Economía & Unión Europea

Política fiscal común en la UE, o cómo remar en dirección contraria

5 abr, 2012 - - @egocrata

Llevo toda la tarde leyendo sobre los presupuestos que acaba de presentar Rajoy, y la verdad, no acabo de dar crédito a lo que estoy viendo. Sabía que la situación fiscal del país era básicamente imposible, pero las cuentas presentadas no parecen tener casi ningún sentido. Como señalan por Nada es Gratis el dinero en las cuentas públicas españolas está personal, intereses y transferencias corrientes (dinero que va a ayuntamientos, autonomías y demás administraciones), no en otra parte; pero el ajuste no se centra en estos capítulos, sino en toda una miriada de programas más pequeños que se llevan unos hachazos delirantes. El ajuste, además, es pan para hoy y hambre para mañana: deja intactas las pensiones ( un 37% del presupuesto, no lo olvidemos) pero se carga presupuesto en educación como si no sirviera para nada. La guerra generacional, me temo, sigue más viva que nunca.

No me voy a parar en los detalles más aterradores; los números están ahí fuera. Que la subida de los intereses de la deuda se coman todo el ahorro derivado de los recortes es una señal bastante clara que los presupuestos son una bonita ficción contable, y que como no tengan algo más en la chistera vamos derechitos a ser un protectorado de Bruselas. Al paso que vamos, es sólo cuestión de tiempo.

Lo más deprimente de todo este espectáculo, sin embargo, no es que el gobierno parezca resignado a dar las llaves del coche a Merkel antes del verano, sino el hecho que prácticamente toda su política fiscal parece ir activamente en el sentido contrario de lo que el país necesita. No hace demasiado Ramón explicaba por aquí una posible forma de salir de la crisis de forma (relativamente) elegante, una devaluación fiscal. Dado que forzar una deflación con caída de salarios nominales es prácticamente imposible (esta gráfica de salarios en Estados Unidos durante la recesión da una idea por qué: los salarios no bajan)  La idea consiste es “simular” vía impuestos los efectos de una devaluación monetaria. La idea es generar inflación vía impuestos por la vía directa: subida demencial del IVA (a un 25% o alguna burrada similar) compensada con un recorte similar de las contribuciones a la seguridad social. El gobierno, claro está, ha preferido subir el IRPF y dejar el IVA igual, poco más que empeorando el problema.

La cosa no queda aquí, sin embargo. Jay Sambaugh, de Brookings, explica en este artículo (vía) que los desequilibrios de la eurozona podrían solucionarse (o al menos atenuarse en gran medida) con tres pasos relativamente sencillos:

  1. Una devaluación fiscal de los países de la periferia, con subida del IVA y bajada equivalente de las cotizaciones sociales. Ambos son impuestos regresivos, por cierto, así que no duele demasiado en este frente.
  2. Un cambio fiscal pro-consumo en los países del centro, con una bajada del IVA, subida de las cotizaciones sociales y (si están de humor) déficit fiscal.
  3. Un objetivo de inflación por parte del BCE (muy) por encima del patético 2% actual.

Esto conseguiría que, por un lado, los países periféricos pasaran a ser más competitivos, por otro los del centro traducirían parte de su ridículo superávit comercial en más consumo interno, y el BCE haría el ajuste más fácil creando inflación que se coma parte del poder adquisitivo de los deflacionarios. Es lo más parecido a una unión fiscal que podemos conseguir sin tener transferencias de norte a sur, y aunque hay ganadores y perdedores (léase exportadores alemanes y pensionistas españoles) al menos no estamos hablando de un ciclo de autoflagelación suicida a grito de “más austeridad”.

¿Qué están haciendo nuestros adorables líderes continentales? Rajoy ya sabemos que estaba intentando ganar las elecciones andaluzas y que esto de ser audaz, original o valiente no es lo suyo (ahora supongo va a por las elecciones gallegas y vascas. No sé). Merkel, mientras tanto, sigue obcecada con reducir el déficit público alemán cueste lo que cueste, con el jefe del Bundesbank y el responsable de economía del SPD (¡!) quejándose que no está siendo lo suficiente austera. La devaluación fiscal ellos la hicieron el 2007, por cierto.  Lo de exportar, que lo llevan en la sangre. Tenemos el gran enfermo de la periferia y la economía central del sistema haciendo exactamente lo contrario que deberían, supongo que mientras se preguntan por qué los mercados andan tan excitados.

En fin, parece que vamos a ver un pequeño experimento antropológico. Hasta ahora cada vez que Merkel ha tenido que escoger entre meter la manguera en la boca  al país periférico de turno que anda con el agua al cuello o pedirle algún sacrificio a sus votantes, Merkel ha escogido lo primero. Es egoista y mirando al corto plazo, pero no deja de ser racional. El problema en este caso es que el país periférico en problemas es España, y el gobierno no sólo parece no tener ni la más remota idea que está ahogándose sino que además puede llevarse al resto de la Unión hasta el fondo. Ahora descubriremos al fin si ese viejo dicho de Churchill sobre los americanos (“siempre acaban haciendo lo correcto, una vez han agotado todas las otras posibilidades“) es aplicable al viejo continente o no.

