SERGIO dice:

    Lectura crítica/inconsciente: ¿por qué en España el porcentaje de mujeres incorporadas a la población activa es tan alto? ¿Tal vez porque a diferencia d eotros paises, no hay forma de pagar el alquiler o la maldita hipoteca si no trabajan los dos conyuges o miembros de la pareja?

    • Iago dice:

      Pues, sinceramente, creo que tienes bastante razón. Algo que a priori es positivo–que las mujeres trabajen– puede tener también una lectura negativa: en España, en muchas ocasiones, se les paga menos a las mujeres (ahorro en sueldos) por el mismo trabajo. Además, dado el nivel de sueldos, en general, que tenemos en este país, trabajando los dos miembros de la pareja no alcanzan ni el poder adquisitivo de un solo miembro en un país como Holanda. Y habría que ver cuanto es el nivel €/hora trabajada, que entonces la cosa puede ser ya de ciencia ficción.

      • Saulo dice:

        Si las mujeres de verdad cobran menos por el mismo trabajo… ¿quién es el tonto que contrata a hombres?

        • Tremere dice:

          El que no quiere preocuparse por las bajas de maternidad, ni quiere que le pongan la menor pega para hacer horas extras, viajes de negocios y demás. El empresario que sabe que eso se lo puede pedir a los varones, porque, en la inmensa mayoría de los casos, da exactamente igual si son padres o no lo son. Si no lo son, acceden sin problema. Si son padres, accede igual. Sólo tienen que llamar a casa y decir a su mujer que llegarán tarde a cenar. Entiendes? Ahí está la trampa. Las mujere no pueden llamar a casa y decir: “cuidaos solos”. Cuántos casos conoces en los que sea ella la que trabaja más horas fuera de casa y él pase más horas con los hijos? Ahí tienes la explicación de por qué los empresarios son tan “tontos” que contratan hombres. Por cierto, las mujeres no cobran menos. Les pagan menos, que es diferente.

      • fuentero dice:

        Estoy contigo, además es que tenemos más propiedades, estadisiticas recientes lo indican y por tanto necesitamaos trabajar los dos.

  6. Utopía Binaria dice:

    Ojiplático me quedo al ver que ha sido Octavio el primero en señalar esta circunstancia.
    ¿No es por lo menos inquietante que este tipo de desagregaciones de datos del paro no se tengan en cuenta?

    De manera un poco más amplia ¿Es esto cutting-edge research en las ciencias sociales?

  7. emilio dice:

    Hola
    Solo un detalle, aunque parezca que los gráficos se ven mejor haciendo zoom a la zona interesante, deberías poner todos con el eje y empezando en cero, cualquier otra cosa es falsear sin querer la información.
    Gracias

  8. Miguel dice:

    Está muy bien el detalle de la inactividad femenina, pero ya que tienes datos numéricos podrías corroborar tu teoría para poder confirmarla, ya que a mi entender cuanta más gente del paquete de inactivos (estudiantes, mujeres inactivas, empleados en negro, emigrantes aun sin registrar, etc) busquen empleo (pasen a activos), la tasa de paro aumentará sobre un número fijo de empleados. Por tanto de toda esa población, sigo sin saber el peso que tienen las mujeres inactivas sobre la tasa de paro.

Comments are closed.