Internacional

La vieja retórica del partido republicano

23 may, 2012 - - @egocrata

Siempre me exclamo de la retórica desaforada del partido republicano y su casi patológica afición para inventarse demócratas socialistas en todas partes. La oposición del GOP a todo lo que tiene que ver con Obama ha sido brutal, completamente desproporcionada a un presidente a todas luces moderado y fiscalmente responsable (no, no bromeo).

El otro día por TPM, sin embargo, enlazaban fotos de un librito para colorear producido producido por los conservadores a principios de los sesenta, explicando a los niños lo malo que era el Presidente Kennedy. Antes de su asesinato, Kennedy fue un presidente muy demonizado, en parte por ser católico, en parte por ser un liberal de Nueva Inglaterra en los turbulentos años de la lucha por los derechos civiles. Lo curioso es que las críticas son de fondo casi idénticas a lo que dice el GOP hoy: los burócratas del gobierno van a decirle a tu médico que debe hacer (la polémica, esos días, era Medicare), los asesores de Harvard se creen por encima de todo y quieren sacarnos del patrón oro (algo que hizo Nixon, un republicano), la ayuda federal a la educación es un instrumento de dominación sobre los estados (eliminar el departamento de educación es uno de los mantras del GOP) y Kennedy ataca empresas capitalistas, pero deja a Castro en paz (y quien dice Castro, dice Irán).

El partido republicano lleva criticando exáctamente las mismas cosas con el mismo grado de histeria desde hace cincuenta años, parece. La diferencia es que esta clase de retórica en tiempos de Kennedy estaba restringida a las bases, algunos chiflados de derechas y poco más. Estos días uno escucha estas cosas en el Congreso en boca de los líderes del partido y en campaña en boca de candidatos presidenciales. Los extremistas realmente han tomado el control del GOP en muchos aspectos; no es una exageración.

20 comentarios

  1. Carlos_LdG dice:

    Suele pasar. Cuando los líderes usan un argumentario más extremista por motivos electorales, atraen a personas con ese razonamiento. Y claro, pueden afiliarse y llegar arriba. Si vieses la cantidad de gente de NNGG que está cabreada con Rajoy porque es un blando y claman al cielo por la vuelta de Aznar…

  2. El Burgués dice:

    http://www.whitehouse.gov/omb/budget/Historicals

    Tabla 1.3; con unas simples sumas y restas de los años 2009 a 2011 (concedo que 2008 no tiene nada que ver con Obama, y que 2012 no ha terminado aún) se ve qué cantidad de déficit hay durante el Gobierno de Obama y qué cantidad hay bajo Bush.

    Los años de gobierno Bush suman un -16% total de deuda en relación al PIB. Datos malos, teniendo en cuenta que se vivió en expansión durante esos años y la burrada de gasto militar que se metió. Pero no hay que olvidar la explosión de las .com; ni los efectos del 11S. Aún así, sí; Bush fue un mal presidente. No pretendo ser irónico.

    Bush durante todos esos años (mirad la columna en dólares de 2005) perdió aproximadamente unos 2.000 billones de dólares. En ocho años de gobierno. Básicamente menos de lo que ha perdido USA bajo Obama en apenas dos años.

    ¿Que estamos en la mayor crisis de la Historia? Sí. ¿Que puede haber vías que intenten justificar ese gasto? También. Y la estimación de este año apenas baja; incluso en el futuro, cuando la economía se prevé en fase expansiva de nuevo, las cifras de déficit son mayores o similares a las que había bajo el mandato de Bush.

    • Ferrim dice:

      El mismo argumento que hacen quienes dicen que no se está practicando austeridad en Europa.

      Puede que el déficit sea grande, pero NO es culpa del incremento del gasto, sino de la fuerte caída de los ingresos, y eso no es culpa de Obama. Que me podrás decir que debería haber gastado mucho menos para compensar, pues vale, pero miedo me da cómo podría estar la economía americana en ese caso.

