Sociedad

Descalificando gratuitamente a la religión

6 abr, 2012 - - @jorgegalindo

Vaya por delante que no solo no creo en Dios, sino que ni siquiera estoy bautizado. Mi educación, de hecho, estuvo más cerca del ateísmo que del agnosticismo. Creo que es necesario explicitarlo para poner en contexto esta nota.

De un tiempo a esta parte vengo observando que el discurso antirreligioso aumenta en número e intensidad de mensajes. Sus principales defensores pueden resumirse en dos grupos: de un lado, personas de izquierda con perfil de votante de IU/Esquerra/ICV/Compromís/Equo. De otro, amantes de la ciencia y del pensamiento analítico, racional y crítico, de los que intento formar parte. La forma habitual del discurso está relativamente correlacionada, creo, con el sentirse parte de un perfil o de otro de los anteriores (y digo “sentirse” y no “ser” porque, como es obvio, muchas veces coinciden en la misma persona). Cuando uno adapta el rol de izquierdas, la crítica es de furibunda separación entre iglesia y Estado, normalmente acompañada de alguna cita. Sin embargo, en la posición de defensor a ultranza del pensamiento racional, la argumentación se torna chanza: el mecanismo habitual es ridiculizar la religión católica como una superstición que se basa en a) un tipo que resucitó; b) una paloma que es a la vez el mismo tipo; c) un libro lleno de preceptos absurdos que un grupo de locos irracionales sigue, y así sucesivamente.

Mi problema con el primer grupo de argumentos es escaso: por descontado, abogo por profundizar en la separación entre iglesia y estado. Sin embargo, me resulta risible que durante el último año el principal foco de críticas en este sentido haya sido que a la Iglesia no se le ha disminuido la cantidad de dinero que recibe de los Presupuestos de manera directa, que en su mayoría se refieren a la famosa casilla de la declaración del IRPF que posibilita ceder un porcentaje determinado de nuestros impuestos al clero. Pero bueno, esto es un problema de foco de atención (que yo preferiría fijar en la conveniencia o no de tener tantos conciertos educativos de Comunidades Autónomas con instituciones religiosas). Lo que realmente me incomoda es la segunda línea argumental.

No creo que sea ni necesario ni conveniente, al no aportar absolutamente nada al debate público, remarcar la irracionalidad de las creencias religiosas, sean las católicas o cualesquiera otras. Parar ahí la crítica denota, además, una ignorancia preocupante, así como un desprecio por la cultura como tal que me asombra. Para que se me entienda bien: ‘cultura’ es el sistema de códigos y símbolos que empleamos para poder crear nueva información, intercambiarla (comunicarnos) y relacionarnos socialmente en base a una serie de pautas de conducta, cosa que nos facilita (ahora me pondré marxista) enormemente la gestión de los recursos y conflictos existentes. La religión ha sido y es, si bien es cierto que en el mundo cristiano occidental cada vez menos, una parte fundamental (insisto: fundamental) de todo ello. Los estudios sobre por qué nacieron las religiones, de qué manera se han formado y cómo han condicionado nuestro comportamiento han sido uno de los motores principales de las ciencias sociales. Que ahora lleguen cuatro (o cuatrocientos) iluminados a descalificarlas como creencias absurdas, iluminados que además se consideran analistas críticos de la sociedad en la que viven, es sin duda curioso.

Una religión es una forma sistematizada de pensamiento mágico, no analítico, que nos ofrece un mapa para entender mejor aquellas partes de la realidad que nos generan incertidumbre y a las que, por una razón o por otra, no somos capaces de enfrentarnos con las herramientas analíticas y científicas de las que disponemos. Por mucho que la presencia del método científico y el pensamiento crítico haya aumentado mucho en los últimos dos siglos, la necesidad de estos atajos, planos o muletas va a seguir existiendo por las limitaciones neurológicas, psicológicas y sociales de los seres humanos. Rechazar de plano una de ellas, que además ha sido la más importante de nuestra historia, sin tan siquiera pararse a investigarla desde el respeto, me parece una estrategia bastante torpe si lo que queremos conseguir (y me incluyo) es que quede finalmente superada. Entre otras muchas cosas, porque cuando un grupo recibe un ataque frontal tiende a cohesionarse.

