Economía & Internacional

Experimentos en voladura incontrolada

24 may, 2012 - - @egocrata

Matthew Yglesias dice a menudo que una de las grandes ventajas de Angela Merkel es que el listón para llegar a ser considerado el peor canciller de la historia de Alemania es imposiblemente bajo. Incluso ser el segundo peor canciller de la historia es harto complicado; realmente es muy difícil destacar.

Esto no quiere decir que Merkel realmente se esté esforzando. La cumbre de ayer, por mucho que fuera un encuentro informal, distendido y sin objetivos definidos, acabo por ser una señal clara (otra más) que Merkel no entiende o no quiere entender el problema. Entiendo que la Canciller sepa que se enfrenta a una opinión pública hostil, nada amiga de vender la salud fiscal alemana a costa de salvar esos desarrapados del sur de Europa, pero una cosa es ser populista y otra es no aceptar absolutamente nada que le pongan delante. Por no querer, Merkel ni siquiera ha aceptado atizar a los bancos con un impuesto a nivel europeo. Nuestros líderes se han visto reducidos, en medio de una crisis económica producida por un fracaso sistémico del sistema político del continente, a tener que sacar un comunicado tan idiota como este*.

Lo cierto es que Alemania parece haber llegado a la conclusión que de la crisis no se sale hasta que todo el mundo se tome la austeridad realmente en serio, y que no habrá manera de que eso suceda hasta que pongan la cabeza de algún despilfarrador en una pica dejándolo caer al abismo. O, dicho en otras palabras, echar a Grecia del euro. La prensa alemana da por hecho que esto es lo que acabará sucediendo; los líderes del continente están preparándose para su salida; los negocios griegos ponen ya cara de circunstancias; los contribuyentes griegos pagan aún menos impuestos. Se acabó rescatar a los que tomaron riesgos, crearon montañas de deuda impagable y escondieron sus miserias en balances imposibles de entender. Es hora de dar ejemplo, volver a poner el miedo al abismo en la mente de los políticos del sur de Europa. Es hora que recuerden el frío que hace fuera de la sombra protectora de la Gran Alemania el Imperio Galáctico Unión Europea.

Allá por el año 2008, el Secretario del Tesoro de Estados Unidos tomó una decisión similar. Rescatar a Bear Sterns no había arreglado nada, decía. Los bancos no habían entendido que debían limpiar sus balances. Dejar que Lehman Brothers, el más irresponsable de todos ellos, entrara en bancarrota sería una señal clara, firma y contundente que el gobierno de Estados Unidos no va a ayudar a los impuros.

No sé si os acordareis, pero la cosa salió bastante mal.

No sé si Merkel quiere dar una lección a Grecia. Como explican en el FT en esta excelente gráfica, una salida incontrolada de Grecia abre la puerta a una cantidad casi infinita de escenarios aterradores. Todo el mundo sabe que la Grexit (como la prensa anglosajona se refiere a la Greek exit, o salida griega) es una posibilidad; basta, sin embargo, que dos o tres actores centrales del sistema hayan pecado de optimistas para que lo que todo el mundo espera se convierta en un problema grave. Aún peor, basta con un par de decisiones estúpidas por parte de otro gobierno de la periferia (y si hay algo que en España no escasea son estúpidos) o unas cuantas cifras mal leídas a destiempo (¿recordais cuando todos nos asustamos de la crisis del Target2?) para empezar un contagio, y en vista de los problemas horriblemente reales de la eurozona no podemos decir que un pánico sea del todo irracional. Los alemanes están apostando que Grecia saldrá, el BCE entrará a saco y detendrá el pánico y será entonces, y sólo entonces, cuando toda Europa vea como Darth Merkel destruye Alderaan que no están para bromas será cuando accederá a salvarnos a todos con una reforma en profundidad de la eurozona.

¿Es convincente este escenario? Aunque tengo una confianza casi ciega en la capacidad de los banqueros del continente para meter la pata (ahora es cuando nos enteramos que Bankia tiene un montón de deuda griega), tengo la sensación que la Grexit puede ser controlada. Lo que realmente me da miedo, sin embargo, es que sea eso lo que suceda: los griegos caen, tenemos un par de días malos, el sistema aguanta… y a la semana siguiente tenemos a los alemanes pidiendo más de lo mismo, el BCE hablando sobre cómo no puede prestar dinero a todo lo que se mueva, y todo el mundo encuentra una excusa para aplazar una solución definitiva a los desequilibrios europeos.  Puede que sobrevivamos a la primera voladura controlada de un país europeo desde 1938. Espero que los líderes europeos no atribuyan su supervivencia a haber arreglado el problema, y nos dejen con una crisis aún más profunda y totalmente insalvable de aquí unos meses.

En fin, tiempos interesantes. Veremos qué sale de las próximas elecciones griegas.