Que Dios nos pille confesados.

9 comentarios

  1. Josei dice:

    #vamosamorirtodos

    Por cierto, ¿Realmente crees que Merkel hará algún día que los alemanes sufran para salvar a los españolitos? Porque eso es lo que propone Sambaugh. No tiene fe. Los alemanes serán como los músicos o el capitán del Titanic, muriendo con las botas puestas.

  2. AmalricNem dice:

    Cuando seamos un protectorado de bruselas, con eficientes funcionarios prusianos (cosa que deseo de todo corazón, sin ningun sarcasmo). ¿Haran ellos el tipo de reformas necesarias que proponía Ramon Mateo? Lo pregunto desde un total desconocimiento.

    Unos funcionarios de bruselas con los suficientes conocimientos tecnicos y de la economia española Y los incentivos necesarios podran tomar las decisiones que Rajoy no ha tomado, pero… pueden obligar a la europa central ha tomar las que deben??

    Cada dia estoy mas preocupado (y mejorando mi aleman por si acaso)

  3. Ander dice:

    Los políticos alemanes viven en un mundo de fantasía (los españoles también, pero son fantasías distintas), y, tristemente, el SPD está dentro. Mirad esto ( http://www.social-europe.eu/2012/04/a-growth-programme-for-industrial-renewal-in-europe/ )de Steinmeier, publicado hoy: Aboga por un montón de reformas fantásticas, pero que sólo harían efecto a largo plazo, mientras dice “Europe will need a growth programme if the consolidation of government finances is to succeed. However, this must not lead to a new round of government debt for the sake of short-lived economic stimulus measures”

    #VamosAMorirTodos

  4. manu dice:

    una pregunta, los diferenciales de IVA entre paises son neutrales en cuanto a comercio entre paises, no?? según creo con las operaciones intracomunitarias se factura sin IVA en origen, y se liquida el IVA en destino no?

    • JCAbal dice:

      Tienes razón, el IVA es completamente neutral en las operaciones intracomunitario. Pero la devaluación funcionaría, en una clara simplificación, de esta forma:
      – Dos paises con mismo nivel de precios bruto (sin IVA) y mismos tipos impositivos :
      P1x(1+IVA1)=P2x(1+IVA2)
      – El país 1 reduce las cotizaciónes reduciendo los costes y, por tanto, permite que, con el mismo margen unitario, se puedan fijar precios menores.
      P1<P2
      Por lo tanto los consumidores finales del Pais 2 se encontrarán con que los productos del País 1 son más competitivos y aumentarán su consumo, aumentando las exportaciones del País1.
      P1x(1+IVA2)<P2x(1+IVA2)
      – El país 1, además sube el IVA1 para compensar la perdida de ingresos fiscales por la reducción de las cotizaciones. Los consumidores finales en País1 se encuentran con esta situación:
      P1x(1+IVA1)<P2x(1+IVA1), comprando más productos nacionales y reducción las importaciones. La idea es que los ingresos fiscales no se resenterían y mejoraría el déficit comercial.
      Aggg, esto con gráficas y colores se ve mucho mejor.
      Si a alguien se le ocurrre una forma más sencilla de explicarlo, por favor, que lo diga. La mayoría de mis amigos me miran como si hablara en chino cuando intento explicarlo.

      • JCAbal dice:

        Todo lo anterior valdría para exportaciones de bienes. Cuando se trata de servicios, el aplicación del IVA se complica mucho.
        No sé como funciona en USA, pero en Europa, cuando se trata de servicios profesionales el tema del IVA y las Retenciones de IRPF se pueden complicar de forma increible.

      • manu dice:

        gracias por la explicación, aún sin gráficas ni colores se entiende bien

  5. [...] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos Política fiscal común en la UE, o cómo remar en dirección contraria politikon.es/2012/04/05/politica-fiscal-comun-en-la-ue-o-…  por rafaperezpa hace 6 [...]

  6. [...] Esta es una de esas medidas que son necesarias pero no agradables, fruto de vivir en un mundo donde estamos forzados a escoger entre un montón de alternativas desagradables. El IVA es un impuesto regresivo (en general; se puede cambiar), así que una subida no me hace demasiada gracia. Aún así, este cambio puede compensarse por una lado con una bajada equivalente de las cotizaciones sociales, un impuesto igual o más regresivo (recordad que nuestro estado de bienestar redistribuye poco por algo) y aún más distorsionador. Esta es la intención del gobierno con esta reforma, y es buena idea. Si a eso le sumamos que esta medida puede aumentar la competitividad de la economía española y con ello crear empleo*, incidiendo en el mayor problema social del país, es un cambio que quizás no sea impecablemente justo, pero es probable que sea a mejor para todos si se hace como Dios manda. Ahora sólo falta que los alemanes hagan su parte. [...]

Comments are closed.