En otras palabras: leamos la Biblia. Feliz Viernes Santo.




44 comentarios

  1. Dragoon dice:

    Yo soy pasota: me da igual que exista dios o no. Pero me molesta el proselitismo, venga de donde venga, y me molestan los ataques a las personas por motivos de raza, sexo, orientación sexual, política y religiosa, etc. Lo malo de muchos ateos (Sr. Dawkins, le estoy mirando a vd.) es que se creen que Dios son ellos.

  2. lopezsanchez dice:

    Yo añadiría: leamos “San Manuel Bueno, mártir”. Desde mi agnosticismo jamás he entendido ese empeño por “despertar” a los que pueden encontrar el consuelo de que hay algo aparte de la nada cuando nos morimos. Afortunados ellos, que viven engañados (o no).
    Aparte, claro está, del hecho de que, como bien señalas, la religión configura la “cultura” en la que nacemos y vivimos y, por ende, nuestro sistema de creencias más arraigado. Así, por ejemplo, un ateo de origen judío tiene una cosmovisión muy diferente de la que pueda tener yo. Es algo que se manifiesta muy claramente en la literatura. Las sociedades monoteístas tienden a tener una concepción lineal y finalista del tiempo, algo que no se da en sociedades como la hindú. Generamos historias con inicio, trama y desenlace. La mayor parte de nuestras novelas (experimentos renovadores aparte) siguen este esquema. Sin embargo, cualquiera que haya leído algo de Naipaul (quien, por cierto, tenía nacionalidad británica y escribió su obra en inglés) percibe que aquello parece no ir a ningún sitio, que la narración va transcurriendo de forma cuasi-circular como un pasar de la vida una y otra vez. O, por poner otro ejemplo, sin la influencia del pasado animista en el Japón actual no se entienden las peculiaridades de su cine de terror o el fascinante mundo de las películas Ghibli.
    Luchemos por la separación total de iglesia y estado (la asignación económica a la iglesia católica es mucho mayor que la de la famosa casilla) y dejémonos de proselitismos. Son inútiles y contraproducentes.

  3. plazaeme dice:

    Está bien el planteamiento, pero deja atrás el por qué. Que sin embargo está en tu explicación: el sistema de códigos y símbolos, etc. Tener poder de verdad, todo el poder, es mandar también sobre esos sistemas. Y cuando quieres imponer los tuyos, la existencia de cualquier otro sistema es un incordio, cuando no un impedimento.

    A mi me parece evidente que se trata de sustituir ese sistema de códigos y símbolos (un sistema moral al final) por otro. Exactamente igual de irracional, pero con la diferencia de que los peligros del primero son conocidos, y tenemos defensas (son muchos siglos en ello), y en el caso del segundo no.

  4. Mario dice:

    Para mi, el mayor problema es personas religiosas intentan imponer sus criterios, especialmente cuando a ellos mismo no se les aplica por conceptos tan perniciosos socialmente como el perdon total de los pecados.
    “Leamos la biblia” es algo que debería aplicarse, sobre todo, a las personas religiosas. Muchos estudios señalan que saben más de religión los ateos que los propios miembros de una religión.
    Por eso me parece importante señalar las irracionalidades, porque muchas personas que se consideran racionales y religiosas, en ningún momento se han parado a estudiar realmente sus religiones. Quizá señalándoles las incongruencias comiencen a investigar, y acabe cayéndose por su propio peso todo el tinglado.

    En definitiva, que sí, que leamos la biblia, pero que no se obligue a leerla acríticamente a mentes en formación: da auténtica pena ver el alejamiento de la realidad que produce en niños y adelescentes, y la fijación de pensamientos acríticos, obediencia al poder establecido sin cuestionamiento alguno, etc.

  5. Fran Saurí dice:

    Respecto al primer grupo de argumentos. Estoy de acuerdo contigo; pero tengo más problemas que tú con ellos. Conviene destacar que, como norma general, el procedimiento de la casilla del IRPF favorece la continuidad de las instituciones eclesiásticas existentes. Aplicado a nuestro caso, favorece a determinada forma de entender la iglesia católica: la que está representada en su jerarquía. ¿Por qué no dejar que las confesiones se busquen la vida y la geometría de las instituciones no favorezcan, no sólo a unas o a otras, sino a determinadas tendencias y no a otras dentro de cada confesión? Creo que esa es la clave y, como muy bien dices, no lo es si la Iglesia ha recibido esto o lo otro.