*No, no quiero ni entrar en el esperpento de ver a un Presidente del Gobierno español dando la razón a Merkel sobre los eurobonos o un rescate europeo de la banca mientras su partido pide organizar unas olimpiadas. Ya lo he dado por perdido.

17 comentarios

  1. Manu dice:

    Roger, dear Roger: seguimos en desacuerdo pero te felicito. No es fácil mantener tu ritmo y una calidad más que razonable.

    Fíjate que no estoy muy seguro de que la estrategia alemana sea la que dices: Austeridad a toda costa.

    Hoy, en el mundo piensan estratégicamente los siguientes “players”.
    USA, China, Rusia; India, Irán, Brasil, Israel y, quizás, Alemania.

    El resto, incluyendo la burocracia de la UE, tiene otras prioridades más a corto.

    Y si nos fijamos en quién maneja las prioridades estratégicas (qué personas y segmentos sociales) vemos que entre esos jugadores las afinidades son mucho mayores que las discrepancias. Están en un win-win (que pagamos nosotros)

    En ese mundo de Capìtalismo de Estado en manos de Muy Selectas Minorías no hay sitio para “buen rollito del sacré coeur”. Esas élites comparten intereses.

    Y, nos guste o no nos guste, en ese escenario la única estrategia seria es la austeridad y la defensa de tu nicho de excelencia.
    Alemania lo hace.
    Nosotros no. Nosotros esperamos que nos subvencionen de por vida de bubble en bubble..

    Estamos equivocados porque no tenemos liderazgo político capaz de hacerlo.

    • Francisco dice:

      “la única estrategia seria es la austeridad y la defensa de tu nicho de excelencia”

      ¿Quién la pone en práctica además de Alemania?

      Joder, para ser la única, no parece demasiado popular.

      Si el Euro revienta y el marco se revalua un 100% sobre el resto de la UE veremos donde va a la sacrosanta política alemana cuando pierda su principal mercado.

      A todos los demás sin embargo otras políticas no parece que le vayan mal.

      Lo de Israel es de chiste, una banda de fanáticos religiosos militaristas con una política económica demencial no es de recibo. Pero bueno.

      • Manu dice:

        Hola, Paco.

        Hay países que gestionan estratégicamente. Es decir, no lo hacen ni de vez en cuando ni coyunturalmente. Hay continuidad a la largo del tiempo independientemente de quien gobierne. Por eso creo que Israel lo hace. Porque su política es coherente con los objetivos a largo plazo que ellos definen.

        En relación a Alemania digo que también lo hace. Al menos su conglomerado metalúrgico, Mecánico y Químico Farmacéutico lo hace coherentemente desde hace ciento treinta años al menos.

        Tienes razón en que si se salen del euro volverán a donde estaban antes, pero de momento gestionan dando una de cal y otra de arena para optimizar su posición a largo.

        Saludos

  2. Frost dice:

    Muy buen artículo. Ayer leía unas declaraciones de cierto burócrata de la ONU pidiendo casi a grito pelado la nacionalización de la banca en todo el mundo, la unión de Francia y EEUU para crear un plan de crecimiento europeo (algo así como un Plan Marshall a lo 2.0).

    Al final, voy a tener que darle la razón a Marx: pero puede que ni haga falta. Acabaremos fundando la Unión Eurosoviética por necesidad, no por gusto.

    Luego te buscaré el link, no tiene desperdicio.

  3. Ferrim dice:

    Avances en Godwinología: Senserrich ha conseguido perder una discusión que no había comenzado aún, y en la primera frase del primer párrafo. :-)

  4. JCAbal dice:

    Para tu siguiente artículo, propongo la siguiente banda sonora:

    Europe – Final Countdown

    http://www.youtube.com/watch?v=AyggY_R3jU8

    Si en lugar de suecos, hubiesen sido alemanes, no hubiera podido ser más apropiado.

  5. MuGaR dice:

    Con un poco de suerte a la UE se la carga Francia, ahora que queda claro que la voz cantante la lleva Alemania veremos hasta dónde quieren llegar nuestros vecinos. Yo no culpo de nada a los Alemanes, convertir a tus vecinos en dependientes es un buen plan

  6. Alatriste dice:

    Todo podría todavía ser una política concebida con el propósito deliberado de asustar a los griegos dejándoles claro que no pueden votar al mismo tiempo a favor de quedarse en el euro y en contra de las políticas de “austeridad”, que eso no está en el menú y tienen que elegir solo entre Dentro y Fuera, sin terceras opciones… y ojalá sea así.

    @Ferrim ¿Quién ha equiparado, o al menos comparado, las políticas o el caracter de Merkel con los de Adolf Schicklgruber? No basta con mencionar a Voldemort para que sea válido invocar la Ley de Godwin… y por cierto, quiero una piruleta por haber adivinado quién era el segundo peor canciller de la historia de Alemania :D

    • Francisco dice:

      Alatriste,

      A mi me parece bien que si los griegos pasan de los acuerdos y pretenden seguir haciendo de su capa un sayo les neguemos ayuda, y eso significará su salida del Euro y de la UE por “su propia decisión”:

      También pienso que todo es negociable, y está por ver si Syriza se tirará al monte o no (lo desconozco). Puede que con un poquito más de margen se contentasen.