      • El Burgués dice:

        Los ingresos disminuyen hasta un máximo de 500 billones de dólares; y eso desde 2007, cuando se alcanza el pico máximo de locura y Obama ya estaba jugando las primarias demócratas.

        En 2009; cuando los ingresos disminuyen 300 billones de dólares; Obama va y se saca de la chequera 400 billones más de gasto que el año anterior. Cifra que no parece recortar en exceso ni en sus propias previsiones.

        Todo ello hablando, sea dicho; en precios corrientes del 2005; así que que no me venga alguien a hablar de la inflación. Tiene el deflactor aplicado de todos modos en la tabla que cito, por si interesa.

        Como he dicho; los ingresos han caído y no lo niego. Que Obama ha aumentado gastos por cuantías enormes, también. No vayamos a vestirle de santo cuando este tío venía rodeado de un aura brutalmente esperanzador y está demostrando ser un Presidente como cualquier otro.

  3. Anónimo dice:

    Quizá es que los demócratas se empeñan en seguir haciendo las mismas estupideces.

    Que conste que apoyo todas las propuestas republicanas, pero vaya, ¿es que siempre tienen que ser los del GOP los chalaos?

  4. José Manuel dice:

    Ja, como siempre, en política los datos son más estorbo que otra cosa. O eso les parece a los del GOP cuando la realidad comete la desfachatez de no estar de acuerdo con sus ideas.

    Montañeses, montañeses everywhere.

    • El Burgués dice:

      ¿Cuesta leer los datos a veces, no?

      • José Manuel dice:

        Sí, a muchos. Como a usted por allá arriba, por ejemplo.

        La austeridad del gobierno no se puede medir como función del déficit, sino del aumento relativo de gasto respecto al del mandato presidencial inmediato anterior, como hacen en el enlace que pone Roger al comienzo.

        Salud!

        • El Burgués dice:

          Usted léalo en precios corrientes y verá qué ingresos y qué gastos tiene el Estado y la diferencia entre ambos. Verá que la brecha se ahonda entre unos y otros, por lo que creo que mi análisis es bastante correcto.

  5. Buenas tardes:

    Estamos de acuerdo en que una sandez puede ser dicha por un republicano o por quien sea.

    Pero el demócrata, en España, viene con su fama limpia y pulcra. El republicano, en cambio, ha de probar constantemente que no es mala persona. Al demócrata, por su parte, se le presupone la Bondad.

    Vean esta portada de la revista Time en que el candidato republicano está asociado a términos como “rage”. Si googlean, verán que aparece junto a términos como “wrath” o “upset”. El republicano surge de la ira, de la convulsión, de la desesperanza.

    En cambio, Obama era “hope”. Era la esperanza y su miradita hacia el horizonte. Como aquella fotito con que Felipe González arrasó en el 82.

    El mejor recopilador de prefijos orientadores de republicanos es Pablo Pardo de El Mundo. Sus crónicas son un surtido de “ultra” “híper” “conservador”, “fanático”. Todos ellos, aplicados, como es normal, al partido republicano. Como si fuera igual Gingrich que Ron Paul.

    Cría buena fama y échate a dormir.

    Juan Pablo Arenas.

  6. jorge c. dice:

    Sr. Senserrich, leo sus artículos y siempre me gustan, y casi en general los comparto. pero cuando se pone a escribir sobre política yanqui… No es que sea pro republicano ¡dios me libre y me guarde! como decía mi pobre madre), pero son de una simpleza y podría decir partidismo tan chabacano, que rechinan. Que los republicanos sean lo que fueron, son y serán, no quiere decir que los otros sean un dechado de virtudes. Véase lo que ha pasado en España: se fueron un grupo de inútiles progresistas y en su lugar tienen a un grupo de inútiles, pero ahora conservadores…
    Hay tantos ejemplos para demostrar que la Administración Obama no ha sido precisamente un dechado de virtudes, una muestra de ello es que por tercer año consecutivo el Senado rechazó el Presupuesto presentado por la Casa Blanca 99 a 0!
    O que tras dos años de votado el Obamacare es rechazdo por más del 60% de los encuestados o que las encuestas den un empate entre Obama y Romney (quien además, a pesar de sus muchísimos defectos, no es precisamente un troglodita).
    De nuevo espero ansioso sus comentarios sobre economía europea y española que son un placer leer.