    Respecto al segundo grupo de argumentos. Esto me recuerda a las discusiones sobre la economía que se pueden ver por estos lares. Cuatro tópicos mal traídos. Concuerda con el nivel general.

    En otras palabras: leamos la Biblia. Y también los comentarios bíblicos que las buenas ediciones de ésta suelen tener. Podemos añadir algo de Antonio Piñero, que tiene la virtud de ser de los que saben de aquí y escribir clarito. También un manual como el de Loughlin “La arqueología y la Biblia” que te hace sospechar las tesis que argumentan explícitamente Finkelstein y Silberman en “La Biblia desenterrada”. Como contrapunto, un “incunable” como “Y la Biblia tenía razón” de Keller con nihil obstat.

    Sólo dos libros más y lo dejo. “La expansión del cristianismo” de Stark es apasionante. Finalmente “Historia de la cristiandad” [ojo, de la cristiandad, no de la la Iglesia en el sentido estrecho] de Diarmaid MacCulloch.

    Seguro que a muchos se les ocurren mejores ejemplos.

  6. Ander dice:

    Pues yo estoy en desacuerdo con el planteamiento principal. La gente que ridiculiza la religión la ha estudiado (One does not simply make jokes about the holy Trinity and transubstantiation), y creo que, precisamente debido a su naturaleza irracional y absurda, necesitamos derribarla a través de la risa; al debatir seriamente con los pastafarianos les damos un respeto que sus creencias no merecen. Y me temo que lo de despreciar la cultura te lo has sacado de donde ya sabes, porque los dos grupos mejor informados sobre las creencias e historia de su religión (y la de otros) son los ateos y los judíos (pondré un link al estudio). El sustento de la religión es la seriedad de la tradición, por eso debemos reírnos de ella. Los ateos militantes conocemos la religión y su efecto en la historia, por eso mismo deseamos destruirla.

    Si no me equivoco, el planteamiento de este artículo es “Sí, sí, la religión es mala, pero los que se ríen de ella son tontos”. Ojalá Dawkins te ilumine con su rayo de luz

  7. Pescador dice:

    Hombre, lo malo de la religión no es que aporte muletas mágicas para la desgracia, la enfermedad y la muerte, sino que sus dirigentes pretenden reglar la vida diaria del común de la población y siguen añorando un brazo secular.
    Y, en cuanto a lo de quien ataca ó no ataca, quien esta cohesionado ó no cohesionado, me gustaría que alguien me diera ejemplos de cuando en España la iglesia ha estado realmente a la defensiva ó no ha estado cohesionada…porque desde un concordato de cine a las concertadas, pasando por el permiso para que los obispos puedan actuar como registradores de la propiedad y escriturar propiedades a su nombre con una facilidad pasmosa , no veo yo esa debilidad de la iglesia por ninguna parte.
    Y si hablamos de ataques y mofas “culturetas”, hablamos de un fenomeno urbano y de gran capital, porque lo que es en las poblaciones donde todos se conocen, en las ciudades de tamaño medio y en el rural, ser ateo practicante, o simplemente oponerse a las cacicadas del parroco/obispo es buscarse complicaciones para una vida social normal. Aunque en la intimidad todos sean pecadores/herejes/descreidos…

  8. Sr.Belizón dice:

    ¿Qué no aporta nada remarcar la irracionalidad? Entonces será mejor que nadie mueva un dedo a favor de la racionalidad…? Ese argumento sí que me parece peligroso.

    ¿Cuándo decidimos que “algo” deja de aporta a favor de la racionalidad ¿cuándo Copernico publicó “De Revolutionibus Orbium Coelestium »? o cuando Charles Darwin nos abrió los ojos frente a nuestra posición en el mundo? ¿en qué momento decide usted que es el momento de parar el debate?…,

    Nadie desprecia nada, tampoco creo que el desprecio sea gratuito ¿cualquier cosa, por horrible, tonta o despreciable que sea, sí está sujeta al áurea del misticismo cultural se le debe rendir respeto? Casi que le vuelvo a preguntar ¿sabe usted dónde pone los límites?¿qué es y qué no es respetable?