      Pero eso de “asustar a los griegos dejándoles claro que no pueden votar” me suena muy mal. Los griegos que voten lo que quieran. Si nos vamos a poner a “dejar claras a los votantes cosas” exijo que se haga desde ya con Valencia, Murcia y Madrid en lugar de esperar que esas CCAA no tengan servicio público alguno junto con una deuda y déficit salvajes.

      Lo que mola de la democracia es que permites a los lemmings arrojarse al vacio si quieren. Lo otro es despotismo ilustrado.

      A mi también hay dias que me mola, es cierto, juego mentalmente con ello. Arrebatar a los idiotas o fanáticos el derecho a voto me parece una solución muchos días. Pero claro, exigiría ser YO quien escoja quien es idiota y quién es fanático. De hecho, puede que todos me lo parezcais, seré un despota justo, lo prometo.

      • Alatriste dice:

        Francisco, la democracia está muy bien, pero no se puede votar que mañana va a llover, ni que la próxima cosecha será buena… ni lo que van a hacer otros países. Por eso digo que los griegos deben ser conscientes de que no pueden votar al mismo tiempo que quieren permanecer en el euro y que no quieren austeridad, porque no pueden permanecer en el euro sin una ayuda financiera masiva de la Unión, que es esencialmente lo mismo que decir sin mucho dinero de Alemania.

        Eso no quita que piense que la austeridad super rígida “a la Merkel” es una mala idea, pero es una mala idea aprobada democraticamente, tanto directamente en Alemania como indirectamente en el conjunto de la Unión.

        • Francisco dice:

          Donde yo veo un problema en tu idea es en la “advertencia” externa.

          Si alguien debe decirle esas cosas a los griegos son los propios politicos griegos si son capaces.

          Me imagino la cara de los alemanes si mañana se plantan Hollande y Monti dando mitines en Alemania diciendoles la cantidad de cosas que pretenden ellos que no son posibles.

          • Alatriste dice:

            ¿Sabes? Ese es un problema que me lleva rondando la mente desde hace tiempo. Tienes razón, a los alemanes probablemente se les quedaría una cara inenarrable y también es probable que surgieran acusaciones de injerencia, etc, etc… pero ¿Por qué?

            En realidad debería ser de lo más normal dado lo unida que está ya la política de la Unión, y lo que nos queda, porque antes de que salgamos de esta o nos unimos mucho más o esto revienta, en mi opinión. Deberíamos ver a Angela Merkel hablando a los griegos, y a Hollande hablando a los alemanes, como algo igual o casi igual de normal que cuando veíamos en la campaña pasada al gallego Rajoy hablando en Andalucía y al cántabro Rubalcaba hablando en Cataluña.

            Es obvio que existe un problema idiomático, pero también es obvio que existen formas de superarlo. Si no, las películas y las series americanas no se verían en todo el mundo.

    • Ferrim dice:

      Lo mío era un poco “tongue-in-check”: vía Twitter le he comentado antes a Roger que, en puridad, no es un Godwin, no ya porque no hable concretamente de las políticas del tito Adolf, sino porque estaba realizando una comparación directa entre lo bien o mal que han ejercido él y Merkel el mismo cargo, lo que venía al caso del post, y entiendo que por narices tiene que ser válido.

      Pero no lo he podido evitar :-)

  7. Zhurrer dice:

    Hace un año o dos, a los que hablábamos aquí o en otras tribunas de los peligros de la austeridad, de la necesidad de crecimiento, de que la solución era recaudar más y no recortar tanto, de que había que limpiar los balances de los bancos, de que el rescate de Grecia era cualquier cosa salvo un rescate, de que privatizar no aumenta la productividad de las empresas sino la cartera de los amigotes del gerifalte de turno, de ese largo etc. se nos tildó de ignorantes, de 15emistas indocumentados, de hacer caso al chiflado de Navarro, se nos tachó de no tener ni pajolera idea de “identidades contables” y de que era muy guay eso de “lo bueno es mejor que lo malo”.

    Casi dos años después, los mismos que difamaban y ridiculizaban ahora repiten exáctamente la misma liturgia sin haber hecho ni un mínimo de autocrítica, ni un mínimo de mea culpa, como si aquí nadie hubiera dicho nada nunca.

    Es fascinante lo de este país.

  8. Joaquín, lo de la candidatura de Madrid a organizar los JJOO de 2020 merece un comentario. Dice Benito Arruñada en twitter que es la mejor forma de ofrecer a Europa el mensaje de que no nos hemos enterado de nada. Propongo aplicar la doctrina “Eurovisión” a este tema: por favor no ganes que no tenemos dinero.

Comments are closed.