Economía & Sociedad

El círculo virtuoso entre salud, inteligencia y prosperidad

21 may, 2012 - - @kikollan

Ayer descubría que los micronutrientes son la nueva promesa en la lucha contra la pobreza y la malnutrición. Pensad que el déficit de Vitamina A causa tantos o más muertos que la malaria. Por eso los suplementos de Vitamina A, o de Zinc, o de Hierro, pueden ser la forma más eficiente de reducir la desnutrición en medio mundo.

Aunque la malnutrición infantil es un drama visible, creo que en ocasiones olvidamos su importancia en el largo plazo. Una buena nutrición de los niños evita patologías durante el crecimiento, mejora su inteligencia, y acaba traduciéndose en mejores niveles de educación y rentas más altas en la vida adulta (23,8%). Y estos beneficios no solo importan para los individuos, sino que benefician a toda la sociedad activando un círculo virtuoso entre salud y resultados: salud -> educación -> renta -> salud -> … .

Entre estas consecuencias hay una que sorprende a mucha gente: las mejoras en salud aumentarían la inteligencia de la población. Quizás nuestras sociedades se volvieron más inteligentes por lavarse las manos… por no hablar de lo que se puede conseguir con campañas de vacunación o con complementos de vitamina A. El punto de partida, que podéis ver en la figura, es que existe una fuerte correlación negativa entre la incidencia de enfermedades infecciosas en un país y el cociente intelectual de sus habitantes (el primero medido en DALYs y el segundo en CI).

4 iq disease burden

Nota: el gráfico lo he tomado de este informe de la Bill & Melinda Gates foundation. Tenéis también detalles al respecto en un artículo de The Economist.

Veréis nítidamente que los habitantes de países con una mayor incidencia de enfermedades obtienen en promedio peores resultados en los tests de cociente intelectual (está es la lista completa). La correlación es fuerte (67%) y estadísticamente significativa (p<0.0001). Y además parece ser causal.

Los autores del trabajo de donde provienen los datos (Christopher Eppig et al., Proceedings of the Royal Society) defienden la tesis de que las habilidades cognitivas están condicionadas por la prevalencia de enfermedades infecciosas. Llaman a esta hipótesis la parasite-stress hypothesis. Construir un cerebro es una tarea absolutamente costosa en términos energéticos —el cerebro de un recién nacido requiere el 87% de su energía metabólica—. Por eso un niño tendrá dificultades en desarrollar su cerebro plenamente, si al mismo tiempo su organismo tiene que dedicar mucha energía para defenderse de enfermedades infecciosas.

La hipótesis del parasite-stress es razonable y compatible con evidencia empírica. (1) La hipótesis explica la correlación negativa entre inteligencia e infecciones que veíamos arriba, y (2) también que la incidencia de infecciones sea un buen predictor del cociente de inteligencia incluso cuando se controlan otras variables. Además (3) está hipótesis ofrece una explicación al efecto Flynn; se ha observado repetidamente que cuando una nación se desarrolla, el cociente intelectual de sus habitantes aumenta mucho en poco tiempo. La hipótesis del parasite-stress contribuye a explicar este efecto: la inteligencia en un país aumentaría con el desarrollo sencillamente porque ese desarrollo reduce la incidencia de enfermedades.

En definitiva, este y otros trabajos nos dicen que invertir en la salud de niños y bebes es una muy buena idea. Y no sólo por una cuestión de humanidad. Cuidar la salud de los pequeños desencadena una cascada de buenos efectos: reduce las desigualdades, incrementa las capacidades cognitivas de la población, nos vuelve más inteligentes, y se traduce en más educación y en rentas más altas. Además ocurre que esas mejoras en salud dan lugar a una sociedad más preparada y más próspera, lo que acaba redundando de nuevo en una mejor salud. Así se pone en marcha un proceso que un físico o un ingeniero llamará una realimentación positiva, pero que bien podemos describir como un círculo virtuoso.