    Lo que es absurdo es absurdo, y punto. (¿tan difícil es?)…

    Parece que los ateos y librepensadores debemos tener alguna mutación que nos hace inmune a esas “limitaciones neurológicas y psicológicas” a las que se refiere.

    ¿Qué es eso de las “limitaciones” de las que habla? yo no las tengo y vivo sin problemas y feliz como una lombriz.

    Usted cree una falsa dicotomía que no sé de donde sale, esa en la que cuestionar la fe absurda de las personas religiosas es un ataque frontal, primero a la cultura y segundo a la integridad moral etc. de esas personas, y eso, lo siento mucho, no es así. Quien tiene creencias absurdas debe recapacitar en si sus creencias son absurdas o no y no al revés.

    Nadie (por ejemplo) cree el los “dioses paganos” de la antigua Roma, o del antiguo Egipto, todos y cada uno de nosotros podemos incidir en la absurdez de sus ritos y creencias ¿se deriva por ello un desprecio a la cultura, las artes y el humanismo de aquellas antiguas culturas?…, la respuesta al igual que en la actualidad es no.

  9. Pio dice:

    Si el argumento principal es que en el debate sobre la religión hay que ser respetuoso con el otro, no intentar humillarle, etc., estoy de acuerdo (pero podías haberlo dicho en muchas menos líneas).

    Si lo que quieres decir es que no tiene sentido criticar las ideas religiosas desde el prisma de la racionalidad, entonces estoy en desacuerdo. Otra cosa es que haya mucha gente que siente como una falta de respeto toda critica a sus ideas, y en el tema religioso eso es lo normal.

  10. [...] compañero Jorge Galindo ha escrito un post que podéis leer justo aquí abajo dónde critica la postura de la gente de corte, digamos, [...]

  11. Alex dice:

    Quitando la cantidad de recursos econòmicos, e incluso vidas, que se llevaron por delante…y lo bonitas que son algunas catedrales gòticas?

  12. Jesús dice:

    Soy firmemente ateo, aunque conozco la religión católica mejor que muchos de ellos. Estoy también en desacuerdo con ciertas bromas y ridiculizaciones que se hacen de ello: aunque también pienso que es irracional y ridículo, no tengo por qué ir buscando ofender a los demás.

    Sin embargo, hasta cierto nivel recordar su irracionalidad es necesario, porque ellos no se van a callar en decir que lo irracional es no creer en un dios (a mí me lo han dicho ya muchas veces).

    ¿Quieres creer en todos esos dogmas? Bien, pero no digas que es lo único racional, porque no tenemos ninguna información que nos permita racionalmente creer en la existencia de un ser supremo lleno de amor que nos vigilia y regala sus dones, ni ninguna otra de esas creencias. Si crees, ten claro que es por una fe, revelación, o lo que sea que los demás no tienen por qué compartir.

    Por último, el argumento de la cultura no me parece adecuado. En nuestra cultura está también tener a las mujeres en casa cuidando de los niños, y pegarlas si se les quema la comida. La cultura no debe ser nunca un argumento para no intentar cambiar lo que nos parece mal.

    También los antiguos griegos creían en un hombre con barba que tiraba rayos (sí, he sobresimplificado, todos conocemos a Zeus), y eso no quita que podamos pensar y decir (dentro de un margen de respeto razonable) que es una idea absurda y sin suficiente fundamento.

  13. Alberto García Ortega dice:

    Ningún problema con las cosas que crea cada uno, ya sea en los pitufos, espiritus santos, monetarismo o homeopatía. Pero las organizaciones con ánimo de lucro que se aprovechen de la fe ( irracional de los demás deberían ser procesdas como mínimo por estafa. Y eso incluye credos, curanderos, adivinos y estafas piramidales.
    ¿Que tendrá que ver el respeto con quere ver a los estafadores detenidos?

  14. Drissang dice:

    “las personas tienen dignidad y merecen respeto, las ideas no”

    No recuerdo quien lo dijo. Lo que quiero decir con esto es que yo pudeo (y debo) respetar a las personas, pero eso no significa que deba respetar o no cuestionar sus ideas, sean cuales sean. Estoy en mi derecho de opinar que sus ideas son absurdas (y esa persona que las mias son chorradas), Y si puedo justificarlo adecuadamente mejor.

    Que yo me burle de los preceptos de la religion no significa que que no pueda apreciar y valorar su papel en la historia, en la cultura, en la sociedad actual, etc.
    Es evidente que han jugado un papel fundamental en nuestro desarrollo y cultura, pero eso no quita que intentemos cambiar sus peores defectos.

    Y para dejarlo bien claro, como ateo y contable, una de las cosas que más me jode es que se lleven parte de mis impuestos. Cada uno que se pague sus vicios, aunque en eso la religión no es la úncia culpable…

  15. Folks dice:

    Jorge, vamos a hacer una pequeña cuenta mental:
    Vamos a suponer que todo el PIB español (Todo, eso te concedo) tributa IRPF y que las ONGs son todas religiosas. Con la(s) casilla(s) no sumas ni 7000 millones de ecus. Faltan 4000.
    Haz los supuestos más realistas y vuelve a decir que la ICAR cas todo lo saca de la casilla si tu sentido común te lo permite.

    Feliz resurrección de Goku para luchar con Vegeta.

  16. Francisco dice:

    Quiero decir que:

    a) Ridiculizar la religión es un modo de auto-defensa (usado por quien cree necesitarla) porque hablar racionalmente sobre las religisiones carece de sentido. De modo que quien se siente atacado-oprimido por las religiones responde mostrando su profundo sinsentido.

    b) Los ateos-pasivos-agresivos no son más duros ridiculizando la religión que el escritor de politikon medio ridiculizando las posturas marxistas o cualquier cosa dicha por la verdadera izquierda, aplicando el razonamiento de (a). Esto es un ataque ad-hominem, un uso del ytumasismo pero es cierto. :)

    c) Yo ridiculizo a la religión a menudo, no me siento en absoluto representado por ella a pesar de que no soy ateo (creo en algún tipo de trascendencia que no consigo explicar ya que proviene de la fe) y estoy bastante influenciado (a mi pesar) por el pensamiento cristiano. Con todo ello, y a pesar de mi supuesta repulsión por la iglesia me case en una (y conocida) y permitiré a mi señora bautizar a la prole (si viene). Si, incongruente a tope. Soy español, español, español como cantamos cada eurocopa o mundial.

  17. [...] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Descalificando gratuitamente a la religión politikon.es/2012/04/06/descalificando-gratuitamente-a-la…  por Spain-Is-Pain hace [...]

  18. Xoco dice:

    No todo lo que sea “cultura” es bueno, ¿partimos de la misma base?

  19. Luis dice:

    El discurso antirreligioso ha aumentado como reacción al aumento del fanatismo religioso. Uno retroalimenta al otro. Soy agnóstico y escéptico, y defiendo la ciencia y el racionalismo. Si, por ejemplo, se redacta una ley del aborto en base a supersticiones, considero mi deber denunciarlo. Denunciar la superstición, denunciar la ley y denunciar la estupidez de los supersticiosos. No veo por qué debería leer la biblia

    • J.L. Ortega dice:

      El problema es que sólo con la ciencia (independientemente de ser religioso o no) no nos podemos manejar. ¿Qué es hacer una ley científica sobre el aborto?, no entramos en los tópicos que todos conocemos pero todos tienen algo de razón (sin tener en cuenta para nada la religión). ¿Y la política?, como científicos deberíamos llegar a una “solución” única que sea la mejor. Al final, cada uno tiene una serie de creencias (no hace falta que sean religiosas, pero son igual de “acientíficas”) que intenta imponer a los demás, y esto tiene difícil solución…

  20. Yop dice:

    Muchos de los “atacantes” de la religion del 1º grupo, a la menor oportunidad te meten cada rollo filosofico pseudo-oriental que te deja aturdido toda una semana.
    No son “no-creyentes”, simplemente tienen otra religion que les parece mas adecuada, mas cool o mas “progre”.
    Neo-ecologismo (que daño ha hecho la carta, falsa por cierto, del Gran Jefe Seattle), meditacion trascendental, comunion del hombre con la naturaleza…..la lista es interminable. New age se ha llamado toda la vida.

    Vamos que en realidad hacen proselitismo, y el primer paso de cualquier nueva religion siempre ha sido ridiculizar la existente.

