Política

Primary Colors (XLIII): lo previsible

1 feb, 2012 - - @egocrata

No ha habido sorpresa. Mitt Romney ha ganado con facilidad las primarias en Florida, 46-32, tras gastarse cinco veces más en la campaña que Newt Gingrich.

Los medios americanos, siempre tan encantadoramente ciclotímicos, han abandonado la retórica de “Romney se hunde” de hace diez días y ya están hablando sobre como Gingrich está muerto y que es cuestión de diez minutos antes que todo el mundo le abandone y las primarias se acaben. Bueno, ni tan pronto ni tan poco. Newt, ciertamente, no tiene ni la más mínima opción de ganar la nominación; tampoco la tenía hace dos semanas. Ser una persona detestable tiene estas cosas. Lo que no estoy tan seguro, sin embargo, es que Gingrich no vaya a seguir dando la vara una buena temporada.

Echad un vistazo al mapa electoral de Florida. El sur del estado es un lugar diverso, rico y bastante parecido al resto del país, exceptuando todos esos jubilados. El norte es habitualmente conocido como “Alabama del Sur”; es una zona más rural, mucho más conservadora y sociológicamente más parecida al resto de estados sureños que al resto de Florida. Gingrich ha ganado en el norte del estado, y lo ha hecho con un margen considerable. Esto es una señal bastante clara que aunque Romney le ha pegado una paliza en las zonas más pobladas, los estados sureños, el auténtico corazón del partido republicano, son probablemente terreno fertil para Gingrich.

Este es el motivo por el que Newt es competitivo en encuestas a nivel nacional, y este es el motivo por el que el tipo puede seguir dando la vara una temporada, ganando primarias de vez en cuando. Es probable que sepa que no tiene la más mínima opción de victoria (su discurso hoy ha sido significativo), pero el tipo parece estar profundamente cabreado con la brutal campaña de Romney  estos últimos días. No le  culpo: cuando alguien lanza quince millones de dólares en  13.000 anuncios televisivos contra tí (no, no es una exageración) con 92% insultándote de forma entusiasta yo también estaría mosqueado.

Gingrich parece estar en esto para hacer daño, pero tiene el pequeño problema que el calendario no tiene estados favorables a corto plazo. Missouri, el primer estado sureño, vota en un par de semanas, pero la chapucera campaña de Newt se olvidó apuntarse a tiempo. Los dos próximos estados favorables, Alabama y Mississippi, son después del supermartes, a mediados de marzo. Por medio está Georgia, pero Gingrich es de ahí, y no se le dará importancia. Lo más probable, en vista del rapapolvo de hoy, es que Romney sea ya inalcanzable después del supermartes, y los medios ignoren la campaña hasta la convención, ahogando a Gingrich.

Una nota final: la campaña en Florida, viciosamente negativa, ha acabado por asquear los votantes. Los republicanos esperaban dos millones de votantes en estas primarias, y parece que la cifra final quedará en 1,65 millones. Los medios están hablando de falta de entusiasmo de las bases, pero no es tal; las campañas negativas tienden a aumentar la abstención, y esta ha sido horrenda.




8 comentarios

  1. Amalric dice:

    Un comentario a cuando Roger, hablando de Iowa y la compara con Albacete.

    Aunque no me lo tomo a mal (como albaceteño) y entiendo la comparacion, solo un pequeño dato para colocar a albacete en el lugar que le corresponde.

    Poblacion (2011) 176.000 Habitantes la ciudad y 400.000 la provincia.

    Es poco si, pero tenemos a casi el 44% de poblacion en la capital.
    Comparado con el resto de castilla la mancha los datos son:

    Cuenca 56.000/219.000 (25%)
    Ciudad Real 74.000/530.000 (14%)
    Toledo 83.000/707.000 (12%)
    Guadalajara 84.000/256.000 (33%)

    Descontando el efecto de Madrid sobre Toledo y Guadalajara, tanto en la provincia como en la capital y que la capital administrativa es Toledo ( y vive de ello) Albacete es la ciudad mas grande e industrial de Castilla la mancha y la menos “rural” a nivel provincia.

    La proxima vez compara Iowa con Cuenca que esos si son rurales.

    Todo esto sin ningun tipo de molestia.

  2. polkillas dice:

    ¿No sería interesante un articulillo sobre cómo el dinero que tienen que gastar en primarias, campañas, comités, etc. influye en la política americana, cómo esto está llegando (o no) a España y eso?
    Que se ve que en EE UU, para ser candidato, tienes que ser rico. Lo llaman democracia y no lo es, sino plutocracia —y perdón por la demagogia—.

  3. Toni dice:

    muy interesante el articulo, como todo el blog, que leo a diario.

    una pregunta que me viene a la cabeza, aunque no esta directamente relacionada con el tema de hoy (aunque si indirectamente, debido al gran numero de hisponos en florida).

    a los espanyoles en usa como se les considera? como hispanic? white hispanic? simplemente white?

  4. Alatriste dice:

    Dos comentarios, uno para Roger, otro inspirado por el post de Polkillas pero no dirigido a él.

    - Vicioso en español no significa lo mismo que vicious en inglés. La campaña en Florida habrá sido ferozmente negativa o salvajemente negativa, pero “viciosamente” tiene otras connotaciones en nuestro idioma…

    - Si a muchísima gente le preguntamos qué le parece que el estado subvencione a los partidos políticos y sus campañas electorales nos dirían que eso es vergonzoso, soltarían el mismo slogan, ese tan bonito – a primera vista – de “lo llaman democracia y no lo es”, y probablemente sacarían a bailar al “PPSOE”, aunque al parecer la popularidad del término ha caído vertiginosamente…

    Pero el caso es que si no gusta que las fortunas privadas dominen las campañas y no gusta que el estado ponga dinero para que no las dominen ¿Entonces qué es exactamente lo que quieren, o queremos? ¿Prohibir que quien declare por encima de un nivel arbitrario de ingresos y/o propiedades, digamos que quien tenga más de un millón por ejemplo, y sobre todo la gente como Mitt Romney, se gaste su propio dinero personal en anuncios, carteles, folletos, publicar libros, etc.? Eso no parece ni factible, ni justo, ni democrático…

  5. [...] no es extraño dado cómo los trata) cierran el círculo y vuelven a imponer la idea de la victoria inevitable del ex gobernador [...]

  6. Roger Senserrich dice:

    Alatriste:

    Es Gingrich. Lo suyo es vicio. :-P

  7. Carles dice:

    #polikillas: No hay que ser rico. Hay que conseguir que algunos ricos te den dinero*. Me parece un matiz relevante que ha generado una protodisciplina a su alrededor (llamémosle “fundraising”, por llamarle de algún modo).

    *O muchísimos pobres a la vez.

  8. Alatriste dice:

    @Roger:

    Ese comentario me produce unas imagenes mentales de las que francamente, podría haber prescindido… ;)

Comments are closed.