Ahora

“Keynes, su tiempo y el nuestro” de Luis Angel Rojo

27 nov, 2012 - - @

Hace apenas unos años (parecen muchos ya, pero no hará más de tres o cuatro), en un viaje a Salamanca encontré un ejemplar del libro de Luis Angel Rojo “Keynes, su tiempo y el nuestro” en la sección de segunda mano de una librería. Estaba bastante ajado y las páginas estaban amarillas. Empecé a leerlo en el tren de vuelta y recuerdo bastante bien que el libro me enganchó bastante desde el principio.

Tengo muy buenos recuerdos de aquél libro. El verano que siguió lo dediqué en buena medida a leer sobre Keynes y la gran depresión – algunas de las cosas que más me llamaron la atención en su momento I, II, III; IV. Lo intenté incluso con la biografía de Skidelski y conseguí terminar la de Harrod, y tengo pendiente leer un día de estos el librito de Roger Bakchouse Sin embargo, después de este camino más o menos largo, creo que todavía el libro de Rojo es de lo mejor que he leído. No se trataba solo de que estuviera muy bien escrito y se leyera como cortar mantequilla, además conseguía hilar de forma bastante esclarecedora la vida de Keynes, su época y la evolución de su pensamiento.

Nunca he sentido especial atracción por la figura de Keynes, es algo que me cuesta explicar. Creo que es un personaje que está muy sobrevalorado como economista (como viene a mostrar el libro de Laidler que citaba antes) y cuando pienso en los grandes economistas del siglo XX las personas que me vienen a la cabeza son gente como Hicks, Fisher, Samuelson, Arrow, Debreu o Solow, los héroes de eso que Jurg Niehans llama “La edad del análisis”. Tampoco me ha parecido nunca que la etiqueta de “keynesiano” tenga mucho más significado que la de “smithiano”; todos los economistas lo son en alguna medida, pero se trata de debates que, o bien están superados, o bien se sitúan sobre un plano distinto del de la correcta interpretación de los textos o la ideología, a pesar de lo que diga Paul Krugman.

Siempre pienso que muchos libros nos marcan solamente por el punto de nuestro aprendizaje en el que nos los encontramos. Creo que una de las razones por las que el libro de Rojo me marcó en su momento fue porque me hizo entender que el pensamiento de Keynes era de hecho muy distinto del que aparece en los libros de historia del pensamiento económico, no digamos ya en los libros de macro. Normalmente, estos libros suelen fijarse en la Teoría General y transmiten una imagen que es a todas las luces bastante distorsionada. Rojo, sin embargo, consigue mostrar como el pensamiento de Keynes va evolucionando, contextualizándolo como respuestas a problemas históricos más o menos concretos. En la práctica, el libro de Rojo sirve como guía de lectura que contextualice y explique las obras de Keynes. Pienso que esto es importante porque una de las empresas más estúpidas, estériles y en las que se ha desperdiciado más energía en las ciencias sociales es en interpretar “qué es lo que realmente dijo Keynes”. Estériles para el avance de la ciencia económica, para el bolsillo de Skidelski ha sido bastante lucrativa, claro.

Tan buen recuerdo me dejó el libro de Rojo que después de aquella ocasión lo he recomendado varias veces y en alguna ocasión he pensado en regalárselo a alguna persona para descubrir entonces con cierta tristeza que ya no se editaba. Además, merece la pena leerlo porque vale la pena conocer como escribía Luis Ángel Rojo y sus otros escritos son menos agradecidos o han resistido peor el paso del tiempo.

Ha sido por eso que, al descubrir que el libro de Rojo fue reeditado este año, me decidí a escribir este post. La nueva edición lleva prólogo de Julio Segura y en formato Kindle vale poco más de 15 euros. Me parece tremendo que haya gente que no lo tenga.

Un comentario

  1. [...] Keynes, su tiempo y el nuestro: este libro no lo descubrí el año pasado, pero justo este año lo han reeditado. Aquí el post que escribí. [...]

Comments are closed.