    Y cuidado con el segundo grupo, que de la ciencia tambien se puede hacer una religion. Y si no hay estan la pseudociencias tan en aumento en España (impartidas en universidades, nada menos). O como unas ciencias son consideradas malevolas y otras son santificadas.

  21. Vellana dice:

    es gracioso que alguien piense que puede haber alguna redacción de ley del aborto basada en la ciencia… y encima se tiene por defensor de la ciencia. Me gustaría saber de cuál.
    Un saludo.

    • casty dice:

      La ciencia establece cosas como cuándo un feto es viable. o cuándo supone un peligro para la madre. Yo preferiría que una ley del aborto tuviera muy presentes los resultados de ese tipo.

      • Que la ciencia explique tales cosas no significa que la ley del aborto “se base en la ciencia”. Al menos si hablamos de una ley de plazos que autoriza a la embarazada a abortar independientemente de si el embarazo o el parto suponen un riesgo para si vida o no.

        En cuanto a la viabilidad del feto, las legislaciones suelen establecer plazos para abortar bastante anteriores a la viabilidad del feto. Podemos incluso imaginar que mañana la ciencia permitiera la gestación artificial del embrión desde, digamos, el primer mes desde la fecundación. Bien, no creo que en tal caso quienes hoy defienden una ley del aborto pidan restringir el derecho a abortar al primer mes de embarazo.

        No, la ciencia describe el desarrollo embrionario, pero la decisión de si es lícito el aborto o hasta qué momento de dicho dearrollo lo es no es algo que la ciencia puda responder, sino que es una cuestión moral que cada sociedad debe resolver.

        • Epicureo dice:

          La ciencia no puede tomar decisiones finales en asuntos morales. Pero, si somos racionales, los argumentos científicos tienen que tenerse en cuenta a la hora de decidir.

          Antiguamente, se consideraba a una persona muerta cuando dejaba de respirar. Con los avances científicos, se considera ahora que la muerte se produce cuando la corteza cerebral no tiene actividad. Y todo el mundo, incluída la Iglesia, lo acepta sin discusión.

          Si adoptamos los mismos criterios para el desarrollo gestacional, lo que parece razonable, habrá que tener en cuenta que tanto la activación de las neuronas de la corteza como el umbral de viabilidad no se dan hasta el sexto mes del embarazo.

          Con estos criterios se puede defender perfectamente una ley de plazos. Y si no se quiere, habrá que aportar argumentos que los contrarresten.

          • Vellana dice:

            Supongo que estás de coña.
            O sea, que afirmas que, al no tener actividad cerebral, un feto ¡¡¡ está muerto!!!!
            He leído argumentos de todo tipo, generalmente bastante flojitos, pero este es de aurora boreal.
            No basta creerse escéptico, racional, science-guided; además, no está de más o bien pensar o bien expresarse mejor.

            A ver, para que se entienda: diga lo que diga la ciencia sobre los fetos, los embriones, las actividades cerebrales o las cortezas eso no impide que una sociedad prohíba racionalmete quemar los bosques, destruir huevos de buitre leondo o fósiles del cretácico. Lo mismo para los embriones y fetos humanos.

            Un saludo.

    • Francisco dice:

      Cualquier cosa que no subsista por si mismo fuera del útero es una masa más o menos desarrollada de céculas previa a la vida.

      En ese caso, en caso de duda médica, la madre prevalece.

      Previamente a eso, aunque no se pueda determinar cuando podemos empezar a considerar al feto “pre-vivo” y digno de no abortar por decisión subjetiva es bastante posible determinar que en 10 o 12 semanas aún no ha alcanzado dicho estado y es un tiempo suficiente para tomar una decisión.

      No me parece tan complicado.

      • Epicureo dice:

        Vellana, un feto no está muerto. Y una persona que ha sufrido un derrame cerebral masivo, pero respira, tampoco está muerta, biológicamente hablando. Pero legalmente ya no se la considera una persona viva (hasta se pueden reutilizar sus órganos), y la iglesia católica lo acepta así.

        Por supuesto, si la sociedad, o sea la inmensa mayoría de la gente (no basta el 51 % para imponer una prohibición) decide prohibir el aborto, un argumento científico no lo puede cambiar. Pero un argumento científico puede ayudar a la gente a tomar una decisión. Sabiendo como se desarrolla el feto, podemos afirmar que hasta el sexto mes (como poco) no puede tener sensibilidad ni sentido de la identidad.

  22. J dice:

    ¿Conocéis a Francis Collins?

  23. HASMAD dice:

    Mucha gente a la que haces referencia está muy cansada de los innumerables ataques que han sufrido desde círculos religiosos y desde la Iglesia católica en particular. Con estos argumentos de intento de ridiculización de la religión, lo que intentan hacer es un “escudo protector” o, dicho de otra manera, tú me has atacado durante tantos años que ya va siendo hora de que me defienda. Es como el caso del niño que ha sufrido bullying durante toda su vida y un buen día se enfrenta a su acosador. ¿Podemos culpar al niño que fue en primera instancia víctima?

    • J dice:

      ¿Entonces opinas que la Masacre de Columbine, en la que alumnos que sufrieron acoso escolar tomaron armas y mataron a trece de sus compañeros e hirieron a veinticuatro personas, está justificada?

    • J dice:

      ¿Entonces opinas que la Masacre de Columbine, en la que alumnos que sufrieron acoso escolar tomaron armas y mataron a trece de sus compañeros e hirieron a veinticuatro personas, está justificada? ¿O los atentados del 11M como una respuesta a la participación de España en la guerra de Irak?

      Son casos extremos, pero no por ello dejan de ser ejemplos de venganza. Venganza que intentas justificar.

      • Epicureo dice:

        Menuda estupidez has dicho, J.

        Defensa no es lo mismo que venganza. Y mucho menos cuando se trata de una respuesta totalmente incruenta (las palabras no rompen huesos).

      • HASMAD dice:

        Yo apoyo el derecho a la legítima defensa, nunca a la respuesta violenta. Desde luego la supuesta “agresión” que están haciendo los ateos a la Iglesia creo que todavía no ha llegado al extremo de quemar a nadie en una hoguera.

    • Kanarion dice:

      Hay una relación asimétrica: de un lado los representantes de las tendencias más reaccionarias del catolicismo y del otro todos los demás. El todos los demás incluye católicos con otra visión de su fe, cristianos de otras ramas del cristianismo, practicantes de otras creencias religiosas, agnósticos, ateos e indiferentes al fenómeno religioso.

      La jerarquía eclesiástica es financiada por todos, nos guste o no. Se permiten tener el lujo de insultar a todo el mundo, pero cuando reciben una crítica, razonada o de forma irónica o sarcástica sacan lo de la “sensibilidad religiosa” y los demás nos tenemos que auto-censurar.

      Recuerdo un debate en una televisión sobre las caricaturas de Mahoma. El periodista de la COPE atacó al Islam en general como religión retrograda e intolerante. Otra periodista hizo una broma sobre la infabilidad papal. El señor reaccionó muy indignado y EXIGIÓ disculpas (que obtuvo). Parece que a todos los presentes le pasó desapercibida la demostración de talibanismo del representante de la emisora católica. Por cierto, en mi región existía una televisión evangélica. Siempre que la sintonizaba estaban hablando de la Biblia y su interpretación, transmitiendo sus celebraciones religiosas o con entretenimientos acorde con su fe. Siempre que sintonizo la COPE están hablando de política y siempre elogian a los mismos y siempre critican y difaman a los mismos (alguna condena tienen por difamación).

      La hipocresía de ese sector del catolicismo no conoce límites. Utilizaron el aborto como arma política contra el gobierno de Zapatero. Me parece correcto que defiendan el derecho a la vida desde su visión. Pero también se producían abortos con el gobierno de Aznar y no se manifestaron. Recientemente, han silenciado los intentos de la HOAC y de la JOC de difundir su posición ante la reforma laboral.

      Lo mínimo exigible es que también las autoridades eclesiásticas estén sometidos al imperio de la Ley. ¿Es concebible que una autoridad de otra religión dijera que si hay abusos sexuales a niños es porque los niños provocan (como dijo el obispo de Tenerife) y que no hubiese sido procesado?

  24. Mohorte dice:

    No hay por qué respetar una idea. Tampoco una religión. Las ideas están para que hagamos con ellas lo que queramos, aceptarlas, difundirlas, combatirlas o ridiculizarlas.

    Coincido con otros comentaristas. Ridiculizar la religión es el único modo de combatirla. No podemos entrar a discutir desde un punto de vista racional el pensamiento religioso porque no es un pensamiento racional.

    Lo que no termino de comprender es el siguiente salto mortal argumental: si parodias una creencia religiosa, automáticamente la desconoces, no aprecias sus manifestaciones artísticas y desprecias su relevancia histórica. Esto es una generalización errónea. La religión católica ha tenido influencia en las sociedades europeas, y ha contribuido a formarlas tal y como son ahora. No lo veo como un mérito (y no tengo muy claro si quieres mostrarlo como tal) ni como algo positivo (ni negativo), simplemente como el efecto natural de casi veinte siglos de hegemonía cultural y política. Claro, nuestra sociedad es como es por el efecto que el catolicismo tiene en ella. Pero no sé exactamente porque esto, una obviedad histórica (y que en otros puntos del planeta se sustituye por otras religiones), invalida la sátira de la creencia irracional y mágica.

    Yo soy ateo, y la parodia de la religión es una postura que comparto. Al mismo tiempo aprecio las catedrales góticas, la música sacra y cualquier tipo de manifestación artística religiosa, como también aprecio aspectos de la moral cristiana. No son aspectos incompatibles, y considero erróneo pensar que la primera condición invalida la segunda.

    • J dice:

      Combatir a la religión. Interesante. Yo siempre he respetado el ateísmo y me han enseñado a considerarlo como una opción a elegir entre el abanico de opciones., y a pesar de eso no lo he hecho. Pero leyéndote me entra una duda. Entonces, yo que soy católico, ¿debería combatir al ateísmo?

      • Mohorte dice:

        Tú sabrás. No soy católico, no puedo responderte. La religión propone una serie de supuestos alejados completamente de la ciencia y del pensamiento racional. Además, en base a ellos, trata de imponer sus ideas mágicas al resto de la humanidad (algo que en España es especialmente evidente en determinadas decisiones políticas). Eso es lo que hay que combatir.

        Las creencias son creencias, no tengo mayor problema con ellas. El problema es cuando tus creencias invaden la vida cotidiana de los demás.

      • Epicureo dice:

        Me alegra que los católicos ahora seáis tan respetuosos, pero tampoco hay que pasarse.

        Si estáis seguros de que los ateos estamos equivocados, vuestra obligación es combatir el ateísmo. Por simple caridad cristiana, no podéis quedaros cruzados de brazos viendo a la gente ir al infierno.

        Por supuesto, combatir no quiere decir matar gente, no vamos a volver a la época en que la Iglesia declaraba cruzadas, o sea, el siglo XX. Ahora existen los derechos humanos, hay que respetar a las personas y luchar solamente con palabras. Convencer, no vencer.

        Es lo mismo que hacemos los ateos. Cuando vemos que la religión impone a los creyentes prohibiciones, normas y cargas sin sentido, en nombre de una improbable vida futura, por simple humanidad nos sentimos obligados a hacerles ver que eso es absurdo.

        Mucho más, claro, cuando los creyentes no son tan respetuosos como tú y se empeñan en que sus prohibiciones religiosas estén en el Código Penal. Entonces la lucha se hace política.

  25. John Cleese dice:

    La mejor crítica a la religión: La vida de Brian.

    • Epicureo dice:

      Es la película que veo cada Semana Santa. Mucho más realista que ninguna de las falsificaciones de Hollywood.

    • Trevor Jones dice:

      Y también a la Verdadera Izquierda, totalitaria y manipuladora. El Frente Popular de Judea o como se llame la condenada facción disidente a la que Se acerca Brian no queda en muy buen lugar. en fin: always look at de brght side of life (laralaralará…)

  26. [...] un debate, por suerte, mucho más elevado. Jorge Galindo, tras confesarse ateo, se quejaba de la “descalificación gratuita a la religión”: No creo que sea ni necesario ni conveniente, al no aportar absolutamente nada al debate público, [...]

  27. rabelais dice:

    Una vez más el tufo politikonero de creerse más informados que aquellos que hacen críticas “simples”.

    La ridiculización es un gran medio para cambiar la imagen de las cosas, como paso previo a cambiar las cosas. La risa es poderosa, lo sabían Rabelais, Cervantes, Sterne.. y también Roger hablando de Sarah Palin.

Comments are closed.