-

PS. En el artículo uso la palabra ‘inteligencia’ para referirme casi siempre al cociente intelectual (CI). Definir ‘inteligencia’ en un sentido más amplio es difícil y seguramente poco práctico en este caso.




30 comentarios

  1. Ovejas_Eléctricas dice:

    Excelente artículo. Una pequeña corrección: ver un coeficiente de correlación expresado en porcentaje me está provocando una grave hemorragia ocular. Seguramente es una correlación de .67, con lo cual el porcentaje de varianza común a las dos variables es de 44.89%. Para que compartiesen el 67% la correlación debería ser de .82, lo cual me parece un poco excesivo.

  2. Áuryn dice:

    No estoy segura de que definir inteligencia como CI sea tampoco demasiado práctico… ¿de qué forma se ha medido?¿cuáles han sido los tests empleados?
    Porque es fácil que se trate de una correlación ilusoria, o que haya otras variables intervinientes que estén influyendo mucho más que la estudiada. De hecho, el efecto Flynn también se explica en gran medida por el diseño de los tests, y no por las características de la población.

    • Kiko Llaneras dice:

      No lo llames ‘inteligencia’, piensa en el CI como una capacidad cognitiva que se relaciona generalmente con cosas positivas en la vida de los adultos y que (se intenta) medir de una forma uniforme y objetiva.

      En cuanto a Flynn, entiendo que se han propuesto muchas explicaciones, y que la verdad está probablemente en una miriada de factores, pero no me parece descabellado pensar que la salud durante el desarrollo infantil sea uno de los importantes.

      • Áuryn dice:

        El CI es un constructo bastante artificial, me temo. Si lo definimos así creo que entramos casi en la circularidad, pero claro, es mi opinión. :P

    • Ovejas_Eléctricas dice:

      El CI es inteligencia. La inteligencia no es el sexo de los ángeles ni el olor de las nubes, es la capacidad intelectual de las personas, que es lo que miden esos tests. Entrar ahora en el argumento perroflautístico según el cual todos somos un copo de nieve único y hermoso es absurdo. Ignorar el 95% de evidencias científicas a favor del CI y centrarse en un 5% de críticas es estúpido. Algo hacemos muy mal en la divulgación de la psicología experimental si la gente se ha quedado con la cantinela de “CI malo caca”. Es una de las medidas más establecidas y robustas, con muchas décadas de investigación detrás que avalan su utilización y con una capacidad predictiva sobre diversos criterios muy potente, de las mejores.

      • Áuryn dice:

        Me temo que me he explicado mal, lo siento, porque no hablaba en ningún momento de copos de nieve y demás, sino de que me faltaban datos.
        Justamente estoy diciendo que el CI es un constructo artificial, es lo que miden los tests (y definirlo de otra manera, en mi opinión, es empezar a sacar conclusiones a priori). Y partir de él, como único dato, para demostrar una correlación positiva con la salud infantil, sin saber de qué manera se ha medido, puede tratarse de una correlación ilusoria, porque, sin ir más lejos, puede que simplemente esté mostrando que a mayor supervivencia infantil, mayor nivel educativo, y los tests estén sesgados culturalmente (entre otras posibles variables mediadoras).
        No critico el concepto de CI, critico su expansión a ámbitos para los que no fue diseñado. Concluir “como el CI medido aumenta, la gente es más inteligente”, sin saber cómo se han tomado las medidas, no me dice nada. Lo que había preguntado es qué tests se usaron, que el CI no sale de la nada, ni es un dato fisiológico que se detecte con una analítica, y la metodología en este caso me parecía importante para sacar esas conclusiones ¿y si hay efecto aprendizaje, por ejemplo?

        Gracias Penny, por el enlace al artículo, eso responde a mis dudas. :)

  3. AmalricNem dice:

    Aunque no sale en el articulo me he acordado de todos esos ” simpaticos señores” que no vacunan a sus hijos en los paises desarrollados (y por el momento españa lo es). Supongo que a nivel pais este resultado se repetiria con los que no han vacunado a sus hijos y los de su entorno.