  7. RFernandez dice:

    Si no lo has hecho, te recomiendo el libro “The Coldest Winter” de David Halberstam.

    Sí, trata de la Guerra de Corea. Pero casi dedica más tiempo a la política interna de EEUU tras el final de la Segunda Guerra Mundial y en los primeros años de la Guerra Fría.

    Leyéndolo me quedé con la sensación de que la estrategia del partido republicano no ha cambiado mucho desde entonces.

  8. Ibeth K dice:

    Que lata, Senserrich escribe sobre los defectos del partido repúblicano y la gente se pone a hablar de lo poco santos que son los demócratas.

    • Ibeth K dice:

      republicano*

      • jorge c. dice:

        puede ser, pero de vez en cuando, no vendría mal escribir algo para equilibrar, como queriendo demostrar que uno es “imparcial”. por ejemplo algo sobre Solyndra, “Fast and Furious”. o si se trata de política interna, y para dar una nota cómica. escribir algo sobre el papelón de los antecedentes cherokees de Elizabeth Warren, la candidata demócrata al Senado.

        • Equilibrar? Pero quién crees que soy? Un periodista? :P

          En serio, no hay equivalencia. Un lado está obviamente más chiflado que otro.

          • jorge c. dice:

            bueno… lo mio es bien modesto, me conformaría con que de vez en cuando se mostrara alguna de las chifladuras del otro partido, por ejemplo alguna de las egregias declaraciones de Joe Binden, o, repitiendo algo ya dicho el papelón de Elizabeth Warren, por decir algo de lo más notorio, porque sino se tiene la impresión que los únicos chiflados son los republicanos…

  9. Manu dice:

    No voy a tomar partido porque lo que percibimos de la política electoral USA, –tan mediática, oversimplified y subliminal como la nuestra–, es lo que los neurólogos de los comités electorales quieren que percibamos. Y uno de los mejores, Drew Westen, trabaja para el partido social-(demócrata).

    No nos calentemos la cabeza para sus jueguecitos a nuestra cuenta y concentrémonos en organizarnos nosotros antes de que, unos y otros, nos sigan “seviciando” vivos.

    Esto de dividir a la sociedad e Blancos, Azules y Colorados es denigrante y les funciona de cine.

    Se diseña para eso: para que como el perro Pavloviano amemos “los colores” que les van a permitir chuparnos la sangre y la vida.

    Allí y aquí.

  10. renegm dice:

    ¿Pero no habiamos quedado en que los gastos eran buenos? Esas historias del estímulo y tal.
    La de Obama es una campaña interesante. Se ha declarado en pocos meses:
    Gansta grupie.
    Gay
    Suggar daddy
    Y ahora también es republicano. Ya no le falta nada.

    Los datos son falsos y amañados Senserrich. Ni vale la pena entretenerse con ellos, confío en que tú solito encuentres respuestas.
    En circunstancias normales y guiado por mi altruismo diría que te la han colado. Con el tono que gastas en el post no queda más que decir que eres un mentiroso, porque es bastante obvio que tú SABES muy bien, por lo menos, que puede ser o no ser mentira. Y en tu post no hay ni sombra de sospecha. Lo afirmas a sabiendas (aunque no tienes el mérito de la invención).
    Como demócrata tienes muchos recursos. Imagino tu respuesta: «Los datos son falsos pero son correctos en mythical terms

Comments are closed.