    Este tema es mi actual nemesis, ver a gente razonable y formada no vacunando a los hijos y exponiendo a los demas a las enfermedades me enerva. Habria que cobrarles el plus de Sanidad por hacer idioteces

    • Kiko Llaneras dice:

      Desde un punto de vistal social —de sociedad— la cosa no tiene discusión. Desde una perspectiva individual diría que tampoco, claro, o al menos eso parece ser la posición de consenso entre médicos.

      • AmalricNem dice:

        Es un caso de teoria de juegos:
        los que no vacunan a sus hijos mientras que los demas si lo hagan sufren poco riesgo de enfermar y evitan los efectos secundarios de las vacunas.
        Los que vacunan sufren los efectos secundarios de la vacuna y pueden llegar a sufrir la enfermedad por culpa de los no vacunados.
        Si nadie se vacuna todos pierden.

        El problema es que las enfermedades estan rebrotando por culpa del aumento de no vacunados, aumentado el riesgo para todos los demas.

        Es eficaz no vacunar a tu hijo mientras los demas si se vacunan pero es un comportamiento antisocial que genera riesgo en los demas.
        Lo dicho, a la gente que hace eso la SS deberia cobrarles un plus fuerte por la externalidad que nos generan a los demas.

    • Penny dice:

      AmalricNem

      También hay evidencia similar con datos de los estados de EEUU
      http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0160289611000286

      La correlación es algo menor (-0.67), pero el efecto es bastante importante

      Tendría interés contar con información para España

  4. Alatriste dice:

    Me he entretenido haciendo una lista por regiones con la información de los enlaces (Nota: Algunos países aparecen más de una vez porque no estaba seguro de dónde clasificarlos; por ejemplo, Israel solo pertenece al Oriente Medio geograficamente).

    Yo diría que se aprecian diferencias geográficas. La correlación es muy buena por ejemplo en Oceanía y en los países de la antigua URSS, menos buena en Europa, y mucho menos buena en Africa… lo cual le hace a uno sospechar que con mejores datos la estadística aún sería más convincente.

    A ver si se pega bien y las tabulaciones no se descontrolan demasiado

    EUROPA
    Italia 102 2.29
    Islandia 101 2.18
    Suiza 101 2.37
    Austria 100 2.16
    Noruega 100 2.24
    Gran Bretaña 100 2.25
    Luxemburgo 100 2.25
    Holanda 100 2.29
    Suecia 99 2.15
    Finlandia 99 2.15
    Alemania 99 2.30
    Bélgica 99 2.30
    Polonia 99 2.36
    Rep. Checa 98 2.12
    Dinamarca 98 2.23
    Francia 98 2.32
    Hungría 98 2.35
    Andorra 98 2.48
    España 98 2.49
    Malta 97 2.21
    Eslovenia 96 2.16
    Eslovaquia 96 2.27
    Moldavia 96 2.89
    Israel 95 2.42
    Portugal 95 2.82
    Rumania 94 2.72
    Bulgaria 93 2.41
    Grecia 92 2.14
    Irlanda 92 2.33
    Macedonia 91 2.51
    Chipre 91 2.58
    Croacia 90 2.37
    Bosnia-Herzeg 90 2.46
    Albania 90 2.48
    Turquía 90 3.17
    Serbia 89 2.50

    EX-URSS
    Estonia 99 2.77
    Letonia 98 2.90
    Bielorusia 97 2.99
    Russia 97 3.04
    Ucrania 97 3.10
    Georgia 94 2.82
    Armenia 94 2.83
    Kazajstan 94 3.09
    Lituania 91 2.62
    Kirguizistán 90 3.28
    Uzbekistán 87 3.00
    Azerbaijan 87 3.17
    Turkmenistán 87 3.33
    Tayikistán 87 3.48

    MAGREB Y ORIENTE MEDIO
    Israel 95 2.42
    Turquía 90 3.17
    Irak 87 3.79
    Kuwait 86 2.56
    Yemen 85 3.79
    Emiratos Arab. 84 2.93
    Arabia Saudí 84 3.03
    Irán 84 3.05
    Jordania 84 3.21
    Marruecos 84 3.22
    Pakistán 84 3.94
    Afganistán 84 4.40
    Bahrein 83 2.64
    Túnez 83 2.84
    Omán 83 2.97
    Libia 83 3.04
    Siria 83 3.06
    Argelia 83 3.57
    Líbano 82 3.00
    Egipto 81 3.25
    Qatar 78 2.91
    Mauritania 76 4.22
    Sudán 71 4.13

    ASIA ORIENTAL
    Singapur 108 2.67
    Corea del Sur 106 2.98
    Japón 105 2.31
    China 105 3.06
    Mongolia 101 3.50
    Vietnam 94 3.46
    Malasia 92 3.21
    Tailandia 91 3.66
    Camboya 91 4.21
    Laos 89 4.03
    Myanmar 87 3.87
    Bangla Desh 82 3.77
    India 82 3.79
    Bhutan 80 3.79
    Sri Lanka 79 3.12
    Nepal 78 3.84

    AFRICA & INDICO
    Sierra Leona 91 4.65
    Mauricio 89 3.29
    Seychelles 86 3.40
    Eritrea 85 4.18
    Uganda 84 4.46
    Nigeria 84 4.47
    Madagascar 82 4.23
    Zimbabwe 82 4.68
    Maldivas 81 3.53
    Kenia 80 4.36
    Zambia 79 4.66
    Congo 78 4.55
    Comores 77 3.97
    Sudáfrica 77 4.44
    Cabo Verde 76 3.64
    Congo-Brazza 76 4.36
    Namibia 74 4.44
    Malí 74 4.50
    Ghana 73 4.15
    Tanzania 72 4.48
    Sudán 71 4.13
    Rep. Centroaf 71 4.56
    Togo 70 4.27
    Benin 70 4.29
    Ruanda 70 4.43
    Botswana 70 4.76
    Etiopía 69 4.38
    Costa de Marfil 69 4.42
    Burundi 69 4.47
    Níger 69 4.57
    Malawi 69 4.62
    Yibuti 68 4.19
    Chad 68 4.48
    Somalia 68 4.41
    Burkina Fasso 68 4.51
    Angola 68 4.57
    Swazilandia 68 4.75
    Guinea 67 4.38
    Guinea-Bissau 67 4.51
    Liberia 67 4.59
    Lesotho 67 4.74
    Senegal 66 4.14
    Gambia 66 4.15
    Gabón 64 4.23
    Camerún 64 4.35
    Mozambique 64 4.64
    Guinea Ecuat. 59 4.45

    OCEANIA
    Nueva Zelanda 99 2.28
    Australia 98 2.25
    Brunei 91 2.90
    Cook Is. 89 3.25
    Samoa 88 3.34
    Indonesia 87 3.55
    Tonga 86 3.29
    Filipinas 86 3.43
    Fiji 85 3.26
    Kiribati 85 3.55
    Marshall Is. 84 3.46
    Vanuatu 84 3.51
    Micronesia 84 3.58
    Solomon Is. 84 3.72
    Papua&N.G. 83 3.91

    AMERICA
    Canadá 99 2.30
    Estados Unidos98 2.56
    Uruguay 96 2.84
    Argentina 93 2.96
    Chile 90 2.87
    Costa Rica 89 3.29
    Surinam 89 3.51
    Méjico 88 2.97
    Ecuador 88 3.36
    Brasil 87 3.21
    Bolivia 87 3.65
    Guyana 87 3.86
    Cuba 85 2.67
    Perú 85 3.41
    Trinidad&Tob 85 3.66
    Venezuela 84 3.11
    Panamá 84 3.20
    Colombia 84 3.26
    Paraguay 84 3.30
    Belice 84 3.31
    Bahamas 84 3.47
    Rep. Dominic 82 3.64
    Nicaragua 81 3.38
    Honduras 81 3.63
    Barbados 80 3.27
    El Salvador 80 3.42
    Guatemala 79 3.77
    Grenada 71 3.19
    Jamaica 71 3.22
    Saint Vincent 71 3.23
    Antigua&Barb 70 3.06
    Dominica 67 3.00
    Saint Kitts&N 67 3.14
    Sao Tomé&Pri 67 3.97
    Haiti 67 4.32
    Santa Lucia 62 3.00

    • Penny dice:

      Alatriste:

      Gracias por facilitar los datos

      En el trabajo original (más arriba tienes el vínculo) presentan correlaciones dividiendo el mundo en 6 regiones.

      Las correlaciones son significativas en los 6 casos, salvo para América del Sur. Al parecer, hay valor atípicos en algunas islas del Caribe

  5. Alatriste dice:

    Lo dicho, las malditas tabulaciones… [suspiro]

  6. Manuel dice:

    Un punto contra las vacunas (que hoy por hoy no es decisivo pero podría serlo en el futuro si la incidencia de esas enfermedables bajara notablemente) es que producen un aumento de las alergias y enfermedades autoinmunes.

  7. Penny dice:

    Muchas gracias, Kiko, por traernos esta apasionante información

    Después de ver esto, creo que alguien tendría que pensar seriamente los recortes en sanidad. Pueden salirnos muy, muy caros

    PD Tendría su gracia si alguien utilizase esta medida de prevalencia de enfermedades infecciosas como determinante del crecimiento del PIB. Por ejemplo, extendiendo el trabajo de Sala i Martin y coautores http://ideas.repec.org/a/aea/aecrev/v94y2004i4p813-835.html

    • Kiko Llaneras dice:

      Gracias a tí por los enlaces. No conocía el trabajo con datos de Estados de EEUU. Me sorprende que incluso ahí la correlación se mantenga (suponía que se difuminaría mucho en un país desarrollado donde —asumo— que los niveles de incidencia de enfermedades y de CII están más ajustados).

      Saludos.

  8. hablamosdepersonas dice:

    Cuando en un mismo párrafo, has conseguido cambiarme la imagen primera de unos niños malnutridos para renglón seguido, anunciarnos las bondades socioeconómicas de una buena alimentación, no he podido seguir leyendo. Solo me he cuestionado cuánto de humanidad queda en quién lo escribe!!!

  9. hablamosdepersonas dice:

    Disculpa. Borra mi comentario. No debi haber dicho nada.

    • Kiko Llaneras dice:

      No te preocupes, entiendo la sensación porque yo la tenía al escribirlo. Pasa siempre que uno toma una perspectiva analítica sobre un asunto dramático. Pero es la única forma de encontrarles solución.

      Otra gente se encarga de agitar nuestra conciencia con imágenes, o con narraciones, y es una labor importante. Desde aquí escribimos con un enfoque analítico y cuantitativo, lo que supone cierto desapego científico. Pero eso no quiere decir que seamos ajenos al drama humana que hay detrás de cada cifra.

      Aquí tienes un ejemplo concreto de que no lo somos: “Ayuda para los refugiados de la fallida Somalia.”

  10. Manu Oquendo dice:

    En 1975 ví por primera vez en mi vida los efectos del hambre en el cerebro de los niños. Desde entonces me sobran series estadísticas, causalidades y regresiones. No son tan claras ni tan evidentes.

    Fue en Bogotá, en pleno estado de sitio y con toque de queda hasta el amanecer. Los semáforos del centro estaban ocupados por niños de poco más de tres o cuatro años vendiendo paquetes de Winston y Marlboro. Aquellos niños nunca saldrían de un IQ ridículo y probablemente morirían como mueren los gachupines, en la red de cloacas donde se escondían.

    Hay hambres que vienen genéticamente de muy atrás, de tus padres y abuelos.

    Por eso aquellos pobres críos no podrían nunca salir del pozo. Harían falta varias generaciones de alimentos normales, de higiene y de cariño para salir a la luz con un mínimo de esperanza.

    Verlo en directo te ahorra todos los estudios porque lo mismo sucedía en Ulan Bator, en Bombay, en Maputo y en los orfanatos del Moscú de Gorbachev.

    Los españoles tenemos muchos problemas pero somos el país del mundo que más niños de estos acogemos. Aquí hay mucha buena gente.

  11. Raúl S. dice:

    1) “El punto de partida, que podéis ver en la figura, es que existe una fuerte correlación negativa entre la incidencia de enfermedades infecciosas en un país y el coeficiente intelectual de sus habitantes”

    No existe eso del “coeficiente de inteligencia”. Es “Cociente”:

    http://www.malaciencia.info/2005/04/cociente-intelectual-que-no.html

    2) “No lo llames ‘inteligencia’, piensa en el CI como una capacidad cognitiva que se relaciona generalmente con cosas positivas en la vida de los adultos y que (se intenta) medir de una forma uniforme y objetiva.”

    Pero el CI mide “algo”. No es sólo un constructo vacío que correlaciona con “cosas buenas”.

    No, el CI no es una “capacidad cognitiva”, es una relación entre lo que se operativiza como “edad mental” (y es un constructo, es decir, un acuerdo entre estudiosos del tema sobre qué es eso de la “edad mental”, hay una estandarización, estudio estadístico, etc) y la “edad biológica”. En todo caso es la relación entre una variable mental y una biológica. La “capacidad cognitiva” (habría que discutir mucho sobre llamarla así también) sería la edad mental, en todo caso.

    3) “Combatir la malnutrición desencadena una cascada de buenos efectos: reduce las desigualdades, incrementa las capacidades cognitivas de la población, nos vuelve más inteligentes, y se traduce en más educación y en rentas más altas”

    De nuevo creo que no. La desnutrición afecta al “hardware”, y el peor rendimiento del “software” viene de ahí. No es que te hagas más inteligente al dejar de estar desnutrido: el ordenador al que arreglas el ventilador no hace de repente cosas muchas más cosas para las que no estaba programado, pero al menos funciona. No sé si me explico.

    • Kiko Llaneras dice:

      1) Corrijo, thanks.

      2) Le decía que lo pensara así si tenía problemas con ‘inteligencia’. Y al decir que es una capacidad cognitiva me refería a la inteligencia (ya sé que no he escrito eso exactamente). Yo entiendo que el cociente intelectual es una medida, un artefacto, construida para capturar cierto tipo de capacidades cognitivas. Entiendo que se relaciona con la edad, pero no solo, ¿no?

      3) Si te entiendo bien, creo que coincidimos. Mi comprensión del asunto es que la malnutrición afecta al desarrollo e impide que algunas personas desarrollen su cerebro plenamente (el hardware, si quieres). Igual que la desnutrición afecta a nuestra altura, a nuestro sistema inmunológico, etc. Pero si pensamos a nivel de una población esas cosas que decía arriba son las que se consiguen. Una sociedad cuyos niños están sanos es una sociedad de gente más inteligente, más educada, etc.

    • Ovejas_Eléctricas dice:

      A la inteligencia se la conoce como GMA (general mental ability) o factor G. No es un cociente ni hay una “edad mental” desde los tiempos de Galton, hace más de un siglo. Yo he escuchado a importantes investigadores en inteligencia decir “coeficiente” sin que nadie se rasgue las vestiduras. Los únicos que se escandalizan son los que tienen un blog de ciencia, que son más papistas que el papa, no los que se dedican profesionalmente a estudiarla. El CI sí es la capacidad cognitiva de las personas. Es el factor general (de ahí el nombre de “Factor G”) que subyace detrás de todos los tipos diferentes de capacidades cognitivas (memoria, razonamiento matemático, etc) y que provoca que todas ellas correlacionen en gran medida.

  12. Epicureo dice:

    Utilizar el CI para hacer comparaciones entre poblaciones es algo más que discutible. Estoy seguro de que la mayoría de los psicólogos lo considerarían un error. Se desarrolló para determinar qué niños de una misma clase necesitaban más ayuda, y nada más.

    Por otra parte, la conclusión es de perogrullo. Procurar que la gente esté sana mejora muchísimas cosas, incluyendo la economía y el nivel intelectual. No hacen falta estudios dudosos para saberlo. ¿Si la correlación no hubiera sido significativa habríamos dicho que no vale la pena vacunar a la gente?

    • Kiko Llaneras dice:

      Epicureo, que la población de distintos países tiene CI promedios distintos es un hecho observado. Estudiar el porqué me parece importante, sobre todo si parece que la brecha se debe a cuestiones ligadas con el desarrollo de niños y bebes.

      En cuanto a lo segundo, la explicación va más allá, no solo que la salud importa, sino que la relación parece ser causal y que la causa principal es la incidencia de enfermedades infecciosas (y no otros aspectos de salud pública). Conocer los detalles de esta relación y qué medidas serán más efectivas sirve para dar el mejor uso a unos recursos que, lamentablemente, son limitados. Si estuviésemos vacunando a dando antibióticos a todos los niños del mundo es verdad que el estudio quizás no sería útil, pero es que no es el caso.

  13. lluis dice:

    Kiko, los suplementos de vitamina A, zinc o hierro no son la forma más eficiente de reducir la desnutrición infantil.

    Para reducir la desnutrición infantil, los niños deben ingerir ALIMENTOS VARIADOS de tal manera que:

    1.- aporten un mínimo de 1.700 calorías diarias para un niño de 4-5 años.
    2.- Dentro de estos alimentos debe una proporción adecuada de proteínas,
    hidratos de carbono grasas vitaminas etc.
    3.- Si el volumen y calidad de los alimentos es adecuada,
    los niños no necesitan ningún suplemento.
    4.- Los suplementos por si solos no solucionan nada.

    En el articulo que comentas se habla de Guatemala. Bien según INTERMON-OXFAM, en Guatemala la mitad de los menores de 5 años padecen desnutrición crónica. Y ¿ por que sufren desnutrición ? pues según INTERMON-OXFAM el 80 % de las tierras está en manos de grandes empresas y terratenientes.

    Quizá la pobreza, enfermedades, malnutrición, vivienda insalubre, no acceso a la educación y CI bajo no se soluciona con micronutrientes.

    Que alternativas se te ocurren ???

    LUIS

    Referencias
    http://www.IntermonOxfam.org

    “Tabla de composicion de los alimentos”
    Moreira, Olga y otros
    Editorial Piramide Madrid 2001 pagina 228.

    • admin dice:

      Está claro que los micronutrientes no son la solución única y último, aunque sí parece que los suplementos son una opción eficiente a la hora de combatir la desnutrición. El problema es que hay lugares donde las calorías son suficientes, o casi, pero la falta de ciertos nutrientes sigue causando estragos. Es ahí donde irían dirigidos estos suplementos, entiendo.

      Por lo que dicen estos trabajo que cito arriba, vaya, yo es un asunto que apenas conozco.

      Entiendo que hay muchas actuaciones a combinar.

      Saludos.

  14. LLUIS dice:

    Kiko, que hacemos con el tema que ha estudiado INTERMON-OXFAM

    Guatemala. 50 % de niños menores de 5 años con problemas de desnutrición y el 80 % de las tierras cultivables en manos de terratenientes y grandes empresas, terrenos donde al parecer se cultivan biocombustibles.

    Bueno. suerte han llegado los micronutientes.

    salud

    LLUIS

Comments